La desesperada política de Nintendo de aparentar éxito…

…fastidia a medio mundo y hace felices a los especuladores.

Desde siempre  la compañía de Kyoto ha buscado ser diferente. Eso es algo digno de elogio, algunos de sus logros han trascendido y otros se han quedado por el camino, pero ha arriesgado y buscado vías alternativas.

En los últimos años sin embargo, ha habido un giro en su política, fruto probablemente del rotundo fracaso que ha supuesto la Wii-U.

 


 Amiibo de Mario, pero hay docenas, algunos tan curiosos como el de Sonic, Pacman, Ryu o Shovel Knight

 

 

Nintendo ha buscado paliar este fracaso tirando de legado y primero fueron los Amiibos, figuritas de sus más emblemáticos personajes que añaden características a los juegos que se conectan.

Fue anunciarlo y ver que acababan de anunciar una máquina de imprimir billetes. Así ha sido, por supuesto y todo el mundo lo tenía claro menos Nintendo ¿o no? El hecho es que los Amiibos durante el primer año estuvieron constantemente agotados, consiguiendo titulares sobre esto mismo. ¿Es lo que buscaba Nintendo o sus asesores de ventas no tienen ni idea?

Supongo que sí, que necesitaban asociar de nuevo la marca Nintendo a la idea de éxito de masas.

Sin embargo el resultado es que esos Amiibos se revendieron a precios estratosféricos al no cubrir la demanda Nintendo.

Consiguieron un montón de fans de Nintendo frustrados, unas ganancias mucho menores por haber sacado una cantidad muy inferior a lo que pedía el mercado, y unos especuladores que ganaron muchísimo con los Amiibos sin que Nintendo de esto viera un euro/dólar/yen.


La "desaparecida" NES Classic Mini

 

 

Uno supondría que habrían aprendido de esto ¿Verdad?

Es el momento de mencionar la Mini NES. Nintendo publica que la va a sacar, una consola pequeñita que reproduce el diseño de la NES original y que cuenta con 30 juegos clásicos incluidos por un módico precio de apenas 69 €.

Las expectativas son máximas desde que se anuncia, los foros bullen de gente diciendo que la quiere, es decir, los indicativos de que iba a ser un exitazo, en plena moda retro, eran sonoros y manifiestos.

Pero Nintendo continúa con su política de titulares exitosos, la misma que con Amiibo, y saca una cantidad ridícula que se agota tan pronto como se pone en preventa y se vuelve a agotar después en la pequeña reposición que realizó Nintendo. Desde entonces, Noviembre,  no se puede encontrar en ninguna tienda online o física. Bueno sí, por más del doble debido a esos especuladores que se hacen de oro con Nintendo. A cambio Nintendo vuelve a tener un montón de seguidores fustrados, vuelve a no ver un euro de esas ventas especulativas y se ha perdido enterita la campaña de Navidad que se hubiera llevado de calle. Todo para conseguir el titular de que la consola es un éxito y se ha agotado.

A la tercera va la vencida ¿verdad? Pues no, Ahora con Nintendo Switch sucede lo mismo. Sale en Marzo y ya hay titulares como Switch se agota en Japón a los 15 minutos de ponerse a la venta. ¿Cuántas unidades han puesto en preventa para que esto pase? Que no es un concierto con aforo limitado, que pueden fabricar las que quieran.

La siguientes preguntas son ¿Cuánto ganarán los especuladores a costa de Nintendo y cuanto dejará esta de ganar por no poner suficientes unidades en el mercado? Porque el hype, la ansiedad por poseer la consola dura hasta que ya está disponible y entonces es cuando se le ven las costuras si las tiene y hay opiniones favorable o desfavorables que hacen meditar la compra. Es entonces cuando se ve la si la batería dura mucho o muy poco, si hay algún problema con el hardware, si los Joycon son cómodos para manos de tamaño medio, si hay mucho lag al solo tener conexión wifi, si salen suficientes juegos y si estos son buenos, por ejemplo. La consola se hace terrenal con sus virtudes y sus defectos y la gente la valora por eso pero las ventas "ciegas", las de los aficionados a los juegos que solo oyen los cantos de sirena que cuentan lo ideal de la consola de los primeros días se pierden, ya son ventas que tienen que ganarse a través de la realidad.

Lo más patético de todo es que, con una política más lógica, estimando bien la demanda, Nintendo hubiera conseguido los mismos titulares que buscaba desesperadamente, pues sus lanzamientos han sido éxitos reales, hubiera tenido a sus clientes felices y hubiera ganado mucho más dinero.

Saludos fremen.