Crónica de una letra singular: D

Llegó la policía, alertada por las alarmas del almacén. Había varios muertos y sólo un superviviente presente, herido leve. Los demás implicados se habían ido. Todo apuntaba a un cruce de mafias. Las sospechas crecieron al confirmar la identidad del herido. Se trataba de D, conocido en el mundillo de las apuestas. Habitualmente se jugaba la vida en complicados asuntos, cuando no perdía el tiempo rondando de casino en casino. Sus escarceos con la droga eran de sobra conocidos, pero tenía una habilidad curiosa. Siempre conseguía salir indemne.

Aquel día no fue distinto. Llevaba varios días preparando ese golpe con unos compañeros, pero algo fue mal. Tenían que llevar a cabo un cambio de dinero por drogas, todo iba normal, las 2 partes llegaron a sus posiciones sin problemas, pero a la hora de la verdad, D y los suyos se encontraron una encerrona. Los hechos se precipitaron. Balas volando por los aires, alarmas, miedo, dolor, sangre, motores en marcha… un panorama desolador. D no se puso nervioso. Le habían dejado herido pero aún vivo. Los enemigos se habían ido y le habían dejado sin sus compañeros. Él, como de costumbre, había sobrevivido. Era la tercera trampa de la que salía indemne en los últimos 2 años, y sin duda, la más sangrienta. No era lo normal, que una misión se complicara. Había vivido decenas en el anterior lustro, pero cada vez se cruzaba con gente más peligrosa. Sus compañeros habían salido ilesos de casualidad la última vez. En esta ocasión no tuvieron tanta suerte. Se levantó, puso la mano en el bolsillo de su chaqueta, y sacó unos dados. Los lanzó al aire y los miró.

Lentamente esbozó una sonrisa y se los guardó otra vez. Los dados le habían marcado su siguiente rumbo. Siempre seguía el mismo ritual después de una misión. Los dados eran su amuleto. Si la misión era fallida los tiraba y si la combinación de los 2 dados era 4 o menor, se iba a retirar del mundillo. Si daban entre 9 o 12, iba a olvidarse del tema. La combinación mediana, entre 5 y 8 era simplemente, buscar venganza. En caso de éxito, la opción de venganza era borrada y la retirada se marcaba del 1 al 6 y la nueva misión del 7 al 12.

Curiosamente, la combinación ganadora siempre era la misma, 6 en un dado, 6 en otro. El azar que siempre le ayudaba, le impedía retirarse. Confiaba en salir ileso, otra vez más, hasta que alguna tirada le hiciera retirarse. Cuando llegó la policía, se lo encontraron herido, sí, pero su mirada amenazante y siniestra hacía presagiar que no estaba muy preocupado por sus lesiones. Ya estaba pensando en qué iba a hacer para salir vivo de la siguiente.

La policía le interrogó, como siempre, pero se escapó sin problemas. Él no tenía ninguna arma, aparte de los cadáveres y la sangre, no había ninguna prueba. Sabían que seguramente era un encuentro entre mafias, para nada sabían lo que habían cogido los "vencedores", D no iba a contarlo, no quería más problemas, de momento. Fue al hospital a revisarse, sus lesiones se curarían con reposo y algunas pomadas. Difícil de creer que en un choque de fuerzas tan brutal un "perdedor" pudiera salir tan vivo. Fue a casa, se estiró en la cama y descanso… hasta la noche.

Fue a su casino habitual, el que siempre le había acogido, en el que ya era un cliente habitual. Había conocidos que le preguntaron lo que había ocurrido esa misma mañana y evidentemente, rechazó responder. Estaba ahí para desahogarse. Entró en trance, se olvidó de todo lo que había pasado fuera del local y se dedicó a jugar más y más. Era lo que hacía a menudo cuando iba, muchos sabían que hoy había habido acción, su grado de concentración así lo testificaba. Sólo en esas ocasiones tan extremas iba tan metido en su mundo. Es más, era poco frecuente verle por esos rincones si no había estado sometido a situaciones extremas o pensaba que iba a estarlo próximamente. Antes y después de cada golpe estaba ahí, jugando, tan metido en su juego que ni siquiera su mejor amigo, el amo del local, se atrevía a dirigirle la palabra. Se olía la tensión en cada movimiento que realizaba.

