Sonic CD: Sonic atrapado en el Tiempo

El famoso erizo azul ha sido siempre mi debilidad, posiblementeporque mis primas sí tuvieron una Mega Drive con su Sonic The Hedgehog y yo no…La verdad es que finalmente me la prestaron un fin de semana y no paré hastaacabarme aquella maravilla de juego. Sonic salió en el año 1991, para hacercompetencia a Mario de Nintendo, y revolucionó, y casi redefinió, el mundo delos juegos de plataformas con su carisma, velocidad y magníficos diseños deniveles. Para su segunda parte el equipo de desarrollo se dividió en dospartes, una en Estados Unidos y otra en Japón, pero en lugar de dar un granjuego acabó dando… Dos Grandes Juegos: Sonic 2, continuación oficial realizadapor el brazo americano y el Sonic CD, ejecutado por la rama japonesa que hoy osquiero detallar.

 

 

Mi idea no es daros todos los datos y detalles de este juego,para eso hay gente que sabe mucho más que yo, lo que voy a daros es mi opinióny unas pautas para que todo aquel aficionado medio al videojuego pueda tenermuy claro qué es Sonic CD. En concreto voy a analizar la remasterización conextras que se publicó para consolas en el año 2011, pero que recoge total eíntegramente el juego original.

 

Aunque para este Sonic CD 2011 no tiene mucha importanciatambién os aclararé que originalmente este juego salió para Mega CD, unaampliación de Mega Drive, que ampliaba notoriamente la potencia de los juegos ysu audio, al incluir música estándar, algo por entonces totalmente novedoso.Vamos que el Mega CD era carísimo, si ya lo eran las consolas, y que el juegoaquí por España ni se vio. Esto significó que oficialmente este Sonic CD es laprimera vez que se puede disfrutar por estas tierras, dejando aparteemuladores, importaciones o simplemente al pobre.

 

Una vez entramos en materia del juego debemos pensar que si elSonic original fue un magnífico juego de plataformas, aún era un juego lento,donde uno debía pensar y medir muy bien los saltos, que penalizaba muyduramente correr a lo loco. Para sus dos segundas partes esto cambió ya queambas incluyeron el ya clásico spin, vamos lo que es hacerse una bola y salirpitando. Así lo primero que asombra en este Sonic CD es que durante todo eljuego la velocidad, los saltos y cierto grado de locura acompañan a nuestroerizo favorito dando una sensación mucho más libre y menos encorsetada que suprimera parte.

 

Pero seamos ordenados y empecemos hablando de los gráficos. Porsupuesto estamos hablando de un juego de hace 23 años por lo que huelga decirque es un juego de sprites en 2D y que visto hoy en día no se puede comparar anada actual, pero eso no significa que se vea mal. De hecho, con laremasterización de 2011 el juego luce fantástico, pixelado, claro, pero llenode vida y color. El diseño del conjunto es aún más rico que su primera partecon mundos mucho más vivos y diseños de mundos y enemigos más trabajados einteractivos.

 

La paleta de colores en general es más oscura, ya que se tratade un juego donde, además del presente, se viaja al pasado y a un futuro buenoy malo, por lo que esa “decepción”, “ruina” acompaña a dicha paleta. Sonicaparece con todo su colorido así como sus más carismáticos compañeros yenemigos como son Amy Rose, Metal Sonic o el Doctor Eggman.

 

La velocidad, el movimiento, es la característica de este juego,todo se mueve fluido y se comprende perfectamente la lógica de cada mundo ysituación. Sonic apenas puede permanecer quieto y el juego te obliga a recorreruna y otra vez, de derecha a izquierda, de arriba abajo todos los rincones delos 5 mundos para poder ir viajando del pasado al futuro y restaurar el ordentemporal correcto (¿?) Esto supuso un gran avance considerando que en realidadel primer juego era mucho más pausado y estático debiendo ir pensando cada pasoque se daba. El movimiento, la carrera sinuosa, la velocidad y los saltosincreíbles recogen todo el buen hacer de los videojuegos de los primeros años90.

 

Además el juego incluía escenas de dibujos animados como intro yending del juego, algo para aquella época totalmente impensable, y que ademásse veían y se ven (con el paso de los años de margen) muy bien.

 

Vamos que para ser un juego totalmente retro SE VE DE ESCÁNDALO.

