ANÁLISIS DE ZONE OF THE ENDERS THE SECOND RUNNER: UNA GRAN ÓPERA ESPACIAL.

Hola gente, ya estamos con aquí de nuevo, a la carga con nuevos análisis, o no tan nuevos, ya que son juegos con sus años, pero con la caída de precios de los juegos de ps2, es un gran oportunidad de hurgar en su catálogo. De primeras os contaré cómo me llegué a esta saga. Por un lado con Metal Gear Solid conocí a Hideo Kojima, y gracias a eso conocí otras obras suyas. De ahí, entre otras conocí que Kojima fue el productor de Zone of The Enders (ZOE) y de Zone of The Enders the Second Runner (ZOE 2).

 

 

Aquí tenemos la portada del primer ZOE. 

 

Navegando por internet, al tratarse de juegos de principios de la década casi no había videos ni análisis decentes (esto sólo existe de los juegos en los últimos 5 años, hace diez años no existían estas cosas, parece mentira). Pero de lo poco que vi se trataba de juegos de mechas, de grandes robots japoneses que disparan (si queremos simplificarlo a ese extremo). 

 

El anime siempre me ha gustado y me atrajo la idea, así que me decidí a buscar ZOE, me gusta siempre el orden. Por internet en Inglaterra encontré barato un ejemplar (salvo el manual el disco es igual que la versión española) y me zambullí en el juego. La verdad es que me gustó, pero me dejo un sabor agridulce.

 

 

This is Jehuty (versión ZOE). 

 

Como todo el mundo decía que ZOE 2 era como ZOE pero potenciado me animé a buscar otra vez en internet un juego barato (nueva versión inglesa, idéntica a la española, pensad que los dos juegos me han costado, con envío incluido 25 euros, en perfecto estado). Y recientemente me zambullí en el nuevo juego, disfrutándolo como un enano por cierto. De esta forma me decidí a realizar este análisis-artículo de Zone of the Enders the Second Runner, aunque creo que voy a añadirle el extra de analizar en paralelo el primer ZOE.

 

 

Esta es la portada de Zone of the Enders: The Second Runner.

 

Pasados los preámbulos os diré que se trata de una gran serie de juegos de la que espero con ansiedad una tercera parte para la PS3 (que es la que tengo) ya que son grandes juegos, sobre todo el segundo. Hideo Kojima como productor lleva a cabo la creación de un fantástico nuevo universo, alejándose de los engranajes sólidos, pero manteniendo cerca al equipo con el que ha creado las grandes obras maestras. Todo esto se realiza con un cambio de temática con el siguiente resultado: una fantástica producción, muy sólida (perdón por el chiste), con un registro y jugabilidad que se distancian un tanto de los estándares del medio, pero totalmente adictiva. De hecho al jugar a estos juegos me hago una idea más cercana de lo que puede resultar Metal Gear Rising, al aportar una jugabilidad distinta pero frenética. 

 

Como decía al principio nos encontramos con unos juegos de mechas, de robots, que disparan, un shooter, vamos. Los juegos evolucionan, desde el principio del primer juego hasta el final del segundo, de más lento a más rápido y adictivo. Todo esto se mezcla con ciencia ficción de la buena, de la de la vieja escuela, con colonizaciones de planetas, luchas espaciales y todos los ingredientes que a los que ya tenemos una edad nos dejan buen sabor de boca. Si te gusta todo eso, como a mí, independientemente de la plataforma o edad del videojuego, te encantará la serie. 

 

 

Así se ve The Second Runner en pantalla.

 

Comenzando con el aspecto gráfico, en general y de un primer vistazo ambos juegos pueden parecer muy similares, aunque ZOE 2 sufre una gran mejora respecto al primer ZOE. Para su época los gráficos de ZOE no estaban mal, fue de los primeros en salir con la ps2, aunque visto como acabó (FFXII, God of War II, etcétera) podemos ver que es un poco justito. Son renderizados en 3D, con baja calidad de texturas, con secuencias de video con idéntica tecnología, un tanto burdas. Aún así hay que contar con que es un juego muy cinético (con mucho movimiento) por lo que cuando la acción comienza todo se mueve de una manera muy agradable, con efectos de luces y movimientos de cámara que te hacen olvidar el aspecto un poco tosco cuando todo permanece estático. 