Horas después volvía a su casa, amanecía y estaba satisfecho con el botín sacado de las máquinas. Se tumbó en la cama y se durmió. El teléfono le sobresaltó 6 horas después:

-Diga?

-D, estás bien? He oído lo de ayer, vaya follón. Cuando te recuperes contacta conmigo, quiero que estemos juntos, de nuevo. Esta vez sí que va a salir bien.

-Me lo pensaré, ya te diré algo, ahora déjame descansar unos días.

– De acuerdo, está bien, tú decides. Hasta pronto.

-Adios

D para nada esperaba esa llamada. Era "el Pino", un antiguo compañero. D recordaba aún como en uno de los golpes en los que más interés había mostrado, 4 años atrás, le dejó tirado en el momento cumbre, echando por tierra todos sus esfuerzos. No sabía como tomarse esa invitación, pero si había alguien que valorara los aciertos, ese era el Pino. Reflexionó varias horas, y aceptó. 2 días después ya estaban planeando el golpe. No parecía muy complicado. Entrar en un banco y robar varios millones había sido su especialidad durante varios años. Entre explicación y explicación, una sutil venganza planeaba en su mente. Aún guardaba rencor escondido, y no se arreglaría con un buen golpe.

Llegó el día, todo empezó bien, alarmas fuera, D dentro, no sin dificultades consiguió sustraer una buena cantidad de dinero y consiguió salir. El equipo de seguridad se había dado cuenta de que pasaba algo raro y trató de intervenir pero El Pino, esa vez sí, hizo lo que tenía que hacer. Empezó un tiroteo. Balas por todos lados. Tras varios tiros, el Pino fue herido, una bala perdida en teoría, pero pronto se dio cuenta de qué había pasado. D le pegó un tiro para dejarle vendido ante la seguridad, le hirió una pierna y no podía ponerse a cubierto. Fue detenido y D, triunfador, se quedó con el dinero. Siguió conduciendo hasta alejarse del peligro.

A un par de calles tenía otro coche preparado para hacer un cambio y dejar la furgoneta con la que había realizado el golpe. Ya cerca de su casa, a 3 esquinas, ya a salvo, volvió a su ritual. Quería que fuera su última misión, con el dinero que había conseguido huiría del país y se afincaría en cualquier paraíso fiscal. Sacó los 2 dados de su bolsillo, los tiró al aire y sacó un 1 en un dado, en el otro un 2, en total un 3. Acto seguido, un camión destrozó el coche después de saltarse el último semáforo, y arrancó de cuajo todos sus sueños, dejándolos, como sus sesos, estampados en el frontal del camión.

 

Crónica de una letra singular: C

C era un chico cuidado con cautela y constancia por sus padres, Centauro y Cenutria. Metido en el mundo de las carreras, pronto cumplió un sueño. Competir. Su objetivo era a largo alcance: correr el mundial de motociclismo, le era indiferente si en 125 c.c o en 250 c.c. Aquel día dio su primer gran paso en su largo camino. Sus padres le buscaron un hueco en el mundillo, patrocinadores, mecánicos, porque confiaban en su potencial y tras unas semanas de negociación una compañía telefónica se interesó por él y pronto llegaron a un acuerdo, especialmente por las ganas que tenía el joven C de realizar sus primeras vueltas en un circuito. Iba a estar en los entrenos de pretemporada de Montmeló, con varios equipos de promesas del campeonato de España, y si cumplía los pronósticos, haría la temporada en ese campeonato.

Las horas anteriores a esa sesión de entrenos se le pasaron volando. Estaba muy ilusionado, pero estaba claro que no sólo con ilusion se conseguían resultados. Su moto tuvo problemas toda la sesión y aún así consiguió un meritorio décimonoveno puesto, eso sí, a unos 4 segundos del mejor tiempo. Las siguientes sesiones no fueron mucho mejor, entre caídas sin importancia, problemas de motor y demás dificultades C no consiguió demostrar que valía para optar al título, era demasiado irregular. En las primeras carreras realmente importantes la cosa no mejoraba. C era blando, le faltaba mucha sangre(y algo de motor) para defender su posición. Por suerte era eficiente y no se caía con facilidad en carrera, con lo que superaba a los inexpertos que no conseguían evitar caer en casi cada carrera. Acabó la temporada, con resultados discretos, se metió entre los 10 primeros en una ocasión, pero le quedaba mucho camino por recorrer.

