Biblioteca Carl Barks 1942-1943

 photo carl_barks_biblioteca_planeta-deagostini_2008_zpser0rybg0.jpg

 

 

Por el título nadie sospecharía que esta entrada es parte de la Iniciativa de Zona Delta "Square-Enix X Disney" pero sí que lo es porque precisamente trata sobre un personaje icónico fundamental en Kingdom Hearts.

Como decía, uno de los personajes fundamentales de Kingdom Hearts es el Pato Donald y si bien el creador del pato Donald es Walt Disney, el autor que hizo sus más inolvidables aventuras, uno de los grandes genios del noveno arte, es precisamente Carl Barks.

Este autor tiene reconocimiento a nivel mundial con cuidadas reediciones de sus mejores obras que en España no ha obtenido directamente porque era el nombre de Disney el que aparecía en todos los cómics con sus personajes, ocultándose los autores que realmente realizaban el cómic y, al contrario que en USA, UK o Francia, entre otros, no se han reeditado esas aventuras con el autor. Esto, teniendo en cuenta que todos hemos leídos sus historias de pequeños sin saber que era el autor, pues trabajó durante más de veinticinco años consecutivos y pergeñó más de 500 historias hasta que se retiró en 1967.

Sin embargo, la aportación de Barks a la historia de Donald es fundamental. No solo porque creara personajes tan icónicos como el Tío Gilito, Ungenio Tarconi o los Apandadores sino porque sus historias de aventuras son grandiosas, exóticas y muy divertidas.

 

 

 photo 028_zpsyjmi8oqx.jpg

 

 

En 2008 Planeta decidió cambiar esto empezó a publicar la Biblioteca Carl Barks, comenzando por 1942. Ese tomo comenzó una historia corta dedicada a Pluto, otro de los personajes que acompaña a Sora en Kingdom Hearts. Es una historia corta y divertida que ya muestra la asombrosa maestría del dibujante para el movimiento y la expresividad. Sin embargo no era más que un calentamiento.

 

 photo 091_zpszzt4ffex.jpg

 

 

El tomo incluye dos historias largas a cada cuál mejor. La primera rescata el guión de un largometraje de Disney que no se llevó a cabo en buena parte porque el estudio estaba apoyando el esfuerzo bélico de USA en la segunda guerra mundial realizando cortos patrióticos, así que acabó convertido en cómic con algunos cambios. Es una historia estupenda que recuerda muy mucho a "La isla del tesoro" de Robert Louis Stevenson.

 

 photo 209_zpsouelgket.jpg

 

La segunda cuenta una historia de momias y el Egipto de los faraones con una ambientación histórica que en los pinceles del autor muestra algunas preciosas imágenes, aparte de su habilidad como narrador.

Las restantes son historias cortas y divertidas de El Pato Donald y sus tres sobrinos.

Es un cómic muy divertido y ágil de leer, lo que sorprende porque tiene sesenta y siete años de antigüedad y la narrativa en el cómic ha evolucionado mucho. Sin embargo, se puede ver como Carl Barks no solo es un maestro en la narrativa sino un adelantado a su tiempo. Coetáneos de su época como Alex Raymond o Hal Foster tienen dos obras maestras del cómic como Flash Gordon o el Príncipe Valiente, pero para disfrutarlos más allá de la maestría como dibujantes de ambos, hay que verlos con los ojos de la época porque la forma de contar chirría mucho si lo comparamos con lo que estamos acostumbrados en la actualidad.

Esto no sucede con el pato Donald de Carl Barks, su narrativa se mantiene muy actual y el esfuerzo para leer las historias y poder disfrutarlas plenamente es mínimo. Su narrativa se basa en la fluidez de la imagen y en los diálogos, reduciendo los cartuchos con textos al mínimo.

Desgraciadamente, la aventura de Planeta llegó a fin mucho antes de lo deseable, cuatro tomos que llegaron únicamente a cubrir de 1942 a 1947. Una lástima, pero la edición es impecable y recomiendo que si se tiene la oportunidad se consigan porque es un grandísimo cómic que muestra quién es ese personaje gruñón que tanta importancia tiene en la aventura de Sora, Riku y Kairi.

Saludos fremen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *