-Mamá, tengo miedo. -dijo él (y mamá le dió de hostias).

Buenas Tardes Orugitas!
Con los últimos posts estoy muy en plan remember. No quiero parecer muy viejo (quiero que me imaginéis como un jovenzuelo apolínico con melena), así que hoy voy a plasmar mis pensamientos sobre un tema de actualidad y nada polémico. El feminismo en los videojuegos.
Me ha abierto el apetito un vídeo que colgó hace poco DayoScript sobre este tema. Primero quiero decir que soy el menor de cinco hermanos (todos hombres hechos y derechos). Eso supuso un hastío (diciendo supuso digo supongo) en mi madre que la hizo abandonar toda esperanza y, sin importarle ya mi sexo, me educó de una manera mucho más femenina que de costumbre. O sea que Women Power y todo eso, pero eso si por favor, con normalidad (parezco un político, lo sé, pero no me lapidéis aún).
Tened esto claro, a los que ya somos viejóvenes, no nos van a cambiar. Si tenemos la mentalidad de guisante, aunque haya 10000 conferencias, posts, videoblogs, gente gritándote en las orejas muy fuerte y cintas de casetes que puedas escuchar en una app (guiñoguiño), diciéndote todos en sincronía a lo mantra que no tendrías que ser tan sexista, aparte de volvernos un poco sordos y un poco más locos, seguiremos sintiéndonos mal si vemos en un juego a una prota en vez de un prota, o a una mujer trabajando en algo mínimamente relacionado con los videojuegos que no sea en una feria haciendo de cebo atrayente de testosterona. Si por el contrario nuestra mentalidad ya está en paz consigo misma y no nos hace falta tanto mantra ni hostias, diremos que si está guay y eso pues venga allá que vamos (o como decía un culturista deformado pelo-pincho rubio, "Muy bien, allévoy"), que lo que quiero es diversión!
No hay otra opción. Esto tiene y va a llegar de una manera natural. Y no va a llegar con juegos tipo Assassin’s Creed Odyssey (Odyssey, ya see). Va a llegar con juegos tipo Tomb Raider. No los reboots no, el original, el de las tetas que bien podían ser tipificadas como armas blancas. En el primer Tomb Raider en su día ni me planteé que el juego fuera mejor o peor por tener a una chica como prota. Lo que yo quería era que me dieran esa maldita cosa mágica con la que podía apretar un botón y empezar a mover la cabeza para ver el decorado, y lanzarme al agua y empezar a bucear por cuevas antiguas. Esas eran experiencias novedosas en ese tiempo (joder que viejo me siento) que podían atraer a cualquiera, y es ese el camino que se tiene que seguir. Se tienen que crear mecánicas innovadoras, como el Perfect Dark hizo también en su día, con las que la gente que está descubriendo este mundo sienta que quiera jugar a ese puto juego en el que ve una cosa que quizá ni sabía que estaba buscando pero que le ha explotado la puta cabeza al verlo (descripción perfectamente secuencial de sentimientos aparecidos en la persona en cuestión), y a partir de aquí, dependiendo de lo que quieras contar, en el juego de prota le puedes meter a una lesbiana, a un Marcus Fenix, a una enfermera en el turno de noche o a un puto rinoceronte de colorines, que esa gente va a lanzarse allí de cabeza y asimilar de manera natural que el protagonista es este/esta y ya. Pero no vayas a meter a un personaje femenino en el "juego de acción ahora RPG genérico número 6" porque "es lo que toca". Eso no va a llevar a nada. Ése no es el camino.
Tenemos por ejemplo a toda una Amy Hennig con casi 40 años trabajando en esto, que se dedica a hacer un Indiana Jones en videojuego. Y por qué? Porque le apetecía y es lo que le salía de dentro. Quería hacer algo que le gustaba porque es con lo que creció y le motivaba. No hay más. Si por autoimposición hubiera tenido que meter a una chica de prota, no podría haber hecho el juego que ella había imaginado, y seguramente le habría salido rana.
Como fue con Amy Hennig, de manera natural va a llegar gente inspirada con cosas que ni nos podemos imaginar, que nos va a traer su historia y sus personajes ideales para ello. Pero esto no puede, ni debe, hacerse con prisas.
Ya sé sí, ahora mismo en la mayoría de juegos se hacen cosas que se pueden considerar como "cosas de hombres" (véase matar con pistolas, hachas o espadas y a lo tonto, no a lo pensativo y con veneno). Pero ya se está viendo que esto está cambiando (desde antes de que salieran estos movimientos feministas), y esto de forzarlo tanto no creo que ayude mucho. La mujer al final va a hacer lo que quiera, pero a su tiempo (a ver si en otro blog hablo un poco de lo que muchos creen que es machismo en Japón para ejemplificarlo (darme amor y comentad si lo queréis. Después ya si eso y me sale de los cojinetes lo hago o no)). Y si no, simplemente por el crecimiento natural del medio, saturación de antiguos modelos y la diversificación de usuarios deseosos de experiencias diferentes esto va a cambiar (o sea, que puede dar dinero maldito yanqui capitalista rico! (y ya si sois un John Nash en potencia ya relacionareis a su tiempo este rollo que os he metido de lo de "manera natural" y "cuando dé pasta")).

El retorno del rey (y su caída en desgracia)

Buenas Tardes Manatícos!
 
