Cuasi Análisis de Odin Sphere

Análisisde un juego que no pude terminar.

Al igual que hice con mi entrada de Cuasi Análisis de Okamien esta ocasión me he decidido por analizar un juego que no he llegado aterminar, y que conste que no significa que no me haya gustado, si no que setrata de un juego que no está hecho para mí, ¿o soy yo el que no está hechopara él?

Odin Sphere es una maravilla clásica, retro, deVanillaware, un estudio que sigue empeñado en demostrar que los juegosdiseñados en dos dimensiones siguen siendo tan válidos como el primer día, tansólo hay que seguir poniendo el mismo empeño. Además lo edita Square Enix ynuevo en la cadena Game para ps2 está a 4,90 euros ¿Quién dijo que los juegosson caros?

Los gráficos son una obra de arte, no tiene másexplicación. Es un trabajo artesanal de diseño frame a frame, animación trasanimación de cada uno de los elementos que conforman los personajes y suselaborados entornos. Fantasía medieval europea, pasada por el filtro japonés,con un diseño cuidado, esmerado, pensado desde la globalidad que encandila, conefectos de luz y fantásticas animaciones que dotan de vida a los personajes ylas múltiples capas de su entorno. Son dibujos animados con un carácter propiomarcado por su bidimensionalidad. Puede gustarte más o menos, pero la calidad ypersonalidad del juego es innegable. Gráficos únicos y sobresalientes destacanen esta pequeña rara avis. La únicapega que se me ocurre es no poder verlos en alta definición, ya que en unapantalla HD pierden bastante, por lo que es un título perfecto para unarevisión de este tipo.

El sonido es también excepcional, las músicas muy cuidadasy apropiadas a la historia y a la acción te ayudan con los gráficos atransportarte a un mundo antiguo, épico y diferente. El juego viene consubtítulos al castellano y la posibilidad de escoger entre los doblajes japonése inglés. El doblaje inglés es excepcional, con una entonación muy británica yllena de épica medieval, sin embargo el doblaje japonés es aún mejor, para migusto, lleno de épica, emoción y caracterización. Como podéis comprobar unsonido también sobresaliente.

La jugabilidad es singular, ya que se trata de una mezclamuy ligera de rol con hack´n slash, un mata-mata de toda la vida. Podemosmanejar 5 personajes, cada uno con un tipo de ataque, en la que iremosrecorriendo pequeñas fases llenas de enemigos. La idea es limpiar, literalmente,la pantalla, pasando de fase a fase a través de una red de caminos que iremosescogiendo, hasta enfrentarnos con el característico jefe final. Cuanto másdifícil la fase mayor será la recompensa a obtener. Al final se trata de atacarcon los limitados movimientos de los que dispondremos y de gestionar lapsiferita, la “magia” de la que disponemos, para ir subiendo de nivel.

Enlazado con esto está la gestión del inventario, conpócimas que pueden subir de nivel e ingredientes que se pueden “cocinar” paramejorar la vida o los estados alterados. Para mí el gran problema de lajugabilidad es que se premia más conseguir y gestionar dichos objetos que elpropio combate. El combate posee una curva de dificultad gradual, pero que sevuelve prácticamente imposible en el último cuarto del juego, aún en el modomás fácil, lo que requiere revisitar una y otra vez fases para conseguir másobjetos y subir de nivel. Unido esto a que el combate en sí es divertido perolimitado se entra en una espiral que eleva exponencialmente el tedio quesignifica elevar a los personajes lo suficiente para avanzar.

Alguien podrá acusarme de ser un paquete jugando o decomodón, y acepto la crítica, pero después de 30 horas y decenas y decenas demuertes ante los jefes finales me resultó imposible animarme a volver a repasarlas fases anteriores una y otra vez para seguir subiendo de nivel. Es ciertoque recupera jugabilidades de otro tiempo, donde se exigía más al jugador, perohoy en día prefiero pensar en qué gasto mi tiempo. Reconozco que fue unalástima y me sentí mal por abandonar un juego que hasta ese punto me habíaresultado evocador, místico y diferente, pero, siendo objetivo, su jugabilidadno está balanceada y ajustada, o lo está de una forma que no puedo compartir siquiero disfrutar.

En este video podéis haceros una idea de cómo es Odin Sphere en movimiento.

