Geralt de Rivia. El Último Deseo.

    Geralt de Rivia, el lobo blanco.  

Seré sincero y confensaré que mi primer contacto con este peculiar personaje fue gracias al videojuego The Witcher, que vio la luz en PC a finales del año 2007. Sin entrar en análisis innecesarios del título diré que poco a poco fui conociendo más sobre su universo y comencé a investigar, llegándo así a descubrir sus novelas, sus cómics, su película y su serie para televisión.

Hace un tiempo adquirí en una librería especializada cuatro de los siete libros que forman la Saga de Geralt de Rivia, y he de decir que ha sido una de las mejores compras que he hecho en los últimos años. Para aquellos que desconozcan por completo todo lo relacionado con la novela del polaco Andrzej Sapkowski (1948) os interesará saber lo siguiente:

Pese a su ambientación, facilmente enmarcable dentro de la épica fantástica y la literatura juvenil, La Saga de Geral de Rivia goza de un contenido adulto, duro, directo, en ocasiones cómico y, en la mayoría de los casos, crítico con el mundo y la sociedad actual.

Debería advertir a los que piensan que están ante otra novela más de fantasía, con magos poderosos, elfos inmortales y bellos, dragones destructores, idílicas princesas y guerreros heróicos que están muy equivocados. Las historias que se cuentan en estos libros son un elaboradísimo e inteligente envoltorio que poco a poco rompemos para descubrir la más dura de las verdades…

A pesar de todas las criaturas y monstruos que aparecen en estos textos, el ser humano es el más cruel de todos ellos.

Bienvenidos y adelante.  

El Último Deseo
 
Düvvelsheyss
El Último Deseo. Contenido.

 

"Como siempre, los primeros que le prestaron atención fueron los gatos y los niños."  

 

    El Último Deseo transcurre en un mundo oscuro, de tintes medievales y renacentistas, donde los seres humanos aún temen y se guardan de múltiples y peligrosas criaturas que hoy en día sólo veríamos en cuentos de fantasía y libros de terror. Los campos, los caminos, los pantanos y las mismas ciudades están plagadas de leyendas, algunas ciertas, otras no, que aterrorizan a los habitantes y lugareños.

Esta primera novela es un compendio de historias cortas con un pequeño hilo conductor de fondo que nos sirve para presentar y conocer algo más a el que será el gran protagonista de toda la saga, Geralt de Rivia, un hombre de aspecto extraño y llamativos cabellos blancos. Un mutante, un ser rechazado por una sociedad hipócrita que cuando lo necesita de verdad no duda en pagarle por sus servicios.  

Geralt se encuentra en el templo de la diosa Melitele, meditando sobre su pasado mientras sus heridas sanan. Su vieja y sabia amiga Nenneke, sacerdotisa y sanadora, sabe, al igual que el brujo, que hay algo dentro de él que no le permite vivir en paz. Algo que necesita salir. Una secreto a voces que el brujo involuntariamente se empeña en encerrar.

La sacerdotisa realizará una serie de preguntas al brujo durante su estancia en el templo y las respuestas serán concedidas en forma de relatos que representan los recuerdos de Geralt.

El Rivio, el Carnicero de Blaviken, el Lobo Blanco o Gwynnbleid…  Muchos son los nombres por los que es conocido Geralt. Pero sólo una es la profesión que se le atribuye: la de Brujo, aquel que caza a los monstruos de las más horribles leyendas y conocedor de toda clase de artimañas, pociones y métodos para enfrentarse a los mismos.

Geralt, con sus dos espadas a la espalda, la de plata para las bestias y la de acero para los hombres (o eso dicen los cuentos…), se encuentra en una encrucijada. Su oficio es tan repudiado como solicitado, y donde hoy le tiran piedras mañana le pagarán una buena recompensa por deshacerse de esta o aquella criatura.

Su profesión y, en menor medida su carácter solitario e irónico, le obligan a vagar por el mundo de aldea en aldea, de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad y através de campos y tierras inhóspitas buscando la forma de ganarse el pan aplicando sus conocimientos. Durante todos estos viajes, Geralt ha vivido múltiples experiencias y ha conocido a los personajes más dispares habidos y por haber. Ha descubierto la cara más amarga de la humanidad y la más pura de las pasiones.

 

Yennefer, destino y condena.

El lobo blanco también se ha percatado de que su oficio está al borde de la extinción. Como bien relata el brujo, resulta irónico pensar que él y los de su gremio son los directos responsables de que su trabajo sea cada vez más escaso. 

Por si todo esto fuera poco, en su fuero interno el brujo libra una descomunal batalla en pos de descifrar y entender la voz de la razón. Algo que está ahí, que desea expulsar con todas sus fuerzas y que es incapaz de ver. Algo que Nenneke intentará sacar a la luz. 

En el fondo, la existencia de Geralt le produce tristeza. Su condición de mutante sobrehumano le posiciona por encima de todos los sentimientos básicos que mueven a los seres humanos comunes. Puede controlar su adrenalina, su fuerza y sus deseos. Pero, a pesar del desprecio que siente hacia la hipocresía del hombre, el brujo anhela experimentar dichos sentimientos y saborearlos. Anhela eso y mucho más, y sobretodo anhela un último y pasional deseo

Algunos de los hechos ocurridos en estos cuentos son pasajeros, otros, sin embargo, serán sumamente relevantes y tomarán la mayor de las importancias en la vida del brujo y en las siguientes seis novelas.

 –

La realidad del ser humano tras el velo de la fantasía. 