Ya sé. Estáis muy alegres por mi vuelta. Pero yo, como persona moderada que soy, me parece oportuno poner en vuestras vidas un poquito de depresión al hablaros sobre el último juego de una saga mítica caída en desgracia, y así por fin dar por finiquitada la retrospectiva más larga de la historia. En este blog. Estamos hablando de, por supuesto, el único e incomparable, Metal Gear Solid V.
Ya viendo el desarrollo del juego tendría que haber visto que eso tenía mala pinta (no obstante no soy muy perspicaz normalmente. Yo estoy feliz aunque esté delante de una neblina espesa en una puerta con un frasco de estus después de que dos minions de mierda me hayan hecho unos cuantos combos seguidos), pero los putos trailers no hacían más que alimentar unas ganas de lore y me engañaban como a un perrito le engaña un amago de lanzamiento de pelota. Porque de lore nah de nuh. Esos trailers fueron la culminación del troleo de Kojima, un "este es el juego que todo fan de Metal Gear estaba esperando pero no". Te enseño una cosa pero en realidad es otra. Que buscas a un Ryan Reynolds? Pues aquí tienes a un Ryan Gosling y ni te enteras (no es que uno sea bueno y el otro sea malo, los dos son como semi-dioses en la tierra). 
No os podéis ni imaginar con que ganas cogí el juego, como iba avanzando sin perder para nada la esperanza de que eso remontaría espectacularmente. Que esos medio vídeos con Quiet, Code Talker y Skull Face no eran nada. Ya saldría una muerte tipo Psycho Mantis, una relación Eva/Big Boss Meryl/Snake, una revelación Big Boss/Major Zero en silla de ruedas. Algo, algo, algooooooo! (giño giño)……. Y salen los créditos. Y me meten las mismas misiones otra vez. Bueno, vamos a ver lo que me quiere decir el Kojima. Vamos a por ellas con ganas que seguro que hay algo diferente. Miss cullons. La gran cosa es que tu eres el médico (porque lo de que tú controlabas al médico todo el mundo desde el Ground Zeroes ya lo había descubierto). Y así a lo random, al pasarte la misión repetida número 12.
Y aquí es cuando mi corazón se rompió, me acurruqué en una esquinita y lloré cascadas por dentro (porque yo soy un macho y no lloró por fuera. Bueeeeno quizá un poquitín con Titanic. Y La La Land va. Y Toy Story 3. Y Shadow of the Colossus, Phenomenon, Cowboy Bebop, El Señor de los Anillos, Scrubs, Up, Fruits Basket, Million Dollar Baby, Battlestar Galactica, Okuribito, Los Puentes de Madison, Braveheart, Ghost, La Milla Verde, Anatomia de Grey, Naruto, La Vida es Bella, Urgencias, Friday Night Lights, El Rey Leon, Six Feet Under, Buffy y Halt & Catch Fire). Eso no era mi Metal Gear (hablando otra vez del juego eh!). Yo quería saber quien era ese médico convertido a Big Boss, detalladamente con vídeos super explicativos y conversaciones de mil lineas como extrajeron la sangre de Big Boss, (con modelo de jeringilla incluyda) y crearon a sus hijos, la caída a los infiernos de Liquid y el surgir de su acento inglés (me atormenta). Tu muerte en un enfrentamiento final glorioso con Solid Snake coñooo. Que me devuelvan el dineroooo (pataleta, pataleta, golpes al aire de arriba para abajo con los brazos semiflexionados, repetidamente). Tantas cosas me faltaron… tantas posibilidades… y nah. Me sentí como se deben sentir las mujeres que yacen en mi cama, esperaba un mundo de experiencias y sensaciones y ni me enteré.
No sé si fue por lo turbulento que fue el desarrollo del juego (llegué a leer que con el mobing extremo de Konami a Kojima les cerraban de tanto en cuanto las luces a los chiquillos de Kojima Productions), o por influencia de las criticas de perros sin conocimiento al Metal Gear 4 (diciendo que era excesivamente lineal y sobrecargado de vídeos), pero en algún punto perdieron de vista la esencia de lo que hacía que un Metal Gear fuera un Metal Gear, y lo convirtieron en un titulo genérico de mundo abierto. Eso si el control mu bien mu bien.

Si es que no vamos a llegar nunca a la quinta…. (a la tumba antes!)