 

 

 

El diseño de los Orbital Frames está muy, muy trabajado, un dibujo conceptual de ejemplo es la imagen de arriba. 

 

Por otro lado el diseño global es excelente, algunos escenarios son pobres y repetitivos al igual que algunos enemigos, sin embargo en general el diseño es sobresaliente. Más que en ningún otro juego creo que el trabajo de Yoji Shinkawa como diseñador de los Orbital Frame (los mechas en el juego) es excelente, al mismo nivel e incluso superando los diseños para los Metal Gear, para que veáis el alcance.

 

    

Aquí podéis ver un trailer de Zone of the Enders. 

 

En global el apartado gráfico resulta irregular, un excelente diseño y conjunto que se queda algo corto al repetirse o simplemente no haberse diseñado. Se notan las prisas que hubo para sacarlo a la luz, antes que dejar que el conjunto madurara. Como nota global yo le daba un 7,5. Sin embargo no os preocupéis, en ZOE 2 todo esto se corrige, por lo menos casi todo. 

 

Los gráficos en The Second Runner suponen el avance que el tiempo y las prisas impidieron en el primer ZOE. Aunque no se alcance el nivel de los juegos del final de su ciclo vital el conjunto es de sobresaliente. La diferencia está en pequeñas correcciones que potencian enormemente el conjunto. 

 

En primer lugar los gráficos ya no son simplemente renderizados, están realizados con una técnica mixta parecida al Cell Shaded (que asimila a dibujos animados) dando una sensación global mucho más suave. Además esto enlaza con el segundo cambio significativo, ya que las cinemáticas ya no son renderizados sino secuencias de anime creadas expresamente para el juego. Vale que estas no son el culmen de la tecnología del anime, pero son muy buenas y dan solidez al conjunto.

 

 

Ken Marinaris, personaje de ZOE 2 que desborda diseño (también arquetipos, claro) y sabor anime por los cuatro costados. 

 

En cuanto a diseño se mantiene la misma dinámica excelente, pero pulida y ampliada. Más y mejores diseños de enemigos, escenarios más trabajados y cantidad, cantidad, cantidad de enemigos en pantalla y todo en un constante e incesante movimiento. Tan sólo puede empañar este apartado gráfico la aparición de ralentizaciones, cuando aparecen decenas y decenas de enemigos a la vez pero a mí eso no me molestó por dos razones: la primera que basta con eliminarlos a todos para que todo vuelva a su estado original de fluidez, y segundo que dichas ralentizaciones me retrotraen a las que tenía el Gradius original, que en cierta forma te “ayudaban” cuando la cosa se complicaba (además en este juego se homenajea a Gradius con un personaje del que toma nombre Vic Vipper).

 

  

Este es un tráiler de Zone of the Enders: The Second Runner. 

 

Al final tenemos un conjunto perfectamente diseñado, que desprende una imagen de futurismo que enlaza perfectamente con la ciencia ficción que relata, una ejecución técnica casi perfecta que te hace moverte, desplazarte y contemplar maravillado toda la acción en la que te ves envuelto. Yo le daba un 9,5 por currarse además secuencias anime “ex profeso”. De hecho a raíz de los dos juegos se lanzó una película OVA (ZOE ÍDOLO) y una serie de anime de 26 episodios (ZOE DOLORES, sí, sí, igual que mi madre) que narran hechos anteriores a lo narrado en los juegos. Si queremos hacer una media gráfica para la serie nos da un 8,5, aunque tanto número no signifique nada, tan sólo importa que te guste. 

 

Ahora hablaremos del sonido, que yo dividiría en tres apartados, efectos, voces y música. En el primer ZOE los efectos tienen un nivel muy bueno de acabado, así como las voces, la música es muy electrónica, apropiada para la acción del juego. Quizás porque yo no sea muy amante de dicho tipo de música no termine de convencerme, aunque le va de escándalo a la acción del juego. En este sentido al sonido de ZOE le doy un 8. 

 

En relación con el sonido de ZOE 2 el nivel de los efectos de sonido, explosiones, etcétera mantiene el sobresaliente de su primera parte, las voces a mi me parecen mejores aún que en ZOE, quizás porque el propio argumento es más adulto, y la música electrónica vuelve a hacer aparición, aunque creo que mejor implementada que en la primera parte, aunque más que por la propia música sea porque encaja más con la acción más fluida que ZOE 2 propone sobre ZOE. Yo le daba un 9 a la segunda parte, lo que de media sale un 8,5 pero ¿a quién le interesa una nota conjunta de los dos juegos? 

