Las nuevas series: The Strain

 

 

He pensado en hablar de una serie que desde hace meses se espera con mucho interés. Es la nueva serie de Guillermo Del Toro, The Strain. Está basada en la trilogía de las novelas de terror que escribió con Chuck Hogan y hace apenas un par de semanas que la han estrenado. Y es brutal.

 

 

En los dos capítulos que se han emitido, la historia tiene un comienzo que alguna gente ha visto similar al del primer capítulo de Fringe porque aparece un avión con 206 pasajeros muertos sin que en apariencia les haya sucedido nada.

Ahí se acabó cualquier parecido con Fringe.

Realmente es un homenaje a la llegada de Drácula a Londres, cuando baja del barco y no queda nadie vivo. Algo muy parecido sucede con ese avión en el que también hay una gran caja con una decoración bastante rara.

Si 206 cadáveres de inicio no son bastantes, empezarán a acumularse algunos más.Y por supuesto, aparecerá el CDC, el centro de enfermedades infecciosas, que últimamente trabajan a destajo (Hélix, The Last Ship).

De hecho, los protagonistas son un médico en medio de la pelea por la custodia compartida y alcohólico (Corey Stroll, Hemmingway en Midnaight in Paris) y su ayudante (Mia Maestro, Crepúsculo) que se enfrentan a todo el mundo para intentar mantener el aeropuerto cerrado y controlar lo que sospechan es una epidemia.

Hay un tercer ayudante, Sean Astin (Sam en El Señor de los Anillos) cuyo papel es bastante menos lucido, la verdad.

Por supuesto, de epidemia tiene poco y esto va más bien de chupasangres, aunque con una interesante mezcla entre lo sobrenatural y lo científico, basante mejor llevado que lo de los Mdiclorianos y la Fuerza.

Hay un remedo de Van Helsing que se llama Abraham Strakian (David Bradley, Harry Potter), con espada mágica y todo que lleva toda su vida luchando contra ellos y que sabe lo que está pasando. Por tanto intenta ayudar, por tanto, a la cárcel por molestar, llevar una espada en una aeropuerto o algo así.

Como se puede ver la originalidad no es su fuerte pero eso no es lo importante en este caso. Guillermo del Toro ha dirigido el capitulo y el siguiente y la serie es realmente adictiva.Dejando aparte los guiños a Drácula, la trama tiene mucho ritmo, los episodios se ven volados.

Es tremendo ver todos los esfuerzos del CDC, los protocolos de actuación siendo sobrepasados ampliamente por los vampiros.

Como curiosidad, Peter Weller, el actor de Robocop, dirige un par de episodios y Francis Capra, Piojo en Verónica Mars también tiene un pequeño papel.

Una gran serie de vampiros con su Maestro, el remedo de Drácula, bastante sangre y, sobre todo, mucha tensión. De lo mejor del verano de lejos.Saludos fremen.