Sinceramente creo que ese juego pensado para que durara 20horas en lugar de 40 ó 50 lo habría hecho más cercano al jugador ¿máscomercial? Seguro que sí, pero creo que también mejor, aunque desde luegorespeto totalmente la decisión de un creativo a la hora de diseñar su obra. Porposeer una jugabilidad divertida pero muy limitada y repetida excesivamentecreo que merece un aprobado muy, muy justo. ¿Por qué no lo suspendo? Porque lafórmula funciona, sólo que deberían haberla ajustado. Si lo juegas, tediviertes.

La historia de Odin Sphere sin embargo vuelve a ser algodigno de apreciarse. La mejor forma de definirla es la siguiente: es unahistoria trenzada, con cinco líneas que se van superponiendo una sobre otradurante todo el conjunto. Disponemos de cinco historias para cinco personajes,en cada una de ellas repasaremos la trama principal de cada protagonista, queirá cruzándose con la de los otros cuatro. De tal forma que cuando repitamos unpunto de la historia con otro personaje lo haremos desde su perspectiva.

La historia no es homogénea, hay tramos de historia mássuperfluos y otros más épicos, pero una vez terminadas las cinco historiasprincipales comienza un nuevo nudo del trenzado que nos desenreda la historiaprincipal donde se enmarca Odin Sphere: príncesas, dragones, reyes, monstruos ybatallas. Encanto medieval a la japonesa. Una historia original en su forma denarrar, interesante y evocadora, aunque la losa de su jugabilidad no permitaque se desarrolle de forma suficientemente ágil. Una historia sin duda notable.

Al final nos queda un juego notable, digno de ser jugado,que se puede disfrutar, aunque deje un extraño sabor de boca al paladearlo. Detodas formas al precio al que se puede conseguir y si uno quiere probar algodistinto y de calidad, desempolvando la vieja “play”, Odin Sphere te espera.

A mí me ha abierto el apetito por la versión de Muramasa:The Demon Blade, que ya salió para Wii, y que se está preparando como juegodescargable para Xbox y ps3, donde seguro que con la calidad HD estos artistasde Vanillaware nos harán disfrutar de lo lindo.

Marvel vs Capcom 3. Análisis.

Bienvenidosa la Fiesta.

Sí,bienvenidos a la Fiesta porque si hay que resumir brevemente qué es Marvel vsCapcom 3: Fate of Two Worlds es así: una fiesta del videojuego.

 

Esuna fiesta porque es un juego divertido, sobre todo divertido, con una imagendesenfadada, donde se dan la mano (no siempre amistosamente) tanto los viejos yqueridos personajes de Marvel (Spiderman, Lobezno, Tormenta, etcétera) con unapléyade de personajes de Capcom. Un homenaje en toda regla desde los clásicos delucha (Ryu, Akuma…) a otros que son pura historia del videojuego como sonOkami, Viewtifuf Joe, Haggar de Final Fight o el mismísimo Sir Arthur.

Unafiesta donde reunir a una colección de entrañables personajes con la excusa decrear un juego de lucha, nuevamente, divertido. Además sirve para homenajear alos grandes clásicos que son sus predecesores, con el enorme Marvel vs Capcom 2como penúltima iteración.

Amí me encantó la idea de poder enfrentar a mis viejos superhéroes entre sí,tipo ¿quién gana La Masa (The Hulk para los más jóvenes) o Magneto? Así queMarvel vs Capcom 2, yo lo jugué en ps2, culminó todas mis expectativas con laúnica pega quizás de un nivel gráfico muy irregular, porque muchos de lossprites que utilizaba eran reciclados de juegos antiguos.

Perocentrémonos en el presente ¿qué es Marvel vs Capcom 3? (MvC3 a partir deahora). Pues es un juego de lucha por equipos en 2D. Llevas 3 personajes aelegir libremente y te das tortas en un plano, aunque los gráficos son en cellshaded 3D por lo que lucen genial, intercambiando personajes o golpeando todosjuntos. Vamos que no paras de buscar donde echar la moneda de cinco duros en la“play” del sabor de toda la vida que tiene.

