Quantum of Solance: La muerte de Bond (tal como lo conocemos)

Afirmación pelín radical? Seguid leyendo y sabréis por qué.

 

(ADVERTENCIA: es posible que la siguiente crítica no esté de acuerdo con la opinion de quienes hayan visto la pelicula; es una opinión subjetiva del autor. Hay spoilers convenientemente señalados, si quereis leerlos marcadlos con el ratón)

 

Es costumbre en mi familia ver todos juntos (madre y yo) ciertas películas el día del estreno. Harry Potter, Indiana Jones… y todas las de James Bond. Ayer no fue distinto, y fuimos a la sesión de las 22:00. Fuimos a última hora y nos tocó tercera fila, pero daba igual; Es James Bond, tío! Películas de acción de fácil comprensión con un porta que llena la pantalla él solo!

 

…O así solían ser. Qué queréis, yo me he criado con Brosnan como Bond y es el prototipo bondiano que cojo para comparar (luego he visto a Moore, Connery, Dalton y al otro y me han gustado todos). Y el día que cogieron a Craig para Casino Royale, fui de los primeros que se tiró de los pelos mientras profería cánticos satánicos: un Bond musculado, de intensos ojos azules, con la expresividad a la altura de Steven Seagal! Luego vi Casino Royale y rectifiqué mi opinión, aunque ya tenía mis primeras dudas con el rumbo que estaba tomando el espía.

 

Y ayer ví Quantum of Solance. La peli empieza bien, unos créditos basados en arena y fuego, y luego la acción viene directa; una persecución por montañas italianas. Aquí viene el primer defecto del film, la rapidez con que se alternan las escenas. Me explico; durante un segundo vemos el volante del coche de bond, tres segundos -mirada de Bond al frente, dos segundos – coche de los malos da un volantazo, dos segundos – bond pasa entre dos furgonetas, un segundo – coche de los malos explota.

 

Es decir, las escenas pasan con una rapidez excesiva y te pierdes casi todo lo que ocurre. Es eso malo? En realidad no mucho, en escenas de persecución no te pierdes gran cosa. Claro que si la peli fuese una sucesión de persecuciones esto molestaría un poco; ah, calla! Si la peli es una sucesión de persecuciones! Sin entrar en spoilers, la primera mitad de la peli se resume asín: persecución en coche, pausa con diálogos, persecución a pie y luego por los tejados, pausa con diálogos, persecución en coche, pausa más larga, persecución en lancha. Y la verdad, tanta persecución en una peli que se supone es de acción cansa bastante (aparte de que se aleja un poco de lo que siempre ha sido Bond)

 


P. Haggis: Somos tan chulos que usamos en el cartel promocional una imagen y un arma que no aparecenen en la peli

 

Ah, sí. Bond. Ya he comentado antes que se aleja un poco de la concepción que tengo del personaje. Daniel Craig ya no es un espía elegante, que jamás se ensucia las manos, y al que no todo le sale bien; algunos dirán que con esto Bond es más humano y más cercano al espectador. De eso nada; los espías se destacan precisamente por sus capacidades por encima de la gente corriente. Y si hablamos de Bond, ya no hablamos de capacidades especiales sino de un mito, un tío al que todo le sale bien, un asesino "limpio" al que difícilmente harán heridas, vamos, un personaje con un aura de invencibilidad que precisamente lo hace tan atrayente.

 

Sin embargo, tenemos a Craig. Y tras ver la peli, sólo me viene a la cabeza una cosa: Daniel Craig es un sicario. No sabe matar con el sigilo que debe caracterizar a un espía, que no debe dejar huellas; no, para Craig es mucho más oportuna una lucha en la que se destroze una habitación, en la que recibe golpes e incluso un tajo en el brazo, y que termina cuando Craig se carga al otro de una cuchillada en el cuello. Y el tío se va del sitio dejándolo destrozado, todo lleno de sangre y con heridas que le cruzan la cara; eso sí, que nadie se alarme, es un espía y nadie notará nada, no te jode…

 


EXTERMINAR. MATAR. DESTROZAR. QUIERO SANGRE

 

Pero tranquilos, que sigue siendo Bond; a pesar de que ahora los malos pueden herirlo y Craig se pasea por la calle con heridas por toda la cara y un smoking con un charco de sangre en el centro, nadie notará nada. Si es lo más normal del mundo, hoygan; tío de etiqueta con sangre por todo el traje paseándose por suburbios de Bolivia. Tooooodo normal. Pero tranquilos, que sigue habiendo tiempo para las fantasmadas; y si no, que los que hayan visto la epli recuerden cierta lucha en que Bond y el malo están colgados de unas cuerdas, y justo cuando el malo consigue la pistola la cuerda de Craig se desliza oportunamente hacia donde está su pistola. Miraculosamente, Craig dispara un segundo antes que el malo cuando lo tenía todo en contra y se salva de una muerte segura.

