Silence

portada

Creo que es por todo sabido que la aventura gráfica era la reina de los videojuegos durante los ochenta y gran parte de los 90. Uno de los juegos que contribuyó a acabar con ese reinado y casi con el género fue Doom y sus secuelas. Pero hasta entonces la aventura gráfica reinaba porque tenía dos características inigualables: una gran historia y un apartado gráfico inigualable por ningún otro género.

Los tiempos han cambiado en estas décadas y con el tiempo se volvieron a hacer aventuras gráficas. Sin embargo hace mucho que no son los reyes y de hecho pasaron por un período de oscurantismo en que se volvieron muy de nicho, los estudios que se dedicaban a ello tenían pocos recursos y, aunque mantenían su característica de tener una gran historia, la falta de presupuesto hizo que se buscaran otras alternativas y muchas aventuras gráficas recurrieron al Pixel art para abaratar sus costes, o al aspecto de dibujo animado.

Continuar leyendo «Silence»