Dejando los vicios (holaaaa)

Hace poco dejé un vicio que tenía: el tabaco. Fue una liberación, aunque no fumaba mucho, no podía sentirme a gusto conmigo mismo sabiendo que me exponía al factor de riesgo más importante del mundo occidental. Lo pasé mal, pero lo superé a base de fuerza de voluntad, y de tomar 1-2 paq diarios de chicle para mantener las manos ocupadas.

Esta semana, dejé otro vicio: WoW. Tras 2 años y medio, decidí que era suficiente y eliminé todos mis personajes, cancelé mi subscripción, y desinstalé el juego. Claro que ahora tengo otro problemilla, lease, lo largos que se me hacen los dias. Tras dar un repaso a la mayoría de mis juegos de X360, sigo sin encontrar nada con lo que olvidar a mi amado tauren, y ocupar una mínima parte del tiempo que invertía (bueno, más bien que desperdiciaba) en WoW. Así que me pregunté a mi mismo que podría hacer, teniendo en cuenta que a parte de estudiar y la novia no me queda mucha cosa…¿que hacer? Por suerte, si algo nos enseñan los MMORPG, es a navegar foros, y he aquí el motivo de mi llegada a la blogosfera meristationera. Mientras pienso a que dedicar un blog (considerando que mi respetado Lord-areg ya cubre más que sobresalientemente Silent Hill), me despido de la gente que se encuentre taaaaaaaaaan aburrida que se haya parado a leer una entrada que, básicamente, no dice nada de nada.

Un saludo, o como decimos (deciamos) en WoW

"Can i has your glodz plx?"