¿Cómo alcanzar el éxito?

Esta entrada trata sobre consejos diversos y enlaces útiles para poder alcanzar un mayor nivel de éxito en sus blogs o páginas web, queridos lectores. La idea de compartir toda la información que he conseguido en los últimos meses me surgió al ver la rápida respuesta de la entrada anterior y preguntarme: “¿y qué hago ahora que he alcanzado el éxito?”

Por ello, queridos lectores, comenzaré por reseñar una serie de sencillos consejos para poder difundir su blog a un mayor número de personas y así poder tener éxito. Cabe señalar que este proceso lleva tiempo y necesita dedicación; en mi caso, no siempre he podido llevar a cabo cada consejo por problemas de tiempo y disponibilidad.

En primera instancia, para que el blog sea agradable y tenga recurrentes visitas es aconsejable que siga estos cuatro puntos; de tal forma que cada nuevo lector que llegue tenga ganas de volver en el futuro para descubrir nuevo contenido. Siempre he hecho énfasis en lo de “no sobrecargar la página con imágenes” porque aprendí hace mucho que “un segundo de retardo puede significar una visita más o una visita menos”.

Cuando se tiene una buena cantidad de entradas y un tema central del blog bien definido, es muy útil difundir la dirección del sitio por las diferentes redes sociales que se frecuenten, como bitacoras.com, twitter, youtube y, en general, cualquier sitio donde se te permita especificar la dirección de tu página personal. Aquí hay diez consejos para comenzar a escribir un buen blog.

Al momento de crear una nueva entrada, es importante tener en cuenta el título; es algo muy importante que definirá si se capta o no la atención del lector desde el primer instante. Aunque el contenido sea muy interesante, a veces el título no invita a leer la entrada o, bien, da una idea equivocada al respecto. Pueden leer un interesante artículo al respecto aquí.

Sobre las entradas… ¿cada cuánto tiempo es adecuado publicar una nueva entrada… cada semana, cada cinco días, cada tres… diario? Pues… dado el estilo de vida de cada quien, es posible que se publique nuevo contenido cuando se tiene la oportunidad y el tiempo necesario, pero lo idóneo es publicar una nueva entrada cada día o cada dos… no siempre de excelente calidad y una extensión de diez mil palabras, pero sí de calidad decente y una extensión moderada.

Digamos que cada que tres o cinco días se publica algo de gran calidad, una entrada sobresaliente, pero el resto de los días se publica algo simplemente novedoso, información previa a las entradas futuras o aclaraciones de las pasadas. Esto no supone que se escriban entradas sólo para decir “hola, hoy me desperté muy temprano y quise saludarlos.” Eso no es una entrada, sino un mensaje y para comunicar tal tipo de contenidos existen otro tipo de redes sociales (como twitter).

En este artículo podrán leer útiles consejos sobre cómo escribir una entrada día a día… “sin morir en el intento”.

Para cerrar cada entrada, es aconsejable invitar a los lectores a participar en la entrada y dar su punto de vista, opinión, quejas o cualquier comentario relacionado con el tema. Para crear ese interés de retroalimentación, es una buena idea incluir una pregunta al final de cada entrada, para que el lector reflexione y dé su punto de vista. Aquí más información al respecto.

Poco a poco, nuestro nombre comenzará a sonar dentro de este ámbito y tendremos mayores amistades y contactos en el mundo virtual, pudiendo difundir nuestro blog a un mayor número de personas. Cuando eso suceda, será hora de velar por el correcto funcionamiento del blog y asegurar que sea óptimo para atraer la atención de todos los lectores que lleguen diariamente y así alcanzar el éxito. Para saber cómo construir “un imperio virtual” pueden leer este artículo.

Adicionalmente, les dejo tres enlaces más de utilidad al respecto:


Bueno, estimados lectores, espero que esta entrada haya sido de su agrado y puedan sacar provecho de cada consejo y enlace. Respecto a la iniciativa de inventando nuestros propios videojuegos, debo agradecer enormemente por la gran aceptación que ha tenido y el enorme apoyo que me han brindado al respecto; francamente, nunca creí ver entradas tan geniales y esmeradas. ¡Gracias!

Blog VIP

Además, debo mencionar de parte de Solo de Interes recibí el premio blog VIP hace cerca de una semana… lamento el retraso en la mención, pero he tenido ciertos contratiempos últimamente. En la siguiente entrada, haré las debidas menciones sobre quiénes he seleccionado para recibir el premio.