Buenas Tardes ratacas!
Perdonad el retraso con el nuevo post, estaba culminando los últimos retoques de mis magníficos y extraordinarios pensamientos sobre Metal Gear Solid V (un poco de meta aquí a lo trailer de Metal Gear), pero es que mi mujer me ha explicado unas cosas sobre una peliculita anime que las tengo que plasmar en algún sitio. Ha cambiado completamente el mensaje que tenía para mi, hasta tal punto de pasar de ser la peli más triste y que me imbuía un sentimiento de lloriqueo de bebé de 3 meses y medio con conjuntivitis y dolor de barriga con hambre y un poco de caca en el pañal, a ser la peli más maligna y con uno de los protas más maquiavélicos que he visto en mi puta larga vida.
Se trata de la Tumba de las luciérnagas. Ahora si la has visto me dirás, y cito textualmente (puedes gritarlo a la pantalla del ordenador si gustes): "pero que dices tío loco! Si los dos hermanitos pobretes son de lo más maltratado que ha pasado por la pantalla de mi televisor! Vete por allí maldito loco delirante desalmado de mierda! Sí mamá soy gay!"
Pues no amiguetes, el puto hermano mayor es la maldad pura, esencia del jugo exprimido del demonio 100% natural y concentrado. Y todo esto se confirmó por su creador Isao Takahata (bueno, lo de la maldad pura lo veo yo como conclusión lógica desde mi punto de vista de humano normal cantante y danzante del mundo).
Primero vamos a ponernos en situación con dos detalles de importancia capital y que poca gente conoce o no le da la suficiente relevancia. Uno, que el mensaje principal que Isao quería transmitir en la película era un mensaje de integridad y de nunca perderse a uno mismo pase lo que pase, y no un mensaje anti-belicista (que también lo hay por supuesto, pero no es lo principal). Dos, la familia de los dos hermanos es rica. Esto en época de guerra no importaba mucho, pero socialmente lo cambia todo. La chiquilla pequeña, Setsuko, quizá no tanto (por un tema digamos de pequeñez), pero el hermano mayor, Seita, ha sido criado como un hombre de clase social alta, y esto va ligado en el Japón de la época a un orgullo que le hace sentir superior a los demás. Esto entre muchas cosas conlleva que en ningún momento Seita pida comida. No se rebaja a mendigar. No porque sienta pena para con las demás personas (ya que en un país en guerra nadie tiene suficiente para él mismo), sino porque cree que si lo hace se perdería a él mismo, su integridad, que es lo que más valora. Esta integridad en él mismo se puede ver también cuando su madre muere. En ese momento él siente que ella la ha perdido al morir intentando escapar de las bombas de forma humillante. Se puede ver que no muestra ninguna emoción (sólo le importa como se siente Setsuko), y no necesita guardarse ningún tipo de recuerdo de ella, ni material ni nada. Incluso después cuando su tía le dice de vender los kimonos de la madre para comprar arroz, él sólo se sorprende de la cantidad de arroz que podrían conseguir y es Setsuko a la que le afecta más (en contraposición, sí que se guarda la caja de caramelos con los huesos de Setsuko dentro, aunque esto tiene un significado mucho más profundo y oscuro también).
Ahora que ya hemos visto un poquito como es este chiquillo del demonio, pasemos a recordar el principio de la peli. Podemos ver al fantasma de Seita mirando, en la estación de tren, a un Seita desnutrido a punto de morir apoyado en una columna. Pero antes de que el fantasma vea a Seita, sólo hay la columna, y en ella se puede ver un cenicero: 
Cenicero que ni ves
Cenicero que no será puesto allí hasta tiempos modernos (chanchanchanchaaaaaan). Con esto el director nos quiere decir que su espíritu está atrapado en un limbo condenado a recordar los últimos meses de su vida una y otra vez. Esto también se intuye al final de la peli, cuando los fantasmas de los dos hermanos están sentados en un banco mirando la ciudad, y esta es claramente moderna. Y porque están atrapados a repetir la historia de su muerte una y otra vez? Sí, por el hermano mayor y sus decisiones extremadamente cuestionables y de oscuro motivo que voy recordando de tanto en cuanto para manteneros enganchados cual J.J Abrams pobre.
Pero antes de saber exactamente el porque, vamos a explicar un poco cómo nos engaña Seita (o en su defecto, el director de la peli (o en su defecto, el autor original de la obra)). En el principio de la película también se puede ver que, cuando el fantasma está mirando a Seita a punto de morir, incluso en esos momentos en que casi nadie tiene para comer, una persona deja un poco de comida a su lado. Es un detalle que el director nos pone aquí para que nos demos cuenta de que la gente desinteresadamente en Japón sí quiere ayudar. Quiere así que nos cuestionemos el por qué se comportan de una manera u otra, y que descubramos por nosotros mismos que los momentos durante la peli en las que parece que todo el mundo está en contra de los hermanos, son sólo consecuencia de las acciones de Seita y su orgullo. Los ejemplos más "claros" son al principio, cuando nunca agradece ni siente humildad ante su tía, rechaza ir a trabajar para ayudar a la familia, compra sus propios utensilios para cocinar y hace su propia comida sin consultar (y deja los platos sucios claro, no los va a limpiar él), cuando ella con lo poco que tiene para su familia, los está cuidando sabiendo de donde vienen y nunca los hubiera echado de casa. Claro que es un engorro para ella y se enfada y rechina, como todos lo haríamos en su situación, pero por cómo está contado nos deja la sensación que ella es la mala malísima. Otro ejemplo es cuando ya después se ve a Seita robando a otros sin intentar pedir antes, y sabiendo que todo esta racionado por tiempos de guerra (cada família recibe su parte). Esto me hizo dar cuenta que toda la película está orquestada desde el punto de vista de Seita, haciéndonos ver en primer plano las cosas que Seita quiere que veamos, y en segundo plano pequeños detalles que Seita quiere que pasen desapercibidos o que simplemente debemos deducir. Por ejemplo, antes de morir Setsuko, él prepara una comida para intentar hacerla sentir mejor, pero ella muere después de comer muy poquito. Entonces se ve como él pasa la noche con el cadáver de la muchacha, y un primer plano de la comida sin tocar: 
Que buena pinta
Parece que nos quiere decir que ha pasado toda la noche acurrucado con ella haciéndole compañía. Pero por la mañana siguiente, en un plano general de la habitación, en el suelo se puede ver el plato vacío:
Pues ya no está!
Aquí el director quiere transmitir que Seita después de la muerte de Setsuko pudo comer porque está aliviado de no tener que cuidar más de ella (si nos damos cuenta de esto, rompe completamente esa sensación de hermano destrozado por la muerte de su hermana que parece que te deja la película). Pero claro, es un sentimiento que no quiere enseñar porque se siente avergonzado y culpable de ello, y por ende este amago del plato vacío.
Otro engaño/mensajeocultodeperturbadomevoyadejarlosojosleyendoesto de máxima importancia se da en el momento de morir Setsuko. Vemos lo que parecen ser recuerdos que tiene Seita de momentos de ella, pero uno en concreto es imposible que haya sucedido en realidad. Cuando se la ve cosiendo una prenda:
Que bonica.... Que psicópata....
Esta tarea sería imposible de hacer por una niña tan pequeña y además de clase social alta, por tener a sirvientes que lo harían. No, esas imágenes sólo están en la mente de Seita. Son un reflejo de los sentimientos de él. Y aquí empieza la parte chunga y oscura. Seita no ve a Setsuko solamente como a una hermana, sino como a una mujer. Y más, está enamorado de ella. Y más, se la quiere comer. Voy a esperar unos minutos a que volváis a abrir la pestaña para seguir leyendo después de vuestra momentánea pérdida de fe en mis palabras del averno…. Vale, vamos a ello.
Esto se sabe por una entrevista que hay con el director y el autor de la semi-autobiografía en la que está basada la peli, Akiyuki Nosaka, que es la persona en la que está basado Seita, y que también perdió a su hermana. Nosaka explica que se acabó enamorando de la dulzura de su hermana y que cuando murió, se sintió aliviado de no tener que cuidarla más. Isao intenta plasmar todo esto en la película, reflejando de una manera interesante como lo vivió Nosaka, sintiendo vergüenza de sus sentimientos e incluso no contando toda la verdad en la autobiografía (ahora semi-autobiografía). Lo de querer comérsela es ya lo que creo un sentimiento muy chungo del señor Isao que viene en consecuencia del "amor" que siente Seita, y que se puede ver al empezar la película. Cuando van en el tren se ve cómo van comiendo lo que creemos que son caramelos, pero que como hemos visto aunque no nos entre en nuestra cabeza porque no tenemos esa mente retorcida necesaria para entender el mensaje del director, son los huesos de Setsuko. Flipa.
Ya aquí yo voy a descargarme y a razonar porque es la maldad pura el Seita este. Hay dos momentos en los que Seita mira directamente a la cámara, a nosotros. Al principio cuando empieza a recordar su muerte, y al final cuando Setsuko se duerme mirando a la ciudad. En los dos Setsuko no ve lo que está pasando. Con esto, Seita nos quiere decir que él está allí por Setsuko. Y además parece que nos mira como juzgándonos, como diciendo "nos tendrías que haber ayudado", cuando toda la culpa desde mi punto de vista es principalmente suya, primero por conducirla a su muerte, y segundo por no preparar un entierro apropiado. Al estar "enamorado" de ella, hace todo lo que le pide, sin plantearse si es beneficioso o no. Es una niña de apenas 4 años con lo que aún no sabe lo que más le conviene, y él lo hace todo por ella. Eso no es amor para mi, es puro egoísmo. Está enganchado a la felicidad que siente al complacer a Setsuko, aunque de una manera subyacente sabe que esto les llevará a su muerte. Setsuko ahora que es pequeña por supuesto que no quiere separarse de su hermano al ser completamente dependiente, pero a la que hubiera crecido habría adquirido su personalidad y se habría separado de él (y ya no quiero pensar que Seita también quería evitar eso). Este afán de conservarla sólo para él hace que Setsuko quede también atrapada en este limbo y no pueda descansar en paz. Seita no hace caso cuando le ofrecen enterrarla en un templo, que es lo que recomiendan para una niña pequeña. Quema su cuerpo por su cuenta y se queda con los huesos.
Pero no son estos dos puntos los que me despiertan este sentimiento de horripilación y odio hacia Seita. Si somos muy pero que muy benevolentes (cosa que yo soy claro) los podríamos llegar a calificar como errores de juventud amplificados al máximo dada la situación en la que están. Lo que me molesta y enerva es cómo me manipuló completamente hasta llorar muy fuerte y sentir pena por ellos pensando que eran unos desvalidos y pobres huérfanos sufriendo los horrores de la guerra. Llegué a odiar profundamente a toda la gente de su entorno y pensar que todos estaban en su contra, cuando en realidad sólo debería haber sentido enfado y rabia hacia Seita. Enfado y rabia por enseñarme toda la historia desde ese punto de vista que parece objetivo pero que en realidad es subjetivo a más no poder, y engañar completamente ya no solamente a mi, sino aún hoy en día tener engañado a casi todo el mundo. Cosa que me parece magnifica y brillante. No espera, es horripilante y aterradora. Vamos que ha pasado de ser una de mis películas favoritas a ser una de mis películas favoritas. Joder.

