Cine en píldoras

Cine en Píldoras

Está claro que el proyector ha reavivado mi vena cinéfila. Aquí va una decena de películas que he visto en las últimas semanas.

G.I. Joe La venganza

¿La venganza? Será contra el espectador. Me ha parecido una tontería de historia y, encima, menos espectacular que la primera parte. La Roca sigue teniendo todo su carisma pero no basta para una historia flojita, flojita.

 



Interstellar.

Hay dos películas en una. La primera es una magnífica historia que cuenta cómo se acerca el colapso del planeta y lo que se hace para intentar salvarlo. Magistral la forma de contarlo, los actores están perfectos. Desgraciadamente, luego está el final que es una especie de estupidez que garantice el happy ending. Spielberg también es fan de los finales felices, pero sabe cómo conseguirlo sin que el espectador tenga que comulgar con ruedas de molino. Lástima, porque para mí hubiera sido una obra maestra si no descarrilara al final. VIsualmente es portentosa.

 



La octava mujer de Barba Azul.

Hay mucho alérgico al cine en blanco y negro. Ellos se lo pierden. Ernst Lubitsch da una lección del uso de la elipsis entre carcajada y carcajada. El guionista es un tal Billy Wilder. El protagonista es Gary Cooper y la protagonista Claudette Colbert, con un pequeño papel de David Niven. Es decir, lo mejor de lo mejor en cada faceta de la película, lo que hace que funcione como pocas. Además, la película es anterior al código de censura, lo que se nota en las elipsis que comentaba antes. Obra maestra, no es de las más conocidas y es una lástima.

 

 



Los profesionales.

Una de las principales gozadas de ver cine en pantalla grande son los westerns, no parecen los mismos y este de Richard Brooks con Burt Lancaster, Lee Marvin, Robert Ryan y Jack Palance es un peliculón que adelanta el western crepuscular que vendría en el futuro y, aunque la forma de rodar es totalmente a la americana, la influencia del spaghetti western ya se nota en una trama mucho menos limpia y unos personajes mucho menos puros. Al final no hay exactamente héroes, sino más bien tipos que son los buenos en comparación con los otros. Destaca Claudia Cardinale que llena la pantalla desde que sale. Realmente un gran western.

 



Transformers. La era de la extinción.

Me ha gustado bastante más que la anterior de Transformers. Para empezar el protagonista, Mark Wahlberg, es bastante más sólido como actor que el estomagante Shia Lebouf. Además, la película tiene secundarios de mucho empaque como Stanley Tucci, Titus Welliver o Kelsey Grammer. Por supuesto, los efectos son magníficos y la historia es un poco mejor y más interesante que la anterior. Aún así, es demasiado larga y la historia sigue siendo floja, pero me lo pasé bien. Muy palomitera, si no te paras a pensar demasiado, se disfruta bastante.

 

 



El niño y la bestia.

Es de Mamoru Hosoda, el mejor director de anime de la actualidad y sigue en estado de gracia. Preciosa historia de un chaval que entra en el mundo de las bestias y, como en las mejores historias, su evolución y la de su maestro, una enorme y poderosa bestia. La animación es sublime como siempre en las películas de Hosoda. Imprescindible.

 

 



Sucker Punch.

Mira que lo intento pero, definitivamente, me rindo. No puedo con Zack Snyder. La película es un festival visual con magníficas secuencias de acción, protagonistas dignas de figurar en Onechanbara y una historia que tiene su interés, se deja ver y luego se tuerce hasta convertir la película en un desatino. La película funciona sobre todo por su fuerza visual y las espectaculares secuencias de acción pero en un asombroso giro la película en un momento dado dice que en realidad esa historia no es la historia de la protagonista, con la que has empatizado desde el principio por lo trágico e injusto de su situación y el desmedido castigo que va a sufrir, para decir, que en realidad es la historia de una secundaria que apenas te ha importado en toda la película. El resultado es que te rebelas ante eso porque quien te interesa deja de tener importancia y la declarada protagonista en la película no te importa nada, no se ha forjado ningún lazo con ella. Así, la película termina con el cabre de este espectador que cree que si copias, hazlo bien. En Psicosis Hitchcock se carga a la protagonista en el primer tercio de la película. No se había hecho antes, pero era un maestro y consigue que el interés ahora recaiga en los nuevos personajes. Zack Snyder hace algo parecido casi al final, el resultado es que la película pierde todo el interés y se derrumba. Me fastidia porque es un director con buenas ideas y una tendencia suicida a pegarse un tiro en el pie, cosa que repite película tras película.

 

 



Liga de la Justicia: Crisis en dos tierras.

Peli de animación que adapta una historia de James Morrison. La animación, justita, como en la mayoría de las películas de animación de DC, o quizá es que últimamente he visto bastantes anime y su animación y diseño era mucho mejor. De cualquier forma, la historia del enfrentamiento entre la Liga de la Justicia y el Sindicato del Crimen (una Liga de la justicia malvada de una tierra paralela) por evitar la destrucción del multiverso. Guión de Dwayne McDuffie (buen guionista de la Pantera Negra, por ejemplo), con el gran Bruce TImm (Batman the animated series) detrás y dirigiendo Sam Liu (Batman, año uno), la primera película animada de la Liga de la justicia ha quedado bastante bien.

