Las nuevas series: MacGyver

En el año 1992 se emitió el último capítulo de MacGyver con Richard Dean Anderson colgando su chupa de aviador.

24 años después, un nuevo MacGyver veinteañero (Lucas Till, Caos en X-Men Apocalipsis) viene a resucitar el espíritu del original.

¿Lo habrán conseguido? Más quisieran.

Visto el capítulo piloto no se puede por menos que exclamar ¡¿¡Por qué!?!

La serie original de MacGyver no me parecía ninguna maravilla. Sigo recordando con profunda vergüenza ajena el capítulo en que los independentistas vascos, oriundos todos de centro américa porque los vascos nacemos dónde queremos, capturaban a una científica nuclear americana y la raptaban a su campamento en medio de la selva… que como no fuera la de Irati no sé de donde se sacaron la selva (ya sé que está en Navarra, pero es la más cercana ¿no?) .

Pues con sus torpezas y ridiculeces era bastante mejor que este bodrio tópico ad nauseam.

Lo peor es que no es MacGyver, lo peor es que el piloto está mil veces visto incluidos los giros "originales" del final.

MacGyver es un genio y en su equipo tiene a Jack Dalton (George Eads, CSI) , al que presentan como un auténtico tipo duro que siempre le cubre las espaldas (aunque en el episodio se ve que es más tonto que el culo de un vaso y que lo deben tener en el equipo por pena porque llega siempre tarde para ayudar) y a Nikki (Tracy Spiridiakos, Revolution) una hacker espectacular e inigualable. Desgraciadamente en medio de la misión de recuperar un virus peligrosísimo escondido en una embajada a la que se cuelan en medio de una fiesta (sí, yo tampoco lo había visto nunca), el malo interpretado por Vinnie Jones (Mean Machine, Snatch) atrapa a Nikki y amenaza con matarla si no le da el virus supermortal y prehistórico que lleva.

Si hasta aquí era tópico, el resto es previsible fotograma a fotograma, nueva hacker que sacan de la cárcel (Tristin Mays, Crónicas Vampíricas), aún más espectacular e inigualable que la anterior, localizan la operación en tiempo récord y ¡oh! sorpresa, no era lo que parecía, aunque sí lo que todos sospechábamos desde el principio.

Tiene bonitos detalles que no ayudan precisamente a apreciar el episodio. En un momento dado graban la conversación de Vinnie Jones con el fin de utilizar todos sus vocablos y poder engañar a la cómplice como si de él se tratara cuando le llaman por teléfono. Muy bonito pero parece que los guionistas no han oído un audio-libro en su vida. El resultado en la vida real serían frases con distintos tonos en cada palabra usada o si iguala el sonido frases completamente monocordes. Menos mal que la inteligentísima cómplice se ha vuelto idiota mientras transcurría el episodio y se lo cree sin mayor problema.

Además, Macgyver parece que es la única serie de este siglo en la que la policía pone esposas en lugar de bridas a los sospechosos. Pero claro, las bridas se cargaban la "impactante" imagen de la mala desapareciendo gracias a una horquilla con la que abre las esposas… y la puerta de un coche de la policía que, aunque no he ido en ninguno, se supone que las puertas de atrás no se abren desde dentro por aquello de ahorrar trabajo a los policías que llevan el coche y que no tengan que bajar a buscar a los malos cada vez que se paren en un semáforo.

Por supuesto, la camiseta a MacGyver le dura puesta los primeros diez minutos. En la serie anterior, en siete temporadas no creo que Macgyver tuviera necesidad de quitársela. Claro que aquí las interpretaciones convierten en obras maestras las de Crónicas Vampíricas. La serie es de la CBS pero si me dicen que es de la CW de hace unos años, cuando lo importante era que todos fueran monísimos y monísimas aunque no hubiera más que historias insulsas rodadas con dos duros, me lo creo. Ver el sufrimiento de MacGyver por la supuesta pérdida de un ser querido daban ganas de llorar porque no era él el fallecido y que el episodio se quedara en un cortometraje.

MacGyver batiendo el récord de Usain Bolt y de un guepardo juntos. MacGyver batiendo el récord de velocidad de Usain Bolt y de un guepardo juntos.

 

Otro momento glorioso es cuando MacGyver entra con su furgoneta reventando la verja de un aeropuerto, llega a la pista se baja y entonces ve que el avión que busca está, como no, despegando. Difícil alcanzar a un avión que está cogiendo velocidad para despegar pero bueno, tiene la furgoneta, puede lanzarse a toda velocidad y… espera, eso no es lo que pasó, es MacGyver así que deja la furgoneta, demasiado lenta, claro,  y sale corriendo detrás del avión recorriendo el kilómetro que los separa y alcanzándolo con tiempo suficiente para agarrarse al compartimiento abierto en, sin duda, un nuevo récord mundial de velocidad que lo pone en la categoría de supervelocistas tipo Flash o Mercurio.

Es increíble que el director de semejante bazofia sea James Wan, director de Insidious o Saw y que el guionista sea Peter M. Lenkiv, guionista de Fahrenheit/Indigo Prophecy, Demolition Man, Soldado Universal o 24 porque el resultado es un churro infecto, un bodrio estúpido que no tiene un solo plano original en todo el metraje. Eso sí, exitazo de audiencia en su estreno, con 10,9 millones de espectadores. En momentos como esos recuerdo el refrán "Un millón de moscas no pueden equivocarse…"

Rcomendable para tu peor enemigo y poco más.

Saludos fremen.