VIKING; Battle for Asgard, otra agradable sorpresa

SEGA nos trae un título de acción en el que encarnaremos un insaciable Vikingo que deberá luchar en una guerra empezada por Freya y Hel (diosas del Amor y de los muertos) y en la que se cansará de machacar cabezas con sus armas. Es cierto que Viking no es innovador en ningún aspecto, pero también es cierto que todas sus categorías (gráficos, sonido, jugabilidad, ambientación, diversión…) las pasa con nota. No esperaba mucho de éste juego cuando lo puse en mi 360 pero la verdad es que tras unas horas de juego tengo que reconocerlo; estoy enganchado! Prepárate para descuartizar cuerpos sin parar…

Viking

Viking empieza un poco tosco. Me explico. El personaje, una auténtica mula, dispone de unos movimientos algo brutos y al principio cuesta hacerse con el control (no porque sea malo, digamos que es "raro"). Los primeros combates veremos cómo su lentitud (lógica por su corpulencia) nos hace desesperarnos un poco pero nada más lejos de la realidad. A los pocos minutos de juego Viking se plantea como un título muy, pero que muy interesante. Empezamos la aventura con una introducción que explica pocas cosas pero nos sitúa en una isla (de las tres que hay) en la que tendremos "libertad" para ir donde queramos. Digo "libertad" porque es cierto que podemos ir donde nos venga de gusto pero el juego nos irá marcando distintas misiones (que normalmente se nos activarán tras hablar con la gente) y que podemos hacer en el orden que quedamos para avanzar. La verdad es que es muy adictivo porque siempre hay varias cosas por hacer y no quieres soltar el mando para ver la siguiente misión.

Además, por la isla debemos buscar cofres, oro, runas para invocar dragones y como no, aprender y comprar nuevos movimientos, magias, pociones o incluso mapas del tesoro. La finalidad es hacer misiones en la que rescataremos vikingos que están encerrados para que se unan a nosotros y así poder llevar a cabo las misiones de asedio en las que ayudados de nuestras tropas y dragones nos enfrentaremos con muchísimos enemigos por tal de controlar el territorio. Como he dicho, muy divertido.

Imagen de Viking

Gráficamente el juego no es una obra maestra pero cumple de sobras. Lo mismo se puede decir de su correcto apartado sonoro y de su jugabilidad que como he dicho antes, cuesta adaptarse un poquito pero en pocos minutos ya nos está entusiasmando. A pesar de todo, los combates no son todo lo buenos que deberían y las misiones son un poco repetitivas (cierto es que hay muchas). El juego solo tiene modo Campaña y no dispone de ningún tipo de modo multijugador, ni local ni online. A pesar de lo dicho de los combates, tienen momentos muy buenos como cuando los enemigos se quedan aturdidos y nos sale un botón en pantalla que debemos pulsar para ver una especie de "fatality" en el que destrozaremos su cuerpo cortándole brazos, cabezas, torso… En fin, una bestia el prota de Viking.

SEGA para mi ha acertado. No ha realizado un juego que pasará a la historia, pero sí uno de esos que cuando lo pones ya no lo puedes dejar hasta terminarlo de lo divertido que es y al final y al cabo, es lo que esperamos cuando compramos un videojuego. Bravo por Viking y ya sabéis, si queréis pasar unas horas divertidas (aproximadamente unas 15) compraros el juego y disfrutad de sus cruentas batallas!