El mejor final (3ra parte)

Queridos lectores, he aquí la tercera y última parte de esta breve historia sobre los crímenes de Augusto, un escritor obligado a delinquir por las voces que escucha en su mente.

Espero que el final sea de su agrado, ya que en base a ello derivarán muchos más historias que publicaré en algunos meses. Por fin, la conclusión de este breve relato de suspenso:


El mejor final

Tercera parte

Augusto, habituado a no recordar los eventos suscitados durante sus desdenes nocturnos, despertó pesadamente en el suelo, aun bajo los efectos del alcohol ingerido… todo era confuso. Extendió el brazo izquierdo: un indefenso bulto yacía a su lado, inerte, sumiso, frugal, ajeno al tiempo… vio su cara inocente, descubrió su cuerpo sin vida, aun con los ojos abiertos, pero inexpresivos… la imagen de su mayor  tesoro perdido lo hizo proferir el más amargo y lacerante grito de su alma; haber finiquitado tan corta vida: un hecho infame, acto imperdonable… justicia del hado.

Quizá Augusto no soportaba el martirio de las condenas impuestas por los nefastos demonios en su mente, pero ningún suplicio tan grande como aquel con el que él mismo se había estigmatizado. Injusticia por justicia; los demonios lo martirizaban para obligarlo a escribir sus obscenos textos, pero él sólo podía pensar en el atroz crimen que había realizado; crimen imperdonable: castigo redentor; al anochecer, el olor a combustible inundaba toda la bodega. Él tenía una hoja en blanco frente a sí mismo, una pluma en una mano rogando por crear maldad y escribir una historia prohibida más en el Mundo; una pistola en la otra, clamando justicia… soltó ambas cosas, no escribiría otra obra prohibida y para qué matarse sólo a sí mismo, los perversos demonios dentro de los confines de su mente habrían cumplido su cometido entonces.

Sacó un cigarrillo. “No fumes; es dañino para tu salud, corazón” le decía cuando era joven, su sabia madre, pero Augusto encontraba irresistible la ocasión para fumar estando rodeado de litros de combustible envenenando la pulcra escritura de todas y cada una de sus inmorales historias. Los enfurecidos demonios le ordenaban escribir a Augusto, pero éste comenzó a fumar tranquilamente, tiró el cigarrillo al suelo y la morada de sus vástagos retóricos explotó en llamas; fuego destructor, exterminador, redentor de culpas. Un último instante vio Augusto los rostros de los demonios consumiéndose en el fuego del perdón, pensó: “Entre todos los finales que escribí para mis historias, mi propio fin es el mejor de todos ellos”.


En la primera versión que publiqué de esta historia, puede observarse de mejor forma cómo servirá de nexo entre los demás relatos. Será Augusto quien, en penitencia por sus crímenes, deba escribir la historia de las almas atormentadas que halle en su camino. De este modo, crearé la colección "Historias de una mente perversa", tal y como ya había mencionado en esta entrada.

De momento, tengo planeados los siguientes relatos para incluir en dicha colección:

  • El velo de las ilusiones
  • Herne el Cazador
  • La mansión Aguilar
  • El monasterio
  • En búsqueda del retrato negro
  • La huella roja

Y quizá alguna otra que se me ocurra en los próximos meses. Bueno, este tema ya lo trataré de forma más amplia cuando sea oportuno, no deseo adelantar hechos y no poder cumplir con mis objetivos posteriormente. Aprovecho la ocasión para comunicarles que ahora, estimados lectores, pueden seguirme a través de Twitter:

Twitter

Espero que este nuevo servicio les sea de utilidad y contribuya a que puedan disfrutar de forma más cómoda el seguimiento de mi blog. Hace poco, rebasé las 75 mil visitas… ¡muchas gracias a todos, mis estimados lectores por continuar leyéndome!

La siguiente entrada será un trabajo en equipo con Solo de Interes.

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion, en Literatura.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.

El mejor final (2da parte)

Estimados lectores, con un ligero retraso respecto a lo que les había prometido, he aquí la segunda de de las tres partes de esta historia. Los comentarios de la entrada anterior me motivaron a extender un poco más esta historia en base a la trama que deseo crear, espero que sea de su agrado.

