BATMAN: ARKHAM CITY

ElRegreso del Señor de la Noche.

Unnuevo análisis, en esta ocasión dedicado y agradecido a mi hermano que es quienme regaló el juego, aspecto importante a la hora de hablar del mismo y de suparticular política de contenidos descargables o DLC´s.

Mihermano, juntando los regalos de navidad y mi cumpleaños, me regaló este pedazode juego a precio de novedad hace un par de meses. Para ahorrarse unos euros,lo pilló de segunda mano, es un estado impoluto, por cierto. Ahora bien, cuandovoy a jugarlo ¿dónde está Catwoman? Porque una de las grandes novedades deljuego es la posibilidad de jugar con Catwoman. Pues no está, si quiero jugarcon el personaje, con el que sí jugó su primer dueño, yo tengo que conectarme ainternet y pagar 10 euros más.

 

Catwoman, ya sea en persona o en DLC, siempre polémica. 

 

¿Esesto correcto? Yo he tomado la decisión de no comprarlo, podría haberlo hecho,pero me he negado por respetar la inocencia de aquel que va a comprar un juegode segunda mano. El que compra, y vende, de segunda mano no tiene en mente laespeculación económica, tan sólo quiere jugar lo más posible a vecesdeshaciéndose de grandes juegos, aún me arrepiento de la venta de mi FinalFantasy X (nunca debí venderlo).

Laúnica disculpa para este Batman es que realmente, después de terminar el juego,no te hace falta la historia de Catwoman para nada. Al igual que hay otroscontenidos de pago, como los personajes Robin y Nightwing, o incluso trajesalternativos de Batman, Catwoman no deja de ser un personaje totalmentesecundario de la trama del que se puede prescindir sin perjudicar la historiaprincipal. Catwoman es un premio para el que compra original, pero al premiar aalguien castigas u otro ¿ya no puedes prestar un juego? En esta ocasión sí quecreo que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Buenodespués de mi crítica a los DLC´s, que poco tienen que ver con la calidad deltítulo, vamos a la faena. Batman: Arkham City no es más que la secuela deBatman: Arkham Asylum, juegazo de ps3 y Xbox 360, donde llevas a Batman en unaaventura detectivesca y de acción. En esta secuela se mejora todo lo que ya sehabía hecho bien en el primer juego, hay más cantidad y más calidad. Másescenario, más libertad, más posibilidades, más personajes, más Batman. Lacalidad mejora, pero no mucho por una sencilla razón, la primera parte ya eramuy buena.

Laverdad es que la primera parte me pareció estupenda, pero para mí tenía un granproblema. Al desarrollarse la mayor parte de la aventura dentro del asilo deArkam, y gracias al ángulo de cámara, me mareaba muchísimo. Tanto que a lamedia hora de juego ya me dolía la cabeza, así que no llegué a terminarlo pordicha razón, y esta era una de mis dudas con este nuevo Arkham City.

Enesta ocasión casi todo transcurre en el exterior de Arkham City, aunque entrasen numerosos escenarios interiores, y, aunque sigue mareándome un poco, esmucho más jugable que el anterior. Me lo he podido terminar casi sin problemasy estoy empezando a pensarme volver a intentarlo con Arkham Asylum. Eso sí, nome quiero ni imaginar lo que tiene que ser jugar a estos juegos en 3D, dicenque es espectacular pero no creo que aguantase ni cinco minutos. Si tenéisalguna experiencia en este sentido postead y me lo contáis que tengo muchacuriosidad.

Entrandode pleno en el análisis, y dejando a un lado los mareos, los gráficos sonestupendos. La cantidad y calidad del diseño es magnífica, muy pulida, pero loque hace destacar por encima de la mayoría este juego, como ya le pasaba aloriginal, es el trabajadísimo diseño gráfico del conjunto. Es Batman 110% y conuna estética específica para el juego que le sienta muy, pero que muy bien. Eldiseño de los personajes es realista con una geometría un tanto exagerada, tipoGear of War, que combina muy bien con la estética oscura y deprimente queimpregna cada rincón de Arkham City, dándole a su vez un toque irreal, justo loque podemos esperar de Batman. En mi opinión esa línea difusa entre realidad yficción es la que hace la película de Batman de Tim Burton muy superiorestéticamente a las de nueva factura.

