The Walking Dead

 

   

 

Estos días he terminado el juego y su DLC, 400 Days y he querido comentar sobre él porque creo que es una obra maestra.

Telltale Games son los autores de este juego. Este estudio está formado por ex trabajadores de  Lucas Arts que salieron de allí cuando este último decidió suspender la tercera parte de Sam & Max y no continuar con las aventuras gráficas.

 

 

Sus comienzos no fueron muy sencillos, pero enamorados como son de las aventuras gráficas empezaron trabajando para Ubisoft con las franquicias de CSI. He jugado un par CSI Pruebas ocultas y Deadly Intent y hay que reconocer que los casos eran buenos y divertidos de jugar pero bastante fáciles y con unos gráficos de vergüenza.

El caso es que les sirvió para mantenerse y debieron ganar fama de hacer juegos decentes con las franquicias porque siguieron con  Sam & Max, Wallace & Gromit y nada menos que Monkey Island con resultados más que aceptables.

La clave fue estructurar los juegos en episodios y venderlos así. No lo hacía nadie y les funcionó. Lo primero,  garantiza una calidad porque si no es bueno no te vas a comprar el siguiente episodio. También les llega el feedback del episodio publicado antes de que salga el anterior. Por último, el público puede comprarlo pagando poco a poco o arriesgarse a comprar la temporada completa con mejor precio en conjunto.

Entonces empezaron con las franquicias cinematográficas como Regreso al Futuro que es una aventura realizada con mucho mimo y fanservice.

El éxito, moderado pero éxito al fin y al cabo, les permitió conseguir dos franquicias más. Nada menos que Parque Jurásico, del que dicen que es de lejos su peor juego y The Walking Dead.

Un matadero de granja poco usual

The Walking Dead está basado en el cómic de Robert Kirkman y Tony Moore, no en la serie.

Para este juego Telltale ha dado un giro radical a su forma de realizar aventuras gráficas.

Toda aventura gráfica tiene su base en el guión porque en esencia lo que hace el jugador es ir desentrañando una historia. Sin embargo, si no sabes como resolver alguno de los rompecabezas, generalmente no puedes seguir avanzando en la historia.

Telltale decidió quitarle importancia a esto. Construyó un guión poderosísimo, como pocos se han visto en un juego, decidió que el jugador jugaría a su manera y  le dio las opciones para que tuviera la sensación de decidir por dónde iría la hstoria, y sobre todo, dio peso a las decisiones, volviéndolas trascendentales. 

Así, dio menos elección al jugador tradicional de las aventuras gráficas que tiene en su inventario decenas de cosas como un pollo de goma con polea y similares reduciéndolo a un par o tres a lo sumo y que se utilizan contextualmente, y por otro lado le dio mucha más libertad para elegir qué camino seguir, con decisiones, en muchos casos morales,que determinaban por dónde seguiría la historia, aunque manteniendo la base de la historia.

Cementine, un gran personaje

Esta idea es realmente genial porque consigue una inmersión como no se ha visto en un juego. Tú eres Lee, un prófugo que encuentra a una niña, Clementine, y a partir de ahí viajan juntos en un mundo infestado de "caminantes".

En ese viaje te unes a grupos, conoces gente con la que te relacionas y la forma de relacionarte tiene consecuencias y afecta a la actuación de los otros personajes en distintas decisiones.

También encuentras indeseables y depravados que dejan pequeños a los caminantes.

La historia es muy dura, durísima y es de las que te hacen reflexionar pues no es un juego cómodo, sino que le coges cariño a los personajes, te afecta cuando pierdes alguno y está tan bien hecho que cuando tienes que tomar una decisión imposible realmente meditas sobre ella y te arrepientes en algunos casos.

Los personajes tienen que tomar algunas decisiones realmente difíciles

Además, está Clementine. La niña es adorable, nada cargante y encima, de repente, tienes la responsabilidad de un padre. Y la responsabilidad de un padre en un mundo lleno de Zombies sigue siendo educarla y transmitirle valores, todo ello en el infierno. ¿Qué creas, un terminator sin escrúpulos o por el contrario le transmites la importancia de la vida mientras te encuentras un grupo de caníbales que viven de los desesperados que llegan a su granja?

Es un juego que demuestra de qué estás hecho y en situaciones difíciles qué harías, porque la inmersión es enorme. Y no te da situaciones de blanco y negro sino que tienes distintas opciones y no está nada claro qué es mejor, en muchas ocasiones es el mal menor el que eliges.
Uno de los momentos más tensos, caundo caminas entre decenas de Zombies

Aparte, tienes puzzles y escenas de acción muy bien resueltas, no excesivamente complicadas pero que te recuerdan dónde estás y lo fácil que es palmarla.

