La incursión de los videojuegos musicales

Hace alrededor de cinco años, tocar música era algo que no podía realizar cualquiera. La sensación de tener un instrumento (musical) entre las manos sólo estaba limitada a los músicos.

Entonces surgió a finales de 2005 el videojuego Guitar Hero.

GuitarHero

¿Ha conseguido dotar de cultura musical a esos jugadores?

Pues a medias. Es cierto que el jugador "está obligado"  a escuchar diferentes estilos de música y es educado musicalmente, y aunque tocando una guitarra de plástico con cuatro botones no aprendas nada, si que incentiva al jugador a aprender de dicho instrumento.

guitarra

La fórmula del éxito en estos juegos no remonta a los gráficos ni a su contenido, sino en el control. El hacer uso de un accesorio externo otorga mayor fidelidad e inmersión al jugador que al fin y al cabo es lo que busca.

El fenómeno de los juegos musicales no solo ha beneficiado a las compañias y a los jugadores, sino también a los propios músicos.  Aparecer en estos juegos se trata de un método de promoción. De ahí las continuas revisiones dedicadas a diferentes artistas.

guitarhero metallicaaerosmithguitar

Sin embargo en los últimos años, a raíz del monopolio de Guitar Hero, han ido apareciendo otros productos con el fin de hacer la competencia. Esto sólo ha provocado una sobresaturación de títulos con mismas similitudes que empieza a tener sus detractores.

¿Nos venden la misma moto pero con diferente nombre?

Supuestamente no, continuamente lanzan revisiones cambiando el contenido para intentar justificar su compra. Nuevas canciones, más intrumentos…

Sinceramente dudo que el tipo de jugador que juegue estos títulos compre todas las revisiones que salen cada 6 meses mal contados…

Ustedes que pensáis, ¿Se puede seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro?