Incunables e Infumables – – – HOY: Cine. Descubriendo Nunca Jamás

Uno a veces va al cine casi por inercia, sin saber muy bien lo que va a ver. Te plantas en una sala oscura, te dejas guiar por un presentimiento y escoges una película no por sus actores o la publicidad, sino porque te parece que te gustará.
En estos casos suelen haber dos finales: o la peli es decepcionante o es una joya incalculable. Aquel día de 2004, yo tuve suerte; encontré una joyita, tal vez poco conocida, pero con un valor enorme; una película para soñar y dejarse llevar en un mundo de fantasía. Os presento…

 

Descubriendo Nunca Jamás

 

Título original: Finding Neverland

Dirección: Marc Forster

Reparto: Johnny Depp, Kate Winslet, Julie Christie, Radha Mitchell, Dustin Hoffman

Género: Drama fantástico

Duración: 1 hora 33 minutos

Guión: David Magee, basado en la novela "The man who was Peter Pan" de Allan Knee

Producción: Richard N. Gladstein, Nellie Bellflower
Datos sacados de la butaca.net

 

 

 
(Obligatorio escuchar la música mientras lees Mr. Green) 

 

 

Argumento

 

Inglaterra, finales del s. XIX. James M. Barrie (Johnny Depp) es un dramaturgo de cierto éxito que acaba de estrenar su última obra, un tostón que ha fracasado en público y crítica. El productor de la obra, Charles Frohman (Hoffman), le pide que escriba una nueva obra para no perder el contrato de alquiler del teatro.

 

 

James no encuentra la inspiración para su nueva obra, y intenta encontrarla dando un paseo por el parque. Allí se topa con un grupo de niños que juegan con su madre, Sylvia Llewelyn Davies (Winslet), una viuda pobre que cría con dificultades a sus cuatro hijos. James, que de pequeño se crió casi sin madre porque ella vivía siempre apenada por la muerte de otro hijo, se apiada de Sylvia y se encariña de los cuatro niños, y desde aquel día pasa las tardes entreteniendo con sus relatos y historias de fantasía a Jack, Michael y George. Pero uno de los niños, Peter, lo rechaza porque encuentra absurdas las historias que les cuenta; él no cree en la fantasía.

 


Johnny Depp, con el atuendo típico de la época LMAO

 

James pasa cada vez más tiempo con la familia Llewelyn, lo que no gusta ni a su esposa (Mitchell), que ve peligrar su matrimonio, ni a la abuela de los niños (Christie), que no entiende cómo un hombre adulto puede comportarse de un modo tan infantil. James sólo trata de alegrar la vida de los chicos y de la madre, pero se ve enfrentado a una sociedad que no ve su relación con buenos ojos. Todos estos elementos los usa para escribir la que será su gran obra maestra, un cuento del que quizá hayáis oído hablar: Peter Pan.

 

 

Personajes

 

James Matthew Barrie

wbdepp_narrowweb__200x270.jpg picture by El_Rei_Vax

 

El dramaturgo protagonista de la película. James tuvo una infancia difícil: su hermano murió cuando tan solo tenía ocho años y su madre, apenada, ya nunca volvió a ser la misma, despreocupándose de criar a su otro hijo. Por este motivo James tuvo que madurar muy pronto, y también por eso James nunca dejó de ser un niño, un soñador y amante de los libros que prefería perderse en su imaginación refugiándose en un lugar maravilloso en el que todo es posible, el País de Nunca Jamás.

En el fondo sabe que todo lo que ocurre en la película es ficción, pero prefiere creer que su relación con Sylvia es verdadera a sumirse en la triste realidad. Muy en el fondo sabe que tiene una responsabilidad que afrontar.

 

Sylvia Llewelyn

winslet1.png picture by El_Rei_Vax

 

Hija de una importante noble, Sylvia enviudó hace unos años con cuatro hijos a su cargo y sin suficientes ingresos, por lo que depende económicamente de su madre. A pesar de sus esfuerzos por cuidar a sus hijos no da abasto, y más avanzada la trama sabremos que padece una grave enfermedad pulmonar. Al igual que los niños está encantada con las atenciones de James, al que al principio ve como un buen amigo que luego se transforma en una persona muy importante en su vida, sin llegar a revelarse si mantienen una relación.

 

George, Jack, Peter y Michael Llewelyn

 

 

Los cuatro hijos de Sylvia. George es el mayor y el más responsable, Jack tiene el carácter más rebelde, Michael es el más pequeño y sus hermanos se burlan por ello, y Peter es el niño incrédulo que quiere ser mayor porque piensa que a los mayores no les afectan tanto los problemas de la vida (en su caso, la pérdida del padre). Los cuatro niños quieren mucho a su tío James, y son la principal influencia de éste a la hora de crear Peter Pan.