Pero si tiene un gran guión y una inmersión extraordinaria, el apartado artístico es también muy bueno. Con este juego Telltale da un salto de gigante y mediante Cellshading recrea el universo del cómic con un diseño muy adecuado e incluso bellisimo en algunos momentos mientras que en otros tiene escenas muy, muy duras que afortunadamente son cellshading porque con fotorealismo serían puro gore.

El otro día defendían que Hotline Miami era arte porque toda la matanza que se realiza en el juego era finalmente sin razón y ello te llevaba a preguntarte el sentido, el porqué habías estado matando hasta ese momento. Aunque respeto la opinión y los argumentos que apoyaban esta idea estaban bien, yo no lo veía así.

Yo defendía que el juego era entretenido pero que la premisa era tramposa porque realmente no tenías más opción que matar o no seguías jugando, que era binario, o juegas y matas o dejas el juego, con lo que preguntarte porque has matado al final tiene pocas respuestas posibles, salvo porque he pagado por el juego y este no me deja hacer otra cosa si quiero jugar. Yo lo dejé porque no tenía sentido. Aparte de un apartado técnico muy cutre, que no digo que no funcione y que no pueda gustar pero que objetivamente es de una simpleza casi de paint. Supongo que ahí será donde radica el encanto, en el minimalismo y los colores planos. Yo solo veo que casi todas las pantallas son muy parecidas y hay poca variedad.

Ojo, que reconozco que puedo equivocarme. La mayoría de la crítica lo ensalza y muchos blogueros también, pero también me pasa con parte del arte moderno, que me recuerda al traje del emperador cuando alguiem me dice que es como Vivaldi.

Los gráficos con vista cenital, colores planos y diseño de paint de Hotline Miami

Cuando decía eso me estaba acordando precisamente de The Walking Dead. Es un juego que tiene una historia muy bien contada pero que, sobre todo, tú vas construyendo la historia, que las decisiones que tomas son realmente importantes y que te hacen reflexionar sobre toda clase de valores, desde cómo deberías educar una niña, si debes robar un coche abandonado y qué consecuencias puede tener eso para los dueños, decisiones sobre la vida de otras personas, sobre la tuya propia, sobre tu muerte. Es decir, el juego te pone a prueba y te saca de qué pasta estás hecho. Juegas tú con tu forma de ser y tus creencias. No juega el juego contigo, sino que tú haces el juego. Y todo eso cuando las líneas principales de la historia se mantienen, pero aunque llegas a los mismos sitios no llegas de la misma forma ni acompañado por las mismas personas.

En cuanto al apartado gráfico, cuidadísimo y muy adecuado, transmite perfectamente las expresiones de los personajes. Las animaciones a veces son un tanto robóticas, pero salvo eso, el diseño es magnífico. Algunas imágenes son preciosas, pero no son gratuitas, sirven para darsecuenta de lo que se ha perdido cuando se mira esa belleza más de cerca y se ve la podredumbre de las cosas y la descomposición del mundo anterior.

 

Desgraciadamente, la expansión 400 días es bastante más flojita.

The Walking Dead es un juego en el que lo más importante es el viaje, no ell final y eso que el final es tremendo, pero 400 días no tiene ese guión tan potente sino que son 5 historias cortas de 20 minutos que dejan con ganas de más.

He jugado varios juegos que teóricamente comparten características como Beyond Two Souls. Es impresionante como un juego con una décima parte del presupuesto le pasa la mano por la cara de semejante manera al juego de David Cage: soso, absurdo, aburrido. Gone Home sí me gustó mucho pero la inmersión es sorprendentemente mucho mayor en The Walking Dead.

Un grandísimo juego. Y odio los Zombies. Y mira que hay Zombies. Pero es el mejor juego que he jugado este año. Recomendado a quienes les gustan las aventuras gráficas y a quienes simplemente les gustan las buenas historias. Pero es duro y te implicas bastante más que en cualquier otro juego.

Hasa aquí mi opinión,  pero la crítica también le ha dado un apoyo prácticamente unánime. Así, en Metacritic tiene un 89 para PC, un 92 para Xbox 360 y un 94 para PS3. Aparte que ha ganado más de 80 premios entre ellos los Spike Video Game Awards. Por tanto, si mi opinión no termina de convencerte, fíate del reconocimiento casi universal, es de lo mejor que jugarás .

Saludos fremen.