Por cierto, este blog está por alcanzar finalmente las cien mil visitas… ¡muchas gracias a todos ustedes, queridos lectores! Sin ustedes, este blog no sería lo que es hoy. Y finalmente, para comentar, pueden decirme ¿qué opinan sobre este tema…? ¿Creen que les será más fácil alcanzar el éxito en la blogósfera ahora?

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion, en Tutoriales.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.

Inventando nuestros propios videojuegos

Iniciativa: Inventando nuestros propios videojuegos

Estimados lectores, en esta ocasión dedicaré esta entrada a una idea que he tenido en mente desde mucho tiempo… cuyo origen francamente ya no recuerdo. Hace tiempo, comencé a idear un juego de survival horror que, a mi parecer, sería muy bueno.

A través de esta entrada, los invito a inventar sus propios videojuegos (argumento, imágenes, vídeos o lo que deseen) especificando de qué género sería y cuál sería su punto fuerte (gráficos, música, ambientación, argumento, enemigos finales, dificultad, etc.) Y como buena iniciativa, comenzaré yo con el argumento de ese videojuego de survival horror.

Índice de entradas

 


Inventando… Ecos en el silencio

Género: Acción/survival horror.
Desarolla: Zion Entertainment.
Distribuye: Gamefilia Games.

El intro del juego presenta un lúgubre castillo donde la policía investiga sucesos sobrenaturales. Una detective, la protagonista, recibe la orden de ir a investigar el caso; charla con un amigo suyo antes de partir y, antes de marcharse, ve hacia la mesa donde está su móvil.

Aquí se presenta una decisión que el jugador debe tomar: ir al castillo con o sin móvil. De acuerdo a la opción elegida, el argumento del juego variará mucho. Al llegar al castillo en automóvil, la detective ingresa y se percata que el ambiente es extraño… más siniestro de lo habitual en un lugar como ése. Ella sólo cuenta con su pistola 9mm, su móvil -sin saldo- y un par de ganzúas.

Eventualmente se adentra en las entrañas del lugar, encontrando criaturas monstruosas y de naturaleza inexplicable. En los calabozos, hay acceso a áreas más modernas como laboratorios con alta tecnología y similares, pero su acceso depende de llevar o no el móvil (para recibir la llamada de su amigo con las claves necesarias).

Sin embargo, ese móvil tiene una baja recepción de llamadas, por lo que en los niveles inferiores del castillo, dentro de los laboratorios y áreas conexas, no se puede recibir ayuda externa y deben resolverse diversos acertijos por cuenta propia.

Terminado el juego en ambas formas (con y sin móvil), se desbloquea un tercer móvil en la mesa inicial en el siguiente juego: uno con función de linterna. En ciertas áreas del castillo, es imposible resolver ciertos acertijos por falta de luz o, bien, hay objetos (como notas, diarios, llaves, municiones, etc.) ocultos por la oscuridad; de tal forma, que con este nuevo móvil se puede acceder a ellos.

Escondido en una pequeña mesa en alguna habitación de difícil acceso, sin luz, está oculto otro móvil con extraordinaria capacidad de recepción de llamadas. En esa partida, tal móvil resulta inútil, pero está desbloqueado para la siguiente en la mesa inicial.

Utilizando el nuevo móvil en la siguiente partida, se tiene acceso a ciertas áreas de los niveles inferiores que su amigo le indica a la detective, como conductos de ventilación o puertas ocultas en las paredes. Finalmente, aquí se puede hallar una cámara fotográfica con la cual se desbloquea el último móvil: uno con función de cámara fotográfica/de vídeo.

Utilizándolo en la siguiente partida, es posible tomar fotografías (hay una gran recompensa por tomar 30 fotografías específicas) y grabar vídeos libremente. En este punto, se tienen una batalla con un nuevo jefe (de colosales dimensiones) que es despertado por la detective al tomarle una fotografía en una cinemática del juego.

El punto más fuerte del juego es, claro, su argumento y la gran gama de posibilidades que ofrecería a través de las diferentes opciones de los móviles que se podrían usar.


Espero que esta iniciativa sea de su agrado, estimados lectores, y la promuevan en sus blogs bajo el nombre de "Inventando [nombre del juego]". Aquí habrá un índice de las diferentes entradas que vaya encontrando o viendo en los comentarios. Cabe destacar que quien desee, puede acompañar sus entradas con imágenes o vídeos para explicar mejor su idea.

¡Que fluya el gran ingenio de los blogueros…!

P.D (ocho horas después): A escasas horas de haber publicado esta entrada, tiene quince comentarios y ciento trece visitas, nunca creí que mi idea tuviera tal aceptación… ¡muchas gracias a tod@s!