Para la siguiente temporada maduró mucho. No sólo mentalmente, competitivamente también. Un ex-piloto se ofreció para tutelarlo, le pulió algunos defectos de conducción y sus resultados mejoraron notablemente. Se había convertido en un asiduo a los podios.Aunque las victorias estaban muy cara, consiguió un par, y quedó segundo del campeonato. Gracias a ese resultado recibió una invitación para participar en la última carrera de la temporada del Mundial de 125.cc , un buen escaparate en el que podría intentar demostrar su talento sin presión, ya que las vistas de los aficionados estarían más pendientes de los que se iban a jugar el título. En los entrenos todo siguió el rumbo normal, C consiguió un tiempo malo, pero consiguió evitar los últmos puestos para la salida.

Se relajó, había cumplido el trabajo, al día siguiente tendría una prueba de fuego. Era importante realizar una buena salida y evitar las dificultades de la primera curva, muy cerrada, susceptible de crear accidentes. Tenía claro que tan pronto como pudiera tenía que acercarse al interior de la curva, así habría menos riesgo de que le tiraran, observó salidas de otras carreras en el mismo circuito para entender como lo tenía que hacer. Visionó y mentalizó lo que tenía que hacer unas 10 veces. Se relajó y se reunió con su equipo para plantear la carrera. Se tomaría con tranquilidad las primeras vueltas para ir aumentando el ritmo y llegar sin problemas de neumáticos al tramo final. Varias horas después, el semáforo se puso verde.

C salió bien, sin tomar riesgos innecesarios y se coló entre los 20 primeros pronto. A medida que los rivales iban cayendo se acercaba a las plazas de puntos(los 15 primeros). Su conducción era cada vez más sólida y sin errores. A falta de 10 vueltas ya iba el duodécimo tras varios adelantamientos de mérito, pero empezó a llover… y cayó. Intentó arrancar la moto pero su sueño se desvanecía. Una lástima, no lo había hecho nada mal. Le vinieron ofertas para hacer una temporada completa para algunos equipos competitivos y como no podía ser de otro modo, aceptó.

Era su paso más importante desde que empezó su carrera. Tenía motivos para ser optimista y más cuando en pretemporada realizó buenos tiempos, cercanos a las motos favoritas. Llegó el inicio de la temporada y los primeros resultados no tardaron en llegar. 2 podios en 4 carreras pero mientras entrenaba tuvo un accidente grave. Se fracturó varios huesos y se le acabó la temporada.

Quiso volver a triunfar los años siguientes, pero no consiguió estar en forma, así que sus resultados fueron nefastos. Subió de categoría, a los 250.cc, que se adaptaban más a su conducción. Mejoró un poco los resultados pero no lo suficiente. Se tomó un par de años sabáticos para descansar, mentalizarse y dar su asalto definitivo al título. Lo rozó en un par de ocasiones, pero le faltó punch en los momentos decisivos, y se tomó un ultimátum. Castigado por las caídas, no podía mantenerse en las carreras mucho tiempo más, así que el año que iba a cumplir los 28 años, sería el último de su carrera deportiva.

El año no empezó bien, dos quintos puestos seguidos, pero el podio en la siguiente carrera le dio una buena inyección de moral. C sabía que era su última oportunidad de reengancharse al camino vencedor y luchó en todas las carreras por las victorias y los puntos, a pesar de caer un par de veces, caídas que le pusieron muy difícil el título. Se llegó a las 2 últimas carreras, con 28 puntos de diferencia en contra de C. Parecía difícil pero no se iba a rendir. La suerte se alió con él en la primera. Precisamente en casa de su máximo rival, en Japón. Una moto colada en la primera vuelta chocaba con el rival dejándolo fuera de carrera. C controló la carrera sin problemas y se colocó a 3 puntos y una sola carrera por disputar, y qué mejor circuito que el primer circuito donde C compitió? Su motivación extra le tenía que ayudar a ganar delante de su público. Era su carrera más importante ya que además iba a ser la última. Se sabía desde que empezó la temporada.

