Trópico, o como dirigir tu propia República Bananera.

¡Bienvenidos a los años 50! Época en la que la Guerra Fría está en auge, y tu has tenido la dicha (o desdicha) de presidir la pequeña Isla de Trópico, parece un islote dejado de la mano de Dios, y de hecho lo es, pero con tu liderazgo, Presidente, llegarás a convertir Trópico en la potencia líder en el sector Turístico.

Esta es la simple premisa, con la cual parte el título Trópico, desarrollado en 2001 por la PopTop Software, donde asumes el rol de un presidentucho del 3 al 4º de una república Bananera en el Caribe, en tus manos está pues el destino de la isla, en este juego de estrategia comercial y de construcción. 

Puedes asumir, el rol de un personaje histórico como Fidel Castro, Manuel Noriega, "Papa Doc", Violeta Chamorro y mi favorita Evita de Perón, o pudes crearte tu propio dictadorzuelo caribeño, donde deberás escoger tus orígenes, si eres un militar, policia, cantante de éxito o autor de izquierdas. Como llegastes al poder, ya sea pronunciamiento militar, conspiraciones de la CIA o del KGB, por la vía revolucionaria o mediante unas elecciones. Además de tus virtudes, como hombre carismático y tus defectos como ludópata, paranoico y varios más. Cada uno de estos rasgos de personalidad, influyen de diversas formas en el desarrollo del juego, ya sea con el aprecio o desprecio de los Estados Unidos y de la URSS, o el apoyo de las facciones que pueblan tu isla, los militaristas, religiosos, intelectuales, ecologistas, capitalistas y los comunistas.

Ahora bien, de tu forma de regir la isla, dependerá que tengas contentas a unas u otras facciones, teniendo en cuenta, que no todas pueden estar igual de contentas a la vez, en el sentido de que los comunistas te pedirán viviendas dignas e igualdad salarial, los intelectuales más libertad y educación, los capitalistas el desarrollo industrial y el ocio en Trópico, los ecologistas el cuidado del medio ambiente, y los religiosos el cuidado del alma de los tropicanos. Si decides jugar como un despótico tirano, habrá cada vez más ciudadanos rebeldes, que decidan sumarse a la guerrilla, la cual te hará la vida imposible atacando diversas estructuras. Así como si el ejército está descontento te puedes ver enfrentándote a un golpe de estado. Otra vía de mantenerse en el poder en las democrática, ganando las elecciones a las que te presentes. Otra cosa es que juegues limpio o que decidas reinterpretar los votos por el bien del pueblo de Trópico.

Como rijas el destino de tu isla, hará que las potencias mundiales piensen una cosa u otra de tí, y eso influirá en la ayuda económica que recibas y las posibles alianzas que puedas forjar.

Lo más interesante del juego, es la gestión de la isla, con opciones a construir tu imperio industrial, turístico, dar vivienda a los ciudadanos, y tratar de escapar de la dependencia agrícola y ganadera, aunque estos medios de producción son necesarios para que tu pueblo pueda subsistir. También debes velar por la educación que recibe tu puebl, pues cuantos más ciudadanos formados tengas, menos tendrás que traer de fuera para que ocupen ciertos puestos de responsabilidad. Así mismo debes velar por el salario de tus trabajadores, evitando que vivan en la miseria, por que si no emigrarán de la isla.

A Trópico llegarán también inmigrantes, buscando trabajo, debes gestionar quienes entran o quienes salen con tu ministerio de inmigración, teniendo una política totalmente abierta, o una política dictatorial de nadie sale de Trópico. 

La vista del juego, es desde el aire, y con una perspectiva isométrica que da sensación de 3D, reflejando las distintas estructuras que pueblan la isla, todo con una gran presición y detalle, así como cada ciudadano, cada uno con su nombre y apellidos, edad e intereses de cada ciudano. Además, cada año que pase dentro del juego, aparecerá un anuario donde se detallan los pormenores ocurridos en ese año, es decir, respeto ciudadano, lo que piensan las principales potencias, lo que opinan de ti las distintas facciones, los ingresos y los gastos que hay en la isla así como los ciudanos agrupados por edades, sueldo, estudios y lugar de origen. También aparece reflejado la calidad del turismo y el origen de los turistas y su agrupación por edades. Acompañado todo esto de una banda sonora compuesta en su mayoría de música caribeña y latina, bastante buen, pegadiza y agradable. 

En resumen, un inteligente y divertido juego de  estrategia económica, que hará las delicias de los gammers que busquen algo diferente y que les interese el tema de las repúblicas bananeras y de la Guerra Fría. Por último, decir que salió de la mano de FX interactive, una recopilación donde venían el Trópico con su expansión Paradise Island, el Trópico 2 y su expansión y el Trópico 3 poder absoluto. La cual adquirí en un Kiosko por apenas 6 euros. La desventaja es que el 2 es en la época de la piratería y no tengo máquina suficiente para el 3. No obstante es un título que merece la pena y recomiendo encarecidamente.