Gráficamente,como ya he dicho, luce estupendamente, los gráficos están totalmente adaptadosa nueva generación, con animaciones suavísimas y rapidísimas. Ver moverse aSpiderman por toda la pantalla es un auténtico goce. Los escenarios songeniales, llenos de vida (aunque muy escasos) y la recreación de movimientos yataques especiales de cada uno de los personajes es fantástica y adaptadaespecíficamente a cada personaje. Los movimientos de Fénix, por poner unejemplo, y sus estelas o transformación en Fénix Oscura, te hacen saltar laslágrimas si eras un asiduo de La Patrulla X.

Este vídeo es el mejor ejemplo de qué vamos a ver en MvC3. 

Lasolidez gráfica, con un estilo semidibujo animado, que acerca los comics y losviejos personajes de Capcom (Amaterasu parece que no ha salido de su juego yTormenta parece que siempre ha sido tal y como aparece representada) sedemuestra acertada en todo momento. Probablemente no recordaremos este títulopor sentar un antes y un después, pero sí por sus fondos, animaciones,coherencia y, por encima de todo, frescura. Un 8 como nota en gráficos más quemerecido por el enorme nivel del conjunto.

Encuanto al sonido hablar de doblaje al castellano es absurdo en un juego delucha, porque no le hace ninguna falta, pero incluso el doblaje original (enjaponés o inglés a escoger en cada personaje) tampoco es que requiera muchotrabajo. Está bien, pero es que es un juego de tortas, no tiene importancia.Los efectos están fantásticamente implementados, golpes, ataques, etcétera,como tiene que ser. Y poco más, la música, que está bien implementada en eljuego, pero que tampoco sobresale o se nos queda grabada en la mente.

Comotampoco se le pueden poner pegas al sonido, y lo que es estar atado al juego,lo está y muy bien le doy un notable de 7, porque es lo que tiene que ser,cumple sin faltas.

Lajugabilidad sí que es más compleja. No voy a explicar cómo se juego, eso paraquien haga guías, pero sí comentaré que parte de la base de tres ataques dedistinta potencia, uno especial y sus combinaciones. Aunque las combinacionesson muy similares en todos los personajes sus efectos y tiempos, así como laposibilidad de enlazarlos son muy distintos, por lo que realmente cadapersonaje es muy, muy distinto a otro. Spiderman y Hulk no tienen nada que ver,pero tampoco Tormenta ni Amaterasu ni en general uno u otro.

Siesto lo elevamos al cubo, al tener que escoger una combinación de trespersonajes, y enfrentarlos contra otra combinación de tres personajes, nosencontraremos un juego de lucha muy, muy variado.

Ademástenemos algo muy importante y muy bien desarrollado en los últimos juegos delucha de Capcom (Street Fighter IV y sus versiones, Tatsunoko vs Capcom o esteMvC3): es muy sencillo de jugar pero muy difícil de dominar, pudiendo cadajugador evolucionar como uno quiera dentro de la curva de dificultad. Así MvC3esconde muchos juegos de lucha en su interior.

Elejemplo es que uno puede limitarse a atacar al rival, cambiar de luchador ysoltar especiales superespectaculares y molones. Je, je, pura diversión. Ademásuno puede aprender un poco y desarrollar combinaciones de ataques de cadajugador, combinaciones entre jugadores y unirlo con ataques especiales, con loque si además vas conociendo a los enemigos sabrás como plantear una estrategiade conjunto, más que un ataque simple. Y por último puedes llegar a dominartodo lo que el juego ofrece de enormes entradas de combos, combinacionesaéreas, cancelaciones de ataque y todo lo que el más experto jugador casi nopodrá llegar a dominar por muchas horas que le eche al juego.

Esosí la caracterización de este juego viene por su rapidez y la, relativa,facilidad de enlazar y producir ataques especiales. Otros juegos son mástácticos, este es más rápìdo, loco y exagerado, hasta tal punto que alprincipio puede aturdir de todo lo que ocurre en pantalla, y es que es uncastillo de fuegos artificiales estupendo, una película palomitera. ¿Esto esmalo jugablemente? Pues yo creo que no, simplemente es distinto, Street FighterIV es más lento, estratégico y requiere más control (en niveles intermedios, enlos avanzados se dan la mano), pero creo que lo interesante del juego es quetiene su identidad jugable propia, dentro de un género muy específico como esel de lucha. Al contrario, creo que aportar variedad es una gran cualidad,compras un juego distinto, para este MvC3.