Los entrenos fueron bien, los 2 que se jugaban el título fueron primero y segundo, con poca diferencia. La carrera empezó mal para C. Se coló en las primeras curvas y tuvo que remontar. Su rival controló un poco la situación, dejó escapar al tercero del mundial, ya sin opciones, y pero no se esperaba que C fuera a remontar, cosa que hizo en unas 10 vueltas. Quedaban 5 vueltas y C se colocaba segundo a 2 segundos del primero, y el líder del mundial rodaba tercero. C hizo unas últimas vueltas de infarto y en las últimas curvas superó al primero, ganando la carrera y por ende, su primer y único título mundial. Un broche de oro a su carrera, que podría haber sido más laureada con un poco de suerte.

C era feliz, por fin podía darle un sentido a su nombre. Campeón.

De ahí en adelante se dedicó a tutelar a jóvenes para que tuvieran la misma oportunidad que él. Y fue medianamente feliz.

 

Basado en nadie real que yo sepa. La próxima historia espero que sea mejor. xD

De tan insustancial que soy me doy asco. xD 

Juno y Ellen Page

Como ya muchos sabréis, hace un par de noches se dieron los Oscars de Hollywood. No voy a hablar de eso porque la mayoría de galas de premios "serios" me parecen una chufa, prefiero el bizarrismo de los Razzies, por ejemplo, donde un actor como Eddie Murphy puede llegar a ganar un premio a mejor actriz. De los Oscars me interesa descubrir pequeñas joyas que quizá quedan eclipsadas por el éxito de otras. De estas(No country for old men(No es país para viejos), There will be blood (Pozos de ambición), Atonement (Expiación), etc) ya podréis encontrar opiniones en cualquier lado, e incluso es posible que las hayáis visto. La primera por el bombo que conlleva llevarse premios importantes, aparte de todo lo que ha ganado Bardem con ella(merecidamente o no, no soy un experto cinematografo y prefiero que lo juzguen otros. La segunda por la buena actuación de Daniel Day Lewis. Expiación porque en las quinielas estaba entre las favoritas para llevarse más premios, aunque resultara de las perdedoras, al llevarse poco reconocimiento.

Tengo pendiente ver Promesas del Este, también, otra de las que las críticas dejan en buen lugar, pero como mi título de la entrada indica, voy a comentar un poco otra de las películas que tenía varias nominaciones. Juno. Mi primer interés por esa obra fue al ver un comentario en las noticias sobre su nominación en los Oscars. Me llamó la atención la presencia de Rainn Wilson(actor de The Office, serie que sigo a menudo) en el reparto de  Juno, aunque luego descubrí que era un papel casi anecdótico, pero fui viendo que los comentarios sobre la película eran bastante buenos y decidí que algún día la vería. Y creo que hice bien.

No se puede decir que el éxito de Juno haya sido pequeño. Incluso sorprende viendo su poco presupuesto o cuando leemos el argumento, más propio de cualquier película de sobremesa. Casi aún sorprende más que una película con ese argumento haya podido ganar el Oscar a mejor guión original. Hay que verla para entenderlo. Puede que se haya sobrevalorado un poco y quien la vea después de todo quede decepcionado pero lo cierto es que esa película consigue hacer pasar a los espectadores un rato muy agradable, seguramente. Como en todo, hay cosas negativas, como por ejemplo se hace difícil ver creíbles algunas reacciones, algunas actitudes, es más, es improbable encontrar alguien como Juno, pero precisamente ahí, es donde está el encanto de esta película, que circula en una linea fina entre el drama y la comedia. Quien la vea, que no busque la película premiada que el mundo aclama, que la vean sabiendo que simplemente, es Juno, fresca, simple, tierna, atrevida hasta cierto punto, y muy simpática.

El trabajo que hace Ellen Page es brutal. Tan ácida en ocasiones, en otras tan dulce, el papel de Juno le encaja perfectamente, o más bien, lo hace perfectamente, es casi imposible no verla con un punto de ternura. Viendo Juno cualquiera diría que esta chica acaba de cumplir 21 años, tiene una cara de niña que puede que le cueste quitarse de encima, pero que aprovecha como nadie. Los demás actores principales cumplen su papel, algunos mejor que otros, pero Ellen se los come. Lleva toda la magia a la película, dando un gran resultado.

Cinematográficamente, su carrera es muy prometedora. En Hard Candy(muy recomendable) ya da muestras de lo que puede hacer. Luego se dejó ver en X-Men3. Con Juno se ha acabado de consagrar y ha demostrado que es una realidad. Habrá que seguirle la pista porque promete y mucho, la chavala.