    Son continuas las alusiones a cuentos populares del centro y el norte de Europa, Asia occidental y Oriente medio. Lámparas que conceden deseos, manzanas envenenadas, hijos futuros a cambio de favores imposibles, bestias necesitadas del beso de una doncella para romper sus maleficios… Son sólo unos pocos ejemplos. 

Sapkowski juega con todos estos elementos. Los manipula, los moldea y les da nueva forma y con ello traza nuevas historias que no hacen si no reflejar los más oscuros y primitivos deseos humanos. La avaricia, la envidia, el deseo de poder, la ignorancia, la maldad… y también la búsqueda de la razón y la esencia de los sentimientos.

Durante las aventuras de su personaje, las historias que oye el brujo en cada pueblo y aldea que pisa no son más que burdas patrañas que desenmascaran a los verdaderos y más horribles de los monstruos. Nosotros mismos.

"-A la gente- Geralt volvió la cabeza.-le gusta inventarse monstruos y monstruosidades. Entonces se parecen menos monstruos a sí mismos. Cuando beben como una esponja, engañan, roban, le dan de palos a su mujer, matan de hambre a su vieja abuelilla, golpean con un hacha a la raposa atrapada en el cepo o acribillan a flechazos al último unicornio del mundo, les gusta pensar que sin embargo todavía es más monstruosa la Muaré que entra en las casas a la aurora. Entonces, como que se les quita un peso de encima. Y les resulta más fácil vivir."  

Durante su lectura, El Último Deseo consigue engañarnos y hacernos disfrutar y reir. Sus historias de cuentos de hadas para adultos son sumamente entretenidas y fantásticas, pero en el fondo sabemos que lo que leemos es tan cierto como triste.

Nosotros codiciamos, destruimos, engañamos, robamos y matamos. Y, por encima de todo y de todos, deseamos. Somos animales movidos por instintos que intentamos enmascarar a duras penas con nuestras acciones.

Sobra decir que todo esto son interpretaciones propias. Una simple opinión.

 

 

Traducción. 

 

    Mención especial merece la traducción de la obra, a cargo de José María Faraldo, el cual se encargaría de traducir el resto de volúmenes.

Ocurre que en los viajes del brujo visitaremos múltiples localizaciones y conoceremos a un plantel de personajes de lo más dispar. Como se puede suponer, la gente del campo usa su jerga y sus coloquios, las criaturas dotadas de razón se esfuerzan en hablar el común torpemente. Otras razas y diferentes clases sociales tienen sus propias características y taras linguísticas… La calidad de la traducción al castellano reside en que todo esto es representado de una forma impecable, con decenas de detalles gramaticales que más de una vez nos sacarán una sonrisa (carcajada en algún que otro caso…).

Durante la lectura también es común identificar palabras directamente extraídas del castellano antiguo.

Aquí os plasmo un estracto del capítulo, donde el brujo mantiene una conversación acerca de una misteriosa joven con unos hombres de campo que buscan contratarle para ciertos fines.   

"-No sabemos, señor brujo- murmulló Dhun-. Pero con la agüela, tal y como los viejos recuerdan, también así fue. La agüela de antes también una moza poco habladora se sacó, una que salió de no se sabe onde. Y aquesta moza, es justo nuesa agüela de ahora. El mi agüelo dicía, que la agüela se ennueva en tal forma. Del mesmo modo que la luna que en el cielo se ennueva y cada vez nueva es. No sos riáis…

-No me río- agitó la cabeza Geralt-. Demasiado he visto ya para que me hagan reir tales cosas."

Lejos de confundir al lector, tales detalles gramaticales, en su contexto, nos meten más aún en la obra y dotan de personalidad a ciertos personajes, sean más relevantes o no. Es de agradecer que se ponga tanto empeño en este aspecto, algunas veces descuidado en muchos libros que nos llegan de otros países. Un aplauso para Jose María Faraldo.  

 

Conclusión.

 –

    Siendo breve en palabras diremos que El Último Deseo es un libro corto, fácil de leer y sumamente entretenido. Así de simple. Pero, como no podía ser de otra forma, hay más.

Sapkowski nos presenta una ambientación y unos personajes de los que es difícil evadirse. Cada capítulo es como una canción de sirena que te invita a seguir leyendo hasta devoralo por completo y descubrir que intención hay detrás de cada frase y de cada hecho. Cada conversación es una carga de ironía, segundas intenciones e inteligencia que pocas veces he tenido el placer de leer.

Dicho sea de paso, aquellos que disfrutasteis con el juego de PC, os frotaréis las manos con los primeros capítulos, donde la escena inicial en la que Geralt combate contra la criatura de cabellos rojos es descrita con miles de detalles. A decir verdad la escena del juego hace una justicia más que correcta al capítulo del libro, y eso siempre es de agradecer. Como podéis suponer, habiendo jugado a The Witcher, muchos personajes y lugares os sonaran y os resultarán familiares.

El Último Deseo es un libro 100% recomendable, tanto para aquellos a los que os gusta la fantasía como para los que no. En el fondo no todo es lo que parece.


¡Saludos!

Ha pasado mucho tiempo desde la última entrada con contenido en este blog. Tras pensar en muchas opciones finalmente me he decantado por hablaros un poco sobre esta saga y su más que carismático protagonista. Espero que os haya gustado y, con suerte, haya despertado vuestro interés en lo que a los libros de Sapkowski se refiere.

Me gustaría dedicar este texto a Lester Kinght, ya que es un gran seguidor de estas novelas y, razón de peso, por ser una de las personas que más apoyo este blog en sus inicios.

Nada más. ¡Un saludo y hasta la siguiente entrada!

Baalard, Relatos de Suburbia.