 

 



¡Ave César!

La crítica la ha devastado y he de coincidir en que es la peor película de los hermanos Cohen. Dicho esto, me ha gustado y me he divertido. La visión del cine cuando los estudios eran los reyes es bastante sardónica. El reparto es de campanillas, destacando Josh Brolin que está fantástico y Alden Ehrenreich, el próximo Han Solo. Además, están en la película George Clooney, Tilda Swinton, Scarlett Johansson, Ralph Fiennes, Channing Tatum, Frances McDormand y en un cameo Christopher Lambert. Unos grandes directores y guionistas y un gran reparto de lujo. Misma situación que con La octava mujer de Barba Azul. Sin embargo el resultado aquí está muy lejos de ser una obra maestra. Es una peliculita entretenida y con momentos divertidos que desaprovecha completamente el gran reparto que tiene. Se deja ver y tiene algún momento especialmente inspirado.

 

 



John Wick.

Acción y adrenalina al estilo de los años 80 pero en la actualidad. Es un alarde de originalidad, al protagonista no le matan a la madre, ni a la hermana, ni siquiera l hijo o a la mujer. Matan al perro y entiendes su rabia perfectamente. El caso es que, a partir de ahí, arrasa con todo y con todos buscando venganza. En los 37 muertos perdí la cuenta y no creo que superáramos la media hora. Tiene un buen reparto con Keanu Reeves (Matrix) a la cabeza, bien acompañado de Michael Nyqvist (Los hombres que no amaban a las mujeres), Willem Dafoe (Spiderman), Adrianne Palicki (Agentes de Shield) o Ian McShane (Deadwood) entre otros. Espectacular, trepidante y bien rodada. Merece mucho la pena.

 

 



La carretera

Viggo Mortensen está estupendo en esta historia postapocalíptica de un padre y su hijo avanzando por la carretera del título. Con una magnífica ambientación deprimente del fin del mundo muestra cómo el padre se va volviendo capaz de cualquier cosa con tal de proteger a su hijo y como el hijo sirve de freno al padre. Está bastante bien, con una magnífica fotografía del español Javier Aguirresarobe.

Bueno, 10 películas y la mayoría me han gustado. Decepción con Zack Snyder y más aún con Christopher Nolan, del que esperaba mucho más, al igual que con los Cohen.

Saludos fremen.

Punk Rock Jesus

Hacía tiempo que no leía algo tan bueno.

Sean Murphy, el autor, es más conocido por su dibujo, un tanto sucio pero con mucha fuerza con el uso de los negros, un poco en el estilo de Mark Texeira o Simon Bisley cuando dibuja, no cuando pinta. Un buen dibujante pero que ocultaba no sé si a un gran guionista o a una gran historia. Habrá que seguirlo para ver si es flor de un día, pero Punk Rock Jesus es asombroso de principio a fin.

Aviso, la reseña está totalmente libre de spoilers.

Para empezar el planteamiento es brillante y extremadamente original, consiguiendo conectar la segunda venida de Cristo, los mass media, la Oveja Dolly, los fanáticos religiosos, la cambio climático, el IRA, Stiff Little Fingers o The Clash.

 


La segunda venida no parece que vaya a ser tranquila

¿Quieres ver al Castigador y a un Jesucristo Ateo contra los Cristianos, los Judíos y los Musulmanes?

¿Quieres confirmar que el diablo existe y que es un productor de telivisión?

¿Quieres ver cómo una religión que predica el amor y poner la otra mejilla utiliza lanzacohetes?

¿Quieres ver cómo el mundo se muere pero se mira a la tele para no perderse un reality?

Todo eso está, pero también están personajes perfectamente dibujados, con sentimientos y aspiraciones a los que las circunstancias les llevan a situaciones que los transforman.

Todo esto no es un batiburrillo, no es un montón de ideas mejores o peores, más o menos impactantes, están hábilmente engarzadas, es un reloj perfectamente engrasado que, sin embargo es tan iconoclasta y libertario como su nombre dice. Es un cómic que primero sorprende por lo original, luego impacta por el planteamiento, te engancha porque no se agota en la premisa inicial sino que lleva el desarrollo hasta sus últimas consecuencias, disfrutas de la fuerza de sus dibujos, de la personalidad de sus personajes y de la potente sátira que rezuma cada una de sus páginas y cuando lo terminas tienes una buena cantidad de cosas en que pensar, aporta muchas ideas, muchas reflexiones, muchas acciones que puedes estar de acuerdo o no.

 


Sin barba ni túnica no se ve igual que en los cuadros

Es un grandísimo cómic, lectura imprescindible para cualquiera que le gusten las buenas historias, las que, como dice en la entrada del blog, las que te hacen ver más allá, soñar, reírte, pensar… y lo cumple todo. Haceros un favor y no os lo perdáis. Sé que podría haber contado un poco más, haber contado incluso la sinopsis, pero es que es una pena no descubrirla al leerlo. Para una premisa que hay original, no podía ponerla porque, sinceramente, os merecéis disfrutar el cómic como yo lo descubrí, sin saber nada de él.