Vamos a jugar a un juego…..(pero si queréis eh? Nadie os obliga aunque rompáis mi corazón si no)

Buenas Tardes Ardillitas!
Sigo con mi teoría de que la gente que me lee es gente muerta y fría y mi mujer, así que para esta entrada voy a hacer un pequeño experimento. Voy a poner una lista con detalles concretos de algunos videjuegos que, gráficamente o tecnológicamente hablando me sorprendieron, y los tengo grabados en mi retina a fuego (aunque mi mente limitada a veces no los recuerde y seguro que me olvido de muchos). Y aquí va el experimento/juego: Si alguno de ellos os sorprendió la primera vez que lo visteis, me dais 5 dibujitos del fuego abajo del post en la puntuación. Si ninguno os hace click, me dais 1 punto. Así a lo extremo, como las reviews de los usuarios de metacritic. Con esto conseguimos tres propósitos, os mantengo entretenidos 2 minutos, os voy entrenando psicológicamente a seguir mis ordenes y compruebo si hay gente viva aquí detrás que hoy me siento solo. Venga, que empiece el juego:
  • Las gotas de lluvia cuando caían al suelo en el Ghost Recon Advanced Warfighter.
  • La sombra de las polillas de la demo en el primer Splinter Cell.
  • La textura de lluvia en el tercer Splinter Cell.
  • El modelado de personajes de Resident Evil 1 remake para GameCube.
  • El movimiento de la tela cuando aspiras en el Luigi’s Mansion de GameCube.
  • La sombra dinámica de los pies de Link en Ocarina of Time de Nintendo 64.
  • Los asteroides de la pantalla esa de Rouge Leader en Gamecube.
  • La iluminación y cantidad de gente en Assassins Creed Unity.
  • Las FMV en Final Fantasy VIII de Playstation.
  • Las animaciones en Uncharted 2 de Playstation 3.
  • El desplazamiento de las hierbas cuando pasas por encima en KOTOR de Xbox.
  • Los efectos al disparar en F.E.A.R. de PC.
  • Las sombras en DOOM 3 de PC.
  • Las físicas en Half Life 2.
  • La animación del caballo en Shadow of the Colossus de Playstation 2.
  • La propagación del fuego en Alone in the Dark (lo jugué sólo por eso….).
  • Petar las luces en Perfect Dark de Nintendo 64.
  • El primer Krogan con el que hablé en Mass Effect de Xbox 360.
  • Los reflejos en Need for Speed Underground.
  • Los rayos del sol entre las ramas en el primer Halo de Xbox.
Si no pone nadie valoración por lo menos sé que todas las visitas son bots y me desato ya solo aquí en mi blog personal y de zombies. Y bueno si queréis comentar con vuestros detalles de orgasmo tecnológico que os desatan un sentimiento interior ya me muero del susto.