 

Os dejo un video para que lo veáis en movimiento.

 

El sonido en Sonic CD es una magnífica noticia. Las melodías deSonic eran muy buenas, pero la tecnología del CD implicó que su banda sonorafuera absolutamente espectacular al poder disfrutarse en audio estándar. Pero nosólo eso, las melodía principal y varias derivadas de los diferentes mundos queSonic visitará, forman parte ya del acervo del erizo azul. Esto significa doscosas. La primera es que puede que ya te suenen y conozcas sus melodías dada lacantidad de juegos y otros productos de Sonic que ya hemos visto en estos 23años. La segunda es que son melodías inmortales llenas de carisma que formanparte de la historia misma del videojuego y que son, por defecto, perfectaspara su jugabilidad. Las tarearás en cualquier parte y una veloz sombra azulaparecerá en tu mente en esos momentos.

 

La curiosidad es que la rocambolesca historia de Sega de esaépoca hizo que dichas músicas en América fueran sustituidas por otrasdiferentes. ¿La razón? Alguien pensó que las japonesas no gustarían tanto ¿?Total, que durante años hubo dos bandas sonoras muy diferentes, la japonesa yla americana (que es la que se trajo a Europa), la primera totalmente mítica yla segunda, a pesar de ser de gran calidad, un peldaño por debajo en carisma yacabado, pero es sólo una opinión. En nuestro caso da igual, Sonic CD te dejaelegir ambas bandas sonoras para jugar ¿Cuándo ha ocurrido esto en el mundo delos videojuegos? Estamos acostumbrados a que nos maltraten como usuarios, sinembargo este caso es al revés.

 

Os dejo un largo video donde podréis escuchar su banda sonora.

 

Para colmo los efectos especiales que tan bien acompañan lossaltos, velocidad, cabriolas y enemigos siguen las magníficas pautas deaquellos años por lo que jugar a Sonic CD, desde el punto de vista sonoro, seconvierte en una experiencia atemporal.

 

El apartado sonoro es más que sobresaliente en lo técnico, en loartístico y en la producción al recoger todo lo que hasta el usuario másexigente podía desear.

 

Hablar de jugabilidad con Sonic CD es hablar de JUGABILIDAD,así, con mayúsculas. Sonic, en sus orígenes, era diversión y jugabilidaddirecta, y Sonic CD es uno de los primeros Sonic, más allá, es uno de los queha marcado época.

 

Nuestro erizo favorito (o su compañero Tails como extra de laversión 2011 una vez terminado el juego) deberá andar, correr, rodar, saltar,empujar, deslizar, patinar y recorrer cada una de las tres partes de los cincomundos de los que se compone el juego. El primer juego, quizás salvo en la faseinicial de Green Hill, era un juego de conocerse el mapa y ser muy preciso ensaltos y ritmos para no morir, ralentizándose mucho su mecánica.

 

En este Sonic CD el concepto es muy diferente. Además de lanovedad de hacerse una bola, el concepto global no es de scroll lateral que hayque recorrer, con más o menos vueltas. Cada fase, de las 15 totales, secorresponde con un mundo “abierto” que hay que recorrer y reconocer paraconseguir acabar, bien, el juego. Por supuesto que se debe ser preciso en lossaltos y ritmos, pero el juego no penaliza con la muerte del personaje, ya quelo que pretende no es tanto la perfección en la ejecución como la exploracióndel entorno. Sonic CD ganó una dimensión, sin el primer Sonic es una líneadifícil, pero una línea, que debes recorrer para llegar al otro extremo, SonicCD es un plano que debes explorar para activar los puntos adecuados paracontinuar correctamente.

 

Y es que cada fase posee, además del aspecto presente, elaspecto pasado y el futuro bueno y malo. Según se activen diferentesinterruptores y alcancemos distintos puntos iremos viajando entre uno y otrotiempo, siendo esa la idea del juego. Sonic CD gana una tercera dimensión (y noes la altura): el tiempo. De esta manera uno puedo avanzar hacia delante e irsuperando fases, pero no obtendrá el final bueno, para lo que hay que activarlos puntos apropiados en cada mundo. Además esto sin que nadie te lo explique.

 

Ahí es nada. Jugabilidad Old School.

 

En cuanto a los detalles de jugabilidad, además del sencillocontrol de Sonic, tenemos que cada tiempo posee una dificultad distinta, siendoel futuro malo el más difícil, y poseyendo cada mundo un aspecto y entornointeractivo tan, tan distinto, que realmente se juegan de forma diferente.

