MIRROR’S EDGE: UNA EXPERIENCIA INIGUALABLE (Por Luis Larfenix)

                                           

 

Se rumorea que Mirror’s Edge 2 no está cancelado sino parado, y tengo que reconocer que cuando salió Mirror’s Edge yo no le brindé mi apoyo. La mezcla entre shooter en primera persona que no llega a ser un shooter y esos saltos y piruetas, no me convenció mucho y pensé que sería un juego difícil y complicado así que no me lo compré el día del lanzamiento. Ahora mi visión de este juego es distinta y por eso hago este artículo-review.

Mirror’s Edge me hizo sentir como muy pocos juegos me han hecho sentir. El juego resultó ser muy accesible y para nada complicado en sus controles, con una historia bastante buena y una protagonista con carisma y personalidad. Buenos gráficos con una ciudad llena de luz, clara y limpia y un nivel de dificultad adaptable a todos los gustos.

Después de jugar y pasármelo sentí la necesidad de dar ese apoyo al juego que no le di en su momento. Los chicos de DICE se arriesgaron haciendo un juego diferente y original… Y yo no me quise arriesgar, preferí esperar a comprármelo de segunda mano. No voy a entrar aquí en el polémico tema de la venta de segunda mano, sí diré que sé que al comprar el juego de segunda mano les quité una venta pero, no me quería arriesgar, y no lo hice. Cuando llegué a casa e introduje mi juego en la consola y empecé a probarlo, me di cuenta de la joya que tenía entre manos. Quería apoyar las ventas del juego, me sentía en la obligación de hacerlo así que corrí a la tienda para comprármelo original y así por lo menos poner mi granito de arena en las ventas del juego y que saliera la segunda parte.

 

                                        

 

La historia de Mirror’s Edge está muy bien hilvanada aunque se echa en falta conocer un poco más del pasado de Faith. Recorrerás la historia en varios capítulos. Faith es una Runner, en una ciudad totalmente controlada donde todo el mundo es vigilado mediante cámaras. Internet, cartas, e-mails, llamadas telefónicas…. Todo está controlado, hasta la más mínima información, todo a cambio de una falsa seguridad. Los Runners se dedican a llevar de un punto de la ciudad a otro paquetes “privados” con información que los clientes no quieren que sea controlada. Normalmente la policía no presta atención a los Runner y se ocupan de otros asuntos, pero algo cambia, y el hecho de que la hermana de Faith se vea implicada, hará que su vida sea una contrarreloj constante por descubrir la verdad detrás de lo sucedido.

Cuando veas por primera vez la ciudad llamada New Eden por la que te tienes que mover, te darás cuenta de lo controlados que están sus ciudadanos. La ciudad es blanca y limpia, el sol baña con su luz los edificios perfectos de esta urbe, de hecho ni la lluvia se atreve a acercarse, algo que espero se añada en la segunda parte si alguna vez se hace, y sí, sé que hacer parkour con el suelo y paredes mojados debe ser imposible pero, daría posibilidad a otras acciones en el juego. La gente está tan controlada que no salen de sus casas, este es otro de los pequeños defectos del juego, aunque tiene su explicación en el argumento del título. La ciudad está prácticamente vacía, las oficinas por las que pases no tendrán a nadie dentro trabajando, ni los edificios, ni las calles cuando vayas tú por ellas, sólo verás gente en las mismas cuando surques los tejados y en ciertos momentos clave del juego. La explicación que tiene esto es probablemente que los desarrolladores no han querido que hayan distracciones durante el juego y las persecuciones intensas. No es lo mismo hacer parkour en un edificio vacío mientras te persigue la policía que hacerlo en uno lleno de gente y empleados incordiándote a cada segundo; todo esto hace que los niveles sean muy fluidos pero a la vez le da un toque de irrealidad evidente, parece que estés en un sueño.

