Pin-Up integral

 

 

Hace muchos años en una librería de cómic me atrajo la portada de un comic junto al sugerente título de Pin-Up y, como era de Norma y en tapa blanda, es decir, asequible, me lo compré.

En los 40, ganándose la vida como modelo de fotografías "picantes"

La sorpresa fue de lo más grata. La protagonista, la dulce e inocente Dottie Partington es una chica que en la segunda guerra mundial tiene que ganarse la vida en américa. La historia contaba sus tribulaciones y, en un remedo de Betttie Page, se convierte en camarera, de ahí a modelo para fotos de bondage pasando a ser la modelo para el cómic de Poison Ivy para Milton Canniff, cómic patriótico para elevar el animo de los soldados destinados en las zonas de guerra que la convierten casi en la novia e todos estos soldados.

En la mansión Playboy, con Hugh Heffner

Me sorprendió lo ameno de la historia, la mezcla de personajes ficticios y reales y lo original de utilizar a Canniff, uno de los grandes maestros del comic de todos los tiempos, conocido por Terry y los piratas o Steve Canyon, y sin dar una imagen amable o estereotipada del personaje, como tampoco la daría de todos los personajes que en los demás comics irían saliendo.

Porque me gustó y leí algunos álbumes más, aunque luego le perdí la pista hasta que Norma ha sacado un espectacular integral con los diez álbumes publicados.

La edición es en tapa dura con una buena portada, aunque tiene algún pero, no en la impecable edición y reproducción sino en haber prescindido de las restantes portadas ni los extras que tenían algunos de los álbumes, como no hay una introducción al cómic ni semblanza alguna sobre los autores.

 

Pero están todos los álbumes que recogen las tribulaciones de nuestra pin-up que recorren desde los años 40 de la segunda guerra mundial hasta los 60 de la guerra fría. En ese tiempo Dottie pasa por una trama de espionaje, termina de fisionomista en las vegas, perseguida por la mafia, por los soviéticos, por Frank Sinatra, por Howard Hughes, incluso por los Nazis, trabajará con Hugh Heffner, será doble en una película de Hitchcok y será pescadora de serpientes marinas en Hawái o detective privado.

Una vida muy interesante con tramas muy entretenidas que mantienen la variedad y la coherencia junto a bastante humor negro, parte de dramatismo y un componente erótico muy apropiado para la historia.

Las tramas genialmente planteadas por Yann incluyen asesinatos, estafas, intriga, suspense, y todo con muy buen ritmo y, a pesar de lo variado de los planteamientos, con mucha coherencia.

Mucha variedad de escenarios y muy bien dibujados

En cuanto al dibujo, Pillippe Berthet es un mganífico dibujante con un trazo limpio y que es capaz de dibujar cualquier cosa, aunque especial dominio tiene de las mujeres. Muy importante el sentido de la narrativa que exhibe y que hace que los álbumes se lean de forma muy ágil y que la historia esté contada con gran claridad, integrándose imágenes y palabras en perfecta armonía y con una influencia cinematográfica que años después se vería con mayor asiduidad en el cómic, sobre todo en el americano.

No es una obra trascendente, no pretende serlo, pero es muy interesante, entretenida y sorprendente, con un magnífico dibujo y una protagonista, Dottie, que cala inmediatamente en el lector.Puede no parecer demasiado, pero no hay tantos comics que cumplan estas premisas, para mí, es más que suficiente.

Saludos fremen