Ponemos la Cuarta Marcha Metálica (espacio patrocinado por las nanomáquinas de los patriotas)

Buenas Tardes elefantacos!
Bueno, vamos escalando poco a poco. Estamos casi casi al final de la montaña y a mi ya me va quedando poca estamina que lo he invertido todo en corazones (ahora rotos todos menos uno por el desamor). Vamos a por el Metal Gear Solid 4!
Ya no recuerdo las veces que vi el trailer de "war has changed" con la musiquilla esa arábiga de fondo y el Snake Cascado (traducción oficial en castellano de Old Snake). La verdad es que me dejó hypeado como pocos. Por aquella época ya estaba metido perfectamente en internet en este mundillo, y me enteraba de todo a través de varias paginitas de noticias (véase el uso del diminutivo para empequeñecer el hecho de que era y soy un friki de cuidao), con lo que entré en todo el juego que tiene Kojima de los trailers y expectativas maximum power. Con este juego las expectativas se cumplieron, porque lo que enseñaba en los trailers se traducía en el juego, pero para el siguiente esto fue una arma de doble filo, o arma de 360º filo (sable láser para entendidos).
Por lo que vi, mucha gente se quejó del pacing del juego, porque hay como 30 vídeos y 50 conversaciones de codec por minuto, pero yo como groupie de Metal Gear no me quejé para nada. Entiendo que esto es Metal Gear. A eso he venido, y en su momento lo disfruté como un niño disfruta de, no sé, de las cosas que disfrutan los niños, absolutamente todo durante 5 minutos antes de que se cansen. Bueno menos de Kevin Spacey no nos pasemos. Y creo que en temas de historia es lo que todo fan podía desear. A veces para mi era un poco difícil de seguir con tanto dato, pero en lineas generales me dejó muy contento, cerrando los temas que tenían abiertos y dando sentido a todo (resuelto a través de nanomáquinas a lo Xena/Simpsons/Magia eso sí, pero por lo menos tenía sentido). Especialmente me pareció muy inteligente como resolvía el tema de Liquid/Ocelot, que era lo que más me chirriaba de la saga. Además, las apariciones especiales de antiguos personajes me sorprendieron bastante, aunque creo que se podrían haber exprimido un poco más. Recordando esto me viene a la memoria lo que hicieron con Star Wars The Last Jedi como polo opuesto, que miró a su legado y el Rian dijo venga a la mierda todo no me voy ni a molestar a currarme algo bonito para explicar el lío que han montado y voy a cerrarlo lo más genéricamente posible. Y meto chistes. A deducir queda para ustedes si me gustó o no la peli (pista).
Queda también el pajote que se mete el juego con el tema de las armas. A mi la verdad es que me gusta que sean realistas, pero Snake y el tío del mono tienen un rollo así eróticosesual (el corrector de Google me pide que aquí ponga esclerótico) con cada una que queda como un poco raro. Es un poco demasiado japonés quizá. Y toda la personalización que se puede aplicar a cada una me sobrepasó y por lo menos yo no le dí para nada importancia (principalmente porque sólo utilizaba las armas cuando me obligaban y contra los jefes finales). 
Por todo lo demás el 4 me pareció correcto, pero peca de lo que le pasó el 2, 0 jefes finales con importancia y 0 novedades jugables grandes, pero esta vez repitiendo los esquemas del 3 en vez del 1. Pero creo que el 4 evoluciona más que lo que el 2 lo hizo a partir del 1, aunque la mitad de la evolución no sea la mitad de lo que desearía, y lo que deseo es menos de la mitad de lo que la mitad merecéis.
Y bueno, hasta aquí mis pensamientos de los buenos Metal Gear, con una entrada de blog con referencias finas finas (pueden encontrar de Zelda, Señor de los Anillos, Blade Runner, Star Wars, Crysis y pedofília (aquí el corrector de Google me pide que ponga peliagudo, y parece tonto el tío)). Tal Ready Player One señores. Con lo que también estoy haciendo una referencia a Ready Player One no? Buah me va a petar la cabeza. De la resaca digo. Me voy a la cama a soñar con ovejas eléctricas. Os pillé!

String Result = «Metal Gear 4″; while (Paramos_Marcha_Metálica_Sólida) {Result=»Mr._Robot»;}

Buenas Tardes Panteritas!
Vamos a despegar al Metal Gear de la pared de mi blog antes de hablar del 4 y evitar así que con su OctoCamo se pueda mimetizar perfectamente con ella y cada tanto en cuanto en mi blog salgan frases sueltas tipo "keep you waiting uh" y "pero que coño", y en esta entrada hablar de una pequeña gran serie de TV.
Digo pequeña porque no hay mucha gente que la haya visto (envidia me da que la puedan descubrir ahora, gracias a mi fantástico blog), y gran porque después de poner pequeña, la única palabra que puedo poner es gran, aunque tendría que haber puesto la puta polla. Pero poner "pequeña puta polla" me cortocircuita mi mente y me quedo unos minutos en blanco recordando tiempos pasados con chicas señalando una parte de mi cuerpo.
La serie en cuestión se titula Mr. Robot. No voy a desvelar nada de la historia porque es parte fundamental para disfrutarla, pero a mi me petó la mente. Si la has visto, podrás decir que coge ideas de muchas otras películas y series (el creador ya dijo que si él ve algo que le gusta, lo va a querer "acoplar" de alguna manera. Como otros creadores vanguardistas de contenido. De blogs. Bueno uno en concreto principalmente. Con su título con una referencia a un gran anime y que el autor se acopló para petarte la mente. No lo consiguió y ahora llora en una esquina) (sí, cierro paréntesis porque todo eso estaba dentro de uno), pero el tío, de nombre Sam Esmail, lo hace con un arte y una originalidad que me impresionó. No es simplemente acoplar la idea, hacer la gracieta de "ah, jaja esto es como en la peli X, jaja" y ya, el tío lo mezcla con 10000 ideas originales y, por favor todos juntos y al unisono, "te peta la menteee" (si habéis cantado un poquitín, estamos en sintonía my man).
Aparte, a mi me motiva mucho que le pongan cuidado en lo que enseñan. El protagonista es un experto en ciberseguridad y secretamente un maestro del hackeo, y si sabes alguna cosa sobre ordenadores, cuando hace su magia, puedes ver que tienen asesores que están implicados en el guión. No es eso de: "oye soy un hacker, no necesito el ratón para nada y mi pantalla hace ruiditos cuando accedo al servidor del FBI". Se ha estudiado como funciona todo, las grandes corporaciones, y como actuarían grupos como Anonymus.
Eso sí, que no os tire para atrás el tema de ordenadores y hackeos si no os gusta, la historia es mucho más que eso (pero es un plus para que te guste, y si estás leyendo mi blog tienen que gustarte estas cosas vamos). Principalmente es un retrato de las grandes corporaciones y la gente que puede mover la sociedad a su gusto, y un viaje también a la mente del prota, rompiendo la cuarta pared al hablar directamente al espectador (o a la sociedad). Esto me parece un recurso muy bueno para acercar el medio audiovisual al libro, y poder describir muchos más detalles y comprender, desde el punto de vista del prota, qué pasa y qué le está pasando. Aparte la dirección y fotografía es muy muy atrayente. Hay un video de Karsten Runquist rulando por youtube que lo resume muy correctamente. El tema del enfoque amplio, con el personaje que habla no siempre en el centro de la escena, me transmite una sensación más amplia, haciendo entender que lo que están haciendo los protagonistas afecta a muchas más personas que ellos mismos.
Pues eso, una de las grandes que parece que poca gente conoce, pero que realmente me enganchó como pocas, sobretodo en su primera temporada. Al finalizar cada capítulo acababa buscando por Internet conspiraciones y conectándome a proxies para acceder a la dark web. Esto último era para ver porno claro.