El cómic cuesta 16,95 € y lo edita ECC en España. Vale cada céntimo.

Saludos fremen.

Deben creer que somos idiotas

La industria del videojuego va bien en España. AEVI ha sacado sus datos y se han vendido 1.083 millones de Euros en juegos en España. La SGAE sacó sus datos del año anterior (supongo que con media cúpula imputada este año no han podido sacar el informe) y la industria del cine y vídeo ha recaudado 520 millones en cines y unos paupérrimos 65,3 millones en vídeo.

Son unos resultados estupendos y que me congratulan pues los videojuegos me gustan desde siempre y que vaya bien la industria significa que gastarán más dinero para más juegos y no solo harán remasters y clones de juegos que han tenido éxito para no arriesgar más que lo estrictamente necesario.O no, porque si les funciona ¿Para qué van a invertir en IPs nuevas, en desarrollos distintos?

Prefiero pensar que sí, porque si llegan primero a dónde no ha estado antes los beneficios serán inmensos. Que se lo cuenten a Nintendo con su Wii. Para cuando las demás llegaron había vendido cerca de cien millones de consolas.

Así que todo muy bonito ¿verdad?

Pues no.

 

Resumen de la industria en 2015

 

El estado de los videojuegos en España para los jugadores sigue siendo el del hermano pobre gracias al espectacular morro que le echan las productoras, al lavado de manos de las distribuidoras, la servil aquiescencia de los medios de información y el borreguismo y snobismo de muchos de los jugadores.

Soy jugador desde hace una pila de años, comencé con el MSX de Sony, he pasado por casi todas las consolas y generaciones de PC y he visto cómo llegaban muchos juegos sin localizar. ¿A qué es debido esto? En buena medida a que los videojuegos eran un pasatiempo de nicho. "Las maquinitas" o "los matamarcianos" no se los tomaban en serio nadie y se traían los juegos tal cual, allá te las apañaras.

Con el cine desde el principio, desde que hubo cine hablado en la década de los 30,  las películas se doblaban al castellano con esos infames doblajes que lucen hoy en día los clásicos, culpa de la tecnología de doblaje que no de la calidad de los dobladores, pero eso es otro tema. Lo importante es que las películas salían perfectamente localizadas al castellano incluyendo en muchos casos los carteles que pudiera haber en la película.

Los videojuegos llegaron a España para quedarse y ha habido una mejora constante de sus ventas así como una cierta mejora en la apreciación de los mismos.

Pero solo es relativa la mejora. Parece que, treinta años después, empiezan a darse cuenta que la industria lúdica que más factura debería ser tenida en cuenta, pero aún son mínimas voces las que reclaman mayor aportación del gobierno, el cual continúa con su inacción característica dejando muy claro que si la industria española quiere dedicarse a los videojuegos no será por "culpa" de ellos.

Año 2016, mes Junio. Según el cuadro de lanzamientos de Meristation, entre todas las plataformas van a salir 62 juegos a lo largo del mes. Pues bien, de esos 62 juegos que salen únicamente 33 juegos están traducidos al español, que no doblados, y los 29 restantes tienen distintos idiomas pero no el español.


 Uno de los dos únicos juegos que salen doblados este mes.

 

Por no mencionar que de esos 62 juegos únicamente dos están doblados. Es decir, que si se tratara de películas, en España solo hubieran puesto a la venta Lego El despertar de la fuerza y Mirror’s Edge Catalyst.

¿Las razones? Bueno, lo que dicen que son razones es que las localizaciones son caras y que hay mucha piratería.

A ver, que tiene un coste traducir y doblar un juego está claro, pero con estos resultados echarle las culpas a la piratería es una vergüenza.

Para empezar, las consolas de la actual generación no son pirateables. Al menos la PS4 y la XBOX One siguen sin ser pirateables, en cuanto al PC la situación ha cambiado enormemente.

Con las tiendas online como Steam, GOG u Origin y sus rebajas aparte de los servicios que prestan piratear no es muy interesante. Incluso aquellos que quieren tener el juego el día que salió pero no al precio de salida, tienen las tiendas de claves.

El caso es que la piratería se ha reducido mucho en general por todas estas razones. Hay siempre gente que buscar cualquier excusa para piratear, pero a la mayoría lo que no nos gusta es que nos tomen el pelo y si sacas los juegos a precios razonables y encima te dan ventajas respecto a tener el juego pirateado, como que esté siempre actualizado, que guarde tus partidas en la nube, que lo puedas compartir con los colegas, que siempre lo tengas accesible vayas donde vayas, pues la mayoría de la gente se quedará con esta opción, quitándose además el cargo de conciencia de saber que está robando, aunque todos lo hayamos hecho y todos nos hayamos autojustificado en algún momento pero sin dejar de saber que no estaba bien.

La prueba de esto es el crecimiento de un 8,7 % y la facturación de 1.083 millones de €.


 Hay casos en que tiempos pasados sí fueron mejores.