Lospersonajes principales lucen a un nivel excepcional, tanto los aliados como losenemigos, y los secundarios alcanzan un nivel muy trabajado, aunque claro, noal mismo detalle, pero en el desarrollo del juego es casi inapreciable. Aunqueel principal logro gráfico del juego no son las fluidas y “naturales” (todo lonaturales para un juego de superhéroes) animaciones, ni saber traer todo elcarisma de un universo como Batman a los controles de tu consola. No, elprincipal logro gráfico es la ciudad de Arkham. Arkham City es el alma deljuego, sus callejones, sus edificios, iluminación, diseño, recovecos,escondites, pasadizos, sus cubiertas, sus escaleras, su oscuridad… La ciudad esel gran éxito del juego.

 

Arkham City, o los bajos fondos de Gotham, a tus pies. 

 

Podríamosdecir que en realidad la ciudad no es tan grande como en un principio puedeparecer, pero es tan, tan densa… Podríamos decir que está un tanto vacía deobjetos o personajes, pero lo que hay está colocado justo en su sitio, misionesprincipales, secundarias, detalles irónicos, geometrías imposibles. Además todoimpregnado de la decadencia que solo los más bajos fondos de Gotham puedencrear.

Creoque hablar más es perder el tiempo, los gráficos son sobresalientes, quizás noson perfectos ni una obra maestra, pero pocas cosas mejores vas a encontrar ypoco más les puedes pedir. Batman Arkhan City se ve en tu pantalla genial, un9.

Elsonido del juego es otro acierto en el centro de la diana. Nuevamente podemosdestacar que hay un excepcional trabajo de doblaje, y encima al castellano.Pero es que aún más allá, las voces, sobre todo la de Batman: ¡Es la voz deChristian Bale de Batman! Claro, la inmersión es total. Pero es que además lamúsica está al nivel, incluso me da la impresión que está sacada en parte, de laspelículas de Batman. Música muy épica, perfectamente conjugada con las fasesmás emotivas (es una aventura de Batman, no esperéis tampoco mucho melodrama) yque subido a lo alto de un edificio, con la figura de Batman recortada contrala luna, y oyendo a Bruce discutir con Alfred es todo lo que un fan puedepedir. El que se acerque por primera vez a Batman se perderá estos detalles,pero quedará igualmente sorprendido por la calidad global.

Pararematar el análisis del sonido del juego quedan los efectos de sonido, quenuevamente están perfectamente implementados, desde el sonido de las luchashasta el del Batarang al engancharse a un edificio, explosiones, pasos, todo ensu sitio. En conjunto el sonido nuevamente es sobresaliente, tampoco es unaobra maestra ni perfecto, pero no puedes pedir más, otro pedazo de 9 (y van 2).

Lajugabilidad es un elemento que posee bastante complejidad, algo que alarga endecenas de horas la vida del juego. Para resumir manejamos a Batman (o aCatwoman o a Robin o a Nightwing) en tercera persona y poseemos dos tipos decaminos a recorrer, la historia principal o las misiones secundarias, siemprecon total libertad para hacer lo que prefiramos en cualquier momento. Podemosir avanzando por la historia principal o descansar siguiendo una de las decenasde líneas alternativas o simplemente perdernos por la ciudad, vigilar hastasalvar a algún pobre desgraciado perdido en las calles de Arkham City eimpartir lo que mejor sabe hacer Batman, Justicia a palo limpio.

Básicamente,bien sea misión principal o secundaria, se trata de alcanzar un punto concretodel mapa (bien por las calles, bien en el interior de un edificio) navegando através de la ciudad de tejado en tejado, planeando o a través del enganche denuestro Batarang. La única peguilla para mí es que se abusa de dicho aparato, aveces parece más Spiderman que Batman, pero no deja de funcionar bien. El puntoa encontrar no siempre es evidente y más de una vez habrá que resolver puzlespara encontrar la forma de llegar a determinado sitio.