Paramos Marcha Metálica Sólida (Time Paradox 3)

Buenas Tardes Tigretones!
Ahora sí que sí, viene la morralla fuerte, la punta de la campana de Gauss, la milf de tu bloque de pisos, el Batman de Nolan, la guinda del pastel, la analogía de tu mente perversa que prefieras, el magnifico e incomparable, el Skyrim sin parches! Que nooo ilusos! el Metal el Metal! Metal Gear Solid 3!
Este juego es, haciendo honor a una frase mítica de los grandes comentaristas de los videoxocs, la epilepsia pura. Todo todito está magníficamente hilvanado y depurado para tener una experiencia metal gear perfecta. Es esencia Metal Gear exprimida directamente de la fuente (me imagino que es un pecho turgente y copioso. No sé por qué. Bueno sí, para qué me voy a engañar coño).
Si tuviera que hacer un ranking típico de Youtube sobre las mejores cosas del juego, sin duda, en primera posición estaría su increíble historia (aparte, pasaría de poner imágenes del juego y pondría chicas de moral abierta y con claros problemas para escoger vestimenta no minimalista, para teneros excitados mental y físicamente y que con sólo escuchar "Cowboy BeBlog" os pongáis cachondos (bueno, aún más cachondos, guapetes, guiño guiño besito)).
Al no tener mucha herencia previa para este juego, el Koji se pudo soltar la melena y crear muchos personajes interesantes que potenciaban una muy buena historia y elevarla a la palabra esta que he dicho antes, magnífica (mierda, ya he creado una paradoja temporal pardiez). Para empezar, la grande "Di" Boss. Kojima (o el esclavo que tiene que le escribe los guiones), con una gestión de los tiempos en los vídeos impecable y unos diálogos magníficos, envolvió al personaje en un misticismo y un halo de misterio propio de un mentor. Esto hizo que no pudiera llegar a entender completamente al personaje en un principio, pero que con todo mi ser podía ver que ésta con una mirada me podía retrotraer a mi primera hostia como bebé (y te lo demostraba a la mínima). Aparte, el giro final del juego, me hizo comprender perfectamente las motivaciones de Big Boss (un giro, por cierto, muy similar a otro greatest hit japonés, Naruto, siendo Sasuke Big Boss, y Itachi The Boss). Con esto saltamos al mismo Big Boss que, para mi, supera por bastante en complejidad a Snake (lógico si tenemos en cuenta que tiene que pasar de ser un buen señor americano a un maleducado que no da la mano a directores de la CIA, y no sólo ir desmintiendo de manera obsesiva-compulsiva a cada persona nueva que conoce que él no es un héroe aunque pete un puto helicóptero, un tanque o un monstruo bípedo con capacidad nuclear de largo alcance). Tenemos también a Major Zero, que me encantó por su fanatismo a las películas y en especial a 007, con conversaciones por radio muy buenas, además de ser una parte muy importante en el lore futuro de la saga, y a Sigint aka Donald Anderson, que era negro.
Los enemigos tampoco se salvan de ser los más currados desde el primer Metal. The End, The Sorrow, The Fury, Volgin, Fatman, Ocelot etc. de todos puedo rememorar las batallitas con ellos (y estoy seguro que a vosotros os han venido flashes ahora al nombrarlos, estos momentos dejan huella en nuestros cerebros permeables videojuegiles). Y sí, he puesto la trampa de Fatman para testear vuestras mentes con mis juegos de jigsaw light que tanto me gustan, y demostrar la diferencia entre este juego y el segundo (que es una cosa que ya sabíais y que hace que estos juegos míos jigsaw de mierda sean totalmente innecesarios). Ah! y no nos olvidemos de Eva, con esa relación románticasesual con toques japoneses, y con un girito final que la afianza como un fuerte personaje femenino, más madura que Meryl.
En la parte jugable también vi un salto innovativo importante que me hizo disfrutar mucho del juego, con la parte de tenerte de curar tus heridas, los camuflajes, la barra de stamina ahora sí con un impacto palpable, el CQC y todo el juego que daba la flora y fauna de la selva. Esto impulsaba el juego a nuevos niveles, y como hizo el primer metal e intentan hacer todos los juegos de Kojima, te sorprendía.
Por cierto, que no se me olvide su banda sonora, sin duda, la mejor de la saga en su totalidad para mi (mis dos CDs maqueados que me curré lo confirman, again, todo legal y eso que incluso el SGAE me felicitó de pagar todos los royalties).
Por esta mezcla de historia perfectamente llevada y jugabilidad sorprendente y única, me parece que este metal gear es, spoiler alert, el más perfecto de toda la saga. Aunque eso si, no te sabría decir si me gusta más o menos que el uno, pero como no estoy haciendo un ranking de mierda de esos, tampoco lo tengo que decidir. Y bueno en el próximo blog un ranking de mis mejores mierdas. Con fotos!