Puedesjugar como quieras, no tienes por qué sufrir si no quieres, simplemente jugar,o puedes exigirte lo máximo y entrenar solo o en línea. El juego no tienemuchos modos de juego sin conectarte a internet aunque tiene infinidad dedesafíos que aunque no sean muy variados te durarán decenas y decenas de horassi no te cansas antes de tanto luchar. Además tenemos el juego on line donde lepodrás sacar más partido.

Nocreo que sea un mal juego offline, de hecho yo me lo compré para jugar solo, yme lo pasé genial, pero es cierto que a través de la red puedes encontrar másdesafíos y, sobre todo, más variedad en el juego. La IA del juego es muy buena,pero no tan variada, y en este caso se nota. Ahora bien, si quieres jugar en lared prepárate a recibir, porque las diferencias de niveles son escandalosas,también aprenderás, claro, pero después de ponerte unas cuantas tiritas…

¿Quémás quieres pedirle al juego? Pues nada, divertido, simple y complejo a la vez,con decenas de horas de diversión en tu casa y, si quieres, centenares (yo atanto no he llegado) a través de internet. Además un sistema que funciona y quepremia tanto al que quiere una satisfacción inmediata como al que se trabaja latécnica día a día. Nos encontramos ante un sobresaliente juego de lucha, dignacontinuación de su mítico predecesor y de su tiempo, un 9 de nota a sujugabilidad.

Eneste apartado quiero mencionar la diferencia de jugar este juego con un arcadestick. Para el simple mortal quizás no exista mucha diferencia real a la horade realizar las combinaciones de giros y botones pero el SABOR (así, conmayúscula) es muy, muy diferente. Realmente lo recomiendo porque jugar a estetipo de juegos con un periférico de este tipo te cambia la experiencia.Llamadme carca pero yo he retrocedido 25 años con mi cutre arcade stick, y esque los puedes encontrar de todos los precios, desde 20 euros simplemente parajugar un ratejo y recordar viejos tiempos, hasta 150 euros para un arcadeprofesional (solo aconsejable si te vas a dedicar a jugar cientos de horas ajuegos de lucha o si te sobra la pasta).

 

Con esto es suficiente para disfrutar unas horas sin dejarte la paga entera. ¡Gracias Ardistel por sacar algo bueno, bonito y barato!

Finalmentequeda la historia, y la verdad es que en este caso han intentado que, aunque notenga ningún sentido ni la mezcla de mundos ni la de personajes, al menos elenemigo final Galactus, el devorador de mundos, tenga el suficiente carisma yomniscencia para pensar que todos los buenos juntos deban salvar el mundo ¿?

Vale,vale, la historia no dice nada, y el final de cada personaje son dos cutreviñetas que son casi siempre un chiste. Muy, muy poco currado el modo historia,suspenso total ¿un 2 o un 3 por el carisma de Galactus y las fantásticassecuencias de introducción que no tienen ningún tipo de continuidad?

Aunquepara ser sinceros ¿qué más nos da la historia si lo que queremos es enfrentar aLobezno con Akuma? Aunque la historia es totalmente deplorable en el conjuntovoy a ponderar la nota porque no tiene importancia, algo así como pasaría encualquier matamarcianos de toda la vida, la historia aquí es la propia lucha.

Alfinal tenemos lo que anunciamos al principio, un juego de lucha muy fresco,divertido, con una imagen espectacular en tu pantalla de alta definición, condecenas de personajes carismáticos y una jugabilidad desenfadada y frenética.Un juego altamente recomendable, notable alto de 8, que cumple las expectativasde los viejos jugones y que sorprenderá a cualquier neófito en juegos de luchao en la saga en particular. Buen trabajo Capcom, es un digno sucesor de supredecesor.

PDLa versión Ultimate del juego aporta un rebalanceo de personajes así como algunosnuevos caracteres, pero, a no ser que realmente hayas jugado cientos de horas yte hayas quedado con ganas de más, no creo que aporte mucho. Así si puedeselegir compra la versión Ultimate, pero con versión original ya hay personajesy combinaciones de sobra, y aún hay mucha comunidad en la red.

Esperoanalizar en breve Super Street Fighter IV pero por ahora me tengo que marchar aluchar con Spiderman, Ryu y Hulk para ponerle las cosas claras a un americanoque aún no ha entendido quién manda aquí.