Pararesolver los puzles Batman cuenta con decenas de herramientas, Batarang,Batarang Sónico, Batarang control remoto, Batgarra, Disruptor eléctrico, Gelexplosivo y voy a parar ya porque no puedo relacionarlos todos de memoria. Alprincipio es un tanto abrumador ver tantas opciones (al final también, haytantos…) pero están muy bien implementados en el juego de forma que losnecesitarás todos para ir avanzando, haciendo que no sea nada repetitivo, porlo menos en lo que dura la historia principal (la nada despreciable cantidad de15 a 20 horas).

 

Unavez resuelto el puzle correspondiente tendremos dos tipos de fases (una, otra olas dos). El primer tipo se trata de un escenario donde Batman tiene que acabarcon sus enemigos “a lo Batman”. Es decir con sigilo, pero colgándose degárgolas, escondiéndose bajo el suelo, detrás de una esquina y, sobre todo, conla permanente sensación de ser vulnerable, ya que si Batman no es cuidadosopuede acabar muerto en cinco segundos ya que aunque es un superhéroe, no esinmortal, y contra enemigos armados es especialmente vulnerable. Aunque a vecesla inteligencia de los enemigos no da la talla, el resultado es muysatisfactorio, sobre todo al final del juego, cuando uno ya domina este tipo defases.

 

Eneste apartado del juego es donde suele jugar un papel fundamental la visión dedetective, que es una especie de visión de rayos x donde se destacan loselementos con los que interactuar y los enemigos. Como pasó en el anteriorjuego esto te facilita mucho las cosas, pero al que le parezca que lo hacedemasiado le basta con no utilizarlo. De no hacerlo el juego puede llegar arepresentar un desafío sólo alcanzable para auténticos señores de la noche.

 

Elotro tipo de fases son las batallas cuerpo a cuerpo con un sistema de batallamuy peculiar, heredero de su precuela, donde con un único botón de ataque unomarca el ritmo y dirección. Aunque puede parecer simple la combinación con elimprescindible botón de contraataque provoca una extraña, y satisfactoria,mezcla entre juego tradicional y quick time events. Pero ahí no acaba, encombinación con los botones de esquiva y aturdir se pueden enlazar multitud decombos, algunos imprescindibles para acabar con los enemigos más fuertes deljuego. Pero aún más todavía en el combate puedes utilizar con una nuevacombinación de teclas (pulsando a la vez gatillos), gel explosivo, batgarra,aturdidor eléctrico y aún más elementos de los gadgets que posee Batman.

 

Deesta forma el combate se puede realizar pulsando dos simples botones, cada unoen su momento justo, o llegar a complicar tanto que ni al final de la historiauno haya llegado a dominar todas las técnicas posibles. Desde luego no es elmejor sistema de combate que he probado, pero sí que es muy original y muy, muysatisfactorio. Los movimientos de Batman resultan muy guiados, el control es untanto indirecto, pero las animaciones, ralentizaciones y efectos de cámara enlas luchas son muy cinematográficos y están muy estudiados.

 

Ademásdebemos contar que con la experiencia que vamos ganando al cumplir cada misióno con cada combate podemos aumentar los combos o mejorar los sistemas decombate, algo muy simple, pero bien implementado. En general la jugabilidad esmuy amena y diversa, lo que hace que sea un juego muy entretenido y, al fin yal cabo ¿cómo queremos que sea un juego?

 

Losjefes finales están a la altura del conjunto, con los típicos patrones propiosque habrá que ir descubriendo para atacar sus puntos débiles o aprovechar elmomento apropiado. Quizás éstos destilen más carisma que calidad, peronuevamente están bien implementados, en tiempo y en forma. Nuevo homenaje a losfans.

En este vídeo tenéis el comienzo del juego, para que os podáis hacer una idea de cómo es Arkam City en movimiento.

