Retromanía: Road Rash.

Erase una vez en Gamefilia un fantastico blog creado porSeahawk1992 donde mostraba una gran predilección por Electronic Arts y en elque escribía excelentes posts sobre música y videojuegos retro, a la vez queopinaba sobre distintos temas desde el más profundo respeto. Lamentablemente undía tal como vino el bueno de Seahawk se marchó eliminando todo el material quecontenía su fantástico blog. Entre ellos había diversos artículos dedicados ala saga Road Rash, y se que no estaré a la altura, pero este post va dedicado aél y a todos los que disfrutaron con este genial juego de Electronic Arts.

Road Rash fue lanzado originalmente para Megadrive en 1991siendo al poco tiempo porteado a diferentes plataformas versiones del mismojuego adaptadas a las limitaciones de cada consola siendo tal vez la máslograda la versión de 3DO lanzada en 1994. Y con sendos remakes paraPlaystation, Sega Saturn y finalmente en Game Boy Advante.

El port para PC, una de las versiones del juego original más vistosas.

El juego nos mete en el peculiar mundillo de las carreras ilegalesde motocicletas al más puro estilo hardcore, donde no solo es importantes serel más veloz o el más habilidoso con la moto, sino también saber dar bienestopa y es por ello que Road Rash es un juego de carreras de acción de lo másdivertido. En las carreras nos enfrentamos a 15 rivales en cinco circuitosdiferentes en los que debemos avanzar bajo una perspectiva de scroll horizontal(al estilo de Outrun, el primer Mario Kart o F-Zero). Durante la carreradebemos de alcanzar posiciones entre nuestros competidores para ser losganadores absolutos, pero para ello nos tendremos que enfrentar a pilotosrivales que no duraran en darnos leña para deshacerse de nosotros, además deltrafico ajeno a la carrera donde los coches nos arrollaran con suma facilidad,pero esto no es lo peor de todo. En algún momento dado será la propia policíaquien nos acosará para intentar derribarnos y posteriormente arrestarnos.

El juego iba ganando dificultad a medida que íbamosprogresando dentro del mundillo. Con el dinero ganado en las carreras podíamoscomprar diferentes motos con diversas características y también alcanzarcompeticiones de motor superior todavía más lucrativas y en las que al ser másveloces las motos son un tanto más difíciles de manejar y más sensibles anteposibles impactos y con unos circuitos que se muestran cada vez más llenos depeligros. Para ganar dólares debíamos quedar entre los tres primeros en lasdiferentes carreras a la que nos enfrentábamos, cosa poco fácil ya que podíamosser descalificados de varias formas: al caer inconsciente el piloto tras sufrirvarias caídas o tras parecer impactos enemigos, al reventar la moto tras variosgolpes o tras ser apresados por la policía. Para repartir leña teníamos unvariopinto arsenal a nuestra disposición que podíamos robar a nuestros rivalessí les golpeábamos en el momento justo en que nos van a atacar con esa arma:bates de béisbol, cadenas, nunchakus y porras de policía.

 

El juego cumple técnicamente a la perfección, con unosgráficos bastante detallados para la época y para tratarse de un juego descroll horizonal y con una banda sonora con temas cañeros que incluso fueronsustituidos por temas de grupos reales en la versión de 3DO. El juego tambiénnos ofrecía la posibilidad de jugar en multijugador, enfrentándose ambospilotos no solo entre ellos sino a 14 rivales más en duelos absolutamentedescacharrantes.

Road Rash: Jailbreak, la última edición lanzada para consola doméstica de la saga.

El juego vio posteriormente como lanzaron diversas secuelas,la primera de ellas en 1992 también en Megadrive donde los pilotos macarrasrecorrían medio planeta y la última Road Rash: Jailbreak, lanzada en 2004 paraGame Boy Advance como port del juego homónimo de PSX que apareció 5 años concriticas poco favorables. A día de hoy la saga Road Rash parece que ha caído enel olvido por parte de Electronic Arts y es poco probable que un día lavolvamos a ver entre nosotros, y es curioso, ya que el minijuego de carreras deGTA IV: Lost and Damned (muy, muy inspirado en la saga Road Rash) es prácticamenteun videojuego dentro de un contenido descargable adicional que bien podría serun notable título si fuera lanzado por separado. Esperemos que Road Rash tomennota de quienes les han copiado o al menos se animen a relanzar una de susfranquicias de mayor personalidad.