Las nuevas series: Wayward Pines

null

Serie de misterio, suspense, thriller. Un poco de todo para el regreso por la puerta grande de Shyamalan.

Estaba bastante seguro de que me iba a gustar. Un planteamiento que recuerda a la añorada Twin Peaks. Un director que en sus buenos momentos ha demostrado que maneja el suspense como pocos, M. Night Shyamalan y unos actores que, si bien no tienen el infinito carisma de Kyle McLachlanm son intérpretes de primera fila como Matt Dillon y Carla Gugino, acompañados de Terrence Howard, Juliette Lewis o Melissa Leo.

Por otro lado, me daba mucho miedo que Shyamalan quisiera hacer de nuevo Twin Peaks. Este director que tanto prometía cuando hizo El sexto sentido y El protegido y que luego fue bajando el nivel de sus películas hasta llegar a cotas como Airbender o After Earth es capaz de lo mejor y lo peor y los últimos años han sido lamentables.

Vaya por delante que la serie homenajea en el primer episodio a Twin Peaks en varios momentos al inicio del episodio pero eso solo dura un poco y a mitad del capítulo ya empieza a mostrar diferencias notables.

La historia, como si de un Silent Hills se tratara, comienza con un accidente de tráfico y el protagonista, el agente del servicio secreto Ethan Burke, que estaba llevando a cabo una investigación sobre la desaparición de dos compañeros suyos, aparece en el hospital de un pueblecito encantador, Wayward Pines. En seguida empiezan a no encajar cosas, pero no sabes si está en su cabeza o es real porque, entre otras cosas, Ethen Burke ha estado en tratamiento psiquiátrico, lo que hace que empieces en seguida a dudar de si lo que ve Burke es real o no. Pero, en lugar de continuar indefinidamente con ese recurso efectista, pronto empiezan a dar claves al espectador para que pueda determinar qué parte es real y que parte no.

Luego la serie va evolucionando más allá y cada nuevo hecho lleva a una nueve pregunta, creando un suspense muy sólido para este primer episodio y que planta la semilla de querer ver cómo se desarrollarán los acontecimientos en los siguientes capítulos.

En conclusión, no es Twin Peaks, la homenajea pero en seguida cambia y está muy bien, aunque con la prevención propia de la experiencia de que todas las preguntas con las que terminas al ver el episodio no sea una huida hacia adelante a los "Perdidos" y al final todos estén muertos o algo así porque no tengan realmente una historia que contar y salgan por donde puedan. Espero que no y, por el momento, merece la pena verla . Pocas series hay más intrigantes y que generen más peguntas al final. Ojalá que no lo fastidien.

Saludos fremen.