Aves de Presa y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn

 

Por fin he visto la vilipendiada película, esa que la directora (Cathy Yan) defendió diciendo que había mucha presión para dirigirla por ser una mujer de color dirigiendo una película y que «definitivamente siento que todos fueron muy rápidos en saltar a un cierto ángulo» en las críticas.

Y lo mismo algo de razón tiene, aunque por otro lado, no.

Pero empecemos por el principio, de qué va esto. Harley Quinn (Margot Robbie) ha roto con pastelito y cuando esto se sabe Máscara Negra (Ewan McGregor), por alguna razón, que ahora que no tiene que temer al Señor J, puede matar a Harley y se pone a ello con la ayuda de su secuaz Victor Szasz. Además hay un diamante con números de cuenta tallados. Llegan a un acuerdo Máscara Negra y Harley para que esta encuentre el diamante y se lo de a cambio de su vida. Solo que el diamante se lo ha tragado una pequeña carterista llamada Cassandra Kane (Ella Jay Basco) y que acompaña a Harley Luego van apareciendo las demás aves de presa en un papel bastante secundario y en un momento bastante avanzado de la película se unen La Cazadora (una desaprovechada Mary Elizabeth Winstead que en sus pocas escenas está muy bien), Canario Negro (Jurnee Smollett-Bell) y Renee Montoya (Rosie Pérez) para enfrentarse a Máscara Negra (Ewan McGregor).

Esta imagen representa muy bien lo que es la película. Menos mal que Margot Robbie está muy bien

Obviamente el guión no es ningún prodigio pero he visto películas en que mataban al perro del protagonista y este se vengaba que estaban realmente bien, así que no siempre es necesario un gran guión para una buena película. 

En este caso no es así. Me parece una película mediocre, del montón, pero entretenida y que se deja ver bastante bien. Tiene algunas excelentes secuencias de acción y los efectos especiales son de altura, eso es innegable. Además, Margot Robbie borda a Harley Quinn. En cambio Ewan McGregor está tremendamente sobreactuado, casi al nivel de histrionismo de Jesse Eisenberg como Lex Luthor en Batman v Superman. Casi parece que se tomaran sus papeles como un casting para interpretar en un futuro al Joker que una interpretación de sus personajes. Por cierto, para estar basado en el personaje de Máscara Negra, si en todo el metraje de la película se pone la máscara de su nombre tres minutos, ya son dos más de lo que me pareció. Dada la interpretación del actor, es una lástima que no la llevara todo el metraje.

Bastante mejor está Victor Szasz y como mencionaba antes la Cazadora a la que le quitan un mínimo de oscuridad y le dan un poquito de humor negro que no desvirtúa el personaje y en general es de lo que más me ha gustado de la película. 

Por otro lado, es una horrible adaptación de Pájaros de Presa. Le llaman así por alguna razón que se me escapa pero, resumiendo, no se parece en nada a nada del cómic. Sí coinciden algunos personajes pero, por un lado, ni Harley Quinn ha sido miembro de las aves de presa, ni Renee Montoya y por otro los personajes han sido masacrados en el traslado.

Así Cassandra Kane pasa de haber llegado a ser Batgirl, muda y una sombra entrenada por su padre, el asesino David Cain y su madre, Lady Shiva, a ser una pequeña ratera lenguaraz.

Lo de Renee Montoya es otra masacre. Una policía eficaz, inteligente y brillante que además era de los primeros personajes gays de DC y que era tratado con toda naturalidad a convertirse en la encarnación del Sargento Bullock pero en mujer.

A Canario Negro le cambian la raza y la ponen de cantante cabaretera.

Mary Elizabeth Winstead como La Cazadora, de lo mejor de la película

Al menos la Cazadora sale mejor parada aunque ahora la historia de venganza de Helena Bertinelli contra los que asesinaron a su familia es compartida.

Además, he echado en falta a Oráculo, Bárbara Gordon, uno de los mejores personajes de los cómics y que que junto a Canario Negro y La Cazadora fueron los Pájaros de presa fundadores. Aquí no está y tanto Canario negro como La Cazadora son meras comparsas de Harley Quinn.

Esa es parte del problema de la película y buena parte de lo que la salva en gran medida. El problema es que debería haberse llamado Harley Quinn porque la presencia de ella es constante. No solo es la protagonista, es que aparece en el 85% de las secuencias. Afortunadamente la actriz está muy bien pero para una película grupal elimina completamente el desarrollo de las demás Aves de Presa de las que ni sabes nada ni pueden importarte algo porque no tienen historia propia, no hay hueco para meterlo con la sonrisa desquiciada de Harley en todas partes. 

A todo esto es llamativo que para ser la ruptura tan importante, no salga el Joker ni al principio ni nunca.

Ace Chemicals, legendaria planta química desde Detective Comics 168 por ser donde nace el Joker 

Otra cosa que me molesta es el «origen» de Harley, por alguna razón han decidido que se da un baño en Ace Chemicals y de ahí sale más blanca y loca. Era innecesario y es curioso cómo contrasta con la película de el Joker en la que su conversión ya no es por caer en el depósito de productos químicos sino por lo duro de la vida.

También es curioso que, para estar en Gotham, hayan creado un comisario trepa Ad Hoc. Quién necesita a James Gordon teniendo al nuevo Patrick Erickson.

Sin embargo, a pesar de todo esto y del ritmo irregular de la película, si te olvidas de los cambios, no te molesta la omnipresencia de Margot Robbie y la Jokerización de Máscara Negra, y simplemente la ves como una peli de superhéroes y acción, cumple y es entretenida.

Para mi, en interés, es similar a Escuadrón Suicida, una película que resulta entretenida pero absolutamente olvidable. 

Quizá en eso haya que reconocerle algo de mérito a  Cathy Yan, la directora que, con un solo largometraje independiente y tres cortos le han dado para dirigir una superproducción de 84,5 millones de dólares y ha hecho una película que se deja ver.

Aún así la película ha sido criticada con saña desde sectores machistas y ahí le tengo que dar la razón a la directora porque es criticable desde muchos aspectos, pero se he hecho más sangre desde un punto de vista machista y es justo ahí dónde entiendo a la directora porque la película no enarbola banderas de nada. Las protagonistas son mujeres sí, pero no hay una intención machista en la actuación de Máscara Negra que asesina por igual a hombres y mujeres. Tampoco en la del jefe de policía que es un trepa que se ha aprovechado de todos  para llegar a su puesto. Hay gente a la que parece que le molesta que existan las mujeres y cualquier cosa en la que aparezcan lo critican.

La película tiene decenas de cosas criticables, de hecho van unas cuantas en esta entrada, pero como multitud de películas de acción en general y desde luego está en la línea de las malas películas de DC.

En un ranking rápido, para mi es mejor que Steel (con Shaquille O’Neal, nada menos), Catwoman,  Green Lantern, Superman Returns, Jonah Hex y Superman Vs. Batman.

Me parece igual de mediocre que Man of Steel, Justice League o Escuadrón Suicida que al menos no daban vergüenza ajena

Me parece por debajo de Watchmen  Aquaman y bastante por debajo de Wonder Woman, Joker o la Trilogía del Caballero Oscuro. 

En definitiva, tan entretenida como prescindible. Fans de Aves de Presa, alejaos todo lo posible. Fans de Harley Quinn y de las películas de DC en general, la disfrutaréis. Fans de las películas de acción, se puede ver y no terminarás enfadado, pero las hay mejores.

Saludos fremen.