Retromanía: Bonanza Brothers.

Tan simple como divertido, esa es la mejor manera de definirlas canallescas peripecias de los hermanos Bonanza, dos estrafalarios ladronesdedicados a robar en los más variopintos lugares que podamos imaginar, en estejuego que apareció hace 19 años en versión Arcade, siendo un año posterior porteo a diferentes sistemasdomésticos, en los que quizás gozó más popularidad la versión para Megadrive.

                       

 

Bajo un prisma bastante desenfadado y un desarrollo bastantesimple nos encontramos ante un juego realmente adictivo. El planteamiento essimple llevamos a uno de los hermanos Bonanza (o dos en el caso de jugar en elmodo cooperativo) y nos adentramos en un edificio con diferentes plantas en elque debemos obtener una serie de objetos eludiendo a la seguridad del edificioy finalmente accediendo a la via de escape. Tan simple como esto.

Entre las acciones que podemos realizar únicamente nosencontraremos la de saltar, que podremos utilizar únicamente para saltarpequeños obstáculos y la de disparar, que sirve para neutralizar a los guardiasdurante unos pocos asuntos, también podremos realizar con el botón de dispararpequeñas acciones como abrir la puerta. A priori esto lo podría hacer demasiadosimple (también es muy simple Contra de la NES y no por ello deja de ser unaautentica joya) pero e aquí la gracia del juego bajo un desarrollo bastantesimple nos debemos de mostrar veloces en la toma de decisiones (al menosdurante las primeras partidas, ya que como los juegos de aquella época todoslos escenarios tienen sus rutinas) y agilidad con el mando, e incluso podemoselegir en algunos escenarios diferentes rutas para llegar a determinadosobjetos, pudiendo por ejemplo ir desde un lado a otro de la misma planta pararecoger un objeto o por ejemplo cambiar de piso para dar un rodeo y tomar uncamino que quizás no resulte tan complicado (aunque ojo con el tiempo, que eslimitado). Pero ahí estarán nuestros enemigos, los guardias de seguridad queprotegen los diferentes recursos y que a pesar de ser un poco tontetes lospobres no escatimaran en esfuerzos y recursos para lograr que fracasemos ennuestro lucroso objetivo.

El juego en este aspecto ofrece ciertos elementos queparecen tomados de los juegos de infiltración ya que debemos aprendernos lasrutinas de nuestros enemigos para bien eludirlos o bien atacarlos cuando esténdesprevenidos. Realmente no es que sean demasiado complejos, ya que la mayoríade ellos son guardias de seguridad con pistola o guardias acorazados concachiporra o pistola que durante los primeros niveles nos ofrecen unadificultad bastante accesible poco a poco van aumentando en número y nosmuestran escenarios que resultan cada vez más complejos a la hora de movernoscon una curva de dificultad bastante ajustada y que transforma los últimosniveles en una gran locura en dificultad difícil.

Puzzle & Action: Tanto R la secuela espiritual de Bonanza Brothers con Shelock Holmes y Mr. Watson como personajes principales y diferentes puzzles como protagonistas absolutos que ríete tu del Brain Training del Dr. Kawashima… 

Gráficamente el juego cumple, siendo bastante discretocomparado con otros arcades de la época pero al cual tampoco se le puede pedirmás con gráficos muy vistosos y con mucho colorido que muestran los diferenteslugares (mansiones, bancos, casinos, etc..) que nos disponemos a asaltar en losque los interiores son prácticamente iguales mostrándose sutiles diferencias enlos pequeños detalles. La música también cumple su función con creces, es amenay apenas se hace molesta tras un rato de partida  Respecto al modo cooperativo es sin duda una de las grandes bazasque nos promete este juego, en pantalla partida, la diversión junto a un amigo esdoble y donde la colaboración para engañar a los guardias es algo fundamentalya que allana muchísimo el camino.

El juego fue relanzado hace un par de años en la colecciónSega Genesis Colection para Playstation 2 y prácticamente al mismo tiempo en laConsola Virtual de Nintendo Wii. Tal vez a día de hoy pueda ser un tantodesfasado estéticamente, pero sí le dais una oportunidad seguro que os lopasareis en grande.