La mayor parte de esta parte no estaba prevista dentro del texto final; sin embargo, vi conveniente explicar de forma más explícita las andanzas de Augusto antes de revelar su mayor crimen. Sin mayores preámbulos, doy comienzo a esta pequeña entrada:


El mejor final

Segunda parte

“La oscuridad de la noche es un velo que esconde tales bestias y peligros que quizá ninguna mente humana ha osado imaginar” pensaba Augusto mientras esperaba que la luz del Sol sucumbiera ante la voluntad de la fría esencia nocturna. El negro manto del cielo sin estrellas era el refugio que Augusto utilizaba para avizorar a las inocentes víctimas que sus malignos maestros le ordenaban día tras día.

Niños, mujeres, hombres, ancianos, débiles… sólo un nombre más en el obituario del periódico del día siguiente. Si la persona era afortunada, quizá el cegado títere de las quiméricas voces de su mente sólo la violaría, cercenaría alguna extremidad o torturaría durante horas sin asesinarla. Vida preciada, tesoro invaluable… condena terrenal.

La imagen de un incólume niño hacía maquinar las más depravadas fantasías a Augusto, cuyas siniestras guías lo forzaban a cumplir imperdonables actos, crueles vilezas: oprobio de los peores asesinos y violadores. Inmerso en el frenesí de sus actos, Augusto era incapaz de controlar sus acciones o intentar oponerse a las más atroces órdenes de sus infernales amos. Hado maldito: suplicio indescriptible.

La noche terminaba, nuevamente la luz del día se oponía ante la feroz oscuridad de la cúpula nocturna. Augusto debía volver a las sombras de lo desconocido y aguardar una nueva noche, nuevas presas que cazar. El indefenso escritor vislumbraba aterrado los vagos recuerdos de sus actos; sin embargo, los malsanos vicios que las perturbadoras voces que resoban en su mente le habían enseñado lo ayudaban a olvidar… redimirse.

Augusto se había refugiado en una bodega abandonada, llena de tinieblas pese a los altos y grandes ventanales que la iluminaban. Después de cometer atroces crímenes, llegó a asesinar por placer; su razón era nula, sólo escuchaba las órdenes de los infernales represores de su voluntad. Paradójicamente, la injusticia cometida se compensa con la justicia recibida, tal y como lo comprobaría Augusto un día de perdición absoluta, una noche de la más perversa inmoralidad imaginable, un momento de lujuriosa tentación.

Continuará…


El fin de semana publicaré la tercera y última parte, queridos lectores, además de explicarles la relación de esta historia con otros proyectos literarios que tengo pendientes. Ésta breve historia es únicamente la introducción a algo más profundo y extenso.

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion, en Literatura.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.

El mejor final

Queridos lectores, en esta ocasión publicaré una historia que terminé hace alrededor de dos años, una breve historia que he estado detallando durante aproximadamente tres años y comencé cuando alguien dijo que no escribía bien, necesitaba mucha práctica antes de poder escribir algo decente.

Realmente, ya había decidido publicarla antes en este tema de Zona Foro, pero bajo el nombre de Una mente perversa y siguiendo una línea argumental diferente, además de estar narrada por el propio protagonista. La que les ofrezco hoy, estimados lectores, es la "versión final" del escrito. Espero que sea de su agrado.


El mejor final

Primera parte

El bien y el mal, influencias opuestas, poderes adversos, fuerzas enemigas; pero que curiosamente no pueden existir la una sin la otra, de acuerdo al principio del maniqueísmo, en cual un sabio persa manifestó la dualidad de las fuerzas de luz del Ormuz y de las tinieblas del Ahrimán; ambas esencias son tan opuestas e indiscutiblemente inherentes como el anverso y reverso de una hoja en blanco esperando ser usada para escribir una inocente plegaria o una pecaminosa maldición.