 

Es decir, crece la industria, aumenta la facturación que ya era inmensa y, sin embargo ¿acaso mejoran los juegos que se nos venden? Para nada, estamos tan mal como hace décadas cuando esto era un nicho en que cuatro jugábamos con el PC. Y hablo solo de la traducción, para otras entradas trataremos las otras formas en que nos toman por idiotas, pero esas es a los jugadores en general Esta forma de tomarnos por idiotas es a los hispanohablantes. Un ejemplo tonto. Como algunos sabréis, el primer juego que compré para el PC fue el King’s Quest V. Eso fue en 1990 y el juego llevaba una espectacular caja con ribetes dorados, manual a todo color en castellano una colección de diskettes con el juego traducido al castellano. En 2015 sale el nuevo juego de King’s Quest en formato digital, por capítulos, sin manual y en inglés. ¿Nos toman el pelo o no?

Las ventas no daban para doblar GTA V. Pobrecitos… hijos de puta.

 

Aún hay quien aducirá que el 5% de las compañías facturan el 50% de todo lo que se vende en España. Admitiendo que eso sea cierto, no es excusa. Para empezar, que los del 50% no doblen juegos como Quantum Break, los GTA y demás con lo que venden es directamente una falta de respeto. Pero es que el 95% de la industria que se tiene que conformar con "solo" una facturación de unos 543 millones de Euros, es decir, casi lo mismo que todo lo que recauda la industria del cine y vídeo y todas, repito, todas sus películas están dobladas. Entonces, si van a ganar 543 millones de € ¿no se pueden permitir una traducción, no ya un doblaje cuando la industria del cine directamente dobla por la misma facturación?


 Sacan buenos juegos, pero esto está mal

 

Porque en la anterior Madrid Games Week estuve hablando con distintas empresas y la gente de Badland Games, por ejemplo, se excusaban en que las traducciones la hacía el fabricante de juego, que ellos no. ¿Porqué? Muy caro, los costes, etcétera. Pues otros como Meridiem bien que se lo curran, sacan en breve el Syberia III y sale en castellano mientras que Badland Games tiene los increíbles huevos de sacar en España Steins, Gate 0, una visual novel, es decir, poco más que un libro con ilustraciones, y la sacan en inglés.

Pero, aunque me dé mucha rabia que las distribuidoras se laven así las manos, pues tenemos los ejemplos de buen hacer de FX  que sí se encargaba de todo, no es justo cargarlo con una empresa todavía pequeña porque sus recursos son muy escasos y su parte de culpa es mucho más pequeña que la de Sony, por ejemplo. Sony es la reina, sus ventas en España son estratosféricas. Según el informe de AEVI de los 20 juegos  más vendidos en 2015, 18 son de plataformas Sony.


 Sega y Sony, pasando de los españoles desde hace muucho

 

El mes pasado salió el remaster (sí, otro) de Valkyria Chronicles de la mano de Sega y  Sony para PS4 y, aunque la compañía esté en el 5% que factura 542 millones de € ni tan siquiera le pusieron unos miserables subtitulos.

Es una absoluta falta de respeto. Con las capacidades de las comunicaciones y de los blurays los juegos pueden llevar varios idiomas para poder jugar en el que se quiera. Pues a los españoles en particular y a los hispanohablantes en general que nos den. Si ganan más de mil millones doblando un 3% de los juegos y dejando sin traducir la mitad de los juegos ¿Porqué van a hacerlo?

Sobre todo porque en Internet te encuentras con el imperio de la estupidez que es Twitter, sí, pero también te encuentras con que hay gente que es capaz, de forma altruista y sin beneficio alguno ni necesidad de ello, hacen la traducción de un juego que les ha gustado mucho para que más gente pueda disfrutarlo. Eso son ventas gratis para la empresa que no ha pagado la traducción.

Memoria, tres años después Daedalic sigue sin incorporar la traducción al español que tienen.

 

Luego hay ejemplos de estupidez sumaria como Daedalic Studios , autores de algunas de las mejores aventuras gráficas como la saga de Deponia, que realizó una de ellas Memoria y por supuesto no la tradujeron. Un aficionado que ya había realizado una traducción ejemplar de la primera parte se ofreció a traducir la segunda, los de Daedalic le dijeron que adelante, la tradujo y el estudio no la ha incorporado ¿Porqué? supongo que por absoluto desinterés y así, tres años después hay juego, hay traducción. pero esta no es publicada.

Y luego está nuestro gobierno. Con las siglas que se quieran. Nuestros gobiernos se han preocupado de fomentar la difusión del castellano con medidas tan populares e interesantes como los institutos cervantes. Hay 90 en el mundo por lo que su alcance es sumamente limitado. Un juego vende millones de copias y alrededor del mundo ¿No interesa que los juegos incluyan el español entre sus opciones? pues nuestros políticos siguen viendo los juegos con la misma mirada que en 1990.

Y es que hay que ser muy idiotas por parte de todo el mundo. Somos 470 millones de hispanohablantes en el mundo. 21 millones lo tienen como lengua extranjera en sus estudios. Es un mercado enormemente grande. Pues los juegos salen antes en alemán, en ruso, en francés. ¿Qué les pasa, que 470 millones de posibles compradores no les parece un mercado interesante?

Luego tenemos a los jugadores.

