Dudas VITA-les

Reflexiones sobre las portátiles de hoy en día.

 

  

Lo primero es aclarar el título, y es que este texto trata sobre las consolas portátiles, Nintendo DS, PSP, Nintendo 3DS y Playstation Vita, y no se refiere exclusivamente al Hardware, a la consola en sí. 

Las consolas son sólo máquinas, ni buenas ni malas en sí mismas, lo loable o criticable es qué provecho se saca de ellas. 

Nintendo DS es, o era, una máquina muy limitada para su tiempo, pero muy imaginativa, una doble pantalla que nos retrotraía 20 años atrás, una época donde todo lo que se creaba era nuevo, y que además incorporaba una pantalla táctil. Lo genial de DS fue eso, su pantalla táctil, además de permitir desarrollos muy baratos dado el escaso potencial técnico de la consola. 

El éxito de Trauma Center, Hotel Dusk, Profesor Layton o incluso Brain Training no fue sólo su calidad videojueguil también fue aprovechar las opciones novedosas que brindó así como ver la consola como algo más que una máquina para jugar, también poseía reminiscencias de agenda o incluso de un tesoro que siempre vuelves a abrir. 

Gran consola, super éxito de ventas, a mi no me llegó a convencer por lo limitado de su técnica y por no poder tener más utilidades. 

PSP nace con un concepto totalmente distinto, una bestia tecnológica de su tiempo con su enoooooooooorme pantalla como carta de presentación. Lo más importante de PSP es su conectividad con todo, con internet, con PS3, con fotos, con videos, con música y una potencia de casi una PS2 en tu mano. 

Además PSP tenía la capacidad de ser un pequeño ordenador portátil que fue capada por la propia Sony para evitar una piratería que de todas formas ha acabado devorando a la consola (claro que aún más fuerte ha resultado la piratería de DS). 

Sin embargo PSP sufrió una dura tendencia que fue intentar emular a PS2, muchos de sus juegos no son más que traslaciones de los juegos de sobremesa a la portátil. Ver God of War en PSP es impresionante, pero no mejor que en cualquier consola de sobremesa. Se aprovecharon en mucha menor medida que en DS las capacidades portátiles. Bien es cierto que hay juegos frescos como LocoRoco que sí son exclusivos por su concepto para PSP, o productos hechos a medida, como el genial Peace Walker, pero en general han abundado más los ports de juegos de sobremesa que los propios de portátiles. 

Eso en sí no es malo, pero le resta provecho a la máquina, buscando más el rédito rápido que la inversión a largo plazo. Si a esto le añadimos la ausencia de un segundo stick analógico, que por imitación a un mando de sobremesa es necesario, y la ausencia de lo táctil cuando su hermana nintendera ya tenía la característica PSP resulta una máquina impresionante con poca imaginación. Eso sí resultó un aparato mucho más atractivo para el uso general y un elemento impagable para jugar a viejos juegos de generaciones anteriores, incluso para PSOne. Jugar al Metal Gear Solid, Vagrant Story o FF VII en tu PSP es impagable. 

Ahora nos llegar Nintendo 3DS, que no es más que una DS con 3D sin gafas y más potente. Las 3D siguen, que yo sepa, sin servir para nada, es tan sólo un efecto, no es en sí algo malo, pero tampoco bueno. La potencia, que tampoco es especialmente destacable, tampoco es garantía de éxito. 

Se han reducido las capacidades táctiles de la consola, ya que se pierde el enfoque 3D, y hasta ahora Nintendo nos ha ofrecido un montón de ports de otros juegos (Zelda, Mario, Street Fighter o el futuro MGS3). ¿No os parece que se ha perdido algo? Pues no, lo que se ha perdido es mucho, la frescura. 

Ahora es cuando llegan las dudas vitales, Playstation Vita nos ofrece todo lo que le faltaba a PSP, el segundo stick, la capacidad táctil y aún más potencia pero ¿qué es lo que realmente le hace falta para que sea un éxito no sólo de ventas? Pues que se aprovechen sus capacidades de portabilidad y potencia, que se produzcan juegos personalizados. 

La mala noticia es que nos están ofreciendo para su lanzamiento más Wipeout, Uncharted, Motorstorm o Little Big Planet… ¿no es más de lo mismo? 

La buena noticia es que la consola aún no ha salido y aún no conocemos los juegos exclusivos y particulares que darán lo máximo de Vita. 

Pero claro, visto el panorama no dejan de surgirme dudas VITA-les.  

Cuasi Análisis de Okami

Análisis de un juego que nunca terminaré.

 

 

   

La mayor parte de mis entradas son de juegos que he terminado recientemente o que jugué y me marcaron. A pesar de mi interés por terminar todo lo que empiezo, la falta de horas que tiene el día (el mío debería tener 30 en lugar de 24) hace que en ocasiones en lugar de seguir estrellándome contra un muro prefiera buscar nuevas experiencias. 

Esto implica que hay muchos juegos a los que he dedicado muchas horas y, sin embargo, no analizaba porque no los había terminado y sin embargo me parece una lástima no compartir la experiencia con otros jugadores, siempre dejando claro que es un Cuasi Análisis, es decir un análisis de un juego que no llegué a terminar. 

En esta ocasión voy a empezar con Okami por una simple razón, es el juego que más veces me he empeñado en jugar, y que jamás conseguí terminar. 

Dada la nula traducción del juego, ni voces ni textos, del idioma decidí comprarlo directamente en Inglaterra en una escapada que realicé atraído por las bondades de sus gráficos y las excelentes críticas que recibía. 

