Space Pirate Captain Harlock

Shinji Aramaki lo ha vuelto a hacer y ha creado una de las películas de anime técnicamente más asombrosas y espectaculares que he visto nunca.

 

 

La verdad es que Aramaki  y yo nos entendemos bastante bien.

Él es el opuesto a todos los directores intimistas que buscan en el minimalismo y en la animación tradicional su manera de contar las cosas. Aramaki  hace unas películas con una animación CGI casi fotorrealista y con los planos más espectaculares que le permiten contar su historia.

Fruto de este punto de vista son algunas películas como Appleseed Ex-Machina, Appleseed Alpha, o Starship Troopers: Invasion, magníficas las dos primeras, no tanto la tercera, o el corto de Halo Legends "El paquete".

Volviendo a esta película, está basada en los personajes del manga de Leiji Matsumoto, autor también de otro manga con una muy buena adaptación, en este caso en imagen real, Space Battleship Yamato.

La historia cuenta como en el año 2977 la raza humana, expandida por el espacio, está en plena decadencia y quieren regresar a su hogar, la Tierra, pues no se ha encontrado ningún planeta con las condiciones de habitabilidad de la tierra. Por supuesto, esto crea un conflicto en el que se crea la Coalición Gaia que consigue acabar con la guerra gracias al acuerdo de dejar la Tierra como territorio sagrado e inhabitado por nadie. Sin embargo, el Capitán Harlock lucha desde su invencible nave, la Arcadia contra la coalición Gaia.

Este es el planteamiento inicial y parece un poco raro que Harlock luche contra la coalición Gaia si esta ha conseguido la paz, pero se irá viendo que hay razones.  La historia que se va desarrollando es bastante oscura. Comienza con una selección de personal en la  Arcadia en la que los tres candidatos descartados no volverán a participar en ninguna otra selección.

El protagonista, Yama, no es lo que parece y desde luego, no es precisamente un santo, aunque sí alguien que intenta hacer las cosas bien a pesar de haberse equivocado varias veces y gravemente  y estar pagando las consecuencias. Yama es el candidato que finalmente es seleccionado como tripulante.

El Capitán Harlock comienza siendo un personaje distante, visto a través de los ojos de Yama pero no tardará demasiado en interactuar con él y empezar a conocerlo. La figura del Capitán es impresionante, está muy bien hecho y la caracterización que se hace de él en buena medida se define por los actos del pasado que no dejan demasiado clara si su intención de empezar de nuevo es real o simplemente quiere terminar con todo, porque es otro con un pasado que pesa mucho.

El hermano de Yama, Ezra,  también tiene una gran importancia por su papel en como Comandante en jefe de la coalición Gaia  y su ascendiente sobre Yama. Podría parecer que es el malo, aunque entonces habría que pensar que Harlock es el bueno y aquí nadie es del todo bueno ni del todo malo, sino que muchas cosas influyen en sus actos, en caso de Ezra, el deber, la ambición y el querer superar el accidente que le dejó paralítico, pero también el honor y la humanidad.

Los personajes están bien caracterizados, actúan como creen con la información que van conociendo y todo esto mientras la humanidad pende de un hilo.

Conforme avanza la película hay  asuntos inesperados que influyen en el desarrollo, como la traición, la corrupción o la mentira.

La historia tiene bastante peso y está muy bien durante casi toda la película. Al final la fastidian un poco más con algún tópico bastante innecesario que no se entiende muy bien como SPOILER La sustitución de Harlock por Yama FIN SPOILER

Pero si la historia merece mucho la pena, qué decir de la animación y de los diseños. La Arcadia es impresionante, como varios diseños más, tiene un toque tecnoorgánico influido por H.R. Giger que queda genial. De hecho en parte recuerda a la cabeza del Alien con una finalización en una calavera con dos tibias bastante pavorosa. Contrasta con los diseños más clásicos de las naves de la federación Gaia que son más clásicos, grandes naves espaciales estilo años 70 pero genialmente actualizadas.  Los trajes de combate también son geniales, recuerdan los de la tripulación de la Arcadia a los Big Daddys y los de la Gaia son similares a los de Star Wars.

Las batallas espaciales no tienen nada que envidiar a las mejores que se hayan representado en cualquier película, espectaculares, muy bien rodadas, se siguen muy bien e impresionan bastante.

Por concretar, una magnífica película de ciencia ficción de las que apenas se hacen ya, con naves espaciales, un objetivo más grande que la vida y hombres de verdad defendiendo sus creencias, todo con un apartado técnico apabullante. Muy recomendable.

Ahora estoy deseando ver el cortometraje que Aramaki ha realizado para Evangelion y que es su último trabajo hasta la fecha.

Saludos fremen.