 

P.D- Que aparezca una camiseta de Alice in Chains, que se nombren grupos como Iggy Pop & The Stooges, The Melvins, etc, y que aparezca una Gibson Les Paul no influye en que mi comentario sea más o menos positivo.

Razzies, nominados y ganadores.

Este fin de semana se han entregado los Oscars. Cualquiera que se haya informado un poco sabrá como se han repartido los premios.

Antes de esa gala, se entregaron los premios Razzie, el contraste, para nombrar las peores películas y actuaciones. No he visto casi ninguna de las nominadas y es interesante recordarlas, para no verlas si hay la ocasión, o para atreverse si se es lo suficientemente inconsciente. Voy a hacer un repaso de las categorías, nominados y premiados, sacados del post del Foro Cine de Meristation dedicado a esos premios:

En rojo el ganador de cada categoría

Peor Película:

‘Bratz’
‘Papá Canguro 2?
‘I know who killed me’
‘Os declaro marido y marido’
‘Norbit’

Peor Actor:

Nicolas Cage, ‘Ghost Rider’, ‘La búsqueda 2? y ‘Next
Jim Carrey, ‘El número 23?
Cuba Gooding Jr., ‘Papá Canguro 2? y ‘Norbit’
Eddie Murphy, ‘Norbit’
Adam Sandler, ‘Os declaro marido y marido’

Peor Actriz:

Jessica Alba, ‘Los 4 fantásticos y Silver Surfer’, ‘Awake’ y ‘Good Luck Chuck’
Lindsay Lohan ‘I know who killed me’, ex aequo con Lindsay Lohan ‘I know who killed me’
Logan Browning, Janel Parrish, Nathalia Ramos & Skyler Shaye , ‘Bratz’
Elisha Cuthbert , ‘Captivity’
Diane Keaton, ‘¡Porque lo digo yo!’

Peor Actor de Reparto:

Orlando Bloom, ‘Piratas del Caribe 3?
Eddie Murphy, ‘Norbit’
Kevin James , ‘Os declaro marido y marido’
Rob Schneider, ‘Os declaro marido y marido’
Jon Voight, ‘Bratz’, ‘La búsqueda 2?, ‘Transformers’ y ‘September Dawn’

Peor Actriz de Reparto:

Jessica Biel, ‘Os declaro marido y marido’ y ‘Next’
Carmen Electra , ‘Epic Movie’
Eddie Murphy, ‘Norbit’
Julia Ormond, ‘I know who killed me’
Nicolette Sheridan, ‘Code name: The Cleaner’

Peor Director:

Dennis Dugan, ‘Os declaro marido y marido’
Roland Joffe , ‘Captivity’
Brian Robbins, ‘Norbit’
Fred Savage, ‘Papá Canguro 2?
Chris Siverston , ‘I know who killed me’

Peor Guión:

‘I know who killed me’
‘Papá Canguro’
‘Epic Movie’
‘Norbit’
‘Os declaro marido y marido’

Peor Pareja Cinematográfica:

* Jessica Alba y Ioan Gruffud (’Los 4 fantásticos y SilverSurfer’) o Hayden Christensen (’Awake’) o Dane Cook (’Good Luck Chuck’)
* Cualquier combinación entre dos personajes de ‘Bratz
* Lindsay Lohan y Lindsay Lohan (’I know who killed me’)
* Cualquier combinación de los personajes de Eddie Murphy en ‘Norbit’
* Adam Sandler y Kevin James (’Os declaro marido y marido’) o Jessica Biel (’Os declaro marido y marido’)

Peor secuela o protosecuela:

El Campamento de Papá’
‘Aliens vs. Predator: Requiem’
‘Evan Almighty’
‘Hannibal: El Origen del Mal’
‘Hostel 2’

Peor excusa para una película de terror:

‘I Know Who Killed Me’
‘Aliens vs. Predator: Requiem’
‘Captivity’
‘Hannibal: El Origen del Mal’
‘Hostal 2’

Destacan los premios de Eddie Murphy, especialmente el de peor actriz de reparto, cuánto cachondeo tienen montado por ahí. Very Happy I know who killed me y Norbit han arrasando, especialmente.

Eurovisión: Ese festival de la insustancialidad.

