Las nuevas series: Allegiance

 

 

Toda una sorpresa este episodio piloto.

He de reconocer que la serie me dio cierto miedo en un principio porque parte de una base similar a The Americans, que es una serie extraordinaria. El matrimonio de Mark O’Connor (Scott Cohen, una vida que vivir) y Katya Cohen (Hope Davis, The Newsroom) es idílico, buenos trabajos como ejecutivo en una empresa que trabja con Defensa y cirujana, una hija mayor (Margarita Levieva, Amanda Clarke en Revenge), el genio de la familia, Alex, que es analista de la CIA (Gavin Stenhouse) y la hermana pequeña.

Todo muy idílico excepto porque las circunstancias cambian y la red de espías del SVR, antigua KGB, se ve comprometida en USA, en un caso del que precisamente es parte de la investigación Alex. Nada reseñable si no fuera porque sus padres y su hermana mayor son durmientes del SVR y son activados para reclutarlo.

 

 

 

El piloto es modélico, la historia en lugar de transcurrir en los 80 como en The Americans transcurre en la actualidad y saca mucho partido a unos padres que quieren a su hijo pero se ven obligados a intentar reclutarlo.

Tanto la reacción y las decisiones que toman como los giros del guión son muy buenos, aunque la actuación de Alex, que físicamente recuerda a Bourne, es lo mejor del episodio, tanto el interrogatorio a la espía soviética como sus deducciones.

Realmente es como si los protagonistas de The Americans hubieran tenido como hijo a Patrick Jane… o a un joven Jason Bourne, aunque sin la parte de violencia, al menos por el momento.

Los encargados de la serie no son muy conocidos pero son los mismos de la versión israelí, que lleva ya dos temporadas y con los que ha contado George Nolfi, guionista y productor de El Ultimátum de Bourne y Destino Oculto que ha desarrollado la serie para la televisión americana.

El resultado es una serie de espías con mucho potencial, buenos personajes, buena trama y un final que abre muchas posibilidades a la trama. Además, Movistar Series la está emitiendo en España al tiempo que en USA ya doblada al castellano.

Por el momento parece que merecerá la pena, la seguiré. Pero la recomiendo a cualquiera que le gusten las tramas de espías porque el piloto es una película en sí misma con introducción, nudo y desenlace.

Saludos fremen.