¿Qué televisor elegir? Comparativa entre LG 55NANO866NA y Samsung QE55Q75T

Ya tocaba actualizar la televisión de cara a la nueva generación y porque empezaba a tener ciertos achaques el televisor que teníamos. Como siempre, ha tocado mirar las tecnologías actuales más o menos a fondo y escoger un televisor que tenga la mejor relación calidad precio para mi. Pero ¿me habré equivocado a pesar el master que he hecho? Veamos.

Lo fundamental, como siempre es saber qué es lo que necesitas. En mi caso es importante que se vea bien para cine, para series y para videojuegos. Esto es un pequeño peaje porque entonces no vale cualquier televisor.

También tenía claro que no podía ser un televisor Full-HD. Ya hay más contenido 4K: Amazon y Netflix tienen buena parte de su contenido en 4K y luego están los discos Blu Ray Ultra HD. Además, si bien Movistar no por satélite no emite en 4k (ni siquiera en 1080p en realidad, solo en 1080i) con su decodificador por fibra sí se pueden ver los partidos en 4K. Si tenemos en cuenta que, además, en breve saldrán las nuevas consolas que ya son en 4K, para mi ya es interesante que sea 4k.

En 8K para nada. El precio es tremendamente alto para no sacarle el más mínimo partido pues no hay contenidos. Las nuevas consolas dicen algo al respecto pero con ver sus especificaciones técnicas queda clarísimo que no van a tener juegos en 4K, tal vez en algún momento reproduzcan contenidos a esa calidad si es que alguien los emite porque tampoco hay discos con esa calidad ni reproductores. Seguro que en el futuro habrá contenidos pero a día de hoy y en los próximos años es tirar el dinero. 

Una vez establecido el 4K viene la parte complicada. Si queremos que tenga una buena calidad de imagen hay tres opciones. Una superior, OLED, y las otras dos equivalentes, Qled de Samsung y Nanocell de LG.

Desde ya puedo decir que descarté rápidamente OLED. Tiene una calidad enorme con unos negros muy profundos pero tiene una pega muy importante y es que se quema especialmente para los jugadores corremos el riesgo de que tenga retenciones, es decir, imágenes que se quedan como fantasmas en la pantalla, y que estas se hagan constantes y termine como quemado. Esto que podría ser un bulo o algo que pasa muy poco me lo he encontrado. En la Fnac de La Gavia, en Madrid,tienen una LG OLED del año pasado y me mostraba el dependiente las señales que habían quedado en solo un año. Vale que está varias horas encendido al día todos los días, pero es que se quemó en un solo año. Lo mismo a mi se me quemaba en tres y, dado el precio que tienen, es un riesgo que decidí no asumir.

El otro candidato, el Samsung QE55Q75T

Así que Qled de Samsung o Nanocell de LG. Ambas tecnologías utilizan micro cristales para conseguir colores más fieles junto al funcionamiento de la inteligencia artificial. El resultado es muy bueno y encontré dos modelos que estaban muy equilibrados porque no quería que el televisor costara mucho más de 1000 €. Al final, los candidatos fueron el  LG 55NANO866NA y el Samsung QE55Q75T. Como podéis ver en la comparativa que os dejo al final, son casi idénticos.

La ventajas que tiene el LG es que el panel es IPS mientras que el de Samsung es VA. Los paneles IPS son los que mayor calidad de imagen muestran y mantienen los colores aunque no se esté exactamente enfrente. A cambio son algo más lentos y ofrecen peor contraste que los VA. Como ambos tienen ventajas y desventajas, opté por el que más calidad da que es el IPS. 

Otra ventaja es que la profundidad de color es de 10 bits nativos mientras que la de Qled es de 8 bits más dos emulados.

IMG_20200713_184237
La Vieja Guardia, en Dolby Vision y 4K. La foto no termina de hacerle justicia a la calidad de imagen

Algo que pesó bastante en la decisión es el HDR. Desde que salió no han parado de sacar versiones distintas y el LG tiene todos los estándares principales mientras que el Samsung no incluye Dolby Vision que está muy presente tanto en Netflix como en Amazon Prime.

Ambos equipos tienen 120 hz que para juegos de la próxima generación puede ser muy interesante. 

Luego vi una comparativa de WebOS respecto a Tyzen y me convenció el uso del mando con puntero y sobre todo las órdenes habladas eran más amplias en WebOS

El mando incluye dos botones directos a Amazon Prime y Netflix, pero tienes disponibles muchísimas aplicaciones, todas las principales de plataformas digitales y muchas más. También es muy fácil conectarlo con discos externos, el ordenador, el móvil y más dispositivos. 

En la parte del sonido también sale ganando LG tanto en variedad como en calidad con Dolby Atmos respecto a Dolby Digital Plus

La conectividad por red es muy similar aunque el LG incluye ya Bluetooth 5.0 mientras que el Samsung incluye 4.2

81mXSnFY0lL._AC_SL1500_ 

En cuanto a puertos, incluye el LG el doble de puertos HDMI 2.1 que son los necesarios para jugar a 4k 120Hz, es decir, los suficientes si en algún momento tuviera PS5 y Series X, además de más puertos USB.

En cambio, es el Samsung el que incluye más formatos de video y de audio aunque, sorprendentemente, ninguno incluye DTS y el Samsung tampoco incluye DivX. 

Los dos tienen retroiluminación Edge Led aunque LG incluye Local Dimming que se supone que mejora ese Edge Led. Edge LEd significa que es que la retroiluminación se da desde el borde de la pantalla y el local dimming hace esto por zonas para dar mayor intensidad a la imagen que la necesita. 

El caso es que escogí el LG 55NANO866NA y cumple sobradamente en todo con una importante excepción, el Edge Led con Local Dimming.

IMG_20200713_183836 2
La iluminación del borde desvirtúa el negro para poder darle la iluminación correcta a la parte más brillante del fondo

Como podéis ver en la foto parece que iluminara un foco una parte de la pantalla, con tal fuerza que en las escenas oscuras ilumina demasiado una parte. Parecen fugas de luz. Afortunadamente se puede deshabilitar pero creo que esa solución de retroiluminación estropea un televisor sensacional con una calidad de imagen extraordinaria y una conectividad enorme e inmensa. Además, un detalle que me ha gustado es que el sonido que procesa lo saca con toda la calidad y si el receptor no es compatible lo convierte automáticamente a Dolby Digital.

De todas formas, creo que este problema con el Edge Led Local Dimming va a hacer que busque otra alternativa.

Por cierto, gracias a los cambios en las leyes de protección al consumidor recomiendo comprar el televisor a alguna tienda de confianza pero por la web. En Fnac, por ejemplo, si hubiera comprado el televisor en la tienda ya me dijeron que no me lo cambiaban si no me convencía, solo si estaba mal de fábrica. En cambio, en Worten, dónde lo he comprado, y en cualquier tienda si lo compras online tienes 15 días de desistimiento sin necesidad de dar ninguna razón. Dado que cada vez hay menos sitios donde ver el modelo en funcionamiento, el poder probarlo y devolverlo si no convence es fundamental. Más aún teniendo en cuenta que es una inversión considerable.

Aquí os dejo la comparativa completa:

Comparativa 1
Comparativa 2
Comparativa 3
Comparativa 4
Comparativa 5
Comparativa 6 

Saludos fremen