 

Los enemigos ya conocidos y totalmente novedosos hacen que cadafase sea extremadamente corta de jugar del tirón, entre uno y dos minutos sisabes lo que hacer, o perderte un cuarto de hora en una de las fases paraintentar saber cómo alcanzar un rincón volviendo una y otra vez a diferentespuntos para volver a probar otra cosa.

 

Para colmo de males si conseguimos los suficientes anillosconseguiremos acceder a fases extra que, aunque aportan poco jugablemente,sirven de suculento extra para picarse y jugar y jugar.

 

Mención especial merece Eggman como gran antagonista de Sonic,el gran jefe final de cada uno de los mundos, con rutinas sencillas perovariadas en cada extremo, de manera que posean el equilibrio justo dedificultad/recompensa que te hacen sonreir incluso cuando pierdes porque sabesque es una cuestión de hablidad. También, para mí, la carrera contra MetalSonic es genial ya que uno puede demostrar así quién es de verdad el erizo azulmás rápido de Sega… Lo siento, pero como os dije al principio lo de Sonic lollevo grabado desde hace mucho tiempo.

 

Como veis la jugabilidad es el típico fácil de jugar, difícil dedominar, y en año 93 señores. Una jugabilidad sencilla en apariencia pero quese eleva al cubo al tener que dominar cada uno de los mundos en cada uno de lostiempos. Un juego frenético, directo y divertido, que se puede convertir enmantra de diversión cuando uno quiere pasar diez minutos con la mente enblanco. Los creadores de Sonic CD lo sabían tan bien que incluso han incluidoun modo contrarreloj para que uno pueda perderse en cada fase o para mejorar supropia marca: el cliente manda. Obra maestra jugable, como aún hoy quisiéramosque se hicieran los juegos de Sonic, que lejos de conformarse con continuar suprimera parte rehízo totalmente el concepto de juego, pero con las mismaspiezas.

 

La historia puede ser absurda de comentar, Eggman quiere dominarel mundo, crea un robot que se llama Metal Sonic para superar a Sonic,secuestra a su novia Amy Rose y nuestro protagonista removerá cielo y tierra,además del tiempo, hasta que, como no puede ser de otra forma, la rescate.

 

¿De verdad hay que comentarla?

 

Una historia perfecta para el juego que nos ocupa, con escena deintro y final incluidas y que poco, poco, te afectará en lo jugable si erescapaz de calmar tus nervios ante la tensión del secuestro de Amy…

 

En resumen Sonic CD es un pedazo de historia del mundo de losvideojuegos imprescindible. Bien es cierto que no hay porqué jugarlo, al estarmás que superado por el tiempo no te vas a perder algo que no se ha repetido,sin embargo es un juego que marcó a su serie y al resto de juegos. Es un juegoque 23 años después es igual de divertido, es más, que se echa de menos. Con losfallidos juegos de Sonic que hemos sufrido en los últimos años, salvando SonicGenerations, si juegas Sonic CD piensas ¿y no podían seguir por este camino?

 

A un precio ridículo puedes disfrutar del erizo azul en uno desus mejores momentos y comprender un poco mejor que significa JUGAR. Lo mejorde todo, si no lo has jugado aún, es que lo puedes disfrutar completamente. Esosí, si quieres gráficos, realismo, y tiro al pato on line, no estoy seguro deque el trago no te sepa un tanto amargo.

 

Sonic CD es un juego viejo para paladares selectos, como el buenvino.

 

 

 

Dragon Ball Xenoverse ¿por fin un buen juego de Dragon Ball?

Con todos los años que llevamos ya con la enorme cantidad dejuegos de Dragon Ball, o Bola de Dragón para los más talluditos, que tenemos yhemos tenido, en los últimos 10 años hemos atravesado un desierto de calidad.Todo añoramos, y hemos debatido, si Budokai 3 o Tenkaichi 3, ambos para ps2,han sido los mejores juegos. Personalmente me decanto por Budokai 3, pura luchaDragon Ball que representa un auténtico desafío jugable en su niveles más difíciles,aunque disfrutar de la versión japonesa con las músicas originales en Tenkaichi3 fue, y sigue siendo, un auténtico privilegio. Sin embargo en este reciénpasado 2015 llegó Dragon Ball Xenoverse, que se nos promete como un nuevo granjuego de Bola de Dragón. Acompañadme si os apetece en mis impresiones yanálisis de la última vuelta de tuerca de Goku.

