MENSAJE NAVIDEÑO DE VUESTRA MAJESTAD EL ELECTRODUENDE

Gamefil-Anos del mundo (o como coño os llaméis), me llena de orgullo y satisfacción anunciaros los nuevos cambios que se avecinan en Gamefilia, cambios que sin duda alguna eran esperados por todos vosotros y de seguro serán bien recibidos en esta comunidad. La era del desconcierto ha terminado, ya no volveréis a postear sin saber quien maneja los hilos de este mundo, sintiendo que vuestra existencia navega sin rumbo fijo. Yo me auto proclamo “Rey de Gamefilia de todos los Santos” y os prometo que me serviréis con lealtad y honor hacía mi persona, sobretodo los fines de semana y días festivos.

Y pensaréis… ¡pero que cabrón!… ¡así empezó Franco!… que por cierto, también era pequeñito y cabrón… No, no os equivoquéis, estoy aquí para otorgaros el mejor regalo de Navidad posible… porque como diría  en estas fechas William Wallace (el de Braveheart), podéis quedaros sin turrones, podéis perder las peladillas y hasta la virginidad, pero nadie os quitará… ¡LA LIBERTAD!

Ya esta bien de tanta opresión, de tanta dictadura, se acabaron las restricciones en Gamefilia, nadie os dirá nunca más donde tenéis que alojar vuestros vídeos (a la mierda la supremacía de YOUTUBE), ni habrá limitaciones en el tamaño de la imágenes (¡aunque lo pequeñito mola!, y si no ¡fijaos en mi!, ¡que he llegado a convertirme en rey!), ni que tipo de imágenes subir (a partir de ahora habrá un nuevo formato, el EED, más conocido como formato El ElectroDuende), y podréis subir vuestra música en mp3 sin necesidad de usar servicios web externos y sin pagar un duro por el canon (aquí DEBEIS DE APLAUDIR A LA VEZ QUE OS ARRODILLAIS Y GRITAIS AL UNISONO: ¡NO SOMOS DIGNOS!, ¡NO SOMOS DIGNOS!).

Ya no habrá más BANEOS definitivos, al contrario, habrán ¡DEVANEOS!, blogueros con blogueras, y Logankeller con Ivanete (¡esta iniciativa si que conseguirá que nos “conozcamos” mejor!, y no la gilipingada del “amigo visible” ese, ¡porque invisible en cuando no sabes quién te regala!). Además será obligatorio ir en bolas cual árbol de navidad (estoy hasta las narices, que no tengo, de ser el único que enseña impúdicamente el enchufe). Eso si, quedarán totalmente prohibidos los videos sentimentalistas (nada de videos Logan leyéndote un guión y haciéndole la pelota a tú nuevo Rey), y los intentos de usurpar mi cargo como rey de los blogs serán duramente perseguidos y castigados…

Te has caido con todo el equipo, chaval… las chupipandipandillas serán chupipandiabolidas…

Bajo mi mando quedaran legalizadas cualquier tipo de cereal, droga, religión o culto siempre y cuando tengan una norma que permita los tríos, o que obligue como mínimo a salir con tres chicas a la vez (así que adoradores del pulpo verde a la gallega, el Chulchus ese, absteneos de sacrificar más mujeres, mamones). Ya no habrán más moderadores amenazantes, los látigos serán reemplazados por plumeros (¡esto va por ti Ivanete!, ¡te vas a enterar de lo que es un buen POLVO!… esto… es que en Gamefilia hay mucha mierda) y serán reconvertidos en guapas azafatas al servicio de esta nuestra comunidad (¡esto también va a por ti Ivanete!, vete comprando un set de maquillaje). Además, ningún bloguero será transformado en ornitorrinco sin previo estudio veterinario, y quedará abolido el uso de cavernas o grutas, como la HazardCueva esa, para dar alojamiento a los blog (¡que hay que darle un poco de categoría a esta comunidad, joder!). Por tanto, para evitar esto y la aparición de posibles disputas, se reordenará el espacio bloguero de tal manera que ya no habrán más blog populares en la lista, salvo el mio. Por último, todas vuestras visitas se sumarán al contador de mi blog (es un bajo precio que debéis pagar por haberos salvado el culo de estar bajo el yugo de MeriStation).

Y como muestra de mi generosidad y dedicación a esta comunidad, os permito reducir la ración obligatoria de consumo de uvas en fin de año a seis unidades, para que se os atragante menos el venidero. ¡Hala!, ¡ya podéis adorarme a gusto!.

Vuestro poderosísimo, excelentísimo, majestuoso, y vigoroso (sexualmente hablando) Rey,

El Electroduende de todos los Santos
(aunque vosotros podéis llamarme simplemente AMO)

 
Estos son los blogueros cuyos blogs siguen bajo mi soberania…
 
Zerael

DE BRUCES CON UN ‘AMIGO’ INVISIBLE (PARA M4RK09)

– Despierta? ‘abrelos ojos’? (yo es que siempre he sido muy cinéfilo)

– ¿Do… donde estoy?

– Estas en mi blog…

– ¿Tu blog?… pero… ¿quien eres?

– Soy yo… tu amigo invisible…

– ¿Invisible?… ¡Pero si te estoyviendo gilipollas!, ¡si tienes un cartucho en la cabeza!

– Hmmm… Pues tu amigo anónimo…

– ¿Anónimo?… ¿amigo anónimo?, ¡peroque mierda me estás contando!, ¡no existen los amigos anónimos!

– Vale, vale, me has pillado?, la verdades que te he raptado porque?…

– ¿Raptado?… Ah, ya? seguro que eresalguna chica viciosilla que al verme no ha podido resistirse a mis encantos y?…

– Estooo? para, para, no soy una chica?…

– ¿No?, ¡dios mío!, ¡porque me hashecho tan irresistible!… lo siento, pero no me van los tíos,? ya sabes,? elrollo palito con palito no me va,? yo es que para ciertas cosas soy muytradicional?…

– Relájate?… Te he traído aquí para otracosa?…

– ¿Relajarme?, ¿para otra cosa?, ¡claro!,tú lo que quieres es que me distraiga, y cuando menos me lo espere? ¡zas!, ¡entodo el ojete!… ¡Ni lo sueñes!, ¿qué parte de ‘yo paso de jugar a lasagachaditas contigo’ no entiendes?

– ¡Que sólo quiero información!

– ¿Información?, ¿sólo información?…que pasa? ¿qué no soy lo suficientemente atractivo?… ¡pues que sepas que a milas chicas no paran de decirme cosas por la calle!? ¡y es pasar por delante deuna obra y? ¿qué tipo de información andas buscando?…

– Es que? quiero hacerte un regalo perono sé el que…?