Desde el genio que dice "estudia inglés, el inglés es muy útil" ¿Qué tendrá que ver? Es decir, para qué vamos a hablar en español si ya existe el inglés. No solo es una cuestión de idioma, también es una cuestión de respeto por el cliente. Lo que muestran es un absoluto desprecio por el cliente y el idioma y otra forma de mostrarnos que los clientes somos únicamente tarjetas visa.

Tenemos al pobre tonto que sale con lo de "yo prefiero jugar en versión original". Es para decirle, vale ¿y qué? ¿O es que van a borrar la pista en inglés para meter la pista en castellano? ¿No será mejor que puedas elegir cómo quieres jugar?

Además, te cobran el mismo precio lo traduzcan o no.

La situación en definitiva es tan vergonzosa como hace décadas y sin las razones de hace décadas y no tiene visos de cambiar. La excusa acuñada durante décadas de que es caro, la tocinez de mucho jugador que lo acepta y no protesta, la avaricia de las empresas que hacen que, aunque seamos el tercer país europeo en compra de videojuegos no se vean obligados a traducir o doblar en la mayoría de los casos porque van a vender igual y la ceguera eterna de nuestros dirigentes políticos a los que esto les da igual aunque sea una empresa que factura tanto, nos tiene en esta situación en la que los que perdemos somos nosotros, los jugadores a los que nos dan por los dos carrillos y seguimos soltando resignados nuestro dinero. Deben creer que somos idiotas, pero dudo mucho que con semejantes resultados económicos haya alguien que aún les crea.

Saludos fremen.

Cine en píldoras

Mayo ha sido un mes entretenido y variado en cine. Boxeo, comedia, musical, ciencia ficción y superhéroes. Variadito, pero no todo igual de bueno.

Terminator Genesis.

Para empezar la trama juega con los viajes en el tiempo hasta dejarlo todo completamente liado en lo que parece un intento de reseteo vía viaje en el tiempo al estilo de Star Trek pero por desgracia no con la habilidad y virtuosismo de J.J. Abrams. Queda un lío bastante intragable aunque hay cosas buenas. los efectos son impactantes pues se aplican en parte a recrear al T800 de las primeras y el resultado es fabuloso. Vale que al no ser muy expresivo Schwarzenegger debería ser más fácil, pero da el pego perfectamente. Emilia Clarke como Sarah Connor hace añorar a Linda Hamilton.

Absolutamente todo

Simon Pegg, Kate Beckinsale, los Monty Python y Robin Williams dirigidos por Terry Jones ¿Qué podría salir mal?

Nada, es una película muy divertida, gamberra, muy entretenida y que explica cómo se tendría que haber hecho Como Dios en lugar de la aburridísima y previsible película que les quedó.unos extraterrestres superpoderosos pasan cerca de la tierra y se preguntan si deberían admitirla en su club de sociedades altamente evolucionadas o si realmente deberían destruirla . Para tomar la decisión deciden dar a un tipo cualquiera poderes para hacer lo que quiera y según se comporte tomarán una decisión u otra.Recomendable, es muy divertida.

Una cara con Ángel

CLásico musical dirigido por el talentoso Stanley Donen (Cantando bajo la lluvia) y con Audrey Hepburn y Fred Astaire. Cuenta la historia de una dependienta de una librería que es descubierta por una revista de moda y la eligen como la mujer que representa a la mujer americana para su colección de moda, frente a su reticencia, hasta que se entera que podrá ir a París y conocer a uno de los filósofos más importante del Siglo. La película es una comedia amble, demasiado amable, sobre el mundo de la moda y los filósofos que en realidad solo se hacen los interesantes para poder ligar. Los números musicales son lo mejor, con música de George Gershwin (Rhapsody in blue), pero aún así la película es blandita y un tanto bobalicona, predecible hasta la náusea y moñas como pocas. Mira que el director y los actores son excelentes pero les ha quedado una bobada indigna de perder el tiempo. Audrey Hepburn, como siempre, ilumina la pantalla, pero poco más positivo se puede decir de la película.

Creed

Magnífica película, revisitación del mito de Rocky a través de los ojos del hijo bastardo de Apollo Creed, que quiere llegar a ser un boxeador pero sin la ayuda de Rocky no podrá. Es magnífica visualmente, magnífica en sus interpretaciones, incluido Stallone, y espectacular en el rodaje de los combates. EL paralelismo entre el combate de Rocky Balboa fuera del ring y de Adonis Creed (Michael B. Jordan, Cuatro Fantásticos) en el Ring está muy bien llevado. La película conserva en cierta manera la ingenuidad de la primera pero sin colgarse de ella para conseguir la complicidad a través de la nostalgia. Sería una magnífica película aunque no existieran las anteriores Rocky y contaran la historia de un viejo campeón y el hijo de su rival. De lo mejor que he visto este mes, sin duda.

Deadpool

Estamos ante la típica historia de venganza vista un millón de veces de hombre que persigue a quien le destrozó la vida. Es decir, la historia para Oscar no es pero lo que sí es fantástico es como está contada. Para empezar Deadpool es la versión sin escrúpulos y para mayores de Spiderman. Bocazas, divertido pero con chistes y bromas subidas de tono y cero problema en matar a quien se tercie entre bromas. Además, han mantenido varios de los clichés del cómic como su rotura de la cuarta pared. Deadpool (Ryan Reinolds, Green Lantern) es lo mejor de la película, pero no se queda lejos su "interés romántico" Vanessa (Morena Baccarin, Firefly) que es más sexy, divertida e interesante que cualquier otro interés romántico de las pelis de super héroes y está bastante loca.