Se me caló al poner la segunda, sorry! (con sustancia)

Buenas tardes Jirafillas!
Venga! Después de poner a prueba vuestra paciencia dejando el blog abandonadísimo tal servidor de Lawbreakers durante un mes, y sembrar la duda de mi vuelta en vuestras mentes haciendo por ende que no podáis dormir y en estos momentos estéis muertos a causa del cansancio con vuestro dedo inerte presionando F5 (de aquí vienen mis visitas al blog pienso yo, de gente muerta y fría. Y mi mujer), vuelvo con las pilas cargadas con la continuación de mi repaso a la sagita esta de Metal Gear!
Seguimos pues con la segunda parte, "Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty", o en mi caso, "Metal Gear Solid 2: Substance" porque (atención por favor no me queméis en la hoguera que seguro que huelo un poco y os da reparo) yo lo jugué en la xbox! y de mi hermano mayor, que en mi preciosa GameCube sólo salió el Twin Snakes.  
Al no tener yo Internet accesible desde casa y no tener una sobreexplotación de información ni fobia crónica a los spoliers, ya había visto alguna review y avance de la hobby (y mirando sólo las imágenes, que yo sólo leía las etiquetas de los champúes digo a Perez Reverte), por lo que todo eso del engaño master plan de Kojima que si llevabas a Snake todo el rato pero al final no jaja for the players que eres tú tonto, yo ni me enteré, y el cambio de prota lo vi como parte de la historia y me pareció muy natural. A mi me importaba bien bien un pajote y medio a quien llevabas siempre que el juego y su historia estuvieran curradas, es decir, que siguiera la estela del primer Metal Gear pero ampliándolo de maneras inexploradas y sorprendentes, tal tocamientos en zonas de tu cuerpo que parece que tuvieras que tener reparos pero coño, se siente bien, así que no mandé ninguna carta al centro de atención al cliente de Konami quejándome airosamente.
Del juego recuerdo principalmente dos cosas. Su increíble lore que me engancho completamente y de una manera obsesiva tipo conseguir una metanfetamina pura al 99.1%, y su jugabilidad que me dejó un poco pse. Pero bueno, como dijo Estopa que dijo Jack el Destripador, "vamó po partes".
Pulgar izquierdo. Movimiento a la derecha. Presionar select. Hablar con Campbell, Rose, Plisquin, Emma, Stillman, Otacon. Todo el puto mundo. Hacer otra ronda por si acaso. Avanzar dos pasos. Repetir movimiento pulgar. Obsesión. Dopamina. Abstinencia. Placer. Maldito codec… Esto fue gran parte de mi juego, y me encantó. Todos los detalles que te iban soltando los personajes me parecían super interesantes. Las cositas sobre guerras, películas, armas, tecnologías, psicología y historia mezclado todo con cositas de sus personajes me parecieron lo mejor del juego. Recuerdo incluso que en una segunda vuelta de éste, con una obsesión aún más pronunciada usando el codec, me sorprendí (e incluso me enfadé un poquitín conmigo mismo) al descubrir nuevas conversaciones, tipo que el origen del nombre de Vamp venía de que era bisexual y no de que el tío loco tuvo que sobrevivir al derrumbe de su casa (lo he buscado ahora y era una iglesia) bebiendo la sangre de su familia. Cositas del tito Koji.
La otra parte, que no es que no me gustara, sino que no me sorprendió mucho, fue eso sin importancia en lo que se basaban todos los juegos de antes, eso que te da gustico cuando tienes el mando en tus manos, eso que mira por donde comparte la raíz de su nombre con la palabra juego: la jugabilidad! No es que fuera mala ni mucho menos, simplemente no me sorprendió. Las acciones nuevas del personaje yo no las utilicé mucho excepto en las zonas que me obligaban. Y todas las otras eran herencia del primer juego. No vi una evolución en este tema y no me transmitió tanta diversión en ese sentido como en el primero, ya que la novedad es lo que tiene, que la primera vez que lo ves guay pero después ya no tanto.
Pues eso, para mi si me hubieran dado el Metal Gear Solid 2 empacado como una novela visual también me habría gustado, aunque creo eso sí que no acabaría de transmitir lo mismo sin las partes jugables que, aunque sin sorprender, también son importantes. Que eso de entrar en las taquillas y dar besicos a los posters también tiene su qué. Y sí, considero esto claramente como una acción nueva que el juego me obligó a usar en ese momento. Yo no quería dar besicos a fotos de modelos japonesas, pardiez. Bueno mi mujer es japonesa, pero no creo que venga de aquí, no?

Y….. paramos un momento la Marcha Metálica (Y vamos al metal)

Buenas tardes monicos! Voy a hacer un Alto en mi retrospectiva de Metal Gear, Y, así como en el primer blog fui descaradamente a Coger clicks impulsivos de gente incauta para que esto se expandiera como el Fuego, hoy voy a jugármela como jugué con mi Zelda en mis años mozos (Zelda es como llamaba yo a una parte de mi cuerpo concreta que dejo a su imaginación) hablando de una serie que no tiene mucha popularidad, pero que, habiendo acabado hace unos días la última temporada, me ha dejado con una sensación de ser una pequeña obra maestra.
Hablamos, como sabrán los que hayan descifrado mi primer parágrafo, de Halt & Catch Fire, una serie que cualquier tech person con unos pocos sentimientos debería ver. La serie me ha encantado principalmente por tres motivos. La primera, que te va contando (a su manera y creo que con algunas licencias pero muy bien), los orígenes de muchas de las tecnologías relacionadas con el mundo de la informática que hoy utilizamos a diario. Esto a cualquier persona un poco metida en este mundillo (para mundillo digo este agujero oscuro y sudoroso) le encantará. Te va narrando la creación, destrucción y absorción de startups dándote una visión muy global, humana, y al fin y al cabo simple, de cómo funciona todo esto. 
La segunda razón y la más importante son los protagonistas. Todos tienen una profundidad o/y personalidad que te atrapa, y puedes ver perfectamente como la mayoría son más inteligentes que tú (asúmelo, no estarías leyendo esto si no). Sus historias y evolución son de lo más interesante, e incluso llegas a entender perfectamente todas las traiciones y reconciliaciones entre ellos, dado lo bien construido que está todo. 
La tercera y última razón es la dirección. Se nota que le han puesto cariño. Esto es de capital importancia, ya que si no hay una buena dirección te va a matar sin escrúpulos, con alevosía, escupiendo en la cara y ojos y comiendo carroñosamente el cadáver de papel de cualquier guión por bueno que sea. Voy a poner un ejemplo que a mi me abrió los ojos. El primer capítulo de la no tan nueva ya nos estamos haciendo viejos por dios serie de Sherlock. La buena, la del Reino Unido (el que diga lo contrario ya podéis ir cerrando el PC. Y tíralo por la ventana, joder). Si buscáis por internet, o tenéis el DVD, podemos ver que "Study in Pink" tiene dos versiones. La que estrenaron en TV, y una primera versión que no llegaron a estrenar. En las dos versiones la historia es exactamente la misma, con las mismas localizaciones y prácticamente los mismos diálogos. La que estrenaron en TV es una obra maestra y la que no una mierda cantante y danzante del mundo. Y la única diferencia viene en la dirección, que le pone el sentimiento y la chispa/diferenciación necesaria para que te interese. Aquí, en Halt & Catch Fire, la dirección es lo suficientemente interesante para que te meta en la historia y en esos años 80. Se caracteriza principalmente por unos planos tranquilos que se toman su tiempo cuando es necesario, pero enfocados de una manera especial, sin miedo de aguantar los planos a los magníficos actores, pero también salta a otros made Brian de Palma, sin cortes y bastante largos, que te mantienen en medio de la acción (o dialogo o mirada o tecleo o respiración o paisaje o flurflis).
Así que ya sabéis, si confiáis en un blog random de un tipo que no conocéis de nada con tres tristes entradas (dilo rápido tres veces), id a ver esta serie corriendo. Aunque si es así, seguramente ya estáis presos siendo sodomizados por el señor con bigote que os ofreció caramelos y por ende sin acceso a internet. Enga a la mierda esta entrada, maldita sea.

