SAGA de Brian K. Vaughan y Fiona Staples

SAGA es sin duda uno de los comics más interesantes y sorprendentes que se pueden leer.

El escritor es uno de los mayores talentos que ha surgido en las dos últimas décadas en el mundo del cómic y no solo eso, también es un magnífico guionista de televisión.

Habiendo guionizado superhéroes como X-Men o Batman, su talento siempre ha brillado mucho más cuando no eran superhéroes.


Runaways

Ya resultó muy sorprendente cuando lanzó los Runaways, teóricamente una serie de superhéroes adolescentes. En la práctica una interesantísima serie en la que los protagonistas en realidad son hijos de una hermandad de supervillanos. la serie es divertida e interesante y ya ahí empezó a llamar la atención.


Y, el último hombre

Y entonces empezó lo bueno: Y el último hombre, con Pia Guerra, sobre un aspirante a mago y su mono, Ampersand, en un mundo habitado solo por mujeres.


Ex-Machina

Ex Machina con el genial Tony Harris dándole una nueva vuelta de tuerca a los super-héroes y la política.

Y entonces se acabó, lo dejó, se cansó de los contratos draconianos de las grandes compañías de comics y se fue a la televisión:

A Perdidos y a La Cúpula.

Pero que una cosa dé éxito y dinero no significa que, cuando tienes tanto que decir, sea suficiente. Y Vaughan es un enamorado de los comics y de contar historias y, según parece, el nacimiento de su segunda hija le inspiró para disfrute de todos.

Le inspiró la que posiblemente sea su obra más ambiciosa y compleja y que, sin embargo, se lee con gran sencillez.

SAGA cuenta una historia épica, familiar y generacional.

Épica porque nos encontramos a dos imperios que luchan a lo largo y ancho del universo y que persiguen a los protagonistas por traición pues se enamoraron de alguien del otro bando y, mucho peor, tuvieron una hija mestizo.

Familiar porque es la historia de esta peculiar familia, de su amor a través de todo y de todos, de sus suegros, de su canguro ectoplásmico y de tonterías como la de tener que ganarse la vida por muy saga espacia que sea.

Y generacional, porque la narradora de la historia es el bebé recién nacido que cuenta sus recuerdos.

SAGA utiliza distintos recursos para crear ese universo, el sustrato sobre el que se desarrolla toda la historia.

Para empezar, rompe la cuarta pared, incluyendo al lector en la historia. La narradora habla al lector, le cuenta las cosas, le hace partícipe de lo que ocurrió.

Por otro lado, no explica la situación sino que introduce directamente la historia y es el lector el que tiene que ir aprehendiendo lo que sucede sobre la marcha: cómo funciona ese universo, quienes son los autónomos, que es eso de una nave árbol, etc. Todas esas cosas que en la mala ciencia ficción se explican, aquí cumplen su función como una parte más del entorno y es por el contexto por el que el lector deduce lo que es, porque para los demás personajes es lo más natural, es su universo cotidiano.

Ayuda bastante que los referentes culturales en los que se basa sean familiares para los occidentales. Así, Star Wars, Romeo y Julieta, EL Señor de los Anillos o El anillo de los Nibelungos tienen su parecela de influencia en el cómic y ayudan a que el contexto resulte más familiar.

Todo esto se apoya en un dibujo precioso pero muy eficaz y bien pensado de Fiona Staples.

La dibujante realiza unos personajes muy bien definidos, con un dibujo realista y precioso y con un entintado bastante marcado aunque haya muy pocas sombras. En cambio los fondos son realizados a través de los colores, sin entintado, quedando muy etéreos, como si de una historia de fantasía se tratara.

Decía al principio que la historia es fácil de leer y así es. La narradora al principio lo cuenta todo de forma secuencial desde el momento de su nacimiento en adelante en el primer tomo de presentación.

Una vez ha sucedido esto Vaughan a través de la narradora empieza a jugar con el tiempo. Hay momentos en que la narradora deja ver retazos del futuro, de lo que acontecerá y, en otros momentos, sobre todo en el tercer tomo, realiza flahsbacks sobre algunos personajes, haciendo que conozcamos más e interesen más sus historias.

Porque una de las mejores características de SAGA son sus increíbles personajes.


Marko, Alana y la narradora cuando era bebé

Tenemos a los protagonistas Marko, de la luna Guirnalda, hechicero con cuernos y Alana, del planeta Terrada, guerra tecnológica con alas. Su historia es la más completa pues son los protagonistas, pero los demás personajes no se quedan lejos.

Existen los autónomos, una especie de mercenarios cazarecompensas a cuál mejor:


La voluntad y la gata de la mentira

La voluntad, que parece tener un cierto fondo de humanidad pero que es bastante arbitrario, pues después de, como decía William Munny en Sin Perdón, haber matado a todo aquello que caminara volara o reptara, decide rescatar a una niña prostituta. Se hace acompañar de la Gata de la mentira, una gata del tamaño de un elefante pequeño que detecta la mentira y que da muchísimo juego en el cómic.

Gwendolyn, agente de Guirnalda y novia despechada de Marko, que recuerda bastante a otro personajes de Y the Last Man


El tallo

El tallo. Otro autónomo con un fascinante diseño mezcla de araña y mujer con una historia con La voluntad.


El príncipe Robot IV y D. Oswald Heist

D. Oswald Heist, escritor que tiene el papel de Demiurgo con su novela rosa que es mucho más.

El príncipe Robot IV, de la casa real de Terrada, futuro padre y buscador perspicaz de los fugitivos.

Más la canguro fantasma Izabel, los padres de Marko, los periodistas que cubren el escándalo, la inteligencia que intenta cubrir el escándalo y muchos más personajes todos con motivaciones propias y todos interesantes.

A todo esto, hay una influencia no muy escondida de Canción de Hielo y Fuego en una de sus características principales: Espera lo inesperado y cualquiera puede morir.

Todas estas características hacen de SAGA un gran comic que te hace preocuparte por el destino de todos los personajes y no solo de los protagonistas, que la acción tenga más consecuencias que rayos volando y al final ganan los buenos, y que se disfrute tanto por el dibujo como por el guión, tanto por la historia principal como por las tramas secundarias.

En España Planeta de Agostini ha publicado los 18 primeros capítulos en tres tomos estupendos y con unas introducciones de José Torralba magníficas, muy acertadas. Recomiendo leer el cómic por primera vez sin leerlas y en la siguiente vez leerlas primero, porque ayudan a ver de forma más completa y desde otros ángulos a SAGA.

Saludos fremen.