La mejor serie que no estás viendo: Person of Interest

Poster-Art-for-Person-of-Interest-Season-3

Ni yo tampoco la estaba viendo, pero este verano ha sido una revelación. Hacía unos años que llevaba leyendo que era una muy buena serie pero lo cierto es que no se puede ver todo y hay que discriminar. El verano es más relajado, hay más tiempo libre, terminan las temporadas de las series de cabecera y se pueden retomar aquellas series que tenías a medias. O empezar una nueva, como en este caso y ha sido todo un acierto.

Partamos de la base de que la serie es buenísima. ¿Porqué?

Para empezar, algunos de los más innovadores y talentosos productores y directores de Hollywood están metida en ella. Concretamente J.J.Abrahams, el genio tras Alias, Perdidos o Fringe y que, además, es el que le dio la vuelta a Star Trek convirtiéndola en algo nuevo y alucinante sin traicionar toda su anterior historia. Pero también está Jonathan Nolan, responsable de obras maestras como Memento, la trilogía del caballero oscuro u Origen, entre otras. Pero, lo más importante es que el creador y verdadero responsable de esta serie es Christopher Nolan, hermano del anterior y guionista de Memento, El truco final o la trilogía del Caballero Oscuro.

Aparece mucho la mención a Batman y más que aparecerá.

Cuando terminó Perdidos con el horrendo y famoso final, muchos actores de la serie terminaron diseminados por múltiples series con mayor o menos éxito. Entre ellos, uno de los personajes más inquietantes y mejor construido era el que interpretaba Michael Emerson como Ben Linus. Le ofrecieron el papel de Harold Finch en la serie y lo aceptó.

Harold Finch es un genio, un programador sin igual, obscenamente rico, muy afectado por lo sucedido el 11-S que consigue crear "La Máquina", una computadora capaz de recopilar millones de datos para detectar amenazas para la seguridad del país. Realmente no solo detecta esas amenazas, sino que detecta también las amenazas contra las personas, que se consideran datos irrelevantes. Por razones que no es cuestión de adelantar, decide intentar ayudar a esas víctimas irrelevantes. El problema es que la máquina solo envía un número de la seguridad social y puede ser el de la víctima o el del agresor. El otro problema: Harold Finch no es precisamente un luchador, de hecho cojea de una pierna.

Jim Caviezel es un magnífico actor que ha tenido una carrera irregular en el cine. Su máxima fama saltó cuando hizo de Jesús en La pasión de Cristo y ha seguido alternando distintos papeles sin mucho éxito. Ya pasó a hacer televisión con la miniserie "EL prisionero" y ahora le ofrecían el papel protagonista que aceptó. En la serie es John Reese, un vagabundo, veterano de las fuerzas especiales al que todo le ha ido mal, pero un tipo realmente peligroso, un luchador excepcional.

El piloto muestra como se unen estos dos hombres para ayudar a la gente pero inmediatamente hay mucho, mucho más.

Para empezar, la policía de Nueva York está corrupta hasta la médula y uno de los policías corruptos, Lionel Fusco (Kevin Chapman, Mystic River), es chantajeado para que sirva de informante a Reese.

Hay una policía legal, la detective Joss Carter (Empire) que empieza a perseguir a ese vigilante que de repente ha aparecido en la ciudad y que está dejando sus huellas en un montón de tiroteos con decenas de cadáveres, aunque normalmente no suelen ser de Reese que tiene más una afición a disparar a las rótulas.

Además, esa máquina saca números de todo tipo de gente y los que se mueven en los círculos ilegales tienen más posibilidades de estar ahí, lo que lleva a que se encuentre con la mafia rusa y con Elías (Enrico Colantoni, Veronica Mars, Flashpoint), el nuevo capo que ha aparecido para tomar las riendas del crimen en Nueva York.

Por supuesto, una máquina tan extraordinaria como la que ha creado Finch es una fuente incalculable de poder y esto hará que aparezcan personajes del gobierno, otras organizaciones y Root (Amy Acker, Angel, Doll House) otra hacker superlativa con un código del honor muy particular y que prácticamente considera a la máquina como Dios.

Como se puede ver, ideas no faltan pues todas estas subtramas quedan plasmadas en la primera temporada, añadiéndose nuevas en las siguientes, pero sin descuidar que la máquina no deja de emitir números y que cada uno de ellos tiene una historia detrás generalmente buenísima.

Por no mencionar cada personaje con su propia historia con capítulos inspiradísimos como el de la presentación de Shaw (Sarah Shahi, Chicago Fire), una agente traicionada del gobierno y la versión femenina de Reese, que se presenta el capítulo desde su punto de vista con los encuentros con Reese y compañía en el transcurso de su historia con La Máquina y la organización del gobierno que recibe la información de La Máquina.

Es de las pocas series que he visto que los veintidós capítulos de la temporada se les quedan justitos, sin espacio para capítulos de relleno.

He de decirlo ya, la influencia de Batman es brutal y es de lejos su mejor recreación en imagen real. La parte tecnológica de Oráculo la representa Finch mientras que Reese hace un Batman genial, con estilo de lucha efectivo y muy espectacular que recuerda al Krav Magá de las películas de Bourne. Por otro lado, no es tan oscuro como el Batman de Nolan sino que la serie tiene sentido del humor y han conseguido que sean personajes misteriosos muy interesantes y cuando se van revelando partes de su pasado sigan siendo igual de interesantes.

Ojo, spoilers en el espectacular video de YouTube, si no has visto el capítulo 3×09 a lo mejor no querrás verlo.

La serie lleva actualmente cuatro temporadas y está renovada por una quinta. La magnífica música es de Ramin Djawadi (Juego de Tronos, Pacific Rim) y acompaña muy bien a la acción, a los momentos más divertidos y a los más dramáticos.

Es una de las mejores series de acción que se están emitiendo porque no toma por tontos a los espectadores sino que los guiones están muy trabajados y cuida mucho de los detalles, creando personajes con sólidas historias detrás, no ya los protagonistas, sino los secundarios, que vuelven a aparecer en otras circunstancias cuando puede hacer falta que echen una mano a Reese y Finch, como la magnífica Zoe Morgan (Paige Turco, Los 100), con quien Reese se llevará especialmente bien, los villanos que no son títeres a los que atrapar sino que tienen motivaciones e historias sólidas y actuaciones acordes a ellas. No en vano Jonathan Nolan ha participado en la escritura de todos los episodios.

Si te gustan las series de acción con buenas historias y bien interpretadas, es de lo mejor que hay y lo mejor que se está emitiendo actualmente. Tan buena como Daredevil pero algo más luminosa, mucho mejor que cualquier procedimental, tan buena como Hijos de la anarquía pero desde el bando de los buenos, casi siempre. Un must have.

Saludos fremen.