 

Con un juego cada año las distintas versiones y variaciones dejuegos de Bola de Dragón han extenuado al jugador. La saga Budokai,representada por lucha clásica 1 vs 1 a cada lado de la pantalla exprimió dichajugabilidad en ps2, PSP incluso en el no tan desacertado Burst Limit para ps3.Un sistema de combate clásico, profundo y fiel a la saga. La vertienteTenkaichi representa más una simulación que un combate, al simplificarse lajugabilidad y colocar la cámara en tercera persona consiguiendo sin embargo unaespectacularidad más allá de toda duda. Tenkaichi derivó desde combates 1 vs 1a combates por turnos incluso llegando a combates de varios contrincantescontra varios contrincantes. En realidad Dragon Ball Xenoverse representa laúltima iteración de esta tipología de juegos.

 

En esencia nos encontramos un juego de lucha de hasta 3 vs 3donde encarnaremos a nuestros queridos héroes Z o a nuestro luchadorpersonalizado favorito en escenarios típicos de la saga con la cámara anuestras espaldas tanto en batallas on line como contra la IA siguendo unahistoria alternativa a las clásicas de la serie.

 

Empezando por los gráficos, aunque yo he jugado a la versión deps3 no hay gran diferencia entre versiones. Son gráficos Cell Shaded, vamoscomo dibujos animados, que son clavaditos a los de Bola de Dragón, algo porotro lado a lo que ya estamos acostumbrados, dada la edad de la serie y suirregular calidad original. Los escenarios están bastante vacíos, como en laserie, y en esta ocasión sí que poseen un gran tamaño. Tan sólo en lasversiones menores se aprecian ralentizaciones con todos los luchadores a lavez, algo que tampoco se siente mucho, salvo jugando on line quizás…

 

Modelados y escenarios, así como animaciones, llenos 100% delsabor de Dragon Ball, justo lo que todos los fans esperamos de estos juegos.Hasta aquí muy buena noticia. Sin embargo en la gestión de la cámara de juegoempezamos a tener pequeños problemas que llegan incluso a afectar a lajugabilidad. La cuestión es que esta problemática más que de este juego en síes de la propia serie Tenkaichi de la que es heredero este Xenoverse, y es queel sistema de juego, acompañado con varios rivales y aliados, hace que endeterminados momentos la detección de enemigos y la posición de la cámara seaproblemática.

 

Por lo demás el diseño de Toki Toki, nuestra ciudad de partida,es un tanto simplificado, recordando más a la serie GT que al resto de sagas,con un tamaño un tanto reducido pero que nos lleva a uno de los atractivos másgrandes del juego, la personalización. En Toki Toki podremos ir construyendonuestro personaje añadiendo no sólo las técnicas favoritas o clásicas quequeramos, también el aspecto mestizo que queramos darle: humano, namekiano,Monstruo Bu, raza de Freezer… Acompañando el aspecto de nuestro personaje conarmaduras y accesorios marca de la casa, mi personaje era un namekiano con eluniforme de combate de los alumnos de Mutenroshi con su gorra: Puro DragonBall.

 

Gráficos muy notables, que no llegan al sobresaliente por unagestión de cámaras demasiado compleja y diseños originales pobres que sinembargo se vuelven sobresalientes cuando se reproduce, con maestría y veteranía,el sabor original de la serie.

 

En cuanto al sonido, salvo la versión del Cha La Head Cha La dela intro no hay muy buenas noticias en lo musical. El resto de melodías soncorrectas y ya está. Seguiré y seguiré echando de menos las melodías originalesque tan, tan bien le sientan a estos juegos y que en Europa tenemos capado. Yaos conté lo que las disfruté con el Tenkaichi 3.

 

En las voces contamos con las voces originales japonesas, algomuy de agradecer, que le da el carisma que las músicas no tienen, potenciadascon los efectos especiales y sonidos marca de la casa y, estos sí, totalmentecalcados a la serie original. Técnicamente el conjunto sonoramente es muysólido, bien implementado, lamentando tan sólo como se graba en la mente la músicade mezzalina de Toki Toki en lugar de una buena original de la serie. Otronotable, este quizás aún más pobre que los gráficos ya que la música bienpodría estar mejor, como la del Budokai 3 que no era original pero estaba a laaltura.