Hace muchos años, incluso demasiados, que se "celebra" ese festival llamado Eurovisión. Musicalmente no tiene atractivo, cada año la estructura de las canciones es parecida, repetitiva, la duración establecida de 3 minutos por actuación no permite mucho más. Pocas canciones vencedoras realmente llegan a ser buenas compositivamente y líricamente, como mayor ejemplo, la canción de Massiel que ganó hace unos 40 años, que repetía compulsivamente la expresión La, la, la.

Quien siga asiduamente ese festival se habrá dado cuenta que es muy fácil adivinar los países que recibiran los votos de los otros, almenos los votos de más valor, los pequeños son más disputados, pero la proximidad geográfica es un factor fundamental para conseguir puntos, acrecentado especialmente desde la participación masiva de sitios de la Europa del Este. Votándose entre ellos se aseguran que van a estar de los primeros seguramente. Hay gente que pese a todo sigue interesada en esa farsa? Seguramente. Para algunos el mayor aliciente es ver las actuaciones chorras, que de vez en cuando ganan en las selecciones de algún país.

Un caso célebre es el de Alf Poier

Hace algunos años ese representante austríaco dio que hablar bastante, un hombre bastante peculiar.

Ese mismo año las favoritas, las rusas T.A.T.U se quedaron en el segundo puesto, dieron bastante de qué hablar con su supuesto lesbianismo pero por suerte parece que se calmó todo el marketing que arrastraban.

 

Más recientemente, Lordi, un grupo curioso que sólo destaca por sus pintas, ganó representando a Finlandia.

 

Este año España ha abierto un concurso para que pueda llegar cualquiera a la final, y, a sabiendas que envien a quien envien, los amiguismos harán que no consigan un buen puesto salvo que hagan algo totalmente rompedor, varios personajes se han colado en las votaciones de las que los 5 primeros tendrán un hueco en la final, junto a los 5 más que elija el jurado. Ahí en la final ya los votos serán por SMS. Algunos de los que podrían estar en esa final son:

Antonio el Gato: 

 La pajarraca:

 El programa de BuenaFuente ha lanzado otro candidato, el peculiar Rodolfo Chikilicuatre.

Para aumentar el bizarrismo de Eurovisión, se acaba de confirmar que el representante de Irlanda va a ser una marioneta con forma de pájaro. 

http://news.bbc.co.uk/2/hi/entertainment/7261164.stm

Eduardo da Silva

Eduardo Alves da Silva es posiblemente el hombre del día en el mundo del fútbol. Y no por haber hecho una buena actuación ni nada que se le parezca. Hoy ha protagonizado una de las posibles imágenes más dolorosas del año tras recibir una dura entrada que le va a tener lesionado varios meses y a saber si podrá volver a jugar a buen nivel.

Por partes, Eduardo, brasileño pero con nacionalidad croata, donde ha jugado varios años, había llegado este año al Arsenal, y en los meses que llevaba en el equipo había conseguido ya varios goles, y se estaba consolidando como uno de los jugadores importantes y hoy era titular en el partido que enfrentaba ese equipo contra el Birmingham.

Se llevaban 3 minutos de juego cuando en una jugada en principio intrascendente Eduardo ha recibido una falta brutal. Una entrada a al altura del tobillo que le ha destrozado la pierna. Las reacciones de los jugadores que se han acercado no daban lugar a dudas. La televisión que emitía el partido ha evitado los planos cortos y todas las muestras que hay del resultado de la entrada son fruto de las cámaras fotográficas de los periodistas. Martin Taylor, el autor de la falta ha sido expulsado por roja directa, y 10 minutos después, Eduardo ha sido trasladado al hospital. Si alguien quiere ver fotos del hecho, (aviso que son brutales) puede entrar en http://www.marca.com/edicion/marca/futbol/internacional/es/desarrollo/1093154.html o en

http://zonaforo.meristation.com/foros/viewtopic.php?t=999294&postdays=0&postorder=asc&start=0

En momentos como ese es habitual recordar la entrada que hizo Roy Keane a un rival hace algunos años,(que le había lesionado anteriormente) que le obligó a retirarse del fútbol. La falta en cuestión es la segunda del siguiente video.

 

Se puede entrar duramente, no lo discuto, pero llegar a tales niveles me parece incomprensible.