– ¿Un regalo?, ¡haberlo dicho antes!…¿amigo?, ¡tu no eres un amigo!, ¡eres mi HERMANO!… pues mira, lo tienesfácil, ¡regálame una PS3!

– Demasiado caro?…

– ¡Pues una Xbox360!

– Yo buscaba algo más? espiritual?,menos físico,? menos material…?

– ¿Tu te drogas no?, ¿entonces quepiensas regalar esta navidades?… ¿Suspiros?… ¡Estírate un poco y regálameuna Wii!

– No, tiene que ser un regalo que tengarelación con tu blog, con tus gustos personales…?

– Joer, ¿y no era más fácil hacerle unavisita a mi blog y leerte alguna de mis entradas que traerme al tuyo a lafuerza?

– Pues ahora que lo dices?…

– ¡Vaya un amigo ‘invisible’ que estáshecho!? ¿seguro que no quedan suplentes, sustitutos, o similares?, es que teveo algo perdido…

– ¿Perdido?, ¿yo?, ¡pero si loselectroduendes hacemos lo del ‘amigo invisible’ todos los días!… Esto?¿cuáles son tus aficiones?

– Pues aparte de hurgarme la nariz yrascarme el ombligo con frecuencia,? las películas de terror y los videojuegosde Survival Horror?…

– Entonces, creo que ya se queregalarte?, toma…?

– ¡Tio!, ¡pero que coño es eso!

– Un zombie…

– ¿Que?

– Un muerto viviente…

– Si, si, ¡ya sé lo que es un zombiejodido tarado!… ¿pero que coño haces regalándome eso?

– ¿No te gustan los Survival Horror ylas peliculas de terror? Pues, para que lo tengas de mascota… es más bueno…y no veas lo bien que come… se tira directamente a tu yugular…

– ¡Mamonazo!, ¡quítame este bicho deencima!, a mi lo que me gusta es verlos en los videojuegos y las películas, ¡noen la vida real!. ¿No decías que el regalo no iba a ser material?

– Bueno, bueno, tienes razón? tampocote pongas así… no pasa nada, si deben de haber más regalos… ¿que te parecesi te diseño algo para tu blog?

– ¿Se te da bien el dibujo?

– ¿Tu me has visto las manos? ¡Siparece que tengo tres naranjas chinas por dedos!. Yo pensaba en algo conPhotoshop?…

– ¿Fotochop?. Si, si, claro, yo despuésdel Word es lo que más uso…? (NOTA MENTAL: Tengo que buscar que es ‘Fotochop’ en la Wikipedia)…

– Un momento?… una capa por allí, unatransparencia por allá, clonó esto, pego aquello y… ¡ya está!… ¿que teparece?

Pues que eres un pedazo de…

– …’de artista’. Ya lo sé, no esnecesario que digas nada, es que a los duendes precisamente vena artística nonos falta…

– Pues yo iba a decir más bien ‘PEDAZO DEINUTIL’. Yo no sé si no te hará falta vena artística, pero lo que es gafas,bastante. ¡FALLEN!, ¡el nombre de mi blog es FALLEN!, ¡y no FOLLEN!, así quehaz el favor de quitarme esa imagen de fondo con Nacho Vidal agarrándose labanana…

– Joer, que sensible te pones con eltema de las bananas… digo, de las vocales… que más dará una u otra…además, si así te aseguras muchas visitas femeninas… pero tu mismo… edito,modifico el texto y listo… ¿qué tal ahora?…

PD: Ojalá no te moleste la libertad que me he tomadopara hacer un diseño a tu blog quetuviera tus películas favoritas como motivo principal. Entre el trabajo y mi duendecilla no he tenido tiempo para más, peroestoy muy contento con el resultado. Aunar ‘El amanecer de los muertos’ (a laizquierda), con ‘Saw’ (arriba) y ‘Viernes 13’ (a la derecha), no es tareafácil, y como el nombre de tu blog y la temática me recordaba a los ángelescaídos, los ángeles negros, he puesto sombras negras con forma de plumas. Mildisculpas si no he acertado, pero lo he hecho con toda la ilusión y la buenaintención del mundo.

Esperando que te haya gustado estaentrada y mi ‘regalo’, se despide tu ‘amigo invisible’. Un abrazo electrizante y¡Felices Fiestas!.

El Electroduende

Banner

Skin

Fondo

RETROJOYAS: SUPER PARODIUS

Bienvenidos una vez más a la sección RETROJOYAS con ‘J’, donde si no te gusta lo analizado, te mandamos directamente a la HazardCueva.

Los espráis y los venenos, junto con los shooters de naves espaciales, son las únicas cosas en este mundo a las que podemos catalogar de mata algo’ sin que nadie se escandalice por ello, ya que no existe nada que moleste y asuste más a los humanos que los insectos, las ratas, y los marcianos (escuchar el último CD de Raphael no cuenta). Y como en casa podemos desahogarnos a gusto pulverizando a costa del ozono dichos espráis sobre esas ‘bellas» criaturas de la naturaleza conocidas como ‘cucarachas, debemos de conformarnos con eliminar a los alienígenas haciendo uso de un mando y un monitor.

Por desgracia ‘mata marcianos hay tantos como pelos tengo yo en el cu? pues eso, que hay muchos, y sin embargo sólo unos pocos son capaces de diferenciarse del resto (me refiero a los ‘mata marcianos, no a mis pelos). El juego del que voy a hablaros consigue esto y mucho más, ya que puede permitirse el lujo de reírse directamente a la cara de los juegos más famosos y comerciales, los auténticos pesos pesados de este mundillo (como ‘Gradius Clay o ‘Salamander Foreman). Porque seamos ‘serius’ (si es que uno puede serlo hablando de este título), Super Parodius o Parodius Da! es un matamarcianos en toda regla que destaca no por un acabado técnico excepcional (que lo tiene), sino por ser el único que consigue llevar la diversión más allá del terreno jugable. Y es que en un momento en el que los Shmups de corte espacial parecían haberse estancado, Konami supo dar un soplo de aire fresco (y mentolado) al género parodiándose a si misma al caricaturizar su videojuego más carismático. Así pues, resulta imposible no reconocer que bajo la fachada humorística de este título se oculta un Gradius a todos los niveles, con sus virtudes y sus defectos, aunque nunca ponerse a los mandos de una nave resultó tan divertido.

A ver si resulta que Obelix estaba equivocado y los únicos que están locos no son los romanos, porque para diseñar un juego como este previamente hay que esnifar mucho pegamento?

