Doble Análisis: Gears of War 1 y 2. De part d’en LoganKeller

A veces, una secuela supera a su juego anterior. Pero en este caso, ha ocurrido algo ligeramente distinto: como podríamos decir que el aprendiz supera al maestro… pero el maestro se guarda unos trucos en la manga, esto es lo que ha pasado con esta franquicia marca de Epic Games. Pasaré a analizar brevemente ambos títulos, mas como una guía rápida para alguien que este pensando en comprarse uno de los 2. Resumiendo brevemente (Sobre 3 Estrellas):

Gears of War 1: Campaña (*), Cooperativo (**), Multijugador (**)

Gears of War 2: Campaña (***), Cooperativo (***), Multijugador (*)

– – – –


Gears of War:

 

 

 

Historia:

Encarnamos a Marcus Fénix (O Dominic Santiago si jugamos en cooperativo) con la intención de… te enteras 3 capítulos mas adelante. Principalmente sacan de la cárcel a Marcus Fénix, que esta allí por… bueno, te enteras si buscas por Internet, y lo sacan porque faltan soldados en tiempos en los que una fuerza ¿alienígena? conocida como "la horda locust" está destrozando sin piedad a la humanidad.

Y ya esta. De la mitad de las cosas te enteras si buscas por Internet. De otras, pues te enteras de casualidad. Pero no importa, porque posiblemente la historia de este juego es la más insulsa que habrás visto en tu historia como jugador. Tanto, que si juegas al Gears of War 2 sin haber jugado a este en su modo campaña, no te perderás nada de la historia (A nivel argumental parece un capítulo extra de una edición del director)

 

 

 

 

Gráficos:

De infarto. Visualmente es brutal… pero con sus peros: Casi nada es destructible, y digo casi nada, porque los sofás o escritorios sí (Aunque sean iguales estés donde estés). El juego da en todo momento la situación de estar en el mismo sitio pero con cambios de texturas para que no se note demasiado. No es que sea lineal, es que todo se parece demasiado a la habitación que dejaste atrás. Y todo tiene ese acabado oxidado postapocalíptico para rematar la faena. No se piden mundos de colorines, pero algo de vistosidad no le hubiese venido mal.

Bonitos, pero más de lo mismo en todo el juego.

Sonido:

Banda sonora olvidable con ningún tema que destaque, aunque los FX sin ser ningún portento cumplen de sobra. Destacar que el juego llega doblado al castellano.

 

Jugabilidad:

 

 

 

 

Ir de A a B matando por el camino y cubriéndose. Si no has vivido en una cueva sabrás que este juego es el causante de que el 90% de los juegos de esta generación implementen un sistema de cobertura, debido al éxito en ventas que ha sido. Y el sistema esta bastante bien para su gameplay. Te puedes cubrir tras cualquier cosa que se te ocurra, y es necesario para poder sobrevivir. Mas incluso en el modo Locura de la campaña, donde 3 tiros bien dados significarán la muerte.

A su vez el juego trae incorporada la motosierra con un rifle de asalto, arma bizarra pero necesaria en más de una ocasión y muy versátil, pese a que en potencia le gana el rifle de asalto Locust. El ataque de la motosierra para los enemigos que lo pueden sufrir es imposible de esquivar una vez ha sido iniciado.

La pega de este juego, es que se nota que ha sido pensado para jugarlo en equipo, y cuando lo jugamos en cooperativo no es problema pero cuando vamos solos en el juego nos damos cuenta de que la IA amiga es inútil como ella sola.

Multijugador:

El modo estrella de este juego. Trae los modos de juego de siempre, Combate contra todos por equipos (Este juego no trae deathmatch individual), Dominación (captura de puntos), Asesinato (Matar al líder del equipo contrario mientras que proteges al líder de tu equipo),… pero pese a ser los modos que traen otros juegos, son bastante estables, sin apenas lag y bastante tácticos (No tanto como se dice, pero si que obliga a no ir demasiado a lo loco). Amén de que las armas están bastante bien compensadas.

 

 

 

 

Conclusión:

Si te gusta el multijugador, mejor píllate este juego. Si por el contrario lo que buscas es un juego para cooperar con amigos o una historia que te atrape, mejor busca el Gears of War 2 u otro título

– – – –

Gears of War 2:

 

 

 

 

Historia:

Comenzamos con Marucs, Ania y Dom, los cuales comentan que la guerra esta muy mal con los Locust atreviéndose a entrar en Jacinto (El último lugar seguro de la humanidad), pero aún así ninguno se rinde y no piensa vender barata su piel. El ataque realizaran Marcus & Cia meses atrás sobre la hondonada Locust no solo no ha hecho mucho daño de forma visible, sino que ha hecho que una enfermedad mortal para los humanos salga a la superficie, y su forma de contagio sea totalmente desconocida.

Tras estos acontecimientos, el presidente Prescott de la CGO decide que la mejor defensa es un buen ataque: Ordena un ataque a gran escala contra la hondonada para encontrar a la Reina de los Locust y poner fin a esta guerra a base de balazos a la misma.

Con este prometedor comienzo, seremos testigos a lo largo del juego de una de las mejores historias de esta generación. Epic Games se tomó en serio aquello de profundizar en la historia y nos presentará personajes humanos, con motivaciones o simplemente carismáticos. Y es que mientras que en el 1º Gears te importaba un carajo si morían o vivían, aquí hasta la Reina de los Locust tiene su aquel. Por no hablar de la historia en sí que recuerda a una buena superproducción de Hollywood de SciFi.

 

 

 

Gráficos:

Epic también tomó nota de que los anteriores escenarios del GOW 1 eran muy repetitivos y en esta entrega tendremos variedad para dar y regalar. Desde bosques hasta cavernas, ningún lugar se nos hará pesado o nos dará la sensación de haberlo visto antes.

Asimismo el nivel de interactividad con los escenarios es mayor, aunque sigue siendo poco efectivo a nivel de lucha. Es decir, al disparar a una columna se deteriorará poco a poco pero no podremos tirarla sobre los enemigos.

Sonido:

 

 

 

 

La banda sonora esta al nivel del juego y se perfila como una de las mejores de esta generación. Temas como Holllow Locust Assault o Dom and Maria son de los más trepidantes y bellos que se pueden escuchar hoy día, y en el juego todo tema casa del diez y está perfectamente pensado para cada situación.

 


Asimismo el doblaje al español se mantiene en el nivel del 1, salvando un pequeño e inexplicable parón que hacen los personajes al mencionar la palabra Locust. Los efectos de sonido se mantienen en el nivel del primero, buenos sin más.

Jugabilidad:

Se repite el esquema del primero pero al haber muchos más tipos de enemigo, más formas de atacar y diferentes tipos de armas que se adaptan a cada jugador la palabra "repetitividad" no asoma por ningún sitio. Amén de que en esta secuela será lo normal verse rodeado por hordas de enemigos que haciendo gala de una correcta IA tratarán de hacernos las cosas difíciles (Aunque a veces se queden quietos con la cabeza ligeramente sacada de la cobertura para que les peguemos el Headshot de turno)

 

 

 

 

Además de su gameplay, con el cooperativo en la historia, tenemos el modo horda en el cual un máximo de 5 personas deberán hacer frente a oleadas de enemigos, aumentando la dificultad según se vayan superando oleadas, hasta llegar a la oleada 50 (La última y más difícil). Cada 10 oleadas, los enemigos se repiten de nuevo hasta las siguientes 10 salvando que les aumenta la precisión, daño o salud. Si tenemos todos los mapas salidos hasta la fecha, es un modo que se puede hacer muy longevo, pero con los mapas iniciales quizá notemos repetitividad a los 3 meses (Aún así es una cantidad de tiempo muy buena)

Multiplayer:

Al catar el multiplayer del GOW 2, uno no deja de preguntarse qué demonios hizo Epic, teniendo ya de antemano un online que, sin ser revolucionario, era perfecto (me refiero al del 1º Gears)

Para empezar, las armas están totalmente descompensadas (Las escopetas matan a media distancia de un tiro, incluso se han visto casos de derribamientos a larga distancia), el lancer hace un daño de risa comparándolo sobre todo con la 1º parte (No verás a nadie en el online con lancer, ya que solo es una opción cuando tienes lag, ppara usar la motosierra y correr por si tienes suerte)

Y es que el lag es una constante en este juego. Pocas partidas habrá jugables y de haberlas, serán porque tú eres el servidor. Esto se debe a que el multijugador tiene el mismo detalle gráfico que la campaña y claro, no todo el mundo tiene conexiones de 20 terabites para soportar tamaña transferencia de datos. Esto se agrava cuando vemos que por salirnos de la partida ya que es injugable, nos quitan 1500 puntos de experiencia (Algo malo si pensamos conseguir logros o simplemente subir de rango) y el posible reporte de parte de los demás usuarios. Además es penoso que para saber si hay lag, el método a emplear sea ver cuánto tarda el disparo de la escopeta en llegar al suelo (No hay forma de enterarse de otra manera)

Por no hablar de chetos. Unas estadísticas salidas recientemente de Xbox live señalaban que en el GOW2 de 10 personas con las que juegues, 5 usarán algún tipo de trampas. Esto se une a la penosa gestión de Epic en este sentido ya que nunca banean a ningún usuario, solo lo amenazan una y otra vez. Y a esto le sumamos glitches en los mapas, donde un martillo del alba te puede reventar estando a cubierto,…

 

 

 

 

Conclusión:

A diferencia del 1º Gears of War, en este juego el modo un jugador y sus opciones cooperativas son la estrella. El multijugador no da la talla al compararlo con su antecesor.

 

 


Gears of War 2 es, para mí, el mejor juego de esta generación. Aunque no estoy de acuerdo con muchas opiniones de esta crítica (por ejemplo, para mí el Online del Gears 2 sólo la caga en el Lag), es la crítica de un compañero y debo respetarla.

 

Y ahora, demos un caluroso aplauso (y cinco estrellas Very Surprised) a LoganKeller por esta comparativa entre dos juegos, cuanto menos, polémicos aquí en Gamefilia, pero que merece ser respetada como lo que es, una opinión de autor.

 

 

Chau!