Las nuevas series: The last ship

 

 

Es imposible ver esta serie y no acordarse de la serie de Antena 3, "El barco". Concretamente, dan ganas de ponérsela a los productores de "El barco", por si tienen tentaciones de resucitar su serie, que puedan hacerse una idea de cómo hacer una serie de ciencia ficción.

 

 

 

Un acorazado de la armada americana está haciendo maniobras en el polo norte mientras lleva abordo una doctora (una guapísima Rhona Mitra) que se dedica a estudiar los pájaros de la región. A todo esto, sin comerlo ni beberlo, son atacados por fuerzas hostiles y cuando rompen el silencio de radio que tenían durante todas las maniobras, descubren que una tremenda pandemia está diezmando la población mundial y la doctora revela que está allí por culpa de un virus que había afectado a pequeñas poblaciones y que los pájaros de la zona estaban haciendo de portadores.

Es el fin del mundo o prácticamente, no hay gobiernos y las zonas seguras son muy pocas. A partir de aquí, la doctora cree saber cómo obtener la cura gracias a haber accedido en el Polo al  virus original y tener el actual, mutado pero estable. El caso es que la serie no termina en el piloto y eso de desarrollar la vacuna, se va a complicar un poquito dado que hay un traidor en el grupo, que el virus actual ha sido manipulado por alguien y que el productor es Michael Bay. 

 

La reacción de la tripulación, la casi segura pérdida de sus familias y el intentar llevar a cabo esa misión de encontrar una cura para  la enfermedad que está acabando con la humanidad es el motor que mueve la serie. La verdad, yo esperaba que fuera follar y beber Coca-Cola como en la serie española, pero parece que tener una trama mejor hilada, bastante pasta para la producción (helicópteros, motos de nieve, explosiones varias, estallido nuclear incluido,  y un acorazado espectacular) hace que vaya por otros derroteros.

Michael Bay siempre ha sido criticado por lo superficial de todas sus películas, pero no porque no fueran entretenidas y esas virtudes y defectos están en la serie. Es muy entretenida, trepidante incluso, y la trama encaja muy bien. Los actores interpretan bien sus papeles que, al estar tan supeditados a la historia, no tienen mucha profundidad por el momento, pero a Rhona Mitra se le une el Comandante Sawyer ( Eric Dane, Anatomía de Grey) que hace muy bien de comandante, Mike Slattery, el segundo de abordo  (Adam Baldwin, que tiene el talento de escoger siempre series que me gustan como Firefly o Chuck) y la Teniente Kara Foster (Marisa Neitling, unaactriz novel que parece la reencarnación de Jennifer Connelly).

Vistos los dos capítulos emitidos, la serie merece la pena, tienen tramas en cada episodio, enfocadas a la consecución de la vacuna que es la trama subyacente, así que parece que va enriqueciendo la historia y no rellenando hueco, si sigue así, puede ser una estupenda sorpresa. El patrioterismo está bastante controlado, teniendo  en cuenta que hablamos de un barco del ejército, pero hay bastantes tópicos abrazados con entusiasmo, aunque a mí al menos no me han molestado demasiado y quedan bien compensados por la historia, la acción y el potencial del planteamiento. Además, usan el cliffhanger muy bien.

Por otro lado, es una buena noticia que series potentes y con una buena producción salgan en verano. Empezó el año pasado "La Cúpula" y esta año, con "The Last Ship" y otros lanzamientos parece que las cadenas de televisión se empiezan a tomar en serio la época estival para algo más que reposiciones y emitir los episodios restantes de series canceladas

Saludos fremen. 

Las nuevas series: Tyrant

 

 

Uno de los estrenos más sorprendentes del verano es esta serie que cuenta la historia de una típica famila americana que va la boda de un sobrino del marido. 

Generalmente esto sería una comedia romántica o algo así, pero aquí el tono de las serie cambia de manera radical al darse el caso que el padre del protagonista es un dictador de una república islámica de oriente medio y qye es allí donde se celebra la boda.

 

 

Es muy interesante el contraste entre la vida del hijo menor de la famila Al Fayeed, Barry,  en Estados Unidos con su rubísima esposa y sus hijos adolescentes mientras trabaja como pediatra y la vida en la república islámica con el desprecio por la vida, los brutales atentados y las despiadadas actuaciones por el poder.

El contraste funciona bien y nos hace ver a través de ojos occidentales el funcionamiento de la reública isámica, el abuso de poder del hermano del protagonista, al padre, un auténtico dictador despiadado y a Barry,el hijo menor que se muestra totalmente distanciado de su familia de la que reniega varias veces, diciendo que la única familia que tiene son su mujer y sus hijos.

El episodio es rápido, ágil, muy interesante, en algunos momentos bastante brutal y con un final de episodio que funciona muy bien porque deja con muchas ganas de saber más, dado que todo lo que vas sabiendo durante el piloto al final cambia de manera muy interesante, abriendo muchas posibiilidades. 

Detrás de la sere está Gideon Raff, el creador de Homeland, al que se le nota que no le gustan nada las repúblicas musulmanas a raíz de su  dos series. También Howard Gordon que garantiza la acción pues es uno de los productores principales de 24 y Homeland.