Vale que con la previsibilidad y reiteración argumental de los mata marcianos ya uno se muere de risa, pero en esta obra la historia raya lo absurdo. La culpa la tiene la 2 y sus documentales, que continuamente nos recuerdan que la simpatía y ternura de los pingüinos es directamente proporcional a su torpeza para andar por tierra. Por suerte yo he leído comics, y si para algo me ha servido, aparte de para mermar económicamente la fortuna familiar, es para advertirme que estos ‘cariñosos’ seres de la Antártida son realmente unos cabrones, y si no preguntádselo a Batman, que es hablarle de ‘El Pingüino y se pone de una ‘batimalaostia’ que no veas. El caso es que aquí los pingüinos han conquistado la galaxia (empezaron participando en Madagascar y mira hasta donde han conseguido llegar) con la ayuda de un pulpo gigante, pero afortunadamente contamos con la presencia de un pingüino renegado, un pulpo volador, una nave con vida propia, y otra pilotada por un humano, más conocidos a la hora de comer en casa como Pentarou (de Antartic/Penguin Adventure), Octopus o Takosuke, WinBee (de Pop’n Twinbee), y VicViper (de Gradius), para devolver la paz al Universo.

Gráficamente el juego destaca visualmente al compararlo con otros títulos de este estilo, ya que junto a los efectos del Modo7 a los que Konami nos tiene acostumbrados en la máquina de Nintendo, y que aparecen en momentos puntuales o en los enfrentamientos con algunos jefes finales, el juego luce un colorido alegre inusual en el género que ayuda a dotar al titulo del carácter cómico y desenfadado que necesita. Pero extrañamente esto no es lo más destacable en este aspecto, pues lo verdaderamente impactante es el cariño y la gracia con los que se ha realizado todo el trabajo artístico del juego. El diseño de los enemigos es hilarante, pollos, gatos, cerdos, pingüinos, jeringuillas, y moais, son sólo algunas muestras de lo que nos vamos a encontrar a nuestro paso, y la risa que provocan suele ser directamente proporcional a su tamaño en pantalla. Por otro lado, los enemigos final de fase, y subjefes de mitad de nivel, son enormes y tampoco pierden un ápice de originalidad, águilas americanas (dicen las malas lenguas que fue uno de los motivos por el cual el juego sólo fue lanzado en Europa), pájaros napoleónicos, cerdos luchadores de sumo, pulpos gigantes, y hasta señoritas de buen ver, conseguirán hacérnoslas pasar canutas mientras nos reímos a carcajada limpia (puestos a morir al menos que sea de un ataque de risa).

Super Parodius es el único título en el que jugar impunemente bajo el tanga de una chica está permitido? Eso si, sus piernas son tan esculturales como letales?

El apartado sonoro también alcanza un gran nivel, y es un deleite escuchar como se han rescatado un buen puñado de reconocidas piezas de la música clásica (lo que se han ahorrado en compositores, que si Strauss, Beethoven, Bizet, Rossini, Offenbach, Wagner, Mendelssohn, Brahms, Grieg e incluso Tchaikovsky) y los Gradius anteriores para versionarlas con el mismo estilo frenético y desvergonzado que impregna el resto del juego. Los efectos de sonido son soberbios y a la altura de lo que nos tiene acostumbrados el chip sonoro de la SNES, con divertidas voces que acompañan perfectamente la acción que se desarrolla en pantalla, y una gran cantidad de sonidos de calidad para los disparos y las explosiones.

La jugabilidad, como no podía ser de otra manera, se encuentra totalmente influenciada por los clásicos que versiona, lo cual se refleja directamente tanto en su dificultad como en el desarrollo de la acción. Y es que desafortunadamente Super Parodius mantiene el estilo de checkpoints que penaliza al jugador obligándolo a retroceder y continuar los niveles desde unos puntos predeterminados cuando la nave es derribada (es como si a Rambo cada vez que le hubieran pegado un tiro hubiera tenido que rebobinar hacia atrás la cinta VHS).

Para cerdadas la de este cerdo jefe final de fase? Aunque parezca que va a tirarse un pedo, realmente va a por ti?

El sistema de mejora de la nave sigue también la pauta del juego al que da homenaje (Gradius + Parody = Parodius. ¡Qué original!, ¿no?), ya que cada uno de nuestros cuatro héroes tiene una lista de armamento extra con un coste determinado de ‘Power Ups, los cuales son liberados por ciertos enemigos cuando son eliminados. Existen tres formas de activar dichas mejoras, de forma manual por el jugador, automática por la máquina, o aleatoria (y que sea lo que Dios y la ruleta quieran). Muchos de estos armamentos son exclusivos de cada héroe y por tanto no están disponibles para el resto, por lo que no basta con escoger a tu personaje favorito, sino aquel cuyas habilidades mejor se adapten a tus preferencias de juego. Por ejemplo, Pentarou tiene misiles torpedo, doble tiro, y láser expansivo como en Gradius III, Takosuke misiles dobles y laser expansivo como en Salamander, Win Bee misiles verticales y láser triple como en Pop’n Twinbee, y Vic Viper misiles terrestres, misiles dobles, y láser, como en Gradius I.

Por si esta capacidad de ataque no fuera lo suficientemente atractiva y divertida, el juego también incorpora el sistema de campanas de Pop’n Twinbee, con el cual adquirimos una serie de mejoras armamentísticas al recoger las campanas flotantes que aparecen a lo largo de las fases y que cambian de color cual camaleón cabreado al recibir nuestros disparos. Las campanas amarillas simplemente añadirán puntos a nuestro marcador, la azul nos proporcionará una bomba inteligente, la verde nos la pondrá dura y grande (me refiero a que duplicará el tamaño de nuestra nave y nos hará invencible durante un breve lapso de tiempo), la roja nos añadirá a lo Austin Powers un ‘miniyo alrededor de nuestra nave que repetirá todas nuestras acciones, y la plateada simplemente hará que nos revolquemos no con la vecina, sino de risa, ya que nos dotará del más mortal de los ataques, un megáfono con el que aniquilar a nuestros enemigos a través de frases tan absurdas como ‘Depilarse es aburrido.

Si, ‘depilarse es aburrido’, pero eso es porque no lo has hecho jugando a este Super Parodius y haciéndote la depilación con pinzas?

Los nueve niveles de juego inspirados en una cueva pirata, un circo, un cementerio, Las Vegas, y otras locuras varias, también mantienen cierto parecido con la saga original de Konami, ya que son extensos, cuentan con un diseño similar, y a partir del segundo nivel su dificultad aumenta de forma considerable. En está versión para SNES, la segunda de la saga tras el primer Parodius de MSX, se recogen los niveles de la maquina árcade original y se incluye uno nuevo verdaderamente hilarante basado en un baño público. Y aunque su duración pueda parecer corta, siempre os quedarán los diferentes grados de dificultad, finalizarlo con cada uno de los cuatro héroes, el juego para dos jugadores, y el modo Lollipop que, aunque suene a chupachups de cola, esconde realmente un reto basado en los Time Attack donde el jugador tiene que completar los niveles en el menor tiempo posible, eso sí, sin la presencia de los jefes finales.

Resumiendo, Parodius es la diversión echa juego, uno de los mejores matamarcianos que existen, y que incluso llega a superar a su maestro Gradius (cría padawans y te sacarán la espada láser) por la forma tan original de representar la acción en pantalla. Un juego que no debes perder la ocasión de probar seas fanático o no de este tipo de títulos, pues te sorprenderá sin duda, y logrará hacerte esbozar una sonrisa en más de una ocasión.

PD: Existe actualmente una versión para PSP llamada Parodius Portable que recopila los cinco títulos de esta gran saga, incluyendo el original ‘Sexy Parodius de la Saturn (el cual promete la misma diversión y acción del resto pero con el añadido de tener que enfrentarnos siempre a unas atractivas jefes finales). Simplemente imprescindible.

Si piensas que por este ‘jefe’ de final de fase merece la pena perder la vida, es porque no le has visto el culo? Pero para eso tendrás que buscarla en el Sexy Parodius?

Y RECUERDA, porque algún día te puede pasar a ti también? ¡¡¡LIBERTAD PARA LOS ORNITORRINCOS!!!

El electroduende te enseña, el electroduende entretiene, y yo te digo contento, ¡hasta la retrojoya que viene!

¿HAY VIDA DESPUES DE INTERNET?

Hoy me he levantado a lo LoganKeller (con la tienda de acampada bien montada y alzada), y me he puesto a reflexionar a lo LoganKeller (es lo que tiene el jugar tanto a los shooters tácticos, que reflexionas mucho), mientras me dirigía al trabajo con muchas prisas y un sueño de tres pares de narices. Sé que por naturaleza las narices no duermen, pero aquí ‘tres pares de narices’ significa ‘un montón’, y aunque no conozco de quien son esas seis narices ni sus dimensiones, supongo que serán tan prominentes y llamativas como las de Barbara Streisand, Rossy de Palma, Gerard Depardieu, Quique San Francisco, Santi Millán, y hasta la del Príncipe Felipe si hace falta.

El caso es que sólo pensaba en que no me había dado tiempo de encender el ordenador, meterme en mi correo, leer las noticias, y… y entonces me di cuenta de una cosa, ¿qué le había pasado a mi vida?, ¿en que duende me había convertido?.

Antes cuando llegábamos a casa lo primero que hacíamos era encender la televisión porque nos hacía ‘compañía’, como si por el hecho de oírla ‘hablar’ ya la convirtiera en persona. Supongo que este es el mismo motivo por el cual mucha gente se piensa que puede dejarla encargada al cuidado de sus hijos y de su educación, porque la dichosa caja ‘habla’ y los mantiene entretenidos, y por lo visto ese es el único requisito para ser un buen educador. Sin embargo, yo nada más llegar a casa me conecto a Internet, y veo como van mis descargas de torrent (todas legales por supuesto, si es que aún queda algo legal por poder bajarse de una red P2P), y mientras la gente ve las noticias por televisión yo prefiero buscar por mi mismo la información en los diarios digitales, y durante el fin de semana en vez de comprarme un diario deportivo visito un portal web especializado en deportes. Hasta escucho la radio a través de Internet, porque por no tener, ya no tengo ni radio en casa.

Todo el mundo tiene hoy en día su espacio en la red de redes. Yo mismo dispongo de este blog, pero es que todo dios, todo ser vivo que se precie, ha de tener un blog. Definitivamente, si no tienes uno, no eres persona o duende. Un blog viene a ser lo que antaño se conocía como un diario, con la excepción de que antes la persona que escribía el diario era tratada como un bicho raro al que normalmente no le hacía gracia que nadie leyera lo que había escrito, y ahora es completamente al revés, si no tienes un diario en Internet eres un ser extraño, y si no te lo lee nadie directamente es como si dejaras de existir. Los hay incluso acaparadores, de esos que tienen hasta cuatro, como si con uno no fuera bastante. Uno dedicado a la familia, dos a sus aficiones, y otro sencillamente por tener un sitio donde colgar todas las cosas que a diario le llegan a su dirección de correo o lo que va encontrando por internet.

– ¿Oye has visto las fotos de mi niño con diarrea? – le dice al compañero de trabajo

– No… últimamente no me paso mucho por tu blog – contesta mientras piensa que enterarse de la vida familiar de otro es tan interesante y agradable como pedirle a alguien que te cuente cuantos pelos tienes en el culo.

– ¡Pues tienes que verlas!. ¡Son impresionantes!. Sólo se ve una gran mancha marrón y el blanco de los ojos de la criatura.

Y aunque aún recibo por correo alguna que otra tarjeta navideña o felicitación en momentos puntuales, lo cierto es que ya nadie me envía una postal ni escribo cartas a mano a amigos y familiares lejanos, porque tengo e-mail. Recuerdo los montones de papel arrugados en forma de pelota que se acumulaban en una papelera, mientras me empeñaba en escribir con buena letra y con la ayuda de un ‘bic’ cristal (escribe normal) las palabras exactas y adecuadas que reflejaban lo que quería expresar. Ahora hago un ‘Reply’ o ‘Responder’ a mis correos y, dependiendo del tiempo que tenga disponible, decido si escribo con ‘k’ en vez de usar ‘qu’, o si uso símbolos y evito utilizar vocales porque ‘ttal, s va a ntender =’. Y lo peor de todo, se ha perdido el olor a cartón impregnado por el paso del tiempo que desprenden las viejas postales, porque hoy en día todo el mundo tiene un Fotolog o te envía un millar de fotos y videos de su viaje a través del correo electrónico.

Hablando de videos, antes las imágenes obtenidas con la videocámara que habían dejado los reyes quedaban relegadas al entorno familiar para desgracia de amigos y familiares que tenían que ‘tragarse’ infumables horas y horas de grabación de bautizos, comuniones, bodas y cumpleaños. Como mucho, si había algo divertido o accidentado en alguno de esos eventos se enviaba a la televisión con el fin de ganar un dinerillo extra para a través de su emisión televisiva poder pagar la siguiente celebración. Pero hoy en día, móvil con cámara en mano, cualquier gilipollada es digna de hacerse pública de forma desinteresada, porque todo el mundo tiene acceso al portal web de videos Youtube.