 

Por cierto os recomiendo sus bandas sonoras, en especial la canción de Beyond the Bounds de ZOE 2 o la canción del título de ZOE.

 

Ésta es la canción del título de ZOE. Para mí es muy sugerente. 

 

 

  

Este es Beyound the Bounds de The Second Runner. Un avance del ritmo que te encontrarás en el juego.  

 

Ahora analizaremos un elemento trascendental como es la jugabilidad, aunque dicha palabra no aparezca en la RAE para mí es como mejor se define cómo es un videjuego, es decir cómo se juega. La serie Zone of The Enders trata la jugabilidad como un juego de acción en tercera persona con una cámara semilibre (no lo es del todo, pero tampoco es fija) que funciona como un shooter de mechas (antes aclaré los términos). En ocasiones (a veces más que de propio shooter) la acción se vuelve cuerpo a cuerpo con un ritmo frenético.

 

En general el juego se divide en fases lineales que suelen terminar con un excelente jefe final. Nuestro Orbital Frame (nombre de los robots en el juego), Jehuty, a lo largo de los juegos irá desbloqueando programas que le permitirán incrementar el desarrollo de su armamento, aumentando a su vez la velocidad y potencia destructora. Aunque hay una serie de armas que debemos usar específicamente en determinados momentos se nos permite normalmente equiparnos con las que nos apetezca para disfrutar de la intensa acción. En determinados momentos se requiere algo de exploración y pequeños puzzles, pero que no os confundan, son la excusa perfecta para dar rienda suelta a la historia y prepararos para la intensa acción que es la base del juego. 

 

Así en el primer ZOE la historia avanza lentamente entre exploraciones un tanto tediosas que llevan a combates frenéticos, aunque quizás la jugabilidad no estaba del todo ajustada, ya que la sensación de manejar a Jehuty no es todo lo poderosa que podría llegar a ser. Esta sensación que se intuye cuando acabas el primer juego se confirma cuando juegas a The Second Runner.

 

  

Aquí podéis ver el primer ZOE en movimiento.  

 

En ZOE 2 la exploración ya sí es una mera excusa, por lo que se elimina el tedio de su primera parte, y la acción se vuelve absolutamente vertiginosa y la sensación de poder creciente recorre todo el desarrollo del juego, siendo a partir de la segunda mitad cuando nos damos cuenta de lo realmente poderoso que es Jehuty, de lo realmente poderoso que eres al manejarlo, claro que los cientos de enemigos que tienes enfrente te harán demostrarlo completamente. La acción como shooter es divertida, con combates apoteósicos contra cientos de enemigos a la vez, y se combina con poderosos combates cuerpo a cuerpo, frenéticos en el cambio de cámara con fijación de objetivo y la combinación de cada uno de los distintos ataques disponibles. Genial, de verdad, sobre todo en las mejoras de ZOE 2. Por esta acción frenética es por lo que os digo que puedo intuir qué puede aportar el futuro Metal Gear Rising con su idea de cortar, cortar y cortar. 

 

Quizás el desarrollo de jefes finales era más variado en el primer ZOE, pero no más divertido. Aunque la jugabilidad es la misma en los dos, es en el segundo por el reajuste de armas, enemigos y velocidad, donde la acción explota. Aquí la música electrónica es donde te volverá frenético y querrás más y más y más… 

 

Las escenas de video están perfectamente integradas para pausar la acción y darle el ritmo justo de acción, descanso, motivación durante todo el juego, sobre todo en ZOE 2 por su sobresaliente historia. Debéis tener cuidado, puede que empecéis a jugar una mañana y no paréis hasta terminar el juego, el primero muy corto de 6-7 horas y el segundo de unas 10 horas. Se puede volver a jugar en modos más difíciles, en ZOE 2 se pueden buscar extras y secretos (la mano de Kojima) y en ambos existe un curioso modo versus para luchar contra los distintos enemigos del juego cual arcade de lucha. Lo importante es la historia pero se agradecen dichos añadidos.

 

  

Este es ZOE 2 en plenitud de movimiento, absolutamente frenético.  

 

Al que le gusten las notas le doy un 7,5 al primero y un 9,5 al segundo (le quito medio punto por la falta de libertad de cámara y la sensación un tanto caótica de determinados momentos), lo que da otra media absurda de 8,5. 

