El síndrome de Diógenes Digital (XIX)

Nueva entrega con diez juegos diez rescatados de la soledad e ignorancia de mi cuenta en Steam. Al menos la mitad se podían haber quedado allí sepultados.

Real Boxing

Uno de mis deportes favoritos es el boxeo. Para consola han salido grandes juegos, desde el legendario Punch Out! a otros como Rocky Legends, Champion Boxing, hasta llegar a la excelsa saga Fight Night. El caso es que en PC nada o casi nada se ha visto de boxeo. Live! Boxing, de Dinamic fue uno de los pocos que salieron y que tuve la suerte de que me regalara un amigo que trabajaba allí. Ahora ha salido este Real Boxing que, como no me convencía nada, he esperado a que se incluyera en algún pack. Y he hecho bien. El juego no está mal, utiliza el Unreal Engine para intentar copiar en la medida de sus posibilidades los Fight Nights pero se queda a años luz de ellos. Gráficamente responde, pero los movimientos para acercarse o alejarse son un tanto espasmódicos. Los golpes están bien ejecutados y se realizan con el stick derecho, bien, pero no se realiza el movimiento con el mismo sino que solo se señala, al contrario de Fight Night, mal. Pero esto no impide que sea disfrutable y que recuerde realmente a un combate de boxeo. Además tiene entrenamientos para mejorar la fuerza, la resistencia y la velocidad, multijugador, un modo carrera y combate rápido. No está mal. Pero lo que es desesperante son algunas decisiones jugables. Concretamente cuando entras en clinch o te tumban, para poder levantarte has de pulsar furiosamente los botones LB y RB, es decir, los frontales del mando. Los más incómodos de manejar para algo así y en dos suertes del juego que se repiten a menudo. Es bastante desesperante. El juego está en castellano y es posible que le de alguna que otra oportunidad, pero teniendo los Fight Night, no se me ocurre porqué.

Oddworld Abe´s Odissey

Juego de plataformas interesante, poco paciente con los errores y con un diseño gráfico muy bueno, incluso a estas alturas. Seguramente el remake será más impresionante, pero el original no está nada mal. Es seguro que lo volveré a jugar. Está doblado al  castellano.

Dustforce DX

Juego de plataformas, completamente en inglés, en el que con unos gráficos poligonales de texturas planas guías a varios barrenderos y limpiadores luchando contra la suciedad a lo largo de distintas fases.  No está mal, tampoco me ha emocinado demasiado y la música electrónica retrotrae a las melodías machaconas de los 90, era dorada de los plataformas. Tiene un buen tutorial inteligentemente integrado. Estás en una habitación. Si puedes salir de ella no necesitas el tutorial, si no, mejor entrar en los distintos tutoriales para aprender como moverte y luchar o no tienes posibilidades. Puede que le vuelva a echar un vistazo pero no me ha entusiasmado precisamente.

Painkiller Hell and Damnation

Estupendo Shooter, claro admirador de Doom, en el que masacras a legiones de no muertos con el fin de recolectar siete mil armas y poder reunirte con tu mujer en el infierno. Esencialmente consiste en matar a todo lo que se mueva con ciertas dosis de humor negro.  Así que es muy divertido, aunque no haya más El apartado técnico es correcto pues tiraron de Unreal Engine y los diseños macabros salieron todos del manual del buen satanista, nada especialmente imaginativo, como tampoco los bichos que te atacan en los primeros compases: esqueletos, esqueletos en armadura, caballeros oscuros  y brujas, más un jefe final  que es como un caballero oscuro pero más grande y que te lo tienes que cargar mientras te atacan enanos encapuchados.  Tiene multijugador y está doblado al castellano. Posiblemente lo vuelva a jugar si no encuentro un shooter mejor, que desde The New Order no he jugado ninguno.