– ¡Mira!, ¡que el niño se ha atragantado con la papilla y se está poniendo azul!

– ¡Que simpático el jodio!, ¡mira que cara de angustia pone!. ¡Que monada!.

– Espera, no lo ayudes todavía que voy a buscar el móvil para grabarlo y que los abuelos puedan verlo a través del Youtube.

Pero es que hasta las reuniones han dejado de ser lo que eran. Ya pocos se encuentran en la esquina del Multicine o del Centro Comercial cercano, ahora todo el mundo antes de quedar en un sitio físico queda antes por Internet, porque se pueden ver y oír a las personas y ¡además se puede enviar mensajes, emoticoños (los emoticoños son como los emoticonos pero cuando uno ve la imagen no sabe que coño significa), y zumbidos a la vez!. Y es que si para algo se ha inventado el Messenger y el Skype es para contactar con todo bicho viviente (duendes incluidos) sin tener que salir de casa al módico precio de cero euros, o sea, ‘by the face’. Claro que es divertido quedar con los amigos para cogerte una tranca tremenda y regresar a tu casa despidiéndote de todos ellos con un ‘calvo’, pero donde esté el Messenger y su videollamada, que se quite lo demás, porque ahora, además de enseñar el culo, puedo pellizcarme los pezones, y hasta agarrarme los bajos a lo Michael Jackson sin necesidad de beber ni de coger frío en el exterior, con la mejora para la salud que ello conlleva (¡a ver quien se atreve ahora a invitarme a otra MSN quedada!).

El lado oscuro de Internet ha calado hasta en los videojugadores ya que no se concibe que pueda salir un buen título al mercado sin que este tenga un modo multijugador a través de Internet, lo que se conoce como modo online.

– Oye, que ha salido un ‘Solitario’ de cartas para la DS que es la bomba y…

– Ya, pero no tiene online…

– ¡Pero si es un ‘Solitario’!

– Ya pero sin online pierde bastante…

Y a veces no es que haga falta el uso de Internet para poder jugar varias personas a un mismo título, es que en un alarde por rizar el ‘rizo’ no se puede jugar ni el modo de campaña individual si previamente uno no ha ‘activado’ el juego a través de la red.

– ¡Ja, ja, ja, ja!. ¡Me he comprado un Pentium VI con cuatro núcleos y 20 Gigas de memoria, con una tarjeta gráfica de 2 gigas!. Por fin voy a poder jugar esta noche al Bioshock en mi ordenador!

– ¿Ya lo has activado a través de Internet?

– ¿Internet?. ¡si no tengo!. ¿Para que necesito yo Internet?.

– Estooo… bueno al menos, con ese pedazo de equipo, seguro que esta noche puedes enviciarte con unas partidillas al buscaminas.

Y como dos párrafos arriba he dicho ‘rizo’, aprovecho para ganarme unos eurillos diciendo que para rizos yo uso ‘Elvive’ de L’Oreal porque ‘yo lo valgo’, aunque con permiso de Rapsodos (más conocido como Rapsodas por el corrector ortográfico del Word) tengo que aclarar una cosa que no es el pelo, y es que tengo el cabello más liso que el pecho de la Natalie Portman.

Aunque para lado oscuro de Internet, la piratería. Antes, en cada pueblo había una persona anónima a la que le tocaba vivir como el ejemplo de algún comportamiento negativo, y a la que le recordaban de por vida su pertenencia a dicha localidad. Al borracho le llamaban ‘el borracho del pueblo’, al tonto ‘el tonto del pueblo’, al salido ‘el salido del pueblo’, y al que comerciaba con copias ilegales de juegos ‘el top manta del pueblo’. Era normalmente un adulto en cuyo poder obraban miles y miles de copias piratas de juegos en diskette y en floppy (como una biblioteca multimedia itinerante clandestina), y que se jactaba de la enorme cantidad de títulos de los que disponía entregándote un listado para que eligieras los juegos que querías que te copiara a un módico precio. Y tu te preguntabas, ¿de dónde sacará este tío tanto juego?. Ni idea, pero si me hubiera ocurrido esto a día de hoy, lo tendría mucho más claro, de Internet. Y es que gracias a que la gente es tan previsora y utiliza copias de seguridad para no dañar sus originales (deben de pensar que en vez de una consola ha adquirido una destructora de papel multimedia), y a que por despiste se las dejan extraviadas por la red, todo el mundo tiene un montón de juegos para no estropear un original que ni siquiera ha comprado. Y es que daba vergüenza enriquecer a alguien a costa de adquirir juegos piratas, por eso ahora descargamos copias de seguridad anónimamente y gratis través de la red, porque así no pasamos vergüenza y es ‘legal’ y todo. Vivir para ver.

Y no me olvido de los pajiller… de los que disfrutan frotándose el… de esos que… ¡Vale!, que ya no hay pedirle a nadie que te preste una revista guarra, porque como se la compres al quiosquero del barrio se va a enterar de lo que has hecho hasta la mano que no usas para tus momentos de intimidad. O ir al videoclub y entrar en un cuartito con una cortina roja tras la cual se esconde todo un mundo de tetas, culos, y p… porque ahora te conectas a cualquier página de descargas en internet y ya te sale una ventana emergente con una tía buenísima que está más caliente que el churro de Rocco Sifredi y que, aunque parece rusa, casualmente vive en tu pueblo y está deseosa de que comiences una videollamada. Eso por no hablar de la época dorada del emule, cuando si no previsualizabas las películas que te bajabas podías con toda facilidad ver como el último estreno de Silvester Stallone que anunciaban en los cines se había convertido inexplicablemente en una especie de ‘Sodoma y Gomorra’ donde el protagonista no disparaba balas precisamente con su pistola.

Y es que sin Internet no tendríamos muchas de las cosas de las que hoy disfrutamos porque gracias a su globalización ya podemos adquirir directamente cosas que en la vida podríamos conseguir en nuestros paises. ¡Ya podemos importar juegos!. Nos quejamos porque no vienen traducidos del inglés al español, pero no nos importa traerlos en japonés, a eso se le llama coleccionismo cuando lo haces por afición, ‘olé, tus huevos’ cuando lo haces por curiosidad, y ‘pero que mierda es esto’ cuando lo haces por desconocimiento. De hecho ya ni vamos al rastro porque si queremos comprar la mierda que nadie quiere siempre podemos recurrir a ebay para adquirir la única copia que se consiguió vender de ‘Superman’ para la N64, y hasta una costra de caspa de la rodilla de alguien que se dio una ostia patinando y que jura que tiene la forma de la cara de Crash Bandicoot.

