Top mejores libros leídos en 2020

PORTADA

El año pasado hice una prueba. Fui recopilando en esta entrada los libros que fui leyendo durante el año y, 26 libros después, es el momento de hacer un Top 3 de los que más he disfrutado.

No ha sido nada fácil porque ha sido un año con escritores con mucho talento y libros de una calidad altísima.

Por un lado estoy leyendo todas las novelas que ganaron el Premio Hugo a la mejor novela de su año y normalmente son libros realmente potentes. Además, de ciencia ficción también está la última novela de James S. A. Corey.

Por otro lado, hay autores de fantasía como Brandon Sanderson o Joe Abercrombie que llevan décadas demostrando una calidad inmensa.

También hay autores españoles que me gustan mucho como Lorenzo Silva que trata el tema de Eta con mucho acierto e interés, como también los trata Fernando Bezo, aunque me pareció un poco por debajo. Además he descubierto autores como Juan Gómez Jurado del que he leído, incluso devorado, la trilogía de la Reina Roja, o Eva García Sáenz de Urturi con su extraordinaria novela Aquitania. 

Luego hay autores como Charles Dickens, del que se cumplía el 150 aniversario de su muerte y que he aprovechado para leer una novela suya que me ha parecido maravillosa por lo que cuenta y por cómo lo cuenta. 

Además hay autoras como Victoria Schwab de la que he leído varios libros y, si bien en un principio me han gustado, después me han dejado una sensación como de muchos fuegos artificiales, muy bonitos y espectaculares, pero poca sustancia.

Ha sido difícil escoger, pero vayamos a ello.

En tercer lugar quedaría Aquitania, de Eva Gª Sáenz de Urturi.

Me ha parecido una novela absolutamente fascinante, por cómo toma la autora la historia de Eleanor de Aquitania  y la convierte en un relato con tal fuerza y consistencia, con auténticos monstruos, personajes adorables y sus inexorables destinos. En muchas novelas empatizas con esos personajes y el novelista cuida bien de que no les pase nada. Aquí a la que parpadeas muere alguien, o le sucede otro tipo de tragedia. Es lo que tiene una adaptación de la historia pero, independientemente de su destino los personajes tiene un desarrollo y una historia detrás que hacen que empatices con ellos y que luego tengas un pequeño shock cuando es asesinada. O cuándo se ponen todos los medios para que algo salga bien y todo termina en una masacre. Además tiene un fantástico uso del flashback hasta desembocar en su actualidad. Realmente, una novela fascinante.

El segundo puesto me temo que es Exequo porque no puedo decidirme por una u otra. Estas son Cyteen, de C.J. Cherryh y Hacia las estrellas, de Mary Robinette-Kowal. Ambas son ganadoras del premio Hugo de Novela en su respectivo año. 

Las dos me parecen extraordinarias aunque sean tan radicalmente distinta. Cyteen transcurre en un futuro muy lejano ene lq ue la humanidad se ha extendido por la galaxia. Sin embargo es una historia más reducida a una instalación científica autónoma de enorme importancia estratégica e influencia política. Sin embargo, a través de ella se plantean conceptos como la psicogénesis, la clonación, la esclavitud y los conflictos morales entre ciencia y humanidad con un acierto raras veces visto. 

Por otro lado y con tanto talento como al anterior autora, Hacia las estrellas en realidad es una novela de época, los años cincuenta y 61 en USA, pero con un cambio radical, el impacto de un meteorito cerca de la costa este de USA. Esto es un evento de extinción pero aplazado en el tiempo pues provocará un cambio climático que haga imposible la vida en la Tierra. El papel de la protagonista, una piloto y matemática con terribles problemas de ansiedad, para conseguir que el programa espacial se desarrolle como posibilidad de salvar a la humanidad es extraordinario por lo complicado de ser mujer en un mundo tan masculino como el del ejército en el que, además, hay una parte muy importante de machistas recalcitrantes, aunque también algunos que son capaces de ver la valía de sus ideas. Es una historia apasionante de superación fantásticamente escrita y una historia de ciencia ficción realmente interesante.

Ambas merecen muchísimo la pena aunque no hay discusión respecto a la mejor novela que he leído este año: Historia de dos ciudades, de Charles Dickens.

Es una obra maestra de principio a fin. La historia de los protagonistas con la Revolución Francesa como telón de fondo e influencia directísima en su vida es absolutamente apasionante. El autor muestra su simpatía e incluso cariño a los protagonistas de la historia mientras los acontecimientos de notable crueldad son contados sin ocultar su crudeza. No hay una simpatía mayor por los revolucionarios que quieren acabar con la opresión de las clases nobles con métodos salvajes y de nula justicia, como  tampoco la hay por estas mismas clases nobles, soberbias y crueles en extremo. 

El resultado, una maravilla tan lúcida y vigente entonces como ahora. Una Obra Maestra que no ha dado ninguna oportunidad a los restantes libros de este año a pesar de su calidad. 

Al final, ha sido un buen año en cuanto a la calidad de los libros, esperemos que este nuevo año sea aún mejor.

Hablando de nuevo año, ¡Feliz 2021, fremen!