Las secuencias de acción están bastante bien hechas y son bastante espectaculares, aunque sin llegar a los niveles de Los Vengadores o Capitán América. De cualquier modo son muy disfrutables. No me gustó nada el Coloso que han puesto. En lugar de haberlo interpretado Daniel Cudmore como en todas los de los X-Men han decidido generarlo por ordenador y está claro que el presupuesto no ha dado mucho de sí porque canta bastante. Es un error tonto. Primero porque dudo mucho que el actor cobre demasiado y dado su papel testimonial en las de X-Men probablemente estuviera ma´s que contento de hacerlo y después Coloso es un muchachote ruso de dos metros que se convierte en acero orgánico. No cambia más que su aspecto externo pero ni crece más ni nada así que la soplapollez de generarlo via CGI les ha salido rana. Más aún en una película de superhéroes de presupuesto tan contenido como esta, que son 58 Millones de dólares (X-Men Días del futuro pasado costó 200 millones, Capitán América Civil War 250 millones). Aún así, en general están muy bien empleados y no se le nota el presupuesto ajustado. El malo, Ajax (Ed Skrein, Transporter Legacy) es un malo del montón que no consigue atraer interés alguno y eso que tiene un buen papel para lograrlo pero deja bastante indiferente, que, por ejemplo es mejor que el Lex Luthor de Jesse Eisenberg. Aunque casi cualquier villano es mejor, claro.

En definitiva es una película divertidísima, con magníficas escenas de acción, con una historia estándar pero que no se nota por lo bien contada que está y un malo de carisma cero que te da totalmente igual.

Transformers. El lado oscuro de la luna.

Otra historia de transformers que en esencia vuelve a contar el enfrentamiento entre Autobots y Decepticons. A ver, es la tercera vez así que muy engañado no estaba en cuanto a lo que iba a ver y realmente hay peores películas. Dicho esto, son cerca de dos horas y medias para contar que los Decepticons quieren conquistar el mundo y casi lo consiguen. En lo positivo los efectos están muy bien y tiene mucha acción muy espectacular. Para verla en la pantalla grande con el proyector eso es bueno pero lo malo es que el Optimus Prime tiene una papel muy reducido. En cambio Shia Lebouf está hasta en la sopa e insufriblemente cargante. Su duración es desmesurada y no cuenta nada nuevo. Meten dos Autobots pequeños como alivio cómic pero solo son dos personajes estúpidos y metidos de clavo. En cuanto a la sustituta de Megan Fox, Rose Huntington lo hace igual de bien que la anterior, es decir, decora un montón pero es menos cargante que el protagonista. Afortunadamente para ella tuvo más posibilidades de demostrar que es actriz y no un florero en Mad Max. Solo recomendable para fans muy fans de los Transformers o de los Mechas en general.

Me siento rejuvenecer

El segundo clásico que he visto este mes, pero con mucha más fortuna. Howard Hawks es uno de mis directores favoritos. Era muy versátil. Tiene grandes westerns, grandes películas de cine negro, de aventuras, y también era una gran director de comedias. Buena prueba de ello son Luna Nueva, La fiera de mi niña, Los caballeros las prefieren rubias, La novia era él o Bola de fuego, por ejemplo. Me siento rejuvenecer es una divertida comedia en torno a un químico, Cary Grant, que trabaja en una empresa buscando una fórmula para curar los achaque y las enfermedades. La investigación tendrá éxito pero de forma bastante sorprendente gracias a una chimpancé y con unos resultados inesperados que involucrarán a su mujer, Ginger Rogers, a la secretaria de su jefe, en uno de los primeros papeles de Marilyn Monroe, y al mismo jefe, Charles Coburn. La película además cuenta con unos guionistas a la altura, colaboradores habituales de Billy Wilder pero que solo volverían a trabajar juntos muchos años después en "En bandeja de plata", como son Ben Hecht e I.A.L. Diamond. Uno de los mejores directores de la historia del cine, dos de los mejores guionistas y unos extraordinarios actores solo podían dar una gran y muy divertida película. Lo único, acusa el paso del tiempo en algunos momentos porque, por ejemplo, al representar a la juventud salvaje de 1952 nos pilla a los humanos de 2016 sin contexto para saber si realmente actuaban así, si era muy transgresor o no. Detalles, no obstante, que no impiden disfrutar de una comedia divertida e inteligente.

Viaje a Agartha

Makoto Shinkai es un director de animación japonés que he descubierto recientemente. Vi su primer trabajo que le proporcionó reconocimiento, Voces de una estrella lejana y me gustó bastante. Viaje a Agartha no tiene mucho que ver. La historia de una muchacha que se hace amiga de un extraño chico y termina yendo con su profesor al reino escondido de Agartha es un viaje de aventuras con una organización militar interesada en encontrar el reino y un viaje de aprendizaje interior para la joven Asuna y para su profesor, Morisaki, que como Orfeo, quiere llegar a Agartha para resucitar a su mujer.