– Anuncio en Ebay: Vendo consola SNES en perfecto ‘estado’

– Correo1: Oiga que he ganado la subasta y me ha llegado el susodicho artículo y está echo una mierda. Exijo que me retorne el importe abonado.

– Correo2: Negativo. El anuncio decía explícitamente que la consola estaba en perfecto ‘estado’, haciendo referencia claramente a un perfecto ‘estado’ de deterioro.

La verdad es que no sé si me ha quedado una entrada combativa a lo LegoKiller, o filosófica a lo Cereal sin leche, pero el caso es que tras preguntarme ‘¿hay vida después de Internet?’, la conclusión a la que he llegado es que, haberla hayla, aunque no demasiado. Porque muchos de nosotros tanto personalmente como laboralmente pasamos muchas horas usando un ordenador conectado a eso que los más viejos del lugar conocen como ‘el interné’, aunque por suerte son otros compromisos sociales y profesionales los que evitan el que llegue a dominar por completo nuestra existencia. No obstante, lo que si es cierto es que yo no puedo concebir ya un mundo sin esta red de redes, la cual ha contribuido tanto a la globalización como a encerrarnos en nosotros mismos, y a fomentar tanto el derecho de la información como a ensalzar nuestra capacidad para la desinformación.

 

¿Y vosotros que opináis?, ¿Creéis que existe vida después de Internet?

 

– Manda un comentario con el asunto ‘INTERNE MOLA’ si piensas que Dios hizo el mundo en siete días y en el último descansó para poder revisar su correo electrónico

– Manda un comentario con el asunto ‘INTERNE BOLA’ si prefieres rascarte los ovarios o los cataplines antes que conectarte a la red de redes y no sabes que coño haces leyendo este blog

– Manda un comentario con el asunto ‘PUTODUENDEDELOSCOJONES’ si opinas que todo lo que he dicho es cierto y te acabas de dar cuenta de que necesitas tener un poco menos de vida ‘virtual’

– Manda un comentario con el asunto ‘PASAPALABRA’ si te ha entrado sueño después de haber leído este tocho, si no has podido leerte todo este ‘ladrillo’, o simplemente no sabes que decir u opinar

 

¡¡¡ NOS VEMOS EN LA RED !!!, ¡¡¡ SALUDOS ELECTRIZANTES !!!

CARTA A LOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos de Oriente, este año no he sido malo, más que nada porque no he tenido tiempo o no me han dejado. Por tanto, sea por el motivo que sea, exijo mi cuota anual de regalos derivada de mi buena conducta y no me andéis jodiendo con eso de que no soy humano, o que no les enviáis regalos a los duendes porque trabajan para vuestra competencia (el dichoso Papa Noel).
No obstante, si no os bajáis del burro (en este caso del camello) y continuáis con vuestra actitud discriminatoria ante los duendes (lo pagareis caro cabrones, ya os cortaré la luz de la estrella que os guía o algo parecido), al menos aceptad esta lista de regalos para la gente que me ha recibido con los brazos abiertos y ha conseguido que en la comunidad bloggera de Gamefilia me sienta como en mi propia casa.

a Rikkuinthemiddle, un zombie bien completito (con su sangre, su ojo colgando, sus vísceras, un diente si y otro no, etc) y una pistola Beretta de 9mm para que se pueda desahogar a gusto con él (a disparos me refiero).
a LoganKeller, muchos libros, películas y juegos para que no pare de postear sus tan bien recibidas y argumentadas opiniones personales. También os rogaría que le pasarais su colección de películas VHS a DVD, y plastificarais su colección de revistas guarras, aunque esto último os lo dejo a vuestra voluntad.
a Shaiyia, como sé que el curro le saldrá tarde o temprano, os pido un bot que se parezca a ella para que así no tenga que dar un palo al agua cuando lo tenga (algo así como lo que hace ella en gamefilia o la mayoría de los funcionarios de este país).
a Franchuzas, una montaña de juegos y máquinas retros para que siga escribiendo análisis hasta que se le borren las letras de su teclado o sus huellas dactilares (lo que ocurra primero). Ah, y por favor, mandad a alguien para que le que enseñe como ‘pinchar’ la conexión WIFI de su vecino en condiciones.
a Zerael, un montón de juegos INDIgentes y desconocidos. Si además os da por añadir la edición coleccionista de THE CAVE HISTORY y el juego I WANNA BE THE GUY con un látigo de cuero a juego, creo que hasta se tatuará vuestros nombres en la nalga derecha.
a Primus Rainstar, un montón de animes y OVAs para que continúe sorprendiéndonos con su conocimiento en la materia, y a Jenny McCarthy, aunque sólo sea durante un ratito para que le explique en ‘profundidad’ y ‘detenimiento’ todos sus entresijos y los del Red Alert 3.
a Rapsodos, ya que venís de Jerusalén donde nació Jesús y la israelí Natalie Hershlag, más conocida como Natalie Portman, pues una hermana gemela de ésta o al menos un clon para que Rapsodos pueda jugar en modo ‘cooperativo’.
a Desmodius, mucho tiempo libre para que siga sorprendiéndonos con historias tan buenas y con su enorme elenco de personajes. A vuestro parecer os dejo la opción de crearle una línea de merchandising con todos los demonios que aparecen a lo largo de su excelente relato ‘Cazadores de Sombras’.
a JMVBOK, un solar enorme con una nave industrial donde pueda almacenar sus reliquias sin necesidad de encontrarse con alguna de ellas cuando abra la tapa del inodoro de su casa, o dentro de un bote de colacao.
a Arckanoid, un bote gigante de crema desmaquillante, ya que no controla, y cuando se disfraza se pinta hasta la punta del capu… pues eso, que se pinta completo. Y una espada láser decente, al menos como la de Nacho Vidal.
a Ellolo17, un kit de programación todo en uno Point and click para que termine todas esas ideas jugables que continuamente se le pasan por la cabeza, y un montón de imágenes y videos de Youtube para que continúe adornando sus entradas y comentarios.
A Luis_NO_XBOX, un diseño definitivo para su blog (es que como siga cambiándolo tan a menudo, no lo va a reconocer ni él cuando entre) y cien mil visitas y unas cuantas chicas playboy para que siga celebrando esas fiestas que tanto le gusta organizar en su blog.
a Morgennes, una pluma. Opcionalmente no estaría de más regalarle un sonotone o unas gafas para ver de cerca, porque de ‘Morgennes escucha, queremos chicas en la ducha’ el entendió ‘Morgennes escucha, mata a una chica en una lucha’.
a Apohell, ya que no quiere el Wiifit, traedle un perro asesino a su vecino para que nada más verlo salir de casa lo persiga, eche a correr, y no le de tiempo ni de subir al coche (que conste que lo hago por su bien, que él quiere hacer ejercicio).
a rkqytrsqlt, un nick más sencillo (que no tenga que ver con el password de un juego de gameboy) y un montón de películas gore de la antiguas (tipo ‘reanimator’), donde los efectos por ordenador solo se usaban para las letras de los créditos finales.
a John Carca, un chorizo bien grande y alguna mierda de juego para que se desfogue despotricando de él durante meses. Y enviadle al cobrador del frac o al que va disfrazado de La Pantera Rosa para que le ayuden en su ardua tarea de que las distribuidoras le devuelvan el dinero gastado en juegos pésimos.
a Ivanete84, el planeta Tierra entero, para que lo cuide con el mismo cariño y ternura con los que a menudo nos muestra la naturaleza. Eso sí, traedle también una katana porque bajo esas gafas de sol se esconde un moderador implacable (y una resaca tan grande como la po… de un burro).
a Auric Goldfinger, todos los juegos de la saga Final Fantasy para que los termine (como hizo con el quinto) y nos explique como. Y si es posible, preparadle también un enfrentamiento en privado con Sephirot, que este chico esta muy curtido y seguro disfruta dándole una paliza.
a Suekeruna, una tableta digitalizadora gigante y muchísimo tiempo libre para que nos dibuje nuestras vidas, nuestras entradas, nuestros blogs, nuestros relatos, en lo que se convierte en una ilustradora de fama mundial.
a Carne Rancia, un sombrerito nuevo tipo Panama para que deje descansar tranquila de una vez a la pieza más versátil del tetris, y un nombre absurdo para su blog, que no se le ha ocurrido ninguno desde que lo abrió y nos tiene a todos en ascuas.
a F1 Borja, el salario de un mes de Fernando Alonso o Hamilton, o un circuito de Kart privado y un clon de Mario para que pueda pegarse piques, o que sustituya al calvo ese de la Formula Uno de Telecinco, que el mundo de las noticias a través de un blog se le está quedando pequeño.
Y para el resto de usuarios de Gamefilia que a buen seguro se me quedan en el tintero, ¡mil disculpas!, un montón de buenos momentos a lo largo de estos próximos 365 días, y mucho tiempo para que sigan posteando en esta gran comunidad.
Como veis, no soy nada egoísta ni material, ya que siempre pienso más en los demás que en mi mismo. Eso sí, si me dejáis por casa todo el catálogo de juegos de la 360, de la PS3, y de la WII (no hace falta que repitáis los títulos que son multiplataforma), os juro que hago una entrada cagándome en la madre que parió a Papa Noel, y os pongo un altar en casa para adoraros todos los días del año.
PD: A ver si os modernizáis y dejáis de regalarle porquerías al niño. Dejaos de oro, incienso y mirra, y dadle por fin una Nintendo DS en condiciones, que ya va siendo hora…
¡¡¡UN ABRAZO Y FELICES FIESTAS!!!