Comovemos la jugabilidad es muy variada, quizás más compleja a veces que profunda,con multitud de posibilidades y muy, muy rejugable. Una vez terminada la historiaprincipal puedes seguir en Arkham City limpiando todas las misiones secundariasque te quedaban, o empezar una nueva con un nivel de dificultad mayor, pero conBatman con todas sus mejoras, o jugar a todos los desafíos de Riddler, en formade arenas de combate o de fases de infiltración, con puntuaciones y medallas.Horas y horas y horas de juego. Por si no tenemos suficiente hay diseños pordesbloquear, modelos de personajes, biografías, etcétera.

Eldisco que encierra este Batman Arkham City está lleno, repleto de Batman.Reconozco que yo ya he parado y estoy empezando a buscar otros juegos, pero nohe llegado ni a la mitad de lo que puedes acabar en el juego. La relacióncalidad/cantidad/precio es de las más altas que he visto en este juego, y ademáscon Batman por todas partes… Nuevo sobresaliente, no le doy un 10, porque lefalta el toque de obra maestra y su jugabilidad aunque compleja y divertidapuede no ser tan profunda, pero sí le doy otro 9 (y van 3).

 

Porúltimo queda hablar de su historia, y quizás este sea el punto menos elevado deArkham City. La historia es muy buena, está muy bien desarrollada, e hilvana deforma muy elegante y natural la gran cantidad de enemigos (y amigos) de Batmanen el juego. Batman está dentro de Arkham City, una ciudad prisión, encerradocon todos sus enemigos, lo que nos lleva a un planteamiento muy interesante (yparecido al de Arkham Asylum). No hay ninguna pega a ella, funciona muy biencomo motor del juego, haciéndote avanzar, de hecho cuando terminó la historiafue cuando perdí la mayor parte de la motivación de seguir con las misionessecundarias.

 Todoslos personajes cumplen exactamente con su rol y en general no hay pero algunoque ponerle. Una historia notable. ¿Por qué “solo” notable? Pues porque es unahistoria de Batman, y ya está… No se ahonda más ni menos en el personaje,tampoco es que le haga falta. Y es todo lo épica que puede ser para un juego desuperhéroes, pero ni trasciende el medio, ni te hace reflexionar sobre timismo, ni sobre el universo ni aporta nuevos enfoques o reflexiones.

 

Con amigos así ¿quién quiere enemigos? 

 

Esuna gran historia de Batman. Quizás el superfan del personaje me lleve a lahoguera por poner un 7 a la historia, pero objetivamente creo que es una grannota y que en modo alguno desmerece el juego. Es lo que es, el mejor juego deBatman y, probablemente, el mejor juego de superhéroes, pero su historia noestá a la altura de Metal Gear Solid 3 o Silent Hill 2, por poner dos ejemplos,ni falta que le hace.

Comojustificación estoy seguro de que cualquier aficionado al comic verá que lashistorias de La Broma Asesina, Año Uno, el mismo Arkham Asylum, El Señor de laNoche o incluso The Cult son historias mejores de Batman que la narrada en estejuego. Aunque sigue siendo una enorme y divertida aventura, que eso no se loquita nadie.

 

Lodicho, Batman: Arkham City es el mejor juego de superhéroes hasta la fecha,titánica superproducción, horas y horas de juego y contenido, y calidad en cadabit de información y en cada pixel de la televisión. Su nota final es un 8, unnotable muy, muy alto (8,5 al que quiera entrar en absurdos decimales), cercanoal sobresaliente, que fácilmente puede ampliarse un punto más para aquellosacérrimos del hombre murciélago que encontrarán en esta fantástica aventuratodos sus deseos satisfechos y aún más.

 

¿Quédepara el futuro después de tal éxito? Yo ambiciono poder llegar a ver unBatman: Gotham City, con una ciudad aún más grande, más variada, más libre, quepueda recorrer con mi Batmóvil y con más villanos que nuestro hombre murciélagopueda detener. Mientras tanto seguiré limpiando la escoria que se esconde enlos callejones de Arkham City.