Call of Juarez 2 Bound in Blood.

 

Aquí viene el primer análisis de un juego, y lo hago sobre una precuela, basada en el anterior Call of Juarez, que por desgracia todavía no he podido jugar. No obstante esta precuela si, dejándome un muy buen sabor deboca.

Como mi portátil está ya viejuno y usa Vista, la versión de PC directamente no pude jugarla, por lo que mepasé la de PlayStation3, la consola de la marca Sony.

Sobre el juego, pues este noscuenta la historia de los hermanos tres hermanos McCall, un inofensivo predicador y dos rudos pistoleros y los avatares que les acontecen durante la búsqueda del mítico tesoro de Juárez.

Lasaventuras de los McCall comienzan con la "marcha hacia el mar" del General de la Unión William T Sherman, que ocupó los estados rebeldes de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, acabando con el saqueo y toma de la ciudad de Atlanta.

AmbosMcCall,son sargentos en las fuerzas confederadas posicionadas en Georgia, teniendo que defender las ya muy diezmadas defensas sudistas ante el ataque de las fuerzas federales. Al ver que ya está todo perdido, deciden desertar e ir a su finca donde habitan su moribunda madre y su hermano pequeño. Esta deserción será el comienzo de todos sus problemas y la caída de ambos hermanos en el bandidaje.

Aunquela ambientaciónde la película es completamente de Spaghetti Western, lo cual está muy logrado con su banda sonora y diálogos macarras entrelos hermanos Rayy Thomas(los dos pistoleros) el aspecto histórico, en la temática de la Guerra de Secesión deja un poco que desear, así como en los aspectos armamentísticos,no así en la ambientacióny recreación de las ciudades, vestimentas, útiles y demás aspectos de la época.

En el caso de la uniformidad, muestran a soldados demasiados impecables en ambos bandos, expecialmente en el confederado. Se nos muestra con pulcros uniformes grises, todos similares. Si bien el gris era el color carasterísticode los sudistas,no era el único. Muchos soldados confederados vestían prendas civiles en tonos marrones y grises, así como bastantes prescindían del quepis, más que nada por falta de existencias de estos gorros, además la uniformidaden el bando sudistaera bastante desigual, practicamente cada soldado se apañaba la ropa que podía, llegando a veces a llevar uniformes unionistas del revésy con el emblema del US Army en el cinturón, puesto del revés.

Elotro aspectos criticable desde el punto de vista histórico, es el del armamento. Más que nada por que en 1864, no había fusiles Winchester como se nos muestra, las armas de repetición de palanca que habían eran los Henry.
Además,estas armas aparecen generalizadas en ambos bandos, cuando los que solían llevarlas, eran soldados unionistas que las compraban de su bolsillo. El arma de la infantería de aquella época, eran los mosquetes yfusiles de avancarga,como el Enfielddel .50 o el mosquete Kentucky, más popular entre las tropas sudistas.

Dificilmente un soldado de la confederación podría llegar a tener un rifle Henry,salvo robándoseloa un cadáver,y aun así, eran pocos los soldados unionistas que llevaban estos, debido a su precio.

Salvado estos detalles, veo que en el juego se tiende a generalizar mucho sobre las armas, algo comprensible, debido a la ingente cantidad de tipos de revolvers y rifles que había en aquella época, y más si das al juego un carácter de SpaghettiWestern,más conocido por su violencia que por su rigor histórico, sin que su falta de rigor sea un impedimento en su calidad.

Sobre lajugabilidad,nos encontramos ante un shooter en 3º persona, donde podemos elegir a dos personajes, al inefable Ray, más duro, mal hablado, primogénito dela familia y experto en explosivos y combate con dos revólveres. Y Thomas, el hermano pequeño, tirador especializado, ágil y experto en sigilo, siempre a la sombra de su hermano mayor.

Aunque la historia sea lineal, la forma de jugar depende bastante del personaje que elijamos, siendo recomendable probar con ambos personajes, y vivir dos experiencias de juego distintas.

En resumen, un juego bastante aceptable, con una muy buena trama y diseño, recomendable para fans de los shooter en 3ºpersona y para los amantes como yo del western. Uno se alegra de que este género siga vivo y que el 10º arte, que es el videojuego, no lo haya olvidado y se sigan haciendo títulos. Un saludo.