Stadia, entre el humo y la revolución.

Este martes pasado Google se lanzó de cabeza al mundo de los videojuegos y lo hizo a lo grande, impactando. De hecho puede haber sido un momento histórico, pero eso el tiempo lo dirá.

De lo que no cabe duda es de que ha empezado con fuerza. Google presentó Stadia que es un sistema de streaming que promete una calidad de juegos inalcanzable para las consolas de sobremesa actuales. Prometen una calidad de juegos solo comparable a la de ordenadores de gama alta y coste igual de alto.

Cuánto de verdad hay en esto y qué significa para el sector del videojuego es algo sobre lo que reflexionar

Empecemos por lo que mostraron

La presentación fue eminentemente de características técnicas, no presentando apenas videojuegos.

Esas características técnicas de las que presumieron fueron permitir el juego a 4K nativos, con HDR y 60 fps sin necesidad de adquirir ningún hardware. También presumieron que el juego se podría disfrutar en toda clase de dispositivos como televisores a través de Chromecast, ordenadores por supuesto, tablets y móviles Google Pixel y que la partida se traspasaba de uno a otro dispositivo sin perder nada, ni de juegos ni de calidad.

También prometieron que sería posible estar viendo un vídeo y saltar al juego con un simple clic.

La idea es que se pueda acceder a un juego y jugar en menos de 5 segundos

Además, para los desarrolladores, parece que habrá una enorme cantidad de facilidades e hicieron alguna pequeña demostración como cuando Tequila Networks subió al escenario y mostró como se podía cambiar en una animación el estilo completamente pasando de Van Gogh al puntillismo como base cromática del entorno y de la misma animación.

 

 

Aunque la gran estrella fue un mando que conecta directamente con los servidores de Google. No será necesario porque se podrá utilizar otros dispositivos de control pero tiene ventajas como la conexión directa a los servidores de Google por wifi. Además, las funciones sociales a las que da acceso el mando son notables y es que el dispositivo permite compartir una partida y que quien la vea pueda con un simple clic incorporarse a ella. También tiene un botón para solicitar ayuda a Google assistant a través del micrófono que incorpora el mando.

Además, incluye otra función social como es crowd play. Esto permitiría que cuando estás jugando crees una especie de cola para que la gente se apunte y vaya enfrentándose a ti.

Por cierto, las grabaciones que se compartan también a 4K y 60 fps.

 

 

En cuánto a juegos no hay mucho sí está claro que saldrá Assassins Creed Odyssey porque es con el que se ha estado realizando toda demostración y de hecho es con el juego que se ha realizado la beta.

También Saldrá DOOM Eternal pero no hubo ningún otro anuncio oficial aunque así se presentó el estudio de Google para realizar juegos presidido por la famosa Jade Raymond (Assassin’s Creed). Este estudio hará juegos exclusivos para Stadia.

 

 

Hasta aquí las promesas, pero habrá que ver hasta qué punto son realizables.

Bueno, tengamos en cuenta que no tenemos toda la información porque, lógicamente, se han reservado una buena parte para mantener el interés hasta final de año que es cuando el servicio se pondrá a disposición de todos.

Un apunte, esos todos son Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y Europa occidental. Más adelante llegará a más sitios.

Con la información que tenemos surgen muchas dudas sobre lo necesario para poder jugar a 4k nativo y 60 fps sólo a través de streaming con una calidad superior a lo que se puede jugar ahora con la mejor de las consolas de sobremesa.

Digital Foundry ha estado probando la beta de este servicio y, aclarando e insistiendo que es una beta, determinó que al menos se necesitan 25 megas para jugar a 1080P a 60 fps. No pudieron probar a 4 k, ni siquiera a 60 Fps porque Assassin’s Creed Odyssey,  el juego utilizado para la beta, estaba bloqueada 30 fps, pero sí pudieron realizar pruebas de latencia.

El resultado lo que determinó es que la latencia era equivalente a la de Xbox One en local en el peor de los casos y en la mayoría de las pruebas estaba muy por debajo y esto en la beta, por lo que se espera que en la versión final sea mucho menor.

En cuanto a la calidad de la imagen parece que es tan buena como en local con algún pequeño artefacto o pixelado en los movimientos rápidos.

Así que parece que, a día de hoy, con una buena conexión con fibra se puede jugar correctamente.

Pero el ordenador o el portátil son solo dos los dispositivos prometidos con los que se puede jugar. ¿Qué sucede con Chromecast en un televisor o con las tablets y móviles?

Pues sucede que con estos dispositivos o bien se conectan vía wifi dentro de casa o bien vía 4G en la calle y este es para mi el principal punto de fallo a día de hoy para un servicio por streaming por que la wifi no es estable, funciona por picos y es más que capaz de arruinar cualquier partida, y el 4G hace exactamente lo mismo amén de que el ancho de banda que permite es mucho menor que el que te permite la fibra por lo que parece de cajón que jugar a 4K y 60 fps en dispositivos móviles y Chromecast es una utopía. Que ojalá que no, que ojalá que funcione estupendamente pero no parece posible a día de hoy y parece más probable tener que esperar hasta la llegada del 5G para sacarle todo el partido a este servicio.

Entonces, sí para final de año tenemos algo que estará entre lo que han prometido en la espectacular presentación y lo que cuenta Digital Foundry  de cómo funciona actualmente, ¿realmente estamos ante un nuevo paradigma que lo cambiará todo?

Parece muy osado a día de hoy, pero hay razones para planteárselo:

La primera es que estamos hablando de Google uno de los 3 gigantes del cloud computing y una de las más grandes tecnológicas del mundo con una facturación anual superior a los 125.000 millones de dólares.

Esto se traduce en que tiene el conocimiento tecnológico y la capacidad económica para convertirse en uno de los grandes líderes del negocio de los videojuegos.

No es una nueva Ouya por Kickstarter. No son Madcatz inventando una consola que cambian cada 10 minutos y dicen que iba a ser la más potente del mundo. No son Atari que no es ni la sombra de la sombra de lo que fue hablando de sacar su propia consola.

Son una compañía del tamaño de Microsoft, más grande que Sony. Muchísimo más grande que Nintendo y que han apostado fuerte por entrar en el sector de los videojuegos. desde lo que mejor conocen, la nube con la que nacieron hace 15 años con Gmail.

La segunda está la forma de entrar a través del streaming llevando a unos extremos jamás conocidos que si se cumplen si puede cambiar la forma de jugar y entran desde lo que son líderes mundiales, la nube, en la que de hecho nacieron como compañía hace 15 años con Gmail.

 

 

 

Porque el streaming tiene sus desventajas, hablaré después de ello, pero poder jugar sin necesidad de parches ni descargar nada con una calidad que solo me daría un ordenador de 1.700 € mientras comparto mi partida a 4 k invito a la gente a que juegue conmigo y sin tener que comprar nada de hardware, es realmente revolucionario.

Sin embargo, como me hicieron notar el otro día, lo importante son los juegos y eso es cierto pero han cerrado acuerdos con los principales fabricantes de tecnologías que se utilizan en videojuegos utilizándolas para su plataforma lo que facilita enormemente que los juegos multiplataforma corran en Stadia.

Al hilo de esto, me llama mucho la atención que han dejado completamente fuera de la ecuación cualquier cosa relacionada con Windows Intel o Nvidia.

Así han apostado por AMD y en lugar de utilizar DirectX 12 utilizan la API Vulkan qué tan espectaculares resultados dio en Doom (gráficos impresionantes con requisitos muy modestos) y también Linux.

Una de las dudas que se plantean es si esto podía ser un problema porque había que preparar los juegos para que funcionara en esta  plataforma pero eso es ser muy negativo como muchísimos juegos ya salen salen para Windows y para Linux, no es un algo extraordinario portarlo a Linux. Por tener un dato orientativo, Steam terminó 2018 con cinco mil juegos en Linux.

 

Dicho todo esto, ¿entonces nos encontramos con el final de las consolas tal como las conocemos?

A día de hoy, no.

Ese funcionamiento a 4k y 60 fps por segundo va a necesitar de muchas cosas para que funcione así de bien: una potente conexión, una potente wifi o un potente 4 G, aparte de pantallas que admitan 4k, y esto no está al alcance de muchísima gente, así que va a ser un servicio que coexistirá con la forma de jugar tradicional hasta que esto cambie.

Sin embargo, creo que en un futuro sí que afectará porque, como llevamos viendo desde el principio de la informática y de internet, cada año van mejorando y tanto las infraestructuras como la propia tecnología que utiliza Google también lo harán.

Si tiene éxito de principio irá creando tendencia por que hace fácil y rápido el poder ponerse a jugar desde cualquier sitio a juegos potentes y con calidad top y hace fácil el poder compartirlo con los colegas, publicarlo para que lo vea la gente y jugar contra otros o con otros en apenas un clic.

También mucha gente asume que estamos hablando de una suscripción a lo Netflix.

Esto es especular, pero me parece complicado de creer, sobre todo al principio, porque ese modelo de negocio es difícil de aplicar cuando salen novedades cuyos desarrollos son enormemente caros. Ese tipo de juegos creo que solo son rentables si son juegos como servicio que van proporcionando ingresos dentro del juego. Esto haría que juegos AAA para un jugador no resultaran rentables pues se accedería a ellos por la cuota, cuota que se reparte con todos los demás juegos del servicio.

Creo más en la posibilidad de un servicio híbrido con una cuota para un catálogo y con una tienda con juegos para adquirirlos y también las últimas novedades. Un poco como el Servicio Origin Access Básico de EA.

 

Hablábamos de que se ha presentado sin juegos una plataforma que es de videojuegos pero realmente tampoco necesita tantos juegos exclusivos sino solamente llegar a un acuerdo con los fabricantes para que sus juegos también salgan en este servicio. Por supuesto será recomendable que tenga exclusivas propias y de ahí su propio estudio, pero lo importante es que, a día de hoy, si funcionara como han prometido, aunque solo fueran juegos multiplataforma, sería con Stadia como más partido se sacaría a los juegos por calidad de la imagen y por poder utilizar unas funciones sociales inaccesibles con las consolas.

Esto a corto plazo, pero a medio plazo creo que va a tener una influencia muy importante en la industria, similar a la que los servicios de streaming han influenciado en la industria del cine respecto al formato físico como es el Blu-Ray.

 

 

 

Y esto tiene algo que me preocupa mucho

Por un lado, me pregunto cómo afectará al formato físico y si no le irá recortando cada vez más en función de la comodidad y accesibilidad que darán los juegos en streaming. Todos hemos sufrido actualizaciones cuando teníamos media horita para jugar. De la consola, del juego. Por no mencionar el tener que instalar los juegos nuevos. Si es llegar y jugar en cinco segundos va a ser un cambio muy impactante.

Por otro lado, me preocupa el juego para un solo jugador. Stadia presenta características muy interesantes que claramente están enfocadas al multijugador. Sin embargo, la gran mayoría de los juegos que se realizan a día de hoy, entre indies y juegos de desarrolladoras más grandes, son para un jugador. Seguramente esto pueda cambiar para esta plataforma a la que este tipo de juegos no parece interesarle tanto, enfocada como está a la socialización y el multijugador.

 

También creo que esto puede afectar muy seriamente a empresas como Steam, una plataforma de venta digital que últimamente se ve acosada por todos los frentes y que Stadia no va a ser menos. Como mínimo porque no se compren los juegos en su tienda si Stadia ya te da los mismos beneficios y otras mejoras como la inmediatez.

Lo que me preocupa sobre todo es que, ya a día de hoy no somos propietarios del videojuego que adquirimos sino sólo de una licencia de uso pero, al menos podemos hacer una copia de seguridad.

Cuando aparezca Stadia todo eso se acabo.

Porque en Stadia se juega exclusivamente por streaming y esto lo que significa es que el juego solo existe en la plataforma de streaming que se ejecuta en esos servidores y se comparte con los usuarios, pero no hay nada en los dispositivos del jugador, en el momento en que se desconecta todo está en los servidores de Stadia y el día en que por derechos de autor o por lo que sea se retira esa copia de la Store o de la suscripción de Stadia, ese juego desaparece para todo el mundo. Ya no existe a menos que vuelvan a ponerlo ellos. Ya no hay nada. No se puede conservar ese juego.

Porque actualmente la grandísima mayoría de juegos que existen están en internet de manera legal o alegal y se pueden recuperar en cualquier momento por cualquier usuario. Esto garantiza su conservación y pervivencia a través de los años y las plataformas.

Sin embargo con Stadia la única copia la tiene Google y si la retira ya no hay copia que exista nadie puede jugar porque nadie tiene el juego: No se puede guardar en disco duro y menos hace copia de seguridad, a lo más que pueden hacer es dejar que te lo descargues en un dispositivo si vas a estar sin conexión y al poco tiempo caduque y tengas que conectarte y autenticarte para poder jugarlo.

Hay algo de lo que no se habla pero creo que es un nuevo y potencialmente muy grande clavo en el ataúd que desde hace tiempo se está creando para las tiendas de videojuegos. Esto representará a medio plazo la muerte para las tiendas de videojuegos y para toda la logística que se mueve alrededor de los juegos en formato físico, encaminándose cada día más a un reducto de coleccionistas y de merchandising.

 

 

En conclusión,  Stadia, si funciona, hará que se vaya a perder cualquier sentido de la propiedad respecto al juego y que vayamos a acceder a una forma de jugar de mucha más calidad de la que la grandísima mayoría de la gente tiene en la actualidad y con características que no se habían tenido hasta el momento.

De cualquier modo son unas maravillosas noticias que Google entre en competencia porque de repente el sistema de streaming más exitoso actualmente qué es PlayStation Now (y que incluye también descargas) se ha quedado obsoleto con su streaming a 720 P en estéreo así que tendrá que ponerse las pilas para cuando salga la PlayStation 5 y hacerla tan atractiva como sea posible, pues la competencia viene pisando fuerte.

Para Microsoft más de lo mismo hace 2 meses anunció su sistema X-Cloud del que aún no se ha visto nada y por el momento Google se le ha adelantado presentando el suyo, así que ahora tiene que presentar algo realmente bueno y espectacular, según anunció Phill Spencer, en el E3, para poder competir por que no tiene aún un servicio de streaming asentado y su Game Pass está muy bien pero necesita descargar los juegos para poder jugarlos y su cantidad de exclusivos actualmente es la más pequeña con mucha diferencia respecto a Nintendo o Sony.

De cara a la nueva generación también necesitará mejorar esto porque su consola va a costar un buen dinero y si se basa en el game pass, se encontrará con que el servicio de Stadia ofrece lo mismo sin ningún gasto más allá del juego o la suscripción pero con todas las ventajas que hemos detallado.

Recordemos además que Microsoft parte en clara desventaja después de esta generación al haber vendido menos la mitad que su competencia directa y habiendo perdido una enorme cantidad de seguidores de la época de 360. Sin duda es la que más va a tener que pelear y la que más tiene que demostrar y, aunque no pinta nada mal lo poco que van mostrando, tendrán quedar el do de pecho en los próximos meses.

En cuanto a Nintendo la ventaja de hacer las cosas de forma distinta es que puede verse mucho menos afectada porque ni los juegos son los mismos ni la forma de jugar es la misma. En muchos casos incluso el target de cliente es en buena medida más infantil que el de las otras 2 consolas o el de Stadia.

Al final todo esto no es más que especular y falta aún mucha información: no sabemos cómo se va a comercializar, no sabemos qué juegos son los que se van a incluir y ni siquiera sabemos los requisitos reales necesarios para poder jugar los juegos a 4k 60 fps por segundo.

Es decir, qué hace falta tener para poder jugar cómo nos prometen que se puede jugar.

Habrá que esperar un poco más, pero los próximos meses prometen ser apasionantes. Se aproxima una nueva generación qué puede ser, esta vez sí, revolucionaria.

Saludos fremen.