Adiós a Big Bang

Homenaje a Liga de la Justicia 1

Se acabó.

Corría el año 2007 cuando empezó a contarse la historia de dos jóvenes físicos teóricos que comparten piso y llega una vecina aspirante a actriz a vivir en el piso de al lado. Con lo radicalmente tópico que es el planteamiento quién iba a decir que la serie estaría en antena durante doce temporadas siendo la más vista durante años. Curiosamente, la serie triunfó porque transmite la cultura Geek pues sus protagonistas son aficionados a gran parte de lo que se celebraba ayer 25 de Mayo.

En la San Diego Comic Con

Durante todos estos años, Leonard (Johnny Galecki) y Sheldon (Jim Parsons) con Penny (Kaley Cuoco), Rajesh (Kunal Nayyar) y Howard (Simon Helberg) han mostrado a un grupo de amigos que, con sus excentricidades y peculiaridades han ido viviendo, casándose, teniendo hijos, desarrollando sus profesiones (incluso Howard, ingeniero, ha ido al espacio) pero también han recorrido convenciones de Star Trek, de cómics, han ido a estrenos de Star Wars, tiendas de cómics, han jugado a rol en vivo, en papel, juegos online, partidas de Halo, han sido apasionados de series inmortales como Firefly, Babylon 5, Doctor Who o Buffy, por libros como El señor de los anillos, las han pasado canutas para decidirse por la Xbox One o la PS4, se han enganchado a juegos en plan Hikikomori, han tenido discusiones sobre cómo lavar la ropa de Superman, han mejorado el clásico Piedra, papel y tijera añadiendo dos alternativas más, Lagarto y Spock.

Console Wars

Durante todos estos años, mientras llegaban a tener audiencias de más de 16 millones de espectadores en USA al elenco se le han añadido personajes que han estad más o menos en la serie. En las primeras temporadas era recurrente encontrar a Leslie Winkle (Sarah Gilbert, Roseanne) como «interés romántico» de Leonard.

Posteriormente se sumaron al reparto regular Bernadette (Melissa Rauch) como pareja de Howard y Amy Farrah Fowler (Mayim Bialik, Blosso) como pareja de Sheldon.

La serie ha sido un grandísimo éxito y tiene un spinoff, El joven Sheldon, basada en la infancia del protagonista.

Sinceramente, cree que esta serie ha sido en buena parte motor del cambio para para que la cultura Geek sea mucho más conocida.

Hasta el momento no había series que mostraran todos estos ámbitos frikis. Eso era de nicho para gente rara. Y sin embargo, doce temporadas después nos han mostrado todo aquello que antes era nicho y que ahora es tendencia.

Hay quejas respecto a porqué los personajes son nerds, extraños y muchos frikis no se ven representados por ellos y se quejan amargamente de que sean tan raros y estrambóticos cuando ellos son gente de lo más normal y las películas de superhéroes, los cómics, los videojuegos, las series, la ciencia ficción, la fantasía heroica y demás son tan cultura como la música, la literatura, la escultura o el cine.

Entiendo esas quejas pero también entiendo porqué esta serie es así y creo que aporta muchísimo más de lo que quita.

Hay series que muestran desde un punto de vista más fiel a la realidad este tipo de cultura. Silicon Valley o incluso Mr. Robot aunque se decante más por la parte Hacker. Sin embargo estas series, que tienen una calidad enorme, son muy minoritarias.

La visión de Peter Lorre, el productor y creador de la serie, fue hacer una serie que cogiera los tópicos y los subvertiera.

¿Qué son unos personajes exagerados? Claro, Sheldon es un remedo de Spock, Leonard es todos los tópicos del friki, Raj en las primeras temporadas no podía hablar con las mujeres y Howard era un salido que ni Mutenroshi. Son exageraciones pero en muchos casos basadas en hechos reales y aumentadas para hacerlas más divertidas y que dieran más juego.

Porque todos ellos tienen un cerebro privilegiado y con su visión geek y peculiar de las cosas también trabajan para la Nasa, hacen hipótesis sobre la teoría de cuerdas, sobre la super asimetría, tratan con premios Nobel, en esencia, muestran que son gente inteligente, brillante, y que con su particular forma de ser consiguen avances tanto profesionales como personales.

Porque en esencia muestran que son buenas personas y que no hay porqué hacer las cosas a la manera tradicional, se puede ser «raro» y no pasa nada. Es más, muestran que es la mejor forma de hacer las cosas, que es más divertido e interesante, que los cómics molan, que el cosplay es divertido que, en general, la cultura Geek es divertida y que, por muy raro que creas que eres, hay más gente a la que le gusta lo mismo que a ti y que está bien.

¿Cuantas series con héroes tradicionales hay? Aquí son héroes porque sobrevivieron a los abusones, sobrevivieron a las burlas, sobrevivieron al desprecio y a cambio llegaron a ser buenas personas, buenos profesionales y unos grandes frikis y si a quién le molesta, ellos no van a cambiar, porque mola y porque la opinión de los demás no les va a cambiar eso.

Y todo esto, durante doce años, doce temporadas y batiendo audiencias. Los unos, pocos, porque se veían representados o veían representadas cosas que no se veían en ninguna otra parte. Los otros, la gran mayoría entonces, porque eran personajes divertidos y la serie era ocurrente y divertida, con buenos actores lo que ha llevado a que ganara, entre otros muchos premios 5 Emmys y multitud de nominaciones.

Así que la serie, para millones de personas en todo el mundo, sacó de su habitación a los Geeks, a los frikis y los mostró al mundo y su percepción fue cambiando. No fue solo ella, por supuesto, las películas de Marvel han tenido una importancia capital y han hecho su trabajo, pero en televisión era Big Bang quien daba visibilidad y cambiaba una tendencia. Los frikis ahora eran guays, eran divertidos y usaban el cerebro. No tenían el físico del capitán del equipo de Lacrosse, pero se llevaban a la chica… porque la chica lo decidía. Los personajes femeninos tienen una importancia capital en la serie y no como parejas sino que tienen sus propias tramas, sus propios caracteres y, de hecho, todas ganan más dinero que ellos y tienen los pies más sobre la tierra que ellos, haciendo un fantástico contraste.

Stan Lee

No me quiero extender más, solo recordar que la serie ha captado perfectamente la mitomanía del Geek en particular y del friki en general. Desde Stan Lee a Leonard Nimoy pasando por Wil Wheaton, Adam West, Mark Hamill, James Earl-Jones,William Shatner, Sarah-Michelle Gellar, Summer Glau, Nathan Fillion y decenas más, multitud de actores de series de ciencia ficción han aparecido como ellos mismos o interpretando pequeños papeles.

En conclusión, una serie muy divertida que iba de unos amigos con una vecinita y que cambió la forma en que miran a los frikis en la actualidad. Una gran serie que lleva acompañándonos todos los sábados en el desayuno, era una forma genial de empezar el fin de semana. La echaré de menos.