Efectivamente los gráficos se salen de lo corriente, un Cell Shaded diferente, con un toque tradicional japonés que lo hace precioso, aunque para mi gusto un pelín confuso y un tanto simplista y/o tosco en los detalles. No me sentí defraudado, agradecí su innovación pero no me pareció una obra maestra, más bien un camino a seguir. ¿Cómo se vería algo así en una ps3? Un notable alto, un 8.

 

 

Que no se diga que el juego no es bonito.

La música es excepcional, con un enorme carisma y acompaña perfectamente los momentos de acción, los sonidos del juego están bien implementados aunque la gran pega son las voces. No hay voces. No pasa nada, en otros juegos tampoco las hay, pero el continuo sonsonete que acompaña, a modo de voces, la lectura de la gran cantidad de textos hizo que odiara, y me durmiera, cada vez que me adentraba en su historia. Un doblaje japonés le habría sentado estupendamente, enfatizando los diálogos en lugar de un sonido monótono. Grave fallo para mí en este apartado, le daré un 5 por su excelente música. 

La jugabilidad es clásica de los juegos de aventura y exploración, vas descubriendo nuevas fases donde tienes que ir conociendo a personajes e ir cumpliendo misiones para avanzar, algunas imprescindibles y otras secundarias. Hay escenarios de combate cerrados, que no son muy difíciles en general, con jefes finales que te permitirán avanzar en la historia y zonas de puzles. Vas obteniendo diversos objetos con los que mejorar las habilidades de Okami, pero la navegación es compleja y no es muy fundamental para avanzar, es casi un entretenimiento. Realmente creo que esta fue otras de las cosas que no me hicieron continuar, la jugabilidad no es mala, pero es un tanto monótona y realmente no supone desafío o, casi, diversión. Un 6 por estar bien realizada, pero no especialmente divertida. Lo del pincel celestial, dibujar con el stick análógico para realizar “hechizos” le da un carácter propio y original, pero tampoco es la panacea. 

La historia también es muy típica, Amaterasu, diosa del Sol, en forma de fémina canina (perra quedaba muy feo), tiene que salvar al mundo del malvado Orochi recorriendo el mundo y devolviéndole su grandeza. Todo esto mezclado con un montón de personajes secundarios y subtramas. La historia parece bien llevada, aunque como no lo he acabado no puedo definir como termina, y es lo que más lamento de no haberlo terminado (5 veces lo he intentado, la última con casi 15 horas de juego). El devenir de la historia se hace un tanto lento, demasiado si no te atraen las subtramas y si la telaraña de los escenarios no te motiva a seguir explorando. Como historia creo que es de 7, típica, suficiente pero con personajes con enorme carácter y carisma. 

La nota media final sería de 6,5 ¿es la correcta? Creo que sí, para mí no llega a ser un juego notable (aunque sí con mucha personalidad). Es un gran juego que habría requerido un mayor trabajo sonoro y, sobre todo, un desarrollo más exigente a la hora de jugarlo, no sólo en dificultad sino en la motivación de jugar una hora más. 

Y eso que aún sigo escuchando su excelente, excelente, banda sonora.  

Juegazos para estas navidades

Estamos de enhorabuena. 

Entre análisis y análisis, y entre Mass Effect 2, Dragon Ball Tenkaichi Tag Team, Valkyria Profile Lenneth o Marvel Ultimate Alliance os tengo que realizar una anotación fundamental. 

¿Nadie se ha dado cuenta de lo excepcional que está ocurriendo? 

   

¿Qué os parecería jugar a Silent Hill 2 y 3?  

http://blogs.gamefilia.com/chtcastro/20-12-2009/29007/un-nuevo-paso-en-la-oscuridad-silent-hill-2-el-autentico-infierno-2-de-5

http://blogs.gamefilia.com/chtcastro/07-01-2010/29565/un-nuevo-paso-en-la-oscuridad-silent-hill-3-el-regreso-3-de-5   

 

¿Y qué tal Silent Hill The Room u Origins?

http://blogs.gamefilia.com/chtcastro/01-11-2010/37082/un-nuevo-paso-en-la-colina-silent-hill-4-the-room

http://blogs.gamefilia.com/chtcastro/21-02-2010/30835/un-nuevo-paso-en-la-oscuridad-silent-hill-origins-otra-vuelta-de-tuerca-4  

 

   

Si queréis cambiar de género podríais probar Zone of the Enders: The Second Runner, o incluso Metal Gear Solid 2 en su versión Substance. 

http://blogs.gamefilia.com/chtcastro/04-12-2010/37902/analisis-de-zone-of-the-enders-the-second-runner-una-gran-opera-espacial  

    

¿Y no sería genial jugar al MEJOR Metal Gear de la historia, el de mejor desarrollo e historia en su versión definitiva con cámara libre, Metal Gear Solid 3 versión Subsistence? 

Resulta que hoy por 69,90 euros, lo que vale cualquier novedad de ps3, podéis haceros con 7 obras maestras, originales, de la jugabilidad de la, no tan antigua, generación de 128 bits. Vamos de nuestra gloriosa play 2. 

Todo aquel no que no haya probado alguno de estos juegos TIENE que acercarse a su tienda especializada más cercana y ponerse a jugar, olvidando Colofdutis y fifas, para saber lo que es calidad. 

A 9,95 euros cada uno, nuevo, que es la mitad o la tercera parte de lo que valían hasta ahora, y de segunda mano. No os quiero contar lo que me gasté yo para conseguir esos juegos. 

Dejad de leer, desempolvad vuestra play y no posteéis hasta que no os hayáis acabado, al menos, uno de ellos. 

Yo voy a revisitar ZOE.