Crónica de una letra singular: B

La infancia de B fue algo aburrida. Nació cuando la Primera Guerra Mundial daba sus últimos coletazos, en Estados Unidos. Su familia era la típica familia adinerada que se pasaba los días de banco en banco. El Crack del 29 asestó un duro golpe a su familia más cercana, que aprovechó sus últimos ahorros para mandar a B a vivir con una familia lejana, básicamente campesina, que tenían un rancho acogedor, muy despreocupados por la debacle financiera, usaban los métodos tradicionales de toda la vida para la gestión de sus campos y la alimentación de sus animales.

Los inicios de B en su nueva vida fueron complicados, estaba demasiado acomodado a su anterior vida, cambiar el chip de lleno le costó varios meses de trabajo, y bastantes magulladuras. En poco tiempo había pasado de lidiar con el dinero de algún sucedaneo no patentado del Monopoly a lidiar con vacas, caballos, búfalos salvajes y demás fauna más o menos peligrosa para un novato en el mundillo. Tres meses después le asignaron lo que le cambiaría la vida. El rebaño de ovejas. Por fin había encontrado su sitio. Entre animales que cada 5 minutos llamaban su nombre, BEEE, pronto ganó su confianza. Mordían suavemente y no tenían cuernos, no había nada negativo en su naturaleza animal. Pronto bautizó a las 5 que le habían prestado más atención desde el principio. Bo, Bob, Bobo, Bobobó y Bobobob. Creo que ha quedado clara su falta de originalidad, por eso, en caso que fuera a tener un hijo, la responsabilidad de darle un nombre había decidido que caería sobre la madre.

En fin, la vida en la granja con sus amigas era muy bucólica, hasta que llegó el invierno. El frío hizo casi insostenible la situación. El pánico se había apoderado de los trabajadores, no sabían si el ganado iba a poder resistir las frías temperaturas y ninguna de las soluciones previstas iba a arreglar nada. Pasaban los días y las ovejas iban enfermando, aunque no de gravedad de momento pero no se podían arriesgar a que realmente hubiera opciones de llegar a desastres de mayor magnitud. B tomó una decisión drástica. Llevar a su rebaño a la granja más cercana, que sí que tenía condiciones para adoptar sin riesgos todas las ovejas. El principal problema era llegar hacia ahí, la ruta era llena de angostos senderos que podrían dar más de un problema a cualquier inexperto en las rutas montañiles.

Empezó la ruta la mañana siguiente, con los primeros coletazos del día, y esperaba llegar con los primeros destellos de oscuridad. No fue un viaje fácil, las ovejas se descontrolaban con facilidad y le costó no perderlas por el camino. Cada vez que una de despistaba, B perdía 10 minutos en reconducirla. Aún así, tuvo suerte, la marcha era más rápida de lo que tenía previsto y consiguió llegar al sitio a tiempo. Se quedó a dormir ahí hasta la mañana siguiente mientras veía la situación de las ovejas que había conducido.

Cuando se aseguró que estarían bien cuidados se fue de vuelta a su granja, prometiendo volver pronto a sus ovejas favoritas, especialmente a Bob, pero en el camino de vuelta resbaló en una placa de hielo del camino y cayó por un precipicio de unos 10 metros, con la mala suerte que se rompió la espalda, quedando paralítico. Por suerte le encontraron cuando aún tenía provisiones, con lo que alimentarse un poco. Fue trasladado a un hospital y tras ser dado de alta volvió a recluirse en la granja. De vez en cuando, especialmente en tiempos primaverales o veraniegos sus antiguas ovejas iban a pasturar los prados cercanos a su granja, así las podía saludar levemente, siempre con una gran nostalgia. Su amistad iba a ser imborrable, pasara lo que pasara.

Crónica de una letra singular: A

A se levantó un día cualquiera. Siempre era el primero de la familia enhacerlo. Tenía 15 años y era el mayor de 5 hermanos, los demás eran E, I, O y como no,U, de 12, 10, 8 y 5 años, respectivamente. Sus vidas eran muymonótonas, Vivían en un apacible pueblo cercano a un lago, con lo quefrecuentemente cogían una pequeña embarcación familiar para ir los 4 anavegar pero aquella no era la intención de A cuando salió de la cama.

Era un día de clase en el instituto de la ciudad vecina, y apenas 1hora después tendría que estar cogiendo el autobús, pero ese día no erasu intención.

