Assassin’s Creed Chronicle: China

El último Assassin’s Creed que ha tenido a bien producir Ubisoft no ha tardado un año como es lo habitual sino cinco meses. Sorprendentemente, no se queda colgado ni flotas de forma extraña, aunque ya he atravesado una pared y caído por un precipicio.

El juego es parte de una trilogía que será protagonizada por distintos asesinos en distintas épocas y lugares.

Este primero sucede en China y cuenta la historia de venganza de la ex-concubina del rey, Shao Jun, a la que dejaron los templarios sin trabajo y que, como última superviviente de la franquicia templaria en el país, regresa para vengarse y acabar, esencialmente ella solita, con todos los asesinos y el emperador si se tercia. 

 

A veces puedes cambiar de plano y pasar al del fondo

El juego ha cambiado los impresionantes gráficos del Assassin’s Creed Unity por unos gráficos 3D con aspecto 2D (lo que se denomina 2.5 D) que parecen pintados con acuarela, recordando el motor del juego al que se utilizó en Childs of light, auque con colores bastante más apagados.

No sé si porque ya no me pilla de sorpresa, pero no me han gustado tanto como  los de Child of Light.

Realmente, en muchos momentos parece que esté jugando a The Mark of the Ninja 2.0 con una mejora gráfica.

Pero The Mark of the Ninja es mucho más desafiante.

 

Han conservado los saltos de fe, que siguen quedando bien aún en 2.5 D

Porque si la historia no es sensacional y el apartado gráfico está bien pero no enamora, la jugabilidad es entretenida pero se vuelve repetitiva enseguida.

La esencia del juego es ir avanzando y cumplir la misión que toque, en esencia matar a uno de los Tigres (generales templarios) culpables de, en esencia, todo lo malo que le pasa a China.  Para eso tienes distintas herramientas para distraer a los guardas, desde silbar a utilizar cuchillos arrojadizos, pasando por un dardo sonoro y unos petardos para aturdir.

Parece que la idea del juego es que pases desapercibido utilizando la infiltración.

Por otro lado, manejas la espada y la hoja oculta en los pies con una eficacia letal, que combinado con poder ocultarte y matar desde allí, hace que no haya un rival difícil.

Así que, para que juegues el juego como ellos quieren y que no lo termines como si fueras la cólera de Dios en un momento, te dan más puntos si no matas y pasas desapercibido.

 

Este era un jefe final y me lo cargué con sigilo por la espalda. Pulsa Y y fin del jefe final. Divertidísimo.

El caso es que el juego es muy fácil. Si decides pasar los niveles como una sombra ya es un desafío algo mayor, tampoco demasiado, la verdad. Pero combinando las dos posibilidades es demasiado fácil y carente de desafíos, amén de que después de un rato se convierte repetitivo.

No hay mucho más que decir del juego. Me alegra que Ubisoft me lo regalara por sacar Unity a medio hacer, pero, aunque tiene un precio realmente atractivo (9,99 €) y tiene detalles como que tu instructor en los tutoriales es Ezio Auditore, en general es bastante mediocre.

Nuevo nivel y nuevo escenario, Macao. Pero realmente no cambia nada.

Ubisoft no hace ni caso a todos los que pedimos que se tomen tiempo para hacer juegos realmente buenos y no que los saquen como si de Fifa se trataran, actualizando simplemente el sitio en el que pasa y dejando todo igual. El problema es que las ventas les responden y de hecho, en medio de la vorágine de críticas, parches, recompensas a los compradores y mala imagen en general, se filtró que el siguiente Assassin’s Creed ya estaba en marcha e iba a ser Victory. Y entre Unity y Victory tres Assassin’s Creed Chronicles que, si los otros dos son como este, no aportarán nada y serán de una mediocridad insultante. Pero mientras vendan seguirán saturando el mercado con más AC. Sin ir más lejos el AC Rogue lo han sacado a PC y estoy esperando una remasterización en breve para las nuevas consolas.

Saludos fremen.