My City: Palma de Mallorca

Buenas! Con un día de retraso cortesía del trabajo, presento aquí mi pequeña hoja sobre mi ciudad natal, que tuvo el privilegio de verme nacer y la honra de ser el lugar de residencia de mi familia.

Palma de Mallorca es una ciudad situada en la nariz de la isla de Mallorca, la mayor de las Baleares y una de las islas mas grandes del Mediterráneo. Fundada como ciudad en el siglo 2 antes de cristo, era un asentamiento talaiótico (que eran los que vivían allí cuando llegaron los romanos). Desde ellos, por ahí pasaron romanos, vándalos, moros, breves ocupaciones VIKINGAS y de nuevo musulmanes, hasta la reconquista en 1229 (31 de diciembre, por aquello de apurar el año). Cabe destacar que la economía local, como ahora, se basaba en sablear a turistas y gente que pasaba cerca, aunque entonces se hacía sin ambajes y con espadas, no con precios abusivos.

 

Iglesia de Santa Eulalia, allí se coronó Jaume II y me bauticé yo

Desde la reconquista, no hubo mucho que decir. Pocas familias poseían casi todo, y así tenemos clanes petadísimos de dinero como los March y Riu. Cabe señalar que hasta la década de los 60 no hubo ese boom espectácular de turismo que caracterizó mi ciudad. Pero cuando empezó…Aaaaamigo, la isla se llenó de hoteles de alto standing y el litoral llegó a estar seriamente amenazado.

Al márgen de lo conocido (playas y discotecas), Palma tiene algunas cosas bonitas, como el castillo de Bellver, único castillo circular de España y donde Jovellanos estuvo preso. O la catedral, que si no recuerdo mal es estilo gótico flameresco. Como toda zona de dinero, tiene un casco urbano limpio y agradable, que en verano está abarrotado hasta extremos difíciles de creer (en 2009 la población del área urbana eran 517000hab, que se doblan en verano), pero son paseos muy relajantes en otoño e invierno, meses muy suaves en la isla. Destaca la zona conocida como "las avenidas", que sigue un modelo similar a la rambla barcelonesa, y llega hasta el antiguo centro de la ciudad.

El antiguo diseño árabe sigue notándose en las calles que llegan hasta la catedral, arriba mostrada, y que antes era el emplazamiento de la mezquita Omeya. No obstante, para aquellos alérgicos a la historia, justo al lado comienza el paseo de El Borne, hogar de infinidad de tiendas y bares. 

La gran lacra que tiene Palma, además de todos los ingleses que dejan "regalitos" en la calle, es que solo tiene 2 centros comerciales, y ambos mas bien pequeños y poco surtidos, lo que te obliga a pillar coche para casi todo e ir a los de los alrededores. Y así, te encuentras que una isla de apenas 800000hab tiene atascos en casi todos los lugares.

Finalmente, despedirme con una muestra del lugar que mas me gusta de la isla (además de la playa de Illetas): el aeropuerto de Son Sant Joan, donde tuve mi primer trabajo y pasé infinidad de horas durante la carrera.

Un saludo, y no olvidéis pasaros a visitar My city!

Eso sí, si vais, no seais ratas e invitad a algo.