Pillars of Eternity

Me sorprendió que Obsidian, que ha hecho juegos tan exitosos como Star Wars: Caballeros de la República 2, Neverwinter Nights 2. Fallout New Vegas o South Park la vara de la verdad tuviera que recurrir al crowfunding para hacer un juego nuevo y, además, según declararon, estando a punto de tener que cerrar. El crowfunding fue muy exitoso y el resultado es maravilloso.  Desde el comienzo empieza con interés, eres parte de una caravana y te pones enfermo. La caravana para porque está bloqueado el camino y entonces empiezas a construir tu personaje con una amplia variedad de características, razas y atributos. A partir de ahí empieza a desarrollarse la historia en la que enseguida manejas a un grupo. La historia te pone en contexto con pequeños cuadros que cuentan la historia. EL juego está en inglés y, al contrario que muchos de este estilo, todo él es hablado y subtitulado al castellano. El apartado artístico es precioso, con un gran nivel de detalle, la historia engancha de inmediato y es un juego con el que continuaré antes o después. Es un juego a la antigua usanza que recuerda a Baldur’s Gate, pero técnicamente actualizado aunque mantenga la perspectiva isométrica de este.

Orion Prelude

Un espanto. Un shooter en el que estás en un planeta, disparando a dinosaurios con otros colegas. Pues es más bien feo y cutre, ni la mitad de divertido que suena y cuando consigues un vehículo se parece a los de radiocontrol. Con amigos será más divertido, seguro, pues está penado para el multiplayer, pero a mí no me vuelven a pillar. Totalmente en inglés aunque dado que no hay historia y es más que básico, como que da igual.

Papo y yo

Precioso juego de plataformas que esconde una historia terrible de malos tratos. Representado en unas favelas de Rio mágicas donde hay portales, casas que se mueven para usarlas de puente, bloque flotantes, y un monstruo, al que hay que alimentar para poder seguir o si no se enfada. Está en castellano, no tiene voces, solo la banda sonora que acompaña y que es suave. Si no conoce la clave de los malos tratos, el juego en sí es ingenioso y original al usar toda a favela para crear los laberintos.  Merece mucho la pena, creo que lo continuaré.

Orcs Must Die

Interesante idea la de mezclar un juego Tower Defense con un shooter. Está bien, puedes poner trampas en la mazmorra para cargarte orcos y, además, les puedes disparar y atacarles con armas cortas. El objetivo es que no lleguen a la grieta dimensional. Divertido al principio, no sé si no se hará un poco repetitivo ya que la historia no da más de sí. Sorprendentemente para un juego que, que yo sepa, salió solo en formato digital, está doblado al castellano. Buen juego, pero no creo que vuelva, no me ha enganchado.

Orcs Must Die 2

Siempre he creído que las segundas partes en los juegos son mejores  que las primeras. La primera parte se hace con el presupuesto de lo que se cree que se va a recuperar más beneficios, pero que puede que no, por lo que se dejan cosas fuera que, cuando tiene éxito, se mete en la segunda parte. Así, muchas veces la segunda parte es lo que querría haber sido la primera y en Orcs Must Die 2 no es una excepción. Mejores gráficos, un segundo personaje a elegir, nuevas ubicaciones, nuevas trampas, nuevos modos de juego, se pueden editar las teclas y sigue estando doblado en castellano. Aún más divertido que el primero y mejor, todo lo que se puede pedir a una segunda parte. Desde luego, lo jugaré, me ha gustado bastante más que el primero.

Payday: The Heist

Creo que es un juego enfocado al multijugador, como lo he jugado yo solo diré que se convierte en un shooter con gráficos realmente malos y que te sientes mamá pato mientras vas haciendo los objetivos del golpe y te siguen en línea los tres acompañantes controlados por la ¿IA? del juego. Subtitulado al castellano, puede que sea más divertido en grupo pero, como sea, no hay planificación del golpe, entras a saco y vas de objetivo a objetivo mientras te disparan y disparas. Me parecen mucho más divertidos juegos como Mónaco o GTA V, con lo diferentes que son, porque tienen bastante más que simplemente disparar.  No me ha convencido.

En conclusión, una cosecha regular. Cinco juegos no me han convencido y de los otros cinco Pillars of Eternity tiene pinta de ser un juego descomunal. Los demás, Papo y Yo, Orcs Must Die 2, Oddworld Abe’s Odissey y Painkiller están bastante bien, aunque no parecen obras maestras, pero sí más que de sobra para divertir un buen rato.

Saludos fremen.