En cuanto a los actores, no son muy conocidos, pero destacan Adam Rayner que interpreta al protagonista, Barry Al Fayeed y su esposa Jenniffer Finnegan, que interpreta a Molly, su mujer.

Los hijos, en cambio, son ampliamente fostiables y a los cinco minutos estás calculando por cuantos camellos los venderías y a los diez minutos, cuantos camellos habrá que añadir para que se los lleven.

El episodio emplea los flashbacks para entender mejor a Barry Al Fayeed y el lugar donde creció, como hijo menor a la sombra de su hermano Jamal.

Aunque la serie es dura, apuesta más por el thriller y el poder que por el drama. El piloto es excelente y consigue que quieras saber más. Ahora bien, queda todo tan abierto que habrá que añadir algo más cuando salgan los siguientes episodios y haya podido hacerme más idea. Por el momento, es muy recomendable.

Saludos fremen.

 

Las nuevas series: Constantine

 

 

Este verano se están filtrando los pilotos de series que tengo particulares ganas de ver. El otro día fueThe Flash, ahora Constantine. Pues que siga. De hecho, esta semana croe que subiré una reseña diaria de las nuevas series que se han estrenado en USA y en España porque ya están la mayoría de los lanzamientos de verano y merece la pena contarlo ahora que están empezandopara que se puedan ver desde el principio.

Dicho esto, me centro en Constantine, serie que me daba mucho miedo antes de verla y no precisamente por la temática.

Constantine fue creado por Alan Moore y Stephen Bissette en Swamp Thing. Un cómic con una atmósfera asfixiante y sobrenatural en la que aparecía un inglés sin aparentes poderes salvo el de ser un hijodeperra manipulador como pocos, con unsistema de valores perculiar y del que era malo ser amigo porque solía significar morir, pero era peor ser su enemigo porque solía significar la condenación eterna.

Algunas de las mejores historias de terror en comic han aparecido en su colecció, Hellblaze, obra de guionistas tain mipresionantes como el propio Moore, Jamie Delano, Garh Ennis e incluso alguna participación esporádica pero de una calidad inmensa de Neil Gaiman.

 

Pues todo eso le ha parecido interesante a la NBC para decidirse a emitirlo. La NBC es una cadena generalista en USA que transmite en abierto para todas las edades y Hellblazer es un cómic para adultos. Lo habitual en estos casos es que en la serie obliguen a bajar el nivel de crudeza para adaptarlo a la línea de la cadena.

La primera en la frente es que Constantine no fuma.

Fumar es malo, fumar mata, fumar no tiene absolutamente nada bueno. Vale, pero la coas es que Constantine fuma y a mí me importaría una mierda que lo sacaran fumando o no si no fuera porque una de las mejores sagas de Constantine se la han cargado por obligar al personaje a que no fume.

 

 

En serio, Constantine fuma.

 

Pero resulta que en las series americanas no se fuma por un acuerdo. Se mata, se roba, se bebe, se drogan, pero no se fuma. Eso para HBO, como el follar.

El caso es que he visto el piloto y en líneas generales me ha gustado bastante.

Para empezar, el casting es magnífico. Matt Ryan (Los Tudor) ES John Constantine. Fïsicamente encaja pero la interpretación de un inglés manipulador, cínico, sarcástico y muy, muy peligroso auqnue la situación siempre parezca la contraria, es magnífica.

La historia del piloto está bien, más en la línea del cómicque la película, con posesiones demoniacas, ángeles no muy angelicales, mediums, exorcismos, demonios yla condenación eterna del alama de Constantine en juego.

Quizá le falte un toque macabro, que sea un poco más perturbador. Recuerda más a Sobrenatural o Buffy que a Amercian Horror Story o Penny Dreadful.

No obstante el piloto está muy bien, lo dirige Neil Marshall que es un estupendo director británico con películas serie B tan entretenidas como Dog Soldiers (o soldados británcios contra hombres lobo)  o Centurion y de un par de los mejores episodios de Juego de Tronos como son la Batalla del Aguas Negras y Los vigilantes del Muro.

Además, detrás de la producción y del guión de este primer episodio está David S. Goyer y parece que tenemos en la serie a la versión con talento, la del Hombre de Acero, El caballero Oscuro o Da Vinci Demon’s, por ejemplo.

A los seguidores de los cómicsde DC les gustarán los guiños que esconde como el casco del Dr. Fate. Además, el piloto se puede situar en la cronología de Constantine después de el incidente de Newcastle, número 11 de la colección y con un tratamiento similar, pues también es contado en el cómic como algo que ya ha pasado.

No fuma, pero usa el mechero de forma creativa

La serie me daba mucho miedo antes de verla,  pero visto el piloto puede que me equivoque. Son respetuosos con el personaje y ese trato por el alma de John Constantine puede dar mucho juego, pero al estar en la NBC, no las tengo todas conmigo. No obstante, indudablemente el piloto es muy bueno y probaré a seguir la serie por si se mantiene o incluso mejora. Tiene mucho potencial que explorar,con sagas muy buenas pero bastante macabras. Si se atreven, será impresionante.

Saludos fremen.