Las nuevas series Swamp Thing

Esta serie lo tenía todo para ser un referente en el género de terror. Algunas de las mentes creativas más perversas y experimentadas el género de terror, un personaje y una historia a adaptar de lo mejor que se ha en el género de terror. Y fue cancelada en el segundo capítulo.

Pero pongamos las cosas en contexto. En 1971 Len Wein, un muy buen guionista, creó con el gran Bernie Wrightson a Swamp Thing en la revista House of Secrets. Una historia más de un hombre monstruo en un pantano aunque luego hubo una colección con estos dos autores. Pasaron los años la colección fue cancelada y en el 82 iniciaron otra colección que se iba a pique cuando contrataron a Alan Moore para que, con Stephen Bissette y John Totleben, escribiera la historia. Y lo primero que hizo fue Lección de Anatomía (Febrero de 1984), uno de los mejores cómics de la historia en la que redefinía por completo la historia del personaje y qué era realmente Swamp Thing.

La etapa de Alan Moore hizo que la Cosa del pantano trascendiera de ser un cómic de terror a uno de los mejores cómics que se habían realizado nunca, le dio una inmensa fama a Alan Moore y es realmente la razón por la que ha tenido dos películas, una serie anterior y ha aparecido en Injustice 2. Mucho mejor el juego que la serie o las dos películas.

El caso es que para su nueva plataforma de Streaming, la tercera serie de imagen real que hacía Warner del universo DC era esta tras Titans y Doom Patrol.

En este caso, los mimbres son muy buenos. Mark Verheiden, escritor y productor en series como Galactica, Daredevil, Heroes o Ash Vs. Evil Dead, escribía y producía. James Wan, el hombre tras Saw, Expediente Warren o The Nun, de productor ejecutivo y dirigida por gente como Len Wiseman (Underworld) o Deran Serafian (Los límites de la realidad, Fringe, The Strain) dirigiendo.

El reparto incluye nombres ilustres como Jennifer Beals (Flash Dance, Chicago Code), Virginia Madsen (Candyman, American Gothic) o Will Patton (Jo, qué noche; Armageddon) junto a los protagonistas, Crystal Reed (Gotham) y Andy Bean (Power).

El caso es que a veces estas cosas salen mal, pero no ha sido así. Parece que cancelaron la serie debido a diferencias creativas. Según dice parte de la prensa, el problema es que buscaban una especie de procedimental ambientado en Luisiana. Suena poco creíble, porque es muy difícil no saber que Swamp Thing es terror.

La historia sigue a la doctora del CDC, Abigail Arcane de regreso a Marais (Luisiana), de dónde proviene, porque hay una rara enfermedad. Marais es una población al lado de un pantano asfixiante, opresivo y al que se le saca muchísimo partido. En este pantano paree que la naturaleza está creciendo mucho y empiezan a aparecer cadáveres mientras una rara enfermedad afecta a la población. Alec Holland, un científico desacreditado por haber falsificado pruebas para respaldar sus estudios, había sido contratado por el cacique local para una investigación, aunque enseguida fue despedido e intenta ayudar a la doctora Arcane en la investigación costándole la vida en el pantano pero no muriendo exactamente.

Creo que lo primero que habría que destacar de la serie es la ambientación. Es opresiva, húmeda, pegajosa, incómoda. Además, el ritmo va in crescendo pero no tanto por la investigación sino porque el horror que solo se insinúa en el primer capítulos, en el segundo va un paso más allá con el desmembramiento de un asesino, y en el tercer la resurrección de un cadáver al invadirlo los insectos. Todo esto no es más que un mínimo ejemplo. El asco, la repulsión se dan la mano con lo fascinante de la historia, el porqué pasa todo esto, quién es la Cosa del pantano, aunque ella cree que es Alec Holland.

Una imagen icónica

En la serie hay cameos interesantes y  aparecen Madame Xanadú y Jason Woodrue, el hombre floronico, con un papel esencial.

Desde luego, si esperaban un procedimental se equivocaron de medio a medio. Es una gran serie de terror que no se apoya en los golpes de efecto sino en la atmósfera de horror que va creando de forma acumulativa. A destacar que los efectos son magníficos y Swamp Thing está maravillosamente bien recreado, con todos los detalles.

Una serie de horror con una historia de amor imposible y un espejo dónde ver las distintas flaquezas humanas. Magistral, maravillosa y con momentos realmente desagradables. Muy recomendable aunque solo sean 10 capítulos. Por cierto, con final cerrado.

Esta entrega es parte de la iniciativa: Halloween el Retorno de Manah de Zona Delta

Saludos fremen.