Ponemos Marcha Metálica Sólida (que bien queda eh?)

Buenas Tardes gaticos! Hoy vamos a hablar de una de mis sagas preferidas, hasta una última ida de olla descomunal, Metal Gear Solid!
Voy a escribir unos pensamientos para cada juego de los tochos (véase definición de tocho los que salieron originalmente en las consolas de sobremesa), y a hacerlo cronológicamente. Pero oju! no siguiendo cronológicamente los juegos, sino cronológicamente como los jugué yo! que por azares de la vida coincide cronológicamente cuando salieron a la venta. O sea que voy a publicar cronológicamente por lo menos 5 blogs, y así ya no tengo que estar cronológicamente pensado que publicar en el siguiente blog y me ahorro el pensar ya desde mi segundo blog (cronológicamente hablando).
Vamos a hablar de la primera parte, con el que rompieron todos los esquemas y sorprendieron a propios, extraños, y a algún que otro perro callejero.
Por desgracia (tampoco mucha para mí la verdad), yo nunca pude tener una PlayStation propia (siempre he sido más de Nintendo, gracias a mi hermano que se compró la Super durante mis años de pelotas calvas), pero conseguí que un amigo me dejara la suya con este juego (y supongo que algunos más, pero mi memoria los ha borrado completamente, tal flasheo men in black), por lo que se ganó mis apuntes del cole para toda la vida (aún hoy le voy pasando apuntes que tomo en el trabajo, aunque él sea enfermero y yo consultor SAP).
El primer Metal Gear me pareció fantástico en su día. El juego me dejo patidifuso con su historia cuando yo era un pipiolo. Se desarrollaba de una manera que me metió de lleno dentro. Usaba pequeños truquitos para engañar a mi mente de jugador incauto (en aquella época por supuesto, ahora ya todos los de este medio somos muy inteligentes y leemos a Shöngen cada semana), y me iba presentando situaciones que me hacían relacionarlas con cosas que tenía y tengo muy interiorizadas de otros medios, tales como el cine, para contarte la historia y te entrase mejor (continuamos hablando de la historia). Por ejemplo, ponía créditos iniciales o usaba cinemáticas con el propio motor del juego con el fin de que no hubiera ningún corte extraño que te cortara (pun intended) el rollo (esto se reforzó aún más en la quinta parte, pasando de la cinemática al juego y viceversa con un movimiento de cámara sin cortes).
Todo esto no tendría sentido si la historia no fuera buena, y joder si lo era mecagüen dios. Tenía unos personajes interesantes pero diferentes de lo que estaba acostumbrado, ya que emulaba a cualquier peli de acción occidental pero con personajes con rasgos orientales (no físicos, sino psíquicos (bueno excepto Mei Ling que lo tenía todo (Aaaai Mei Ling…. que bonica ella))), misterios que se iban resolviendo poco a poco, y giros de guion inesperados. Lo de las tarjetas y cómo me utilizaron aunque simple fue de las cosas que me acuerdo más. Me hizo decir para mis adentros, "huh, mira que astutos los malos haciendo yo todo su trabajo, y parecian tontos cuando los adopté".
Aparte, aunque la jugabilidad mirándolo ahora con perspectiva tampoco es que fuera su punto Strong (referencia al 1r blog de manera encubierta a lo publicidad subliminal mostrando etiquetas de bebidas a la cámara Show de Truman style), en aquellos tiempos aún se estaban creando nuevas formas de jugar en un entorno 3D, con lo que al ser novedoso me divertí mucho jugando con los guardias al pilla pilla y peleando con los jefes finales, sobre todo con Sniper Wolf y su duelo de francotiradores en la nieve.
La banda sonora y voces también me impactaron. Fue el primer juego que jugué con voces en castellano, con el añorado Alfonso Vallés que esperemos que descanse en paz allí donde esté (ataque al corazón quizá? A vosotros eh? Alfonso Vallés sigue vivo, digo añorado porque no ha repetido el papel como Snake, y que descanse en paz en su casita allí donde esté claro) y con una canción final "The Best is Yet to Come" que también me dejó huella por inesperada, al ser la primera canción cantada que escuchaba en un juego, y por buena, y que tan pronto pude acceder a internet me la descargué todo de una manera muy legal, pagando impuestos y todo eso que hace automáticamente un torrent digo Spotify.
Como podéis ver, me lo pasé muy bien jugando a este juego, y creo sinceramente que me hizo subir mi coeficiente intelectual uno o dos puntos, para después volverlos a bajar, of course, escuchando haciendo zapping a tertuliano indeterminado número 2.
Por cierto lo de Shöngen es un nombre inventado, google nunca falla tonticos.