MEMORIAS DE UN ERIZO

A continuación os dejo el texto integro del email que he recibido por parte de un conocido y popular personaje de los videojuegos, que desvela la verdad que se oculta bajo una carrera plagada de fama, éxito, y grandes decepciones. Por razones obvias, he utilizado otro nombre completamente distinto al original para poder mantener su identidad bajo el anonimato.
“Querido Electroduende,
Me he tomado la libertad y he tenido la valentía de contactar contigo ya que perteneces a una comunidad bloggera enfocada sobretodo a la industria que durante tantos años me ha estado exprimiendo cual naranja valenciana, y porque de todos los que participan en ella, eres el único ser que como yo no es humano (a no ser que realmente seas un chino enano muy amarillo con pinta de duende).Nací en el seno de una familia de erizos muy humilde, tan humilde, tan humilde, que nos ganábamos la vida vendiendo nuestras púas como palillos de dientes. No obstante, a pesar de nuestra pobreza, siempre fuimos una familia muy unida, aunque al estar tan cerca los unos de los otros nos pinchábamos bastante. Mi infancia fue muy jodida, ya que mientras a mis compañeros de clase se les pegaban las sábanas, yo me quedaba enclavado directamente en el colchón, y llegaba tarde a todas partes, por eso me aficioné a correr detrás de las líneas de transporte públicas hasta convertirme sin quererlo en el erizo más veloz del planeta. Mi adolescencia no fue mejor, mientras mis amigos bailaban con sus novias el ‘Bailar Pegados’ de Sergio Dalma yo tenía que hacer de DJ para ellos ya que todas mis parejas acababan en urgencias o insatisfechas, ya que mi rapidez también se extendía al ámbito sexual volviéndome un erizo muy ‘precoz’ en todos los sentidos. Además, en el terreno deportivo, y a pesar de mi velocidad nunca pude jugar al fútbol porque no ganaba para reponer todas las pelotas que acababan deshinchadas sobre mi espalda.

