¡Campeones de Europa!

 

 


 


He disfrutado con la final de Champions League como hacía mucho tiempo, desde la final de la Eurocopa entre España e Italia.

Solo me apena que la historia haya estado escrita con un punto de sadismo que, desde luego, el Atlético de Madrid no se merecía.

Porque el error de alinear de inicio a Diego Costa le ha restado un cambio al equipo al tener que cambiarlo a los ocho minutos. No obstante, hay que dar las gracias al Cholo porque, con suerte, no se habrá lesionado y llegará al mundial. En cambio si hubiera jugado todo el partido no parecía que estuviera en condiciones de aportar mucho a su equipo y probablemente se hubiera lesionado.

Pero esa no ha sido la mayor crueldad sino algo que era bastante posible que pasara.

El Atlético en la primera parte ha sido un equipo firme, compacto y con su juego poco fluido pero muy intenso, todo garra y corazón, no dejando una pelota por perdida, no dejaban ni que el Madrid sacara jugada la pelota, ganaba la mayoría de las pelotas divididas y, en lo que son maestros, en una jugada a balón parado Godín ha marcado de cabeza aprovechando que Khedira no llega a despejar y Casillas hace una salida en falso. Impresionante la velocidad y los reflejos de gato de Casillas para volver hacia su portería e intentar alcanzar el balón antes de que entre.

A partir de ahí, acoso del Atleti y el Madrid que consigue salir vivo de la primera parte.

No obstante, el acoso era real pero las ocasiones del Atleti casi nulas. Tenía un equipo con muy poco gol y muy rocoso atrás, pero Diego Costa es su goleador y sin él necesitan un milagro para marcar y ya habían consguido un gol gracias al central. Eso sí, defienden como nadie y es lo que necesitaban teniendo encarrilada la final. Como intentar marcar a un equipo italiano cuando ellos ya han marcado.

La segunda parte ha sido mucho más interesante.

Para mí Ancelotti se equivocó alinenado a Khedira como medio centro defensivo. Es un jugador mucho más destructivo que Xabi Alonso el cuál además es un gran pasador y tiene una gran visión de juego, es  la manija. Illarramendi tiene ese corte aunque no aún su calidad y su saber estar, pero encajaba mejor. Entiendo que la experiencia en grandes competiciones está a favor de Khedira y que Illarra parece aún un poco sobrepasado por estar en el Madrid, aun cuando fue el director de la Real Sociedad que se clasificó para Champions y el de la selección Sub-21 campeona de Europa. De cualquier modo Khedira no estaba funcionando.

Lo normal es que lo hubiera sustituido Illarra pero Ancelotti leyó el partido y su equipo necesitaba recuperar el balón y el centro del campo, es más, necesitab marcar y el contrario tenía un equipo más preparado para defender que para atacar o lanzar contrataques sin Diego Costa.

Y se la jugó. Fue a por todas. Había empezado con un lateral netamente ofensivo, Carvajal, y otro más defensivo, Coentrao, para compensar las subidas de Carvajal manteniendo así protegida la defensa.

Los cambios fueron Isco por Khedira y Marcelo por Coentrao. Esto suponía que el Madrid se quedabe sin medio centro defensivo y, cuando atacara, solo quedarían para defender los dos centrales.

Si hubiera estado Diego Costa, con este planteamiento el Madrid hubiera perdido seguro. Pero no tenían a nadie para que apoyara a Villa para un contrataque. Y el Madrid se hizo dueño y señor del partido, con disparos de Bale, de Isco, subiendo por las bandas, atacando con balones cruzados, jugadas ensayadas, faltas bien tiradas por Cristiano y mejor paradas por Courtois, desbordes vertiginosos de DiMaría.

 

El ya histórico remate de Sergio Ramos que valía llegar a la prórroga.

 

El Atleti apretaba los dientes y aguantaba hasta el minuto 93, cuando quedaban dos minutos, un córner, un pase de Modric que remata maravillosamente de cabeza y picándolo Sergio Ramos colocando el empate y la posibilidad de la prórroga.

La primera parte de la prórroga no tuvo historia. Pelotearon pero sin ocasiones.

En la segunda, el Madrid salió en tromba.

En una galopada increíble después de haber estado todo el partido atacando sin parar, DiMaría remonta la banda, salva una entrada, consigue meterse entre dos contrarios y remata, salvando in extremis Courtois con el pie pero quedando el rechace al alcance del otro galgo del Madrid, Gareth Bale, que remata con seguridad de cabeza y da la vuelta al partido.

 

El gol de Bale que nos da la Champions.

 
 Aquí se acabó el partido. El Atleti roto, no pudo parar una jugada de Marcelo que supuso el tercer gol y cometió un penalti tonto a Cristiano que supuso el cuarto gol y Cristiano se convierte en el máximo goleador de la Champions en una temporada.

El Madrid es el justo campeón, todos pelearon como jabatos, el entrenador supo leer muy bien el partido  y terminó bien.

Pero me quedo con algunas sensaciones como que ha sido muy cruel para el Atleti estar a dos minutos de reloj de ser campeones y terminar perdiendo y por goleada.

El resultado no refleja lo que realmente pasó.

Me alegro mucho por Casillas. El Madrid ha ganado las dos competiciones en que él ha sido portero. A ver si alguien toma nota y vuelve a la titularidad. Se lo ha ganado y se lo merece.

Impresionante el esfuerzo de jugadores como Cristiano, Benzema y sobre todo Diego Costa por jugar el partido.

DiMaria el mejor del partido, y me alegro por él porque al principio de temporada se quedaba sin la banda derecha por la llegada de Bale y como interior estaba difícil con Ozil e Isco. Al contrario que Ozil, DIMaría apretó los dientes y entrenó, luchó, peleó y sacó lo mejor de él mismo para quedarse y demostrar que podía jugar en el Madrid, Ozil no y prefirió irse, y el trabajo ha dado sus frutos.

Ramos ha estado imperial, no solo defiende como nadie, es capaz de subir la pelota, dar un pase de cuarenta metros y marcar goles históricos como el de hoy.

Bale vale lo que costó. Sin pretemporada, perdiéndose no sé cuantos partidos, ha metido el gol más espectacular de la temporada al Barça, ha terminado con 22 goles la temporada y16 asistencias y ha marcado en las dos finales que ha disputado el Madrid dando el gol de la victoria. Le critican que no entra mucho en juego, pero es su primera temporada, sin adpatarse aún bien, y ya es impresionante.

El Atlético ganará la Champions. Primer año que consiguen meterse, lelgan a la final. Si no desmantelan el equipo el año que viene y lo refuerzan bien, serán temibles. Desde luego han hecho una temporada maravillosa y en un par de días que se les pase la decepción y se den cuenta, son campeones de la mejor liga del mundo y finalistas de la Champions. 

 

 

Concluyendo, una gran noche para los que somos del Real Madrid, pero también una gran noche para Madrid y para el fútbol español. 

 

Saludos fremen.