 

Bueno, bueno, llegamos a la historia. La historia es la misma para los dos juegos, uno es continuación directa del otro, aunque la segunda parte sabe tratarla con un enfoque distinto, quizás más maduro (se trata de un videojuego de mechas de ciencia ficción, tampoco os esperéis un argumento a la altura de La Montaña Mágica, ni con tantas lecturas por supuesto).

 

Básicamente tenemos una fantástica ópera espacial, con la humanidad esparcida por el Sistema Solar, cuando aún Plutón formaba parte de él. Ya sé que lo de Plutón no tiene nada que ver, pero yo aún sigo en contra de que lo tilden de planetoide en lugar de su antiguo puesto de noveno planeta del sistema solar. En este sistema solar los habitantes de Marte y las lunas de Júpiter son discriminados por ser Enders (habitantes de la zona exterior) y se producen diversas disputas e intentos de independencia entre las facciones. 

 

La temática es muy interesante porque puede acercarnos a cualquier realidad mundana, pero revestida de ese aspecto espacial que Star Wars supo dar como nadie. La introducción de energías imposibles, robots magníficos y malos muy malos y buenos muy buenos hace que lo expuesto en ZOE atraiga y deslumbre como pocos juegos.

 

 

Estos son algunos de los protagonistas de la segunda parte Nohman, Leo, Ken, Dingo, Viola. Carisma por todas partes.

 

 

En ZOE 2 se finaliza la historia que queda a medias en ZOE, cambiando al protagonista y personajes secundarios, lo que es un acierto al tratarse de una persona adulta en lugar de un adolescente, además de dotar a los protagonistas de volumen. Ya no serán ni tan buenos ni tan malos, cada uno tendrá sus motivaciones, todas discutibles desde algún plano moral, lo que unido al magnífico marco creado en la primera parte hace que la historia esté totalmente a la altura de su jugabilidad. A ZOE le daba un 9 por su originalidad y a ZOE 2 un 9,5 por llevar la historia aún más alto (el diez me lo guardo para otras historias quizás más profundas o conmovedoras). El conjunto es de 9,25, pero esta nota ya es absurda del todo. 

 

Si queremos acabar con las medias absurdas el conjunto es de 8,75, dándole un 8 para el primero y un 9,5 para el segundo. Pero olvidaros de números (o no, si no queréis) y vayamos a las impresiones globales, que es lo creo importante para definir un juego.

 

Zone of the Enders es un pedazo de saga como un camión, tiene todo lo que tiene que tener, si te gusta la ciencia ficción. Una historia épica, personajes carismáticos, un diseño tecnológico muy trabajado y creíble y unos enormes valores de producción. Como videojuego además es muy entretenido y tienes múltiples posibilidades para rejugarlo. Incluso la experiencia fue más allá de las consolas con un anime como precuela. Existe otro juego desarrollado para Game Boy Advance, pero es un juego menor al que no he jugado y no puedo decir nada de él, aunque siguiendo esa estela sería genial un ZOE Portable para PSP ¿no creéis? 

 

Después de leer todo este texto (gracias por vuestra paciencia) puede parecer que el primer ZOE es prescindible y que para una buena experiencia deberíamos jugar exclusivamente a The Second Runner. Sin embargo mi consejo no es ese, creo que lo mejor es introducirse en ZOE, donde tendremos una experiencia inicial grata, con una introducción a la historia que deja muy buen sabor de boca, para continuar con ZOE 2 donde se amplía todo, historia, experiencia jugable, gráficos y sensaciones. El recorrido por la segunda parte es mucho más placentero si posees todo el background de la primera parte y te quedarás esperando saber cuándo saldrá una tercera. Por cierto que la tercera parte no para de rumorearse para consolas de nueva generación pero aún no hay noticias, claro que con la potencia de una ps3 ZOE se vería y jugaría mejor que nunca. 

 

ZOE es agua fresca para el mundo de los videojuegos ya que sabe recoger los clichés y tópicos y los transforma en algo sólido y de calidad, en lugar de algo manido y revisitado. Te hace pensar cómo es posible que los otros juegos no lo alcancen si parece tan sencillo. No quiero castigaros más con mis cosas por hoy así que subiros a bordo de vuestro Orbital Frame y cuidado porque el que se aproxima es Anubis, el más poderoso de todos.