Un día iba yo como una moto (y no me refiero a lo salido que me ponía con los vídeos de la cantante italiana Sabrina y su seno descontrolado sin sino), cuando de repente alguien me ordenó detenerme. Pensé que sería nuevamente uno de aquellos policías que pretendía multarme por exceso de velocidad (es lo bueno de ser tan rápido, que no necesitas vehículo), lo cual no me importaba lo más mínimo porque aunque carezco de carné, a ver que radar de carretera tiene alcance suficiente como para poder medir la velocidad del sonido. Sorprendentemente resultó ser un japonés llamado Naoto que empezó a contarme que yo era el personaje ideal para un videojuego no Indi que estaba creando con unos colegas suyos, el cual me convertiría en una estrella mediática a la altura de Speedy Gonzalez o El Correcaminos. Por aquel entonces yo no sabía de quien estaba hablando porque, como ya he contado, éramos tan pobres y nuestra casa tan pequeñita que para que cupiera un televisor teníamos que salir antes de ella. Sin embargo, cuando me prometió que acabaría apareciendo en las pantallas de miles de hogares de todo el mundo, me vino irremediablemente a la cabeza la historia de mi primo Espi Nete, más reconocido mundialmente como Espinete.
Todo el mundo se reía de él de pequeñito por ser más rosa que la pantera, por tener esa voz de niño de San Ildefonso capado, por tener las púas más blandas que la mierda de pavo, y por que a pesar de ser zurdo tenía su mano izquierda paralizada e inútil de tanto matarse a p… ponerse a trabajar… bueno, pues eso, que se le quedó así al pobre de tanto darle uso. No obstante, pese a estas limitaciones, desde que se mudó al barrio ‘Sésamo’ (llamado así por ser los primeros en ponerles esas cositas pequeñitas y blancas al pan de la hamburguesa) se transformó en toda una referencia para los niños españoles, aunque el muy hipócrita practicara el nudismo y luego se pusiera el pijama para ir a dormir o el bañador para ir a la playa, o aunque el muy ocupa viviera en una chabola porque no le daban una vivienda de protección oficial, y a pesar de que con dos cojones se jactaba cantando ‘me rasco la barriga con muchísimo interés mientras huelo alguna cosa pues me gusta mucho oler’ de que era un jodido vago que esnifaba más droga que cien clones juntos de la Amy Winehouse. Cuando nos enteramos de que quién le proporcionaba la ‘harina’ era Chema el panadero, y que mantenían relaciones zoofilicas fuera de plató (viva Chema y su barra de pan integral), mis padres me prohibieron volver a hablar con el primo.
El caso es que yo contaba entonces con tan sólo con quince añitos muy influenciables y pensé que a mi la fortuna me llevaría por otros derroteros distintos, por lo que acepté la propuesta de aquel señor más oriental que el ‘pollo a la pantoja’ cocinado en un Wok, y poco tiempo después me encontré recorriendo a toda leche una y otra vez cientos de paisajes mientras no cesaba de recolectar anillos. Total, que adquirí tal adicción a ellos que cada vez que veía uno me ponía más histérico que Gollum (Smeagol para los amigos) cuando perdía el anillo único. Por desgracia el juego y sus continuaciones fueron todo un éxito, y recalco lo de ‘por desgracia’, porque la fama se nos subió a todos a la cabeza de tal forma que se originaron más malos rollos entre los compañeros de la saga que los que existen en cada edición de Gran Hermano o entre los bloggers de Gamefilia por aparecer en la lista de blogs más populares.
 
Pero lo peor vino con las comparaciones, que como dice el dicho son odiosas, sobretodo cuando el que sale perdiendo eres tú. Y es que a todo el mundo le dio por compararme con un fontanero gordo con bigote llamado Mario, y claro, todos decían que al menos él tenía un oficio y que yo sólo vivía del beneficio. Y no andaban muy equivocados porque cuando la compañía que me pagaba a final de cada mes empezó a fabricar accesorios más propios de una ‘tienda de chinos’ o de un ‘todo a un euro’ que de una videoconsola (véase MegaCD o 32x), el reconocimiento conseguido tras tantos años de duro trabajo y de hacer más carreras que Fernando Alonso en la Formula Uno, se fue al carajo. Sin embargo, no abandoné el barco que estaba a punto de hundirse, y no porque yo no fuera una rata, sino porque uno de esos japoneses de ojos rasgados y prominente dentadura (que parecen sonreír todo el día) me convenció de que me esperara al lanzamiento de una máquina más perfecta que la delantera de Jessica Alba, la cual bajo el nombre de DreamCast tendría más éxito que cualquier chico en un anuncio de AXE.
Meses después de aquél ‘éxito’ me vi en la calle y volví a recordar lo que era pasar miseria, así que tras montármelo de Scarlett O’Hara en ‘Lo que SEGA se llevó’ y prometer que ‘nunca mais’ volvería a pasar hambre, me dediqué a participar en juegos de poca monta, la mayoría de ellos en 3D, con una jugabilidad tan mala que daban más pena que esos que recogen firmas para poder casarse con un dibujo manga. Mi desesperación fue tal, que he sido la única ‘gran’ mascota que ha accedido a aparecer en una versión de videojuego para un teléfono móvil (eso me pasó por reírme tanto de Mario cuando le pusieron una bata blanca y le mandaron a recetar pastillas para acabar con unos virus más flojos que Clint Eastwood en Los Puentes de Madison). Total, que tras años de pensar que el bigotudo era más malo que Sauron después de despertarse con hemorroides y dolor de muelas, realmente fue el único que se acordó de mi cuando no tenía ni para un paquete de pipas sin sal del Mercadona, llegando a invitarme a colaborar con él en un videojuego basado en la olimpiadas que estaba preparando su compañía.
Mira que me lo advirtió mi madre ‘dedícate al mundo de la publicidad y deja ya lo de los juegos, que estás mayor para seguir corriendo a esas velocidades sin casco, sin airbag, ni nada’. Siempre me echa en cara que si hubiera imitado al primo Rizo y me las hubiera dado de psicólogo argentino ahora sería yo el que estaría trabajando para Génesis, y no me refiero a la consola Megadrive sino a los seguros (mira que es casualidad, o poca motivación por parte de los publicistas, que dos erizos distintos sean la imagen de dos productos diferentes pero el mismo nombre, GENESIS), y ligando en un gimnasio con la primera humana que me erizara las púas. Y razón no le falta, porque con el paso de los años noto que ya no alcanzó la velocidad del sonido, vamos que no llego ya ni a la del soplido, y es por eso que prefiero enfocar ahora mi carrera hacía otros géneros más tranquilos como los RPGs.
Por este motivo, lo único que pido a través de tu blog es que por favor dejen de hacer tanto ‘Hype’ de cualquier videojuego en el que participe, que se den cuenta que en la mayoría de las ocasiones mi imagen sale en portada sólo por asegurarse un buen número de ventas, y que no se metan tanto con mi persona si finalmente el producto no cumple con las expectativas, ya que no formo parte del equipo que diseña el juego, y tan sólo me limito a actuar según las pautas e indicaciones de los programadores. Espero superar pronto esta mala racha, ya que ando más perdido que Franchuzas analizando un juego de MSX, y es que últimamente empiezo a creer que tengo menos futuro que Chewaka anunciando una crema depilatoria.
Dándote de antemano las gracias por tu comprensión y colaboración a la hora de divulgar este mensaje, se despide atentamente,
Zonic
(este nombre es ficticio, cualquier parecido con la realidad es pura zuerte)”
Pues ya veis, estas son las palabras y sentimientos de un erizo azul. Yo ya he cumplido con la petición de transmitir su mensaje, ahora os toca a vosotros hacer el resto. Así que por favor, pasad un poquito más de él y no lo agobiéis, que ya ha sufrido bastante… 😉
¡SALUDOS ELECTRIZANTES Y DORMID AHORA QUE PODEIS!
Esta entrada está dedicada con todo el cariño al fallecido Kermit Love, creador del inolvidable personaje de Espinete y el marionetista que hizo soñar a millones de niños grandes y pequeños.