David Cage o el placer de disfrutar tomando decisiones: BEYOND

Fahrenheit pudo ser mejor, pero fue maravilloso. Heavy Rain pudo ser mejor, pero fue maravilloso. Beyond, estoy seguro de que podrá ser mejor, pero también de que será maravilloso.

Admiro a quienes sienten pasión por lo que hacen y a quienes creen en sus ideas a pesar de que no sean "populares" o no estén de moda, y así es David Cage y Quantic Dream. Las ventas de Heavy Rain dijeron que fueron mayores de las esperadas pero para mí han sido un insulto y una vergüenza. Dos millones de copias no están mal, pero es demasiado poco para semejante talento.

Respeto a quienes no le guste Heavy Rain, pero estoy convencido que de haber tenido una crítica más positiva y las circunstancias hubieran sido más favorables, el juego mínimo hubiera llegado a las 4 millones de copias que ya harían algo más de justicia al fantástico trabajo realizado por Cage.

Cada uno tiene su manera de entender y disfrutar de los videojuegos. Yo obviamente no me divertía de la misma manera cuando tenía 10 años, que ahora que casi toco los 30. Antes veía a Sonic o Alex Kidd y me quedaba maravillado, ahora también me gusta competir como antes y jugar a videojuegos en los que se salte, se dispare, etc… pero me llama mucho más la atención cuando algo es capaz de hacerme sentir emociones y me involucra en la toma de decisiones.

Disfruto pensando en qué va a suceder después y pensando que soy yo el que decide por donde va a ir el juego, y por eso disfruto con los videojuegos de David Cage y de Quantic Dream que tras dos años y medio de espera, han vuelto a levantar en mi el interés por los videojuegos con su trailer de Beyond el cual desgraciadamente parece haber llamado más la atención por quien es la protagonista del juego – la Ellen Page esta… -, que por ese salto de calidad visual en la cinemática – ¡qué ganas de ver un gameplay! – y sobre todo por esa sensación de calidad narrativa e intriga que desprendía el juego una vez más.

Sí reconozco que 60 euros son caros para este tipo de juegos, pero no más que para otros. Sigo insistiendo en que los videojuegos deberían estar entre 30 y 35 euros, pero como yo no mando, los pocos juegos que compro cuestan todos lo mismo y aseguro que prefiero gastarme 60-70 euros en un juego de David Cage, que en uno de esos mata-mata AAA sin contenido.

Deseando que el poder de nuestras decisiones sea todavía mayor que en Heavy Rain y sobre todo conocer la fecha de salida de Beyond que espero no sea más tarde de Marzo-Mayo de 2013, porque si se va más allá obviamente van a volver a tener problemas para vender y que el público conozca la calidad de un producto que deseo aumente su presencia en el catálogo de las videoconsolas paulatinamente.