 

No he hablado aún del argumento. Viene a ser la continuación de casino Royale, sin entrar en detalles Bond quiere atrapar a la persona que le jodió la vida. Y mientras investiga se topa con una organización que controla muchas cosas, de la que sólo conoce a Dominique Greene, un francés que desea comprar unos terrenos en Bolívia al precio que sea, incluso derrocando el gobierno para poner a un dictador que satisfaga sus peticiones. Este dictador, el General Medrano, asesinó a los padres de Camille (Olga) cuando ella era pequeña, y ahora busca venganza. Vale; soy yo o el argumento es una soberana cagarruta, digna (otra vez) de una peli de Van Damme, que no es más que una excusa para el lucimiento del personaje?

 

 

Espectáculo interpretativo, escolti!

 

Sigamos. La peli tiene cosas buenas, eso no se puede negar; Judi Dench como M es tan implacable y buena actriz como siempre. De hecho, ella y Bond tienen una escena en un hotel bastante divertida (malpensados). Se echa en falta a Q y algún gadget de esos raros, más que nada por costumbre (y porque hace tiempo que no veo a John Cleese en pantalla). Que no salga Moneypenny no es algo tan malo para mí; total, su papel en la saga es bastante prescindible. El malo, un tal Greene, es muy decepcionante; me recuerda a uno de esos malos de las pelis de Van Damme, todos clónicos y sin personalidad propia (aparte de un ligero acento francés). Olga Kurilenko soprende por la importancia de su papel y su buena actuación, contradiciendo el estereotipo de las chicas bond, y me recuerda por qué era la única salvable en Max Payne.

 

Mención aparte para el españolito que aparece en la peli, Fernando Guillén Cuervo. Como siempre que un actor español sale en una peli de Holywood, todas las cadenas se han meado de gusto cantando las bondades de su papel, e incluso lo invitaron a El Hormiguero para que hablara de la película. Y sabéis cuanto rato sale en pantalla? Cinco minutos. Cinco putos minutos divididos en tres escenas: presentación del personaje, trato con el malo y muerte. Y a quién interpreta? A un jefe de policía boliviano. Que dius, para qué cojones cojen a un español para hacer de boliviano? Que incluso le han metido acento hispano, hoygan. Y por si no lo he mencionado, Fernando Guillen tiene un papel de mindundi, y ni siquiera sale en los créditos iniciales (y salen catorce nombres ¬¬)

 

imagen aquí, posible spoiler, el de la derecha

 

Pero me estoy desviando del tema. Como ya he dicho antes, hay varios detalles en la peli que indican que se ha pretendido hacer un Bond más humano, que sea más creíble. Entonces, alguien me puede explicar a qué coño viene la escena final? Un edificio lleno de hidrógeno explotando y dejándolo todo en llamas, y dentro Bond contra Greene y la chica contra el general Medrano? Y todo va explotando y quemando con llamas rojas, que se ve que han echado petróleo para que todo arda, porque el hidrógeno apenas deja llama? Es eso creíble?

 


Bazooka portátil? Catalejo de larga distancia? Implante ocular desfasado?

 

En definitiva, un cambio brusco respecto lo que ha sido Bond durante treinta años. O, desde un punto de vista más radical, la traición a los principios de una saga para hacerla más comercial, o directamente la muerte de Bond tal como lo hemos conocido. No hay espías, hay sicarios de la mafia que te dean una paliza. No hay malo carismático con un objetivo más o menos original, hay un pringao sin carisma porque la peli necesita un malo. No hay un Bond limpio y clásico, hay un bruto con ojos azules y nula expresividad.

 

No es una mala peli, pero que nadie busque en ella a James Bond. Si no estuviera basada en quien esta basada la peli ganaría enteros, porque como peli de accion es entretenida; pero que no me vengan con cuentos, este tío no es Bond.

 


 

Y ya está. Os recomiendo leer ahora esta crítica más positiva (y que me ha robado las visitas por la entrada Crying or Very sad) del compañero LoganKeller, probablemente mejor escrita; luego, comparad, contrastad y quedaos con el que considereis más oportuno. Eso sí, no os olvideis de comentar!

Chau!