Sobrevaloradas

En ocasiones nos dejamos llevar por el bombo (hype) que otros le dan a ciertas cosas. Casi como si nos lavaran el cerebro, acabamos creyendo que pensamos lo mismo que la mayoría, creemos estar de acuerdo cuando en realidad no es o no tiene porque ser así… Los expertos en marketing saben mucho de esto, saben bien como montárselo para ponernos los dientes largos ante un producto cualquiera que nos quieran vender, pero que al final resulta que se desinfla por todos lados y no es más que un envoltorio vacío, solo que no somos capaces de verlo.

El último caso es por ejemplo la película Cloverfield (no escribiré el título que le han dado a esta película en España porque me parece gilipollesco, siendo educado)

Así nos encontramos con una campaña de marketing perfecta en la que no se nos muestra nada por ninguna parte creando una gran expectación sobre… nada en particular, acentuado todo ello por el hecho de estar ¿dirigida? por alguien con el “prestigio” de JJ Abrams, creador de obras maestras como Alias o Perdidos (pero nada más).

Ah, pero no nos engañemos. No solo los encargados del marketing de una obra cualquiera son los culpables de este artificio, también están los supuestos profesionales del sector de la crítica, que muchas veces son los primeros en caer ante tamaña maquinaria de lavado cerebral…

Pues bien, a día 28 del mes que corresponda, vas fiel y puntual con toda la parsimonia del mundo al quiosco de la esquina para comprarte la dichosa revista de cine (a la que estás enganchado sin saber muy bien porqué) y que pescas cada mes religiosamente, todo ello para encontrarte a eso de la mitad con la crítica de la susodicha peli y comprobar que la ponen por las nubes…

Cuando finalmente acabas viendo este bodrio que no hay por donde coger (y cuyos defectos paso de comentar porque os aburriría), te preguntas que se habrá fumado el pobre infeliz (sin ánimo de ofender… o quizá sí…) al que inexplicablemente llaman “crítico de cine”, antes de ver tal engendro para que acabase echándole tantas flores (o qué comisión habrá recibido, que nunca se sabe)

Menos mal que a veces te encuentras gente que sabe de lo que habla y en efecto son conscientes de cuando una película no es digna de ser llamada tal cosa.

Pero a donde yo quiero llegar es al siguiente punto: Lo sobrevaloradas que pueden llegar a estar algunas películas e incluso algunos directores, tal vez no solo por las geniales campañas de marketing sino también por algún merecido éxito pasado. En todo caso es el bombo, el hype lo que las hace más grandes de lo que en realidad son. Aquí van unas cuantas (junto con sus directores), y por supuesto no tenéis por qué estar de acuerdo conmigo.

1- 2001: Una odisea en el espacio

He aquí una obra que en principio resulta de lo más entretenida… hasta su último tercio. No me extenderé mucho, pues surfeando por los “interneses” podéis encontrar un buen tocho de información al respecto. El caso es (aceptémoslo de una buena vez) que la última parte no es más que UNA PAJA MENTAL del “director”. Perdonadme pero he tenido que escribirlo en mayúsculas, era inevitable. Solo por esa última parte (incomprensible para muchos, innecesaria para otros, y por alguna razón… hermosamente filosófica y metafísica para otros) merecería, a mi parecer, caer en el olvido o cuando menos no ser tan valorada como es, ya que resulta de lo más absurda. No añadiré más.

2- Stanley Kubrik

Que sí. Que el tío era la rehostia y más. Que si el montaje, que si la colocación de la cámara, etc, etc…. Pero… ¿acaso soy yo el único que se duerme con sus películas? El resplandor: un tostón insufrible, Senderos de gloria: sosa y con un final más soso todavía, Espartaco: Deprimente, y con un final que hace que te entren ganas de cortarte las venas (en sentido figurado), Eyes wide Shut: la verdad es que no tengo palabras…
¿De verdad son necesarias esas escenas tan exageradamente largas? ¿y esos primerísimos primeros planos que resultan de lo más agobiantes?

3- El sexto sentido

Dejémoslo claro. A pesar de ser una buena película, en el fondo no deja de ser una más. ¿Por qué? Pues porque si le quitas el final, se queda en nada, en otra peli más de fantasmas.

4- M. Night Shyamalan

¿Existe un director más sobrevalorado? Sus dos grandes obras fueron la película anterior y El protegido, la cual es todo virtudes (en mi humilde opinión) pues su guión es impecable, pero no obtuvo tanto éxito como se merecía. ¿Qué tenemos después? Mmm… “entes” como La joven del agua (chorrada), El bosque (tontería), Señales (peñazo)

Hay muchísimas (y muchísimos) más pero no voy a comentarlas/os todas/os por dos razones: 1) porque a veces puedo ser muy vago, y 2) porque llegados a este punto, lo más probable es que ya no haya nadie leyendo lo que queda de este post.

Aun así, ya sea por puro masoquismo o por la esperanza de que alguien haya llegado hasta aquí, me dignaré al menos a nombrar unas cuantas películas más (el orden es lo de menos):

  • Titanic (sí, habeis leído bien)
  • El dilema
  • American Beauty
  • La delgada línea roja
  • Chicago
  • Shakespeare in love
  • Apocalypse now
  • La lista de Schindler
  • Ball
  • Mystic River
  • Lawrence de Arabia
  • Ciudadano Kane

Ah, pero esto no acaba aquí… aun quedan algunas por salir a la luz. ¿Acaso nadie ve el bombo con que se están anunciando ciertos estrenos de próxima aparición…? Léase Indiana Jones 4. No os confundáis, a mi me encanta esa saga, la adoro. Pero por alguna razón tengo la sospecha de que no acabará cumpliendo mis expectativas, creo que la expectación generada es demasiado grande; tanto que acabará derrumbando a la propia película. Esto es algo muy común, no es fácil satisfacer una expectativa tan elevada.

La conclusión a la que pretendo llegar es que, aunque no resulte fácil (para nada) la gente debería saber poner los pies sobre la tierra y no babear tanto por una película (o lo que sea) cuando se convierte en un fenómeno mediático de tal envergadura sin ni siquiera haberse estrenado. Y aun siendo buena, no arrodillarse ante ella como si fuera un Dios, por el mero hecho de que el 90% del mundo la tenga en un pedestal.

Cool

Me ha parecido necesario contar todo esto porque hace unos días he leído un post sobre el hype de Metal Gear Solid 4 (lamentablemente no recuerdo el autor) que estaba bastante acertado, de modo que esto solo acaba de empezar: mi próximo post será sobre los videojuegos más sobrevalorados; así que, si alguien quiere colgarme de los pulgares por haber tocado a alguna película que tenga en muy alta estima, esperad a que hable de Final Fantasy VII entre otros…

Very Happy

Un saludo a todos, y no seáis muy malos conmigo