Las nuevas series: Jonathan Strange and Mr. Norrel

Serie de la BBC, lo que suele ser garantía de serie bien hecha y aquí no hay excepción. Jonthan Strange y el Sr. Norrell se basa en el libro homónimo de Susanna Clarke que ganó el premio Hugo y el premio mundial de fantasía en 2005.

La serie es una extraordinaria adaptación del libro con un reparto de actores tan adecuados como desconocidos.

Cuenta como hace 300 años en que no se ha visto en Inglaterra  un solo acto mágico. Sigue habiendo magos, sí, pero son magos teóricos, estudiosos de la magia que desprecian la magia práctica. En este cntexto aparece Mr. Norrell que demuestra su conocimiento de la magia práctica y, debido a su éxito decide trasladarse a Londres. Todo esto transcurre durante la época del Rey Jorge III de Inglaterra, mientras esta se enfrenta a Francia y lucha en la Península Ibérica para derrotar a Napoleón, con bastante malos resultados hasta el momento.

La aparición de un mago como el Sr. Norrell, un erudito, pagado de sí mismo pero muy tímido contrasta con la aparición del segundo en discordia, Jonahan Strange, un mago intuitivo cuya magia proviene de su gran afinidad con la magia antes que con el estudio de los libros pues encontrar lobros sobre magia es muy difícil.

La relación entre estos dos magos, la aparición de los Faerie, "Duendes" en la desafortunada traducción, es el eje del comienzo de la trama, como introducen la magia en Inglaterra de nuevo, aunque en el fondo flota el espíritu de El Rey Cuervo, un gran mago desaparecido hace 300 años y con una profecía detrás que habla de un gran peligro.

La serie es perfecta para la BBC, que dominan las series históricas como pocas y esta es una hábil mezcla entre una serie histórica y una de fantasía, incluyendo personajes de la época como el propio Sir Walter Pole, primer ministro.

La serie es muy británica, es decir, es magistral en su presentación, la trama es muy interesante pero es lenta, se toma su tiempo para avanzar en la trama, pues va contando lo que sucede en el momento y preparando lo que está por llegar. El resultado es francamente bueno, pero ya digo, con un planteamiento muy inglés, y no precisamente inglés tipo Doctor Who sino inglés tipo Yo Claudio pues como a esta, era muy interesante pero todo personajes muy estirados y flemáticos, que digo yo que los romanos han cambiado mucho desde la época, porque vas a Roma y son italianos que hablan rápido y gesticulan mucho con las manos, y ves las adaptaciones de emperadores romanos y son estoicos, flemáticos, distantes… ingleses victorianos, vaya.

Trata temas como la amistad, la ambigüedad del ser humano, la esencia de ser inglés, muy bien trenzados con la parte de la magia, el mundo sobrenatural y la locura.

En definitiva, buena serie, me está interesando más que la novela cuando la leí.

Saludos fremen.