¿“Next Gen” o “Next Gens”?

Mucho se habla hoy en día de laNext Gen, de que cualidades que deberíaposeer una consola para atender a este apelativo, o más propiamente, de como ha deser un videojuego para pertenecer a la llamada nueva generación.

Todos estos debates se podríanresumir en una pregunta algo más amplia, ¿Son los avances técnicos y lapotencia de las plataformas de Microsoft y Sony, la clave de la Next Gen, o lo es elrevolucionario nuevo control de Wii?

Antes de responder quisieraresaltar ciertos detalles semánticos de esta pregunta.

El títulodisputado es Next Gen, es decir, nueva generación y a su vez "generación" es, según la Real Academia Española, “cada una de las fases de una técnica en evolución, en que seaportan avances e innovaciones respecto a la fase anterior”, basándonos en estola respuesta resulta bastante clara, ya que las cualidades de Xbox 360 y Ps3responden perfectamente a esta definición, mientras que la sobremesa de lacompañía de Kyoto tan solo aporta su revolucionario control, que perfectamentepodría ser utilizado, y en cierto modo es así, por la anterior generación deconsolas.Xbox 360, Ps3, Wii.

Igualmentecabe destacar otro pequeño detalle, la siempre presente “revolución” al hablarde la plataforma de Nintendo, y es que eso es lo que aporta realmente, unarevolución. No por el Wiimote, sino por el hecho de que estecurioso controlador es el principal mando de la consola, a diferencia de losclásicos pads, y no un simple periférico, lo que invita a las desarrolladoras aincluir sus novedades en sus proyectos, sin el riesgo de que los usuarios nocuenten con el periférico en cuestión, o el encarecimiento que conllevaríaincluirlo, mejorando así la experiencia de juego y aportando un nuevo yamplísimo abanico de posibilidades.

Todo esto lleva a unaconclusión, no existe una sola Next Gen, mientras que ninguna de las consolasde la anterior generación podría ni tan siquiera soñar con las posibilidadesque ofrecen Xbox 360 o Ps3, tampoco ninguna puede presumir de contar con lasposibilidades que ofrecen las funciones del Wiimote de manera tan habitual yaccesible en sus juegos, aunque a día de hoy esto este tristementedesaprovechado.

Contamos con dos Next Gen,dos maneras de hacer evolucionar el mundo de los videojuegos. Quizá algún díaestas vayan de la mano, y podamos disfrutar de la más alta calidad técnica y unverdadero uso de las posibilidades del Wiimote en un mismo videojuego, pero porel momento tendremos que experimentarlas por separado.