La película es preciosa, con momentos muy barrocos y llenos de detalle y otros que recuerdan poderosamente a la Princesa Mononoke. La animación es tradicional, aunque lo más probable es que sea una hibridación de técnicas tradicionales realizados por ordenador, pero el resultado es magnífico.

Fantástica e interesante, una muy buena película.

Ocho películas y de ellas apenas tres me han parecido dignas de un suspenso. Tanto Transformers, Terminator Genesis o Una cara con ángel no merecen demasiado la pena, la verdad. Pero las restantes son buenas o muy buenas. No es mal resultado, aver si el mes que viene tenemos suerte y conseguimos mejorarlo. Aunque la primera que estoy pensando ver es G.I. Joe Venganza, así que va a ser difícil.

Saludos fremen.

Serie Scott Manson Philip Kerr

Philip Kerr es un autor realmente interesante.

Un escritor de novela negra con un talento enorme y capaz de meterse en temas muy espinosos y salir airoso. La trilogía Berlin Noir es buena prueba de ello. El protagonista es Bernie Gunther, un policía alemán, con la característica de que la historia en pleno Tercer Reich y la Kripo, la policía a la que pertenece, trabaja para la Gestapo. ¿Como una persona decente se enfrenta a esa situación? Podían haber salido mal muchas cosas pero no fue el caso y la trilogía son algunas de las mejores novelas de género negro que haya leído.

Con la serie de Scott Manson Philip Kerr vuelve a afrontar grandes riesgos con el tema elegido. Escribir sobre fútbol ni da prestigio ni siquiera quien escribe sobre fútbol es tomado en serio. Sin embargo, es un tema poliédrico, tiene tal cantidad de facetas desde las que se puede hablar que en manos de un buen escritor puede dar juego para una enorme cantidad de tramas y enfoques totalmente distintos. Philip Kerr en estas dos novelas toca muchos de estos temas pero engarzados en la trama y no como una disertación sobre fútbol.

El protagonista es Scott Manson, un ex-jugador del Arsenal que actualmente está como segundo entrenador del London City, equipo comprado por un ucraniano realmente rico y que cuenta con un entrenador portugués, Joao Zarco.

En el primer libro, Mercado de Invierno, lástima que el juego de palabras se pierda en la traducción, el entrenador portugués , polémico y brillante, aparece asesinado y Scott Manson es ascendido a primer entrenador, recibiendo el encargo del dueño de intentar averiguar todo lo posible respecto al asesinato y sus circunstancias a fin de proteger al club.

Scott Manson está de acuerdo entre otras cosas por un odio visceral a la policía desde que se pasó 18 meses en la cárcel por violación, una violación que no había cometido.

El libro tiene muchas cosas buenas y algún pequeño problema. Empiezo por el problema, un entrenador detective es complicado de aceptar. El ficticio London City es un remedo de un club grande de la Premier League, similar al Chelsea o al Manchester City y, como dice uno de los personajes, cuesta imaginarse a Alex Fergusson haciendo de detective. A él y a cualquier entrenador de un equipo grande. Parece que el trabajo del día a día más la fama de la persona serían un serio handicap. Sin embargo, aunque no del todo, está bastante bien resuelto. Si aceptas la premisa, esa fama ayuda en distintos momentos para poder llevar a cabo la investigación. Al fin y al cabo está todo muy relacionado con el mundo del fútbol y el protagonista se mueve con comodidad pues conoce a los personajes que rodean la vida de la víctima, algunas de sus debilidades y tienen mayor facilidad para saber con quién hablar y que le cuenten cosas que, no es que no se lo cuenten a la policía, sino que ésta ni siquiera sabe aún que tendrían que hablar con ellos.

La novela mezcla maravillosamente bien los entresijos de un club, lo sucio del fútbol, las mordidas, los juguetes rotos, incluso la homosexualidad en un vestuario, con la grandeza, la épica, los sentimientos que despierta la pasión por el fútbol mezclado con hechos y datos reales y otros reconocibles aunque se hayan ficcionado y con la investigación del crimen.

Es una primera novela que me gustó mucho y me hizo comprar la segunda en cuanto salió.

La mano de Dios continua unos meses después de la anterior novela. El London City se ha clasificado para la Champions en cuarta posición y tiene que jugar la ronda previa de la liga de campeones. Para ello viajan a Atenas donde jugarán contra el Olimpiakos. En medio del partido su estrella cae fulminada y muere. Seguramente muerte súbita pero a partir de aquí se acumulan los desastres. Para empezar, las huelgas en Grecia, entre otros de los médicos, no permiten que se pueda practicar la autopsia, además hay una mujer que ha sido grabada visitando al jugador la noche anterior y que aparece ahogada en el puerto del Pireo con una enorme piedra atada a los pies. En función de eso, y como todo el equipo estaba concentrado en el hotel donde se ha visto por última vez a la chica, les niegan la salida del país hasta que se resuelva la inocencia de los jugadores. La lentitud de las investigaciones provocadas por las circunstancias del país llevará a que el entrenador intente acelerarlo todo investigando por su cuenta.

Nuevamente cuesta un poco creerse lo del entrenador investigador pero lo que más me ha molestado con diferencia es la imagen que se traslada de Grecia y los griegos. Hay unos enormes prejuicios en el libro tachando a los griegos en general de vagos, de aprovechados, de haber vivido por encima de sus posibilidades y similares. Una altanería y prepotencia por parte de los personajes ingleses que resulta bastante repugnante por lo maniqueista de su visión, por centrarse en las víctimas y encima tacharlos de que se lo han buscado y no en sus dirigentes, que alguna mención debe haber, pero es mínima.

Dicho esto, está muy bien esa visión bastante realista de cómo pueden ver unos futbolistas millonarios y bastante ignorantes a un país como Grecia, su ignorancia y cortedad de miras y también como la visión de Scott Manson va evolucionando y, además, de forma realista, no pasan de inútiles a santos, pero sí pasa a comprender y empatizar con la situación y con los griegos.

En cuanto a la trama está muy bien, trata el tema de los agentes de jugadores africanos, de las apuestas, de las prostitutas de alto standing, y del asesinato con una resolución aún más brillante que en el primer libro, aunque globalmente el primero me parezca ligeramente mejor.

De cualquier forma son dos novelas que, si te gusta el fútbol y la novela negra son más que recomendables. Si no te gusta el fútbol aún así disfrutarás con la trama. Y si no te gusta la novela negra aún asi es disfrutable la part del equipo, los partidos y todo el ambiente, el contexto y los personajes que lo habitan.

Una serie muy interesante. No es mejor que Berlin Noir, aunque, claro, pocas cosas son mejores que Berlin Noir, pero no deja de ser una lectura muy interesante y que se devora más que se lee.

Saludos fremen.

Las nuevas series: Outcast

Se acaba de estrenar la nueva serie basada en el cómic de Robert Krikman The Outcast. Con bastante expectación dado el espectacular éxito de su anterior serie, The Walking Dead, que ya tiene un spin off (Fear the walking Dead) y tiene récords de audiencia y de descargas.

Conforme se acerca el verano llegan los estrenos a las pantallas- Desde el éxito que fue "La cúpula" hace tres años las cadenas de televisión se han dado cuenta de que hay muchos espectadores dispuestos a seguir una serie en verano y, desde entonces, se han realizado series de mucha calidad junto a las de relleno tradicionales de estas fechas.

Outcast es una de esas series que llega para la temporada veraniega y es cualquier cosa menos una serie de relleno.

Uno de los géneros que más éxito tiene durante estas fechas de calor y sol radiante es sorprendentemente el de terror. Penny Dreadful y The Strain son dos estupendos ejemplos de producciones de gran calidad y que se han estrenado en verano, como en realidad, era también La Cúpula.

Con un inicio impactante, Outcast nos presenta un tipo realmente hecho polvo, encerrado en su casa, sin ganas de hacer nada, la casa un pocilga. Vive solo en su casa de Roma, pero no la de Italia sino que esta pequeña ciudad está en Virginia Occidental. En la ciudad hay un niño que parece poseído o que ha tomado demasiado chocolate, cada uno tiene su teoría y el protagonista, nuestro hecho polvo héroe Kyle Barnes (Patrick Fugit, Gone Girl), después de que hermana Megan (Wrenn Schmidt, Person of Interest) lo saque de casa, se entera de ese niño, lo que puede tener relación o no con su pasado y las razones por la que la gente le mira raro, murmura y el se culpa de lo que hizo.

El capítulo piloto está magistralmente bien contado. Se va revelando información progresivamente sobre el protagonista mientras este va saliendo de su aislamiento motivado por la culpa y la necesidad de respuestas hacia ese niño que está tratando el Reverendo Anderson (Philip Glenister, el gran Gene Hunt de Life on Mars). Las conexiones se van revelando de forma natural en conversaciones t en otras ocasiones con breves flashback que la principio no tienen mucho sentido pero que lo van adquiriendo hasta mostrar una imagen completa de la historia que es bastante jodida, la verdad.

Los actores, semi desconocidos, hacen una buena composición y están creíbles en sus papeles. La historia es muy buena porque, contando lo que se ha contado tantas veces y que desde el Exorcista no se ha mejorado, consiguen hacer un capítulo de un interés y una calidad muy altas contando de manera precisa la historia, reservando la información hasta el mejor momento para mantener en durante todo el capítulo el interés.

La produce el propio creador del cómic, Robert Kirkman.


 Página de Outcast#1 de Paul Azaceta

En definitiva un buen capítulo piloto de una prometedora serie de terror. Ahora bien, ¿Qué tal es como adaptación del cómic? Pues no se puede decir otra cosa que magnífica. Sigue con fidelidad el cómic cambiando algunos detalles que posiblemente se cuenten posteriormente.  Incluso diría que el capítulo supera al cómic y eso que el dibujante del mismo, Paul Azaceta, es muy bueno con un estilo noir muy en la línea de gente como Eduardo Risso,  Sean Philips o Michael lark, entre otros, que se adapta genial a la historia tipo "Vertigo" que cuenta, pero que aún mejor está contado en la serie.

De cualquier manera, tanto el cómic como el piloto de la serie son muy recomendables. Ahora, a esperar los siguientes capítulos y ver qué tal evoluciona la serie.

Saludos fremen.