Estaban entrados en el segundo trimestre. Hasta pocos meses antes susnotas siempre habían sido excelentes pero algo sucedió. Se produjo unbajón repentino de rendimiento del que B, el segundo en discordia, seaprovechó para convertirse en el estudiante mejor valorado de sugeneración en la ciudad. Los profesores, EGB, COU y BUP no encontrabanexplicación al preocupante bajón, y en las tutorías privadas paradebatir el tema A se mostró poco atento y con pocas ganas de hablar.

No quería que nadie se metiera en sus asuntos. Su realidad era triste.Z, el peor estudiante de su pueblo había tenido un par de encontronazoscon él en las últimas semanas de los que había salido victorioso y A.en vez de ir a clase, pasaba las horas pensando en como devolvérsela.Esa rivalidad iba a tener otro capítulo esa misma mañana.

Paulatinamente, todos los miembros de la familia de A se fueronlevantando y lo saludaron. Él se contentó con responder conindiferencia. Tenía que estar concentrado en su objetivo. Pasaban losminutos, su familia lo veía cada vez más raro, pero sabían que cuandotenía esa expresión en su cara de entre nervios y excitación no queríaque nadie lo molestara en exceso, y le dejaron en paz. Al fin y al caboél ya había demostrado de qué era capaz. Pasaba el tiempo y sus padreshabían ido a trabajar y sus hermanos ya estaban preparados para ir aclase. Él no. Llegó su autobús a la parada correspondiente, él ya habíasalido de casa, pero no lo cogió. Iba en dirección contraria. Cruzó lacalle hasta llegar al parque donde había quedado con Z. Exacto, iban asaldar cuentas pendientes, saltándose clase, y no lo iban a hacer solos.También acompañaban los hechos con su presencia, X y Y, otros de losestudiantes más mediocres de la zona, y muy amigos de Z.

Juntos fueron a la tienda de la esquina, un pequeño establecimientoregentado por una dama que a menudo enseñaba el escote mientras servía,el motivo principal por el que iban a menudo ahí. Había uno mássecundario, iba a ser una mañana agotadora y tenían que cogerprovisiones para poder sacar fuerzas. Acto seguido siguieron su caminohacia el local que Z y sus amigos alquilaban para pasar las tardes, verpelis, montar fiestas, y lo que hiciera falta. Era un sitio algopequeño, pero acogedor, y válido para las 4 personas que iban a estarahí. Acto seguido empieza la acción.

Empieza la contienda, con un ataque rápido de Z, que deja a A muytocado, él intenta devolverse pero Z tiene una buena defensa y consigueevitar el peligro. A lo sigue intentando, sabe que tiene tiempo, lasreglas son claras, pero no quiere que la lucha se decante tan rápido enfavor de Z y trata de asestar un buen golpe. Al final lo consigue, yademás 2 veces seguidas, parece difícil que Z reaccione. Justo en suspeores momentos llega el final del asalto. Queda el definitivo.Descansan el tiempo justo para reponer un poco las fuerzas y vuelven alataque.

A lleva ventaja y puede controlar el asedio casi irracional de Z enlos primeros tramos pero éste consigue responder con un gancho zurdoque iguala las cosas. Con un empate técnico los últimos minutos estánllenos de idas y venidas inesperadas, nadie sabe quien asestará elgolpe definitivo. Al final es A quien se lleva el gato al agua. Selleva la victoria 3-2. Z acepta su derrota con resignación, no sinantes poner una fecha para la revancha, ya en el fin de semana, asípodrían ir a clase normalmente, olvidándose de esa rivalidad. Z apagóla tele, entregó su mando a A y se quedó el juego. Ese era el trato. Elque ganaba dejaba el juego al contrario un par de días hasta elsiguiente reto.

Así habían labrado una bonita amistad, con la que perdieron muchashoras de clase, justificadas con varias excusas inverosímiles, pero queeran compensadas por la diversión de las horas que pasaban juntos. A notendría problemas para recuperar el tiempo perdido cuando se lopropusiera, no le preocupaba vaguear algunas semanas. Además, a Z legustaba tener un colega así, ya que en tiempos de necesidad, sabía quele ayudaría a estudiar mejor. X y Y, por su cuenta, eran jugadoreshabituales de hacía muchos años, por eso su rendimiento escolar habíabajado mucho pero les reconfortaba tener cerca una mente como la de A,capaz de lo mejor cuando lo necesitaba. No tendrían problemas parasacarse el curso todos juntos. No era una obligación(ellos lasodiaban), simplemente un trámite.