 

Ahora hablamos de la jugabilidad, de la que algo hemos hablado.Combate de hasta 3 contra 3 personajes, en la que nosotros controlamos a uno,con la cámara en tercera persona donde se alterna el combate cuerpo a cuerpocon el combate de “magias” clásicas de la serie.

 

La verdad es que el combate a distancia no es muy preciso y elcombate cuerpo a cuerpo no es precisamente Street Fighter. Además tenemos unaserie de potenciadores de vida y daño en sus diversas combinaciones que unido aque las técnicas se realizan prácticamente igual todas, con una combinación degatillo y botón nos da… un juego muy muy repetitivo y bastante tosco.

 

El éxito del juego es la evolución del personaje, al principiono tienes técnicas y eres muy débil, conforme avanzas en el juego añadirásdiversas técnicas, más potentes, vistosas o clásicas, además de aumentar tufuerza y resistencia. Esta mecánica de ir creciendo el personaje te aguantamáximo 15 o 20 horas añadiéndole el vagabundeo por la ciudad y misiones secundarias,una vez traspasas dicho límite el juego se vuelve totalmente rutinario, no muyfiel al anime y de escasa calidad jugable.

 

Las misiones secundarias son lo más parecido a la historiaoriginal de la serie, conteniendo el juego una historia principal alternativatipo arregla la historia original, que si bien no es buena al menos no es la desiempre, claro que no sé que es mejor.

 

Como juego de lucha la serie Budokai, o incluso Burst Limit, esmejor y más profunda, y Tenkaichi era más fiel en la representación de lasluchas y, si me apuras, hasta más pulido jugablemente.

 

En definitiva tenemos un juego que aprueba raspado por suacierto en la curva de crecimiento y dificultad y que tiene la virtud deengancharte, al menos 20 horas, justo justo lo que te va a durar la historiaprincipal. Mucho menos no te durará ya que el sistema de progresión te obligaráa jugar secundarias y farmear para subir de nivel ya que te encontrarás confases límite que te impedirán avanzar simplemente porque eres demasiado débil,independientemente de tu habilidad.

 

Una auténtica lástima que un juego fresco como este quedelastrado por lo principal, su sistema jugable, otra vez en un Dragon Ball. Laesperanza es que en una segunda parte estos elementos se afinen y mejoren, comoya ocurrió en su día con Budokai y Tenkaichi.

 

Por acabar de analizar podríamos hacerlo con la historia, perono hay mucho que añadir a lo ya comentado. Habrá, como yo, quién hubiesepreferido volver a recorrer la historia principal con un nuevo juego, de manerafiel y dramática, pero mil veces repetida, o habrá a quien le haya gustadoformar parte de una historia donde eres un guerrero guardián del tiempo quedebe proteger a golpe limpio la historia de Dragon Ball. Como dije antes, almenos es original, pero ni mucho menos a la altura de Toriyama, como máximo ala altura de GT, con eso lo digo todo.

 

La historia apenas te motiva para continuar jugando, más lo haceel afán de coleccionismo o de subir de nivel a tu personaje, por lo que pororiginal al menos le daré el aprobado raspado.

 

En conjunto el juego aprueba holgadamente, pero sin llegar alnotable. Su factura técnica sí lo es, buenos gráficos y buen sonido, algoalejados de la excelencia de la serie, pero su corta factura jugable y suhistoria “original” pero pobre nos vuelven a dejar con un sabor agridulce en laboca.

 

Dragon Ball Xenoverse no es un buen juego, puede ser el mejorjuego de Dragon Ball de los últimos años, más fresco, pero en el país de losciegos el tuerto es el rey. Si no eres fan de Bola de Dragón este no es tujuego, si lo eres y quieres algo un poco más novedoso merece la pena jugarlo,pero si eres un purista te defraudará.

 

Lo que le hace falta a Dragon Ball es que dejen de sacar unjuego cada año y se dediquen a realizar el gran juego que todos estamosesperando, pero para eso en lugar de rentabilizar la licencia se necesitaríapaciencia.

 

Lo siento chicos pero creo que me voy a buscar el Budokai 3 HD,que seguro es mejor juego y estaba realizado con mucho, mucho, más cariño.