Y esta mañana que me ha dado curiosidad por ver la portada de MeriStation… me encuentro con esta grata sorpresa:

Entrada destacada

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion, en Iniciativas.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.

Tiempo eterno (Trabajo en equipo, ¡100ª entrada y 500 comentarios!)

Nota: Ya es posible comentar en esta entrada, perdonen las molestias.

Queridos lectores… ésta es, por fin, mi centésima entrada. Para comenzar, publicaré un relato que he escrito como un trabajo en equipo junto a LaMar, quien detalló la mayor parte del texto basándose en una pequeña idea que le di. Tal relato está acompañado por la canción Victory del grupo de violinistas Bond.

Posteriormente, haré una breve reseña de lo que ha sido mi blog a lo largo de cien entradas… vaya, por fin, estoy escribiendo la entrada número 100… ¡no lo puedo creer!


 

Tiempo eterno (Trabajo en equipo)

“Se hace tarde y no tengo tiempo que perder. Vámonos.” Ésa era la frase que no dejaba de hacer eco en mi mente; algunas horas antes se la había dicho a Víctor, mi amigo, y ahora estaba atándome las zapatillas para ir a visitarlo en el hospital. Mi amigo tenía un brazo roto y una lesión menor en la cabeza, algo que no sería más que una anécdota curiosa en algunos meses. Me resultaba sorprendente recordar cómo había sucedido todo, había sido tan repentino e inesperado… parecía increíble pensar que había sido unas horas atrás. Debo comenzar mis recuerdos un par de horas antes de que este accidente sucediera, cuando Víctor y yo decidimos ir a pasear por la ciudad. Era sábado por la mañana, clima agradable y nada qué hacer: el escenario ideal para planear un día de aventuras junto con un buen amigo. Le hablé a Víctor a las nueve de la mañana; iríamos al parque del sur de la ciudad y deseaba que me acompañara para divertirnos juntos.

“… no tengo tiempo que perder. Vámonos” La frase no deja de sonar, insiste y sube de tono. ¡Tiempo! Precisamente ahora lo que tenemos es tiempo. Tengo ideas, ilusiones, proyectos, tantos sueños que cumplir… y Víctor tiene escrito en un papel sus metas a alcanzar antes de cumplir los 30. Lo lleva siempre en un bolsillo del pantalón, como si temiera perder de repente su objetivo. ¿Cómo ocurrió? Fuimos tan inconscientes, fue tan… tan ¡absurdo! Llegamos al parque y nos unimos a la cuadrilla de amigos que había decidido hacer lo mismo que nosotros. Risas, carreras y peleas en broma, charlas, miradas y piropos a las lindas chicas que pasan delante de nosotros, algunas que se animan y se unen al grupo, Víctor que no deja de mirar a una de ellas, ella que le corresponde y se apartan para conversar, la hierba que pasa de mano en mano y el alcohol que no falta.

“… tiempo que perder. Vámonos” De nuevo ese maldito eco machacándome la cabeza. Abro la puerta… ahí está Víctor con el brazo derecho bajo la cabeza, distraído, con una expresión de indiferencia ante su situación; ¿para qué? no le importaban en lo absoluto sus heridas y únicamente aguardaba para salir del hospital y volver a las andadas por la ciudad. “Eh… ¿cómo sigues?” es lo primero que sale de mi boca, él se voltea y me sonríe: “Muy bien, claro… ¡fue un día estupendo!”

Si, fue estupendo, hasta ese momento en que todo se convirtió en un infierno.

Víctor estaba exultante, había intercambiado los números de teléfonos con la chica y, según él, la cosa prometía. Saltaba, me zarandeaba y corría de un lado a otro sin ningún destino concreto. Y llegamos al cruce, y seguía saltando y corriendo, y se volvió hacía mí sin mirar, y no la vio. Aquella moto frenó, pero no pudo evitar el atropello. Derrapó, cayó al suelo y patinó hasta empotrarse debajo de una camioneta aparcada. Víctor estaba tirado en el asfalto. No se movía. Corrí hacia él y, al gritar su nombre reaccionó, respiré aliviado. Miré hacia lo que ahora era sólo chatarra y vi al motorista varios metros más allá. En segundos estaba allí la policía y las ambulancias. El motorista terminó con ambos brazos rotos y numerosas lesiones aunque de poca importancia. Le llevará más tiempo que a Víctor, pero se recuperará.

“Se hace tarde y no tengo tiempo que perder. Vámonos.” No, no es tarde y sí, sí tenemos tiempo, porque estamos vivos…


Agradezco enormemente a LaMar por haber aceptado colaborar conmigo en este trabajo en equipo y realmente lamento el retardo de la publicación del mismo, ya que tiene más de una semana que ella me lo envió. Cabe destacar que yo tan sólo le envié tres párrafos y un par de indicaciones y ella fue capaz de crear este maravilloso relato con su ingenio y talento.