Augusto, un virtuoso escritor, sabía, mejor que cualquiera, que eso era completamente cierto; cada libro que él terminaba de escribir y publicar, generaba en su mente un demonio, una tentación, un oscuro deseo que lo exhortaba a crear una diabólica historia sobre los peores temas de la corrupta sociedad en la que él vivía: pederastia, vicios, matanzas, etc. Augusto había materializado ya varios de esos malévolos anhelos, claramente ninguno de estos había sido publicado, pues él escribía cuentos infantiles, fábulas y no tenía intención de que la gente conociera las más profundas inmundicias de su mente.

Gradualmente, dejó de publicar las obras que escribía, pues éstas eran cada vez más perversas; se sentía mal, débil, vulnerable si no cristalizaba las degeneradas anécdotas que los demonios dentro de su psique le dictaban. Cada pérfida historia a la cual él negaba el acceso al mundo terrenal plasmándola en papel, se convertía en una pesada condena e insoportable tentación. En poco tiempo, Augusto abandonó la vida pública y se alejó de su esposa e hija, dedicándose por completo a complacer a los nefastos demonios que lo martirizaban día y noche; veía sus mezquinas obras: inmoralidad en cada palabra y cada letra, profunda lujuria en cada verso, olvido en cada una de ellas.

Tiempo después de retirarse de la vida pública, los demoníacos verdugos dentro de la cabeza de Augusto lo obligaron a cometer los inmorales delitos que plasmaba en sus prohibidas creaciones, para que de esa forma, él viviera lo que relataba en sus maliciosas obras y creara mejores historias, según las infernales influencias; de noche robaba, violaba, se dedicaba a la mala vida por completo y en el día se consagraba a escribir las inmorales crónicas, cuales los demonios le dictaban. En poco tiempo, sucumbió por completo a los malsanos vicios a los que lo incitaban los quiméricos demonios de su mente, hundiéndose en lo más profundo de las adicciones corrompedoras del alma.

Caminaba sin destino específico, cegado a la tortuosa guía de sus mefistofélicos amos. Los días pasaban, las semanas transcurrían, pero él había olvidado ya cómo se cuantificaba el tiempo. Llovía en las frías noches en las que vagaba exiliado, observaba su ruin reflejo en la sucia agua de los charcos: no reconocía a aquel sujeto andrajoso, demacrado y de aspecto cadavérico que le devolvía la sombría mirada a través de ese oscuro cristal en el suelo.

Frente a su reflejo, en esa extraña dualidad entre el bien y el mal, el abatido escritor se cuestionó sobre la verdadera identidad de tan desdichada figura: ¿un rebelde pecador que gozaba del libertinaje sin pudor ni censura o un abnegado escritor incapaz de cometer crimen alguno? Se respondió a sí mismo, susurrando: “más de mil libros con infinita cantidad de páginas podría redactar al respecto y aún así, no habría decidido quién es el verdadero ente que deambula en este mundo reprimido tras las falsas apariencias de la maldita sociedad; mas si ahora desisto de mi cometido, no habrá cura en este Mundo para sosegar mi dolor y eterno arrepentimiento”.

Continuará…


Esta es la primera parte del texto, estimados lectores, el martes o miércoles publicaré la segunda (y última) parte con el desenlace de esta nueva versión de la historia; espero que sea de su agrado. Y, por supuesto les agradezco enormemente por las 75,000 visitas a mi blog. Para celebrar, he terminado de aplicar todos los cambios a mi blog (skin y cabecera nuevos, emblemas cambiados, un nuevo bloque lateral y otros pequeños detalles).

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion, en Literatura.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.

Nueva etapa del blog

Queridos lectores, como les había comentado anteriormente, habrá cambios importantes en el diseño del blog a lo largo de esta semana. En primera instancia, había planeado remodelar por completo el aspecto del blog conservando algunos detalles como el color del skin y los bloques laterales; sin embargo, he decidido conocer su opinión al respecto para modificar mi blog de acuerdo a sus peticiones.