 

Mary Ansell Barrie

 

 

La esposa de James. Se conocieron cuando ella era una actriz en las obras de su futuro marido. Quiere mucho a James, pero no soporta que prefiera pasar el tiempo con los niños antes que con ella.

 

Emma du Maurier

neverland1.png picture by El_Rei_Vax 

 

Es la madre de Sylvia y la abuela de los chicos. Pertenece a la alta nobleza (conoce a toda la gente a la que merece la pena conocer) y por sus modales refinados no soporta a James y sus chiquilladas. Está decidida a ayudar económicamente a su hija, aún en contra de su voluntad.

 

Charles Frohman

 

El productor de todas las obras de James. Ya sabía que la obra sería un fracaso pero la produjo igual por la amistad que los une, pero a cambio demanda la gran obra que cree que James tiene en mente desde hace tiempo. Cuando descubre de qué tratará piensa que será su ruina; más tarde se ve obligado a reconocer que James es un genio.

 

 

Música

La banda sonora en una peli de fantasía como ésta es muy importante, y lo cierto es que el compositor Jan Kaczmarek la borda: composiciones preciosas, tanto para los momentos divertidos como para los más dramáticos, que ganaron muy merecidamente el Oscar a la mejor Banda Sonora de 2004. La canción de arriba, el tema principal, es sólo el colofón de otras grandes composiciones. Una pequeña muestra:

 

 

 

Opinion personal

 

Esta película, como dice Peter en una secuencia, es mágica. Pensándolo fríamente, no deja de ser un dramón de los que tanto despotrico; pero, dejándonos llevar por las emociones, es una película delicada con una trama bien contada en la que te sumerges en un mundo de fantasía hasta sentirte como James, incapaz de vivir la realidad teniendo una mentira tan bonita. La escena de la representación de la obra en el teatro es magnífica, una secuencia con un giro de la cámara sorprendente que te deja clavado en la silla mientras no puedes evitar soltar un pequeño "ooooooh…".

 

 

Por lo que a mi respecta, esta peli me encanta porque me siento terriblemente identificado con el prota, James; una persona adulta que lleva un niño en su corazón y que en realidad se comporta como tal, negándose a acabar de aceptar la supuesta madurez que se supone viene con la edad adulta. James se resiste a dejar de soñar y a dejar de crear fantasía aún con el riesgo de perder todo lo que tiene en la realidad, y aunque finalmente acepta su responsabilidad como persona adulta vivirá por siempre jamás como un niño en la obra de teatro en la que él es el protagonista: Peter Pan.

 

 

 

La triste historia real

 

James W. Barrie, dramaturgo escocés, conoció a los niños Llewelyn en 1898 por casualidad en el parque mientras paseaba a su perro. Poco después conoció a Sylvia, la madre de los niños, y su marido Arthur. J.M.Barrie desarrolló una relación de amistad con los cinco hijos del matrimonio (en la peli omiten al más joven, Nico). A la muerte del padre en 1907 Barrie se convirtió legalmente en el padrastro de los niños, al tiempo que su esposa Mary lo abandonaba por un censor. En 1910 Sylvia murió de un cáncer de garganta y Barrie se conviritó en la única familia para los cinco chicos, ya mayores. Barrie vivió hasta 1937 y tuvo que presenciar la muerte de dos de sus ahijados: George en 1915, de servicio durante la 1a guerra mundial, y Michael en 1921, ahogado.

 

 

Conclusión

 

Què voleu, para mi es un peliculón como la copa de un pino. De los pocos dramas que evitan caer en la ñoñeria y que a pesar de terminar mal te dejan ese regustillo en la boca de que "todo mejorará". Todo aderezado por una música ganadora de Oscar (y con motivo) y un aura de fantasía que convierten esta peli en la mejor que vi en el lejano año 2004. Si podéis superar mis vuestros prejuicios a los dramas, encontrareis una joyita digna de ser vista, disfrutada y llorada (yo – Crying or Very sad) si conviene. En fin, lo que se dice un:

 

 

INCUNABLE

 

 


Y esto es todo por hoy. Por cierto, cuanto tiempo sin hablar de una peli buena de verdad! Es curioso, uno pierde la costumbre de alabar muy rápido, pero para críticas destructivas siempre tenemos la lengua afilada (y no miro a nadie Very Surprised).

Por cierto, benditas madres; la entrada estaba medio lista a las 14:00, mi superiora me pide el ordi un rato, yo le digo "vale pero no toques nada" y cuando termina a los cinco minutos se empieza a oír esto. RARGH!

PD: Gracias por vuestro apoyo; a pesar de mi ausencia, el blog ya ha llegado a las 10.000 visitas! Podría celebrarlo y tal, pero como tengo poco tiempo p’a redactar prefiero hacer una entrada de blog normal, lo que no quita que os agradezca enormemente vuestras visitas y especialmente vuestros comentarios (y dentro de estos, mis tres comentaristas habituales: muchas gracias, so capullos! Cool).

Chau!