 

 

Los controles no son difíciles de asimilar y enseguida te haces con ellos gracias al tutorial del principio del juego y que está implementado dentro de la historia (y que puedes saltarte si quieres por si es la segunda vez que juegas y no te hace falta). Así, con un stick te mueves y con el otro giras. Un botón para saltar y otro para agacharte, los dos gatillos son uno para atacar y el otro para dar un giro de 180º y cambiar la dirección por completo. La combinación de estos cuatro botones te hará realizar todos los movimientos típicos del parkour: Correr por la pared, saltar, agarrarte a salientes, brincar de una pared a otra… Además tienes el botón «tiempo de reacción», que al pulsarlo ralentiza la acción para aumentar la precisión de tus movimientos, ideal para las zonas más complicadas.

La perspectiva en primera persona es inmejorable, de hecho si este juego fuera en tercera persona no sería lo mismo, y las sensaciones que te produce el correr por los tejados con vista subjetiva son impagables. Te avisan de que puedes marearte un poco ya que a pesar de ser la misma perspectiva que se usa en los FPS, esto no es un shooter, y la velocidad, la altura y las piruetas no las harás tampoco en un shooter convencional. Sí es verdad que en este juego puedes disparar si le quitas el arma a un enemigo, pero no es lo ideal, de hecho olvídate de encontrar munición y tus movimientos estarán limitados si llevas un arma más pesada que la pistola. Además si te expones mucho para disparar caerás enseguida, tienes que correr y esquivar.

La pantalla cuenta con un punto fijo en el centro como referencia y dicen que para evitar el mareo, y los sitios por los que puedes ir o escalar se verán en rojo, aunque esta opción se puede desactivar para hacer más difícil el juego. Siempre habrá un camino prefijado por el que avanzar con relativa seguridad pero siempre hay otros caminos y formas de completar el capítulo.

 

  

 

El juego es corto, pero tiene elementos rejugables como buscar los maletines ocultos, tres por nivel, o intentar hacer el mejor tiempo en cada capítulo, una hazaña que te costará horas de práctica. Como dije antes está el camino obvio, pero ese no es el que te dará el mejor tiempo, para eso tendrás que hacer virguerías e ir por sitios que jamás te habrías planteado, así que te llevará tiempo. Luego tienes el modo contrarreloj con varios mapas en los que tendrás que superar los tiempos marcados y compartirlos online, ampliable con un paquete de pago con mapas de locura suspendidos en el cielo. Ya no hay más modos de juego y yo siempre me he preguntado si no sería posible hacer un modo carrera para dos jugadores online en el que ver cuál de los dos llega antes de un punto a otro del mapa, o un modo caza, en el que un jugador tenga que huir de otro haciendo parkour por un mapa, pero en fin, por pedir que no quede.

Toca hablar de la banda sonora, que esta compuesta por Magnus Birgersson, más conocido por su nombre artístico Solar Fields, excepto Still Alive, la única canción vocal del juego compuesta y cantada por Lisa Miskovsky. Todas las pistas de la banda sonora son una delicia para el oído. Mientras juegas hacen que te veas inmerso en la historia como no te puedes imaginar, si al juego le quitaras la música obviamente no seria lo mismo, ya que las persecuciones y momentos de tensión están muy bien compuestos, e intercalan momentos musicales de ambiente para cuando vas por los escenarios a tu aire, sin tensión; algunos de estos momentos musicales pueden llegar incluso a relajarte. No te sobra la música en ningún momento y no se hace pesada ni estridente. Lo dicho, una de las mejores bandas sonoras que a mi juicio he tenido el placer de disfrutar.

En conclusión, a pesar de sus defectos y su corta duración, el modo historia me ha gustado mucho, y lo recomiendo a todos aquellos a los que les guste el género de las plataformas desde un punto de vista completamente original.

Espero sinceramente que EA no cancele la segunda parte. Les suplico que no lo hagan.

 

· Texto y creación del fan-vídeo: Luis Larfenix

· Corrección del texto: Gloria Reche y David_ Cronenberg

· Maquetación: David_Cronenberg (con las imágenes seleccionadas por Luis Larfenix)