Éste relato, de haberlo escrito yo, habría sido mi propuesta para la tercera edición del concurso de relatos. Espero que haya sido de su agrado. LaMar, por supuesto, te has ganado la "Medalla de Zion" por colaborar con mi blog en el ámbito literario.

Trabajo en equipo

Ahora, estimados lectores… ¡ha llegado el momento de celebrar!

 

100 entradas

Gracias a su apoyo e interés por este blog, mis queridos lectores, estoy publicando mi centésima entrada. En 2008, cuando comencé este proyecto, realmente nunca creí poder llegar tan lejos o durar tanto tiempo publicando entradas. ¡Muchas gracias a todos!

Haré una breve reseña de las que, en mi opinión personal, son las diez entradas que han definido mi blog. En orden cronológico:

  • Entrada 01: Pese a que abrí el blog el 10 de febrero de 2008, no publiqué una entrada sino hasta el 26 de marzo. Fue una pequeña entrada para ver qué deseaban mis primeros lectores que publicara en el blog que aun comenzaba a construir.
  • Entrada 17: El 19 de julio creé mi libro de visitas, llamado "la bitácora". Puede accederse a él desde el emblema de la "Z" en los bloques laterales.
  • Entrada 31: 29 de septiembre, publiqué el primer capítulo del relato interblogs "El Guardián".
  • Entrada 33: Algunas semanas después de dar inicio al proyecto de El Guardián, el 17 de octubre, inicié uno de mis más ambiciosos proyectos literarios: Cazadores de sombras. En marzo de este año continuará la segunda parte de la historia "victorias y tormentos".
  • Entrada 51: El 27 de diciembre de 2008, mi blog fue secuestrado por un extraño duende amarillo… desde entonces siempre protejo las puertas de acceso con material aislante y traigo docena y media de borradores conmigo… quien sabe cuándo se le vaya a ocurrir volver.
  • Entrada 57: Inauguré la primera edición del concurso de relatos de Gamefilia el 23 de enero de 2009.
  • Entrada 65: Creación del segundo, y actual, índice de mi blog: "La biblioteca de Zion" el 12 de abril. Ahí se hallan ordenadas las entradas de mi blog en diversas categorías, incluyendo las colaboraciones hechas por otros blogueros.
  • Entrada 77: Publiqué la iniciativa yo ayudé a la literatura el 12 de agosto, con el fin de fomentar las entradas tal índole e impulsar la creatividad e ingenio de los blogueros participantes. Desafortunadamente, debido a ciertos contratiempos, no pude organizar adecuadamente la iniciativa y no llegó a los términos deseados.
  • Entrada 84: Mi blog recibió el primer reconocimiento externo a Gamefilia el 12 de octubre: "Alma con arte", evento que me haría estrechar lazos más sólidos con otras comunidades de blogs.
  • Entrada 88: Inició un nueva etapa de mi blog el 17 de enero de 2010, con el diseño actual y el nuevo emblema de Zion para conmemorar la caída del "viejo imperio" (evento relacionado con mi vida personal).

Esto ha sido, de forma muy general, los eventos que han marcado mi blog a lo largo de cien entradas… mis estimados lectores. Espero que esta modesta celebración haya sido de su agrado y pueda continuar publicando contenido que resulte de su interés.

Igualmente, les comento que el primer comentario de esta entrada será el número 500 (de los 500 actuales, uno es mío)… hecho que les agradezco enormemente a todos ustedes; mi blog sin ustedes, queridos lectores, sería absolutamente nada.

A forma de una modesta lista de agradecimientos, debo decir que no podría haber llegado hasta este número de entradas sin el apoyo de blogueros como ShaiyiaRikkuInTheMiddle, LoganKeller, fabrimuch, Melyza, Nena_Babs, Electroduende, Arckanoid, Baalard, Lester_Knight, Lord_Areg, chouza, ayoze, MorgennesSólo de Interés, LaMar, Uruguayita, Laura de Bife, Fiaris Alfabeta, Rabita Ruta y un larguísimo etcétera que quizá jamás terminaría de redactar, por eso a todos aquellos que me hayan ayudado a alcanzar estas cien entradas les digo:

¡Muchas gracias!

Como dato curioso, cabe destacar que también estoy por alcanzar los 5000 posts en Zona Foro de MeriStaion. Estos días serán de grandes celebraciones.

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.