Finalmente, este blog está hecho para que sea de su agrado, estimados lectores. Como primer cambio, debo mencionar que por motivos personales he cambiado el emblema de Zion. Diseñé el original hace unos seis años y lo he utilizado en diversos sitios, siempre como un símbolo representativo; pero ha habido cambios significativos en mi vida en los últimos meses, por lo que decidí diseñarlo de nuevo:

Nuevo emblema de Zion

Igualmente, este cambio modifica ciertos aspectos de la historia de Zion, cual ya debo comenzar a publicar porque es la razón de este blog y una trama que he ido tejiendo en mi mente a lo largo de los años hasta obtener un complejo universo con una gran diversidad de personajes, eventos y sub-tramas.

Esta entrada está destinada a pedir su opinión acerca del diseño del blog, cada una será valorada y aplicada de acuerdo a su conveniencia (y mis posibilidades). Pueden pedirme cambios sobre el skin, cabecera, los bloques laterales u otros detalles que crean relevantes.

Próximamente, comenzaré una nueva sección llamada Anime, en la cual analizaré de forma breve algunas series de anime que me han parecido sobresalientes o, simplemente, no me dejaron indiferente. Asimismo, continuaré con mi historia “Cazadores de sombras” y concluiré la historia de “El Origen”, entre otros proyectos que tengo pendientes.

Finalmente, debo agradecerles por continuar leyendo mi blog pese a la escasa actividad que he tenido últimamente; muchas gracias porque el blog está por cumplir 75 mil visitas y las 100 mil cada vez se ven menos lejanas.

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.

Cómo escribir el nombre Anaid en un minuto [video]

En diciembre pasado, hace un mes quizá, tuve algo de tiempo libre y le hice un pequeño regalo a una compañera. Tuve la idea inicial al ver el trailer debut de Assassins Creed 2 hace un par de meses; sin embargo, y como es habitual en mí, tuvo que transcurrir el tiempo para que esa primera idea cobrara forma y se convirtiera en un proyecto sólido.

Buscando un tema de fondo adecuado y ayudándome con Photoshop, el proyecto me mantuvo ocupado cerca de una semana. Lo complicado fue idear adecuadamente la secuencia de cada imagen y el propósito de las diferentes secciones; sin mayores preámbulos, les presento el vídeo finalizado:


Cómo escribir el nombre Anaid en un minuto

Encontrar un tema que se adecuara a la secuencia del vídeo y fuese del posible agrado de mi compañera fue complicado, pero finalmente conseguí la pieza correcta con Instrumental R&B / POP Beat #19. Me encantó cuando vi los resultados finales y considero que ambienta muy bien la secuencia de las imágenes.

Cada escena en este vídeo fue hecha con Photoshop, adicionando los nuevos elementos en capas distintas. Fueron, en total, más de treinta imágenes unidas a través de efectos especiales (algunos que jamás me había animado a usar).

Originalmente, el vídeo contendría cuatro escenas extras intercaladas que aparentarían movimiento de gran fluidez, pero las descarté por hacerlo inestable y ser complicadas de manipular. Curiosamente, el resultado final del efecto fue de las primeras imágenes en estar preparadas.

Agradezco mucho a mi compañera por permitirme publicar el vídeo y espero que haya sido de su agrado. Mi siguiente proyecto en vídeo está pendiente desde hace algunas semanas, mi amiga Melyza me está apoyando al respecto y quizá pueda tenerlo listo pronto.

Y hasta aquí, queridos lectores, dejo esta entrada esperando que hayan disfrutado de esta pequeña creación. Próximamente, publicaré una entrada para dar a conocer los cambios en el aspecto del blog y otros detalles relacionados.

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.

Esperanza

2010… un nuevo año comenzado, queridos lectores y pronto dará inicio una nueva etapa en el blog; les deseo un feliz y próspero 2010 a toda la comunidad de Gamefilia y,en especial, a ustedes mis estimados lectores que me acompañan un añomás por aquí.

Hoy, para dar un buen inicio a este nuevo año y década, me enorgullezco al decir que una de mis entradas ha sido gentilmente aceptada en el blog SOLO DE INTERES, de R.C._de.interes. Los invito a